Sacar a la luz la abominación oculta de las regiones



Basados en el hecho de que las Potestades y Principados demoniacos acantonados en una región habitada nunca operan en independencia de las gentes que viven en ella, que son los hechos de sus habitantes los que las convocan, conciertan con ellas y hacen que se establezcan en su región, la única forma de desvirtuar la potestad de las fuerzas espirituales del lugar es invalidando las obras de aquellos que les dieron derecho a establecerse en el sitio.

Esto puede extrañar a muchos, y mas de alguno podría objetar el planteamiento de este tema. Sin embargo, es necesario y conveniente apuntar aquí, que la guerra espiritual es un protocolo de acción y no “pasos” sueltos de acciones independientes, lo que nos lleva a entender por qué las fuerzas de las tinieblas no pueden ser desalojadas de un lugar por el simple hecho de reprenderlas.

En los conceptos de guerra espiritual tradicional se ha planteado, por ejemplo, que Satanás se sujetará a uno que le reprenda tan solo porque él es tinieblas y quien lo reprende es luz; lo cual no es lo que la Palabra enseña; si bien es cierto tenemos autoridad para hollar serpientes y escorpiones,[1] y por el Espíritu expulsar demonios,[2] la autoridad está condicionada a la capacidad de cada quien de vivir en sujeción al Espíritu, lo cual desde ya demuestra el valor de los protocolos de guerra espiritual;

Y estando prestos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia fuere cumplida. 2 Corintios 10:6

En la doctrina de Jesús se destaca que no todo el que me dice, Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos;[3] lo que en materia de guerra espiritual significa que la autoridad espiritual para expulsar demonios está condicionada, es decir, depende de la ausencia de “desobediencia” en el hombre de fe que pueda otorgarle “derecho” al enemigo para cuestionar su autoridad. No solo se trata de reprender, es necesario que quien ejerce la autoridad de la fe en Jesús cumpla con condiciones mínimas para asegurarse que su autoridad asestará un golpe contundente a las tinieblas.

En materia de lo espiritual existe lo que se conoce como “derecho legal” que consiste en el “permiso” que Satanás adquiere para operar en una persona, o en un lugar, por causa de la oportunidad que la persona, o el lugar, le otorgó para hacerlo. La guerra espiritual consiste en “desvirtuar” la autoridad del contrario, esto es, cancelar el “derecho legal” del enemigo para así poder reprender y sujetar toda su actividad; es la doctrina que Jesús estableció en sus enseñanzas y está descrita en todos los evangelios,

21Cuando el fuerte armado guarda su atrio, en paz está lo que posee. 22Mas si sobreviniendo otro más fuerte que él, le venciere, le toma todas sus armas en que confiaba, y reparte sus despojos. Lucas 11:20-22

La enseñanza es clara, la guerra espiritual consiste en “desvirtuar” la fuerza del enemigo; en el contexto de este texto se descubre que la enseñanza fue establecida en relación directa con la guerra espiritual,

Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, cierto el reino de Dios ha llegado a vosotros. Vers. 20

En esto consiste la guerra espiritual con sabiduría. No se trata solamente de “reprender” porque como nos hemos percatado, a las fuerzas espirituales acantonadas en un sitio les asiste el “derecho” para estar en el lugar; la operación del hombre de Revelación consiste en “desvirtuar” la autoridad del contrario. Así que, para introducirnos adecuadamente en este estudio, lo primero que haremos es establecer el adecuado fundamento Escritural.

En el primer capítulo de la epístola a los Romanos, el apóstol Pablo establece que la operación y establecimiento de las fuerzas demoniacas dentro de una región viene como consecuencia de la “insistencia” de sus habitantes por la práctica de una, o varias, acciones abominables ante los ojos del Señor. Dentro del mismo capítulo el apóstol hace referencia a tres tipos de acciones que le otorgan “derecho” a las fuerzas de las tinieblas a mantenerse en la zona.

En la primera referencia el apóstol discute acerca del peso espiritual que tienen las acciones de impiedad e injusticia. Los demonios establecen su “cultura” por causa de la observancia de toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen la verdad con injusticia (Vers.18). Los  actos de impiedad e injusticia consisten en la decisión de una persona, o de una comunidad entera, de ignorar a Dios en su vida diaria, y de no querer caminar según los principios bíblicos de Justicia, Juicio y Equidad,

19Porque lo que de Dios se conoce, a ellos es manifiesto; porque Dios se lo manifestó. 20Porque las cosas invisibles de él, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas; de modo que son inexcusables: 21Porque habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos,… Romanos 1:19—21

Los actos de impiedad e injusticia son el fundamento de las comunidades filosóficas, ateas y pragmáticas que ven en sus planteamientos filosóficos y científicos el único recurso de vida que necesitan para construir sus sociedades. En la enseñanza que el apóstol comparte a la comunidad de fe de Roma, destaca que todo acto de impiedad e injusticia desarrolla entenebrecimiento del corazón de la persona, y con el tiempo sus acciones mutan en acciones dirigidas a construir conceptos idolátricos,

22Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos, 23Y trocaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, y de aves, y de animales de cuatro pies, y de serpientes. Romanos 1:22—23

En otra de sus epístolas, el apóstol Pablo señala claramente que detrás de toda acción y conceptualización idolátrica operan demonios,

19 ¿Qué pues digo? ¿Que el ídolo es algo? ¿o que sea algo lo que es sacrificado a los ídolos? 20Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios. 1 Corintios 10:19—20

En cuanto a esto, nos conviene destacar que toda conceptualización idolátrica no solo consiste en la adoración religiosa a iconos, sino que también incluye la fascinación por la animación anime, por los avatar, por los símbolos, los logos simbólicos, y por toda representación convencional de comunicación underground.

En la segunda referencia, el apóstol discute acerca de las acciones de los hombres que mudan la verdad de Dios en mentira, entiéndase, las acciones que persisten en destacar más las cosas creadas antes que al Creador. Las acciones que mudan la verdad de Dios son acciones que glorifican lo corporal de la persona; son las acciones impías dirigidas a desarrollar “culto” al cuerpo humano: la belleza, la moda, el vestido, la comida, el físico—culturismo, etc.,

24Por lo cual también Dios los entregó a inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos: 25Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo a las criaturas antes que al Criador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

Los Principados y Potestades que operan sobre este tipo de acciones tienen como característica que promueven que los habitantes de la zona busquen “trastocar” su género: actividades transgéneros, travestis, afeminados, homosexualismo, bisexualismo, lesbianismo, metrosexual, etc., todas ellas con un marcado énfasis por el “culto” a lo corporal del cuerpo humano.

26 Por esto Dios los entregó a afectos vergonzosos; pues aún sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza: 27Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino a su extravío. Romanos 1:26—27

En la tercera referencia, el apóstol discute acerca de las acciones ateas desarrolladas sobre la base de no tener a Dios en su noticia; se trata de acciones que persisten en desechar a Dios en todos sus conocimientos, y lo sacan aun de todos sus espacios emblemáticos,

Y como a ellos no les pareció tener a Dios en su noticia, Dios los entregó a una mente depravada, para hacer lo que no conviene, Romanos 1:28

Las acciones de no tener a Dios en su noticia desarrollan en los habitantes de un lugar que su conducta y aspecto físico adopten “personalizaciones” demoniacas,

29Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; 30Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia: 32Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten a los que las hacen. Romanos 1:29—32

Las fuerzas de las tinieblas asentadas en un lugar no pueden ser expulsadas por el simple hecho de que son tinieblas y que operan en maldad, no responden ni reaccionan a la “reprensión”; les asiste el derecho que las acciones de sus moradores les han entregado.

En el libro del profeta Isaías encontramos también un caso donde se muestra el peso espiritual de las acciones impías de los moradores de un lugar. Son las acciones de los habitantes quienes autorizan a las fuerzas demoniacas a establecerse dentro de su región.

15Porque habéis dicho: Concierto tenemos hecho con la muerte, e hicimos acuerdo con la sepultura; cuando pasare el turbión del azote, no llegará a nosotros, pues que hemos puesto nuestra acogida en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos:…   18Y será anulado vuestro concierto con la muerte, y vuestro acuerdo con el sepulcro no será firme: cuando pasare el turbión del azote, seréis de él hollados. Isaías 28:15—18

Otro ejemplo son también las palabras de Balaam ante la insistencia de Balac para que maldiga al pueblo de Israel, en ellas se descubre el principio espiritual que venimos estableciendo: para que las fuerzas de las tinieblas puedan operar entre los hombres, es necesario que éstos le autoricen con sus hechos a hacerlo. En el caso de Balaam se descubre que él no puede operar en contra de ello no tanto porque Dios se lo prohíbe, sino porque el pueblo no tiene acciones que le autoricen a hacerlo. Revisemos las palabras de Balaam:

¿Por qué maldeciré yo al que Dios no maldijo? ¿Y por qué he de execrar al que Jehová no ha execrado? Números 23:8

Entendamos la respuesta de Balaam: las fuerzas de las tinieblas necesitan de “actos” de los hombres que las autoricen a actuar, y a establecerse en el lugar. Esto se confirma en el mismo relato del libro de Números, un poco mas adelante en el relato:

21No ha notado iniquidad en Jacob, Ni ha visto perversidad en Israel: Jehová su Dios es con él, Y júbilo de rey en él. 22Dios los ha sacado de Egipto; Tiene fuerzas como de unicornio. 23Porque en Jacob no hay agüero, Ni adivinación en Israel: Como ahora, será dicho de Jacob y de Israel: ­Lo que ha hecho Dios! Números 23:21—23

Balaam no podía hacer nada en contra de Israel porque las “acciones” de Israel —porque en Jacob no hay agüero, ni adivinación en Israel:— no permitía que las fuerzas de las tinieblas pudieran operar en contra del pueblo. Así que, entendiendo que la única forma para que las fuerzas de las tinieblas pudieran operar dentro del pueblo —y por extensión, dentro de cualquier comunidad— era logrando que sus acciones mismas incurrieran en perversidad, Balaam aconsejó a Balac que provocaran que el pueblo de Israel incurriera en una actividad cuyas acciones evocaran la impiedad y cayeran en prevaricación; esto se logró convocándolos a una festividad regional donde participaron las “hijas de Moab”,

He aquí ellas (las hijas de Moab) fueron á los hijos de Israel, por consejo de Balaam, para causar prevaricación contra Jehová en el negocio de Peor; por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová. Números 31:16. Nota: El paréntesis es nuestro para fines de ilustración.

El consejo de Balaam cumplió su cometido, y el pueblo de Israel fue objeto de contaminación, y perecieron por causa de ello veinticuatro mil hombres de toda la población.[4]

Así que, en conclusión a esta primera parte, para desvirtuar la potestad de los Principados y Potestades apostados en un lugar, es imprescindible que primero desvirtuemos el “derecho legal” que los habitantes de la zona les otorgaron para actuar entre ellos; el propósito es quitarles el baluarte detrás del cual se han escondido, y desde donde han operado estableciendo su potestad. ¿Cómo se logra esto?

Esto se logra sacando a la luz las obras perversas que los habitantes del lugar están practicando, o practicaron, dependiendo de si los Principados y Potestades se establecieron recientemente o desde tiempo antiguo. En el testimonio de Demetrio en relación a la potestad de Diana de los Efesios se observa claramente este punto;

Y veis y oís que este Pablo, no solamente en Éfeso, sino a muchas gentes de casi toda el Asia, ha apartado con persuasión, diciendo, que no son dioses los que se hacen con las manos. Hechos 19:26

Pablo sacó a la luz las acciones y obras de idolatría de la mitología griega que los habitantes del lugar habían practicado por años. El testimonio de Demetrio contiene las palabras que Pablo utilizó para sacar a la luz las acciones de sus habitantes: no son dioses los que se hacen con las manos. Las palabras del mismo Demetrio muestran también cómo se vino abajo su potestad en toda región donde se le rindió culto,

Y no solamente hay peligro de que este negocio se nos vuelva en reproche, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida su majestad, la cual honra toda el Asia y el mundo. Hechos 19:27

Y con esta denuncia, todos los que estaban unidos a tal práctica fueron trastocados, tanto así que, el escritor del libro de los Hechos de los Apóstoles registra en su narrativa que muchos se apartaron de la adoración a Diana y renunciaron a toda forma de idolatría,

18Y muchos de los que habían creído, venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. 19Asimismo muchos de los que habían practicado vanas artes, trajeron los libros, y los quemaron delante de todos; y echada la cuenta del precio de ellos, hallaron ser cincuenta mil denarios. Hechos 19:18—19

¿Es todo esto una inventiva humana? No, no es una inventiva teológica, es la Revelación en la Palabra del protocolo de guerra espiritual para desvirtuar la potestad de los Principados y Potestades apostados en un lugar. La base bíblica que nos autoriza a operar de esta forma está contenida en la doctrina de Jesús.

Porque no hay cosa oculta, que no haya de ser manifestada; ni cosa escondida, que no haya de ser entendida, y de venir a luz. Lucas 8:17

La potestad de hollar serpientes y escorpiones reside en la capacidad de actuar por Revelación sacando a la luz todas las cosas que han estado ocultas. En el evangelio de Juan encontramos en la doctrina de Jesús, que la fuerza de las tinieblas radica en su disposición de mantener ocultas las obras perversas de todos los que las auspician,

Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, porque sus obras no sean redargüidas. Juan 3:20

Por el tipo de enfrentamiento con Principados y Potestades a los que el apóstol estuvo expuesto en las distintas regiones que visitó, son sus epístolas las que más Revelación contienen sobre cómo “descubrir” lo que está oculto en las culturas de los lugares. En su epístola a los Efesios él establece el fundamento de operación,

11Y no comuniquéis con las obras infructuosas de las tinieblas; sino antes bien redargüidlas…   13Mas todas las cosas cuando son redargüidas, son manifestadas por la luz; porque lo que manifiesta todo, la luz es. Efesios 5:11—13

“redargüir” significa exponerlos al conocimiento público. La versión Jubileé Bible 2000 (Spanish) (JBS) la traduce como “impugnar”; la Nueva Versión Internacional (NVI) la traduce como “denunciar”; y La Biblia de las Américas (LBLA) la traduce como “desenmascarar”. Así que queda claro, el proceso de expulsión de las fuerzas de los Principados y Potestades satánicas localizados en un lugar consiste en “sacar a la luz” las obras infructuosas que los habitantes del lugar están desarrollando como parte del establecimiento de las fuerzas de las tinieblas en el lugar. Esto se logra denunciándolos espiritualmente desde el lugar más emblemático de la región. El ejemplo básico lo tenemos en el caso de cuando Moisés levantaba los brazos mientras Josué peleaba contra Amalec,

9Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal, pelea con Amalec: mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano. 10E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando con Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. 11Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. Éxodo 17:9-11

Los Principados y Potestades son fuerzas demoniacas sumamente fuertes; sin embargo, pierden fuerza cuando son sacadas a la luz y denunciadas.

El que encubre sus pecados, no prosperará: Mas el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia. Proverbios 28:13

Encubrir la maldad, disiparla y/o sencillamente reprimirla, representa el camino de la enfermedad y el deterioro físico—espiritual,

Mientras callé, envejeciéronse mis huesos En mi gemir todo el día. Salmos 32:3

En su misma epístola el apóstol instruye que “sacar a la luz” lo oculto, y denunciarlo, no significa que se debe denunciar a la luz pública por medio de un comunicado de prensa, o similar; quiere decir que el hombre y la mujer de Revelación “denuncian” ante los Principados y Potestades del lugar la obra perversa que han llevado a cabo en el lugar,

Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora notificada por la iglesia a los principados y potestades en los cielos, Efesios 3:10

El propósito es “reprocharles” por toda la labor perversa que han levantado en contra del conocimiento del Altísimo,

3Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne. 4(Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas;) 5Destruyendo consejos, y toda altura que se levanta contra la ciencia de Dios, y cautivando todo intento a la obediencia, de Cristo; 2 Corintios 10:3-5

El ejercicio de la idolatría, la práctica de la hechicería, la brujería, la adivinación y todo ritual de invocación de muertos, entre las más fuertes, sin dejar de mencionar el Tarot, la quiromancia, la lectura de la mano, adivinación en todas sus formas, sin hacer a un lado, la más popular, la agorería, son hechos perversos que promueven asentamientos de Principados y Potestades satánicas en las regiones que ejercen tales hechos.

El propósito es descubrir la perversidad sobre la cual fue construida y levantada la sociedad de la ciudad y/o región. Hay ciudades que fueron construidas sobre la práctica de la masonería; otras, sobre las prácticas de hechicería, brujería y santería; otras, sobre las prácticas de la prostitución y explotación sexual de extranjeros; muchas de las nuevas sociedades establecidas en el Caribe luego de los viajes de Cristóbal Colón fueron desarrolladas sobre la base de la piratería.

En la búsqueda de quienes convocaron a los Principados y Potestades de la región, no deben ignorarse a los que formaron parte de Logias masónicas, hermandades, clubes benéficos, entre otros, aunque ellos parezcan inofensivos y se presenten con una imagen benéfico—social; lo benéfico no solo busca favorecer a los más necesitados, por el contrario, su fin último es subsistir sobre la necesidad de otros. Los grupos masónicos fomentan el culto a muertos, de allí su fuerza; las hermandades y otros clubes afines promueven rituales y pactos en los que quienes participan de ellos quedan atados por lazos de maldad.

Todas estas prácticas depravadas, de impiedad e injusticia, son la base de operación y del derecho legal con la cual los Principados y Potestades operan hoy en día en muchos lugares de Latinoamérica, en cuyas regiones el Evangelio aun no ha sido establecido debido al enceguecimiento que los Principados y Potestades ejercen sobre sus moradores,

En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. 2 Corintios 4:4

¿Se reduce todo a “sacar a la luz” las obras perversas de los habitantes de un lugar? “sacar a la luz” es el inicio del protocolo, de allí en adelante siguen los procesos de denunciar la maldad, emitir juicio y reprender a las Potestades del lugar.

Denunciar significa radicar los cargos de maldad que los moradores de aquella localidad están desarrollando.

6Díjome entonces: Hijo del hombre, ¿no ves lo que éstos hacen, las grandes abominaciones que la casa de Israel hace aquí, para alejarme de mi santuario? Mas vuélvete aún, y verás abominaciones mayores.  7 Y llevóme a la entrada del atrio, y miré, y he aquí en la pared un agujero. Y díjome: Hijo del hombre, cava ahora en la pared. Y cavé en la pared, y he aquí una puerta. Díjome luego: Entra, y ve las malvadas abominaciones que éstos hacen allí. 10 Entré pues, y miré, y he aquí imágenes de todas serpientes, y animales de abominación, y todos los ídolos de la casa de Israel, que estaban pintados en la pared alrededor. 11 Y delante de ellos estaban setenta varones de los ancianos de la casa de Israel, y Jaazanías hijo de Saphán estaba en medio de ellos, cada uno con su incensario en su mano; y del sahumerio subía espesura de niebla. 12 Y me dijo: Hijo del hombre, ¿has visto las cosas que los ancianos de la casa de Israel hacen en tinieblas, cada uno en sus cámaras pintadas? porque dicen ellos: No nos ve Jehová; Jehová ha dejado la tierra. 13 Díjome después: Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que hacen éstos. 14 Y llevóme a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al aquilón; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando á Tammuz. 15Luego me dijo: ¿No ves, hijo del hombre? Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que éstas. Ezequiel 8:6—15

El libro de Deuteronomio radica cargos por las prácticas de la adivinación y por la agorería,

Porque estas gentes que has de heredar, a agoreros y hechiceros oían: mas tú, no así te ha dado Jehová tu Dios. Deuteronomio 18:14

El profeta Zacarías denuncia la práctica de la adoración de ídolos familiares, según las creencias que las generaciones han construido en torno a la agorería,

Porque los terafines han dado vanos oráculos, y los adivinos han visto mentira, han hablado sueños vanos, y vano es su consuelo; por lo cual el pueblo vaga como ovejas, y sufre porque no tiene pastor. Zacarías 10:2

La idolatría es la causa de la maldición que golpea a las regiones. El salmista David denuncia que los rituales de consagración de los hijos a deidades paganas degenera a las poblaciones y las convierte en sociedades violentas y derramadoras de sangre,

37Y sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios; 38Y derramaron la sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas, Que sacrificaron a los ídolos de Canaán: Y la tierra fue contaminada con sangre. 39Contamináronse así con sus obras, Y fornicaron con sus hechos. Salmos 106:37-39

El profeta Isaías añade, que la idolatría provoca también que la tierra se constituya en una región injusta,

2Mas vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar su rostro de vosotros, para no oír. 3Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua. 4No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad: confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben trabajo, y paren iniquidad. Isaías 59:2-4

El profeta Jeremías de igual forma establece que la idolatría provoca que las regiones sufran de escasez, pobreza y destrucción repentina,

8Que yo lo había visto; que por todas estas causas en las cuales fornicó la rebelde Israel, yo la había despedido, y dándole la carta de su repudio; y no tuvo temor la rebelde Judá su hermana, sino que también fue ella y fornicó. 9Y sucedió que por la liviandad de su fornicación la tierra fue contaminada, y adulteró con la piedra y con el leño. 10Y con todo esto, la rebelde su hermana Judá no se tornó a mí de todo su corazón, sino mentirosamente, dice Jehová. Jeremías 3:8-10

La injusticia social es una acción que debe ser denunciada. El profeta Miqueas certifica que las acciones pervertidas e injustas de los moradores de una región se constituyen en fuente de contaminación de la tierra, provocando la corrupción de ella y dando derecho a que los Principados y Potestades satánicos se asienten en ellas,

8El que ayer era mi pueblo, se ha levantado como enemigo: tras las vestiduras quitasteis las capas atrevidamente a los que pasaban, como los que vuelven de la guerra. 9A las mujeres de mi pueblo echasteis fuera de las casas de sus delicias: a sus niños quitasteis mi perpetua alabanza. 10Levantaos, y andad, que no es ésta la holganza; porque está contaminada, corrompióse, y de grande corrupción. 11Si hubiere alguno que ande con el viento, y finja mentiras diciendo: Yo te profetizaré de vino y de sidra; este tal será profeta a este pueblo. Miqueas 2:8-11

El profeta Sofonías establece que la injusticia social contamina la tierra, convirtiéndola en tierra árida,

AY de la ciudad ensuciada y contaminada y opresora! 2No escuchó la voz, ni recibió la disciplina: no se confió en Jehová, no se acercó a su Dios. 3Sus príncipes en medio de ella son leones bramadores: sus jueces, lobos de tarde que no dejan hueso para la mañana: Sofonías 3:1-3

No son los únicos textos en todo el Antiguo Testamento, hay muchos otros textos más. Todos ellos convergen en un punto: denunciar la perversión de los moradores de las ciudades, y cómo sus hechos han alejado la Presencia de Dios de su tierra.

El siguiente proceso es emitir juicio en contra de los moradores del lugar, mayormente contra los justos que vivan dentro de la región. ¿Por qué es necesario emitir juicio? Es necesario emitir juicio para que se active la Misericordia de Dios sobre los moradores del lugar;

Porque es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 1 Pedro 4:17

Emitir juicio es declarar sobra la base de la Palabra las consecuencias de haber caminado en opuesta desobediencia a Dios; veamos algunos ejemplos,

Mas si así no lo hiciereis, he aquí habréis pecado a Jehová; y sabed que os alcanzará vuestro pecado. Números 32:23


Y dijéronse el uno al otro: No hacemos bien: hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos: y si esperamos hasta la luz de la mañana, nos alcanzará la maldad. Vamos pues ahora, entremos, y demos la nueva en casa del rey. 2 Reyes 7:9


Será que el cuchillo que teméis, os alcanzará allí en tierra de Egipto, y el hambre de que tenéis temor, allá en Egipto se os pegará; y allí moriréis. Jeremías 42:16


Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, que piensas que el don de Dios se gane por dinero. Hechos 8:20

Emitir juicio es necesario, de lo contrario recaerá sobre ellos la ira de Dios,

El que detiene el castigo, á su hijo aborrece: Mas el que lo ama, madruga á castigarlo. Proverbios 13:24


Mejor es reprensión manifiesta Que amor oculto. Proverbios 27:5


Nadie os engañe con palabras vanas; porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. Efesios 5:6


Por las cuales cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de rebelión. Colosenses 3:6

Finalmente, reprender. Reprender significa quitar lo torcido, quitar lo que provoca daño; es hacer que todo vuelva al estado original antes de que la maldad se hubiera establecido,

A los que pecaren, repréndelos delante de todos, para que los otros también teman. 1 Timoteo 5:20


Este testimonio es verdadero: por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe, Tito 1:13


Esto habla y exhorta, y reprende con toda autoridad. Nadie te desprecie. Tito 2:15


Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, que piensas que el don de Dios se gane por dinero. Hechos 8:20


Mas cuando vi que no andaban derechamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo Judío, vives como los Gentiles y no como Judío, ¿por qué constriñes a los Gentiles a judaizar? Gálatas 2:14

El establecimiento del Evangelio del Reino no consiste solo en la proclamación de la salvación; establecer el Evangelio del Reino es reprender a las fuerzas de las tinieblas estacionadas en los lugares; reprender consiste en la capacidad de expulsar las tinieblas establecidas en ese lugar; no es un capricho humano, es la obediencia a la instrucción contenida en el Genesis de cuando se creaban todas las cosas, la Luz fue lo primero que se introdujo en la tierra.[5] Este principio es ratificado en el Nuevo Testamento cuando Pablo establece la diferencia entre el Reino de Dios y el reino de las tinieblas,

No os juntéis en yugo con los infieles: porque ¿qué compañía tienes la justicia con la injusticia? ¿y qué comunión la luz con las tinieblas? 2da. Corintios 6:14

Así que, reprender para establecer el Reino de Dios es introducir Luz en las regiones. Todas las epístolas del apóstol dejan constancia de este principio de establecimiento del Reino,

18Porque no osaría hablar alguna cosa que Cristo no haya hecho por mí para la obediencia de los Gentiles, con la palabra y con las obras, 19Con potencia de milagros y prodigios, en virtud del Espíritu de Dios: de manera que desde Jerusalem, y por los alrededores hasta Ilírico, he llenado todo del evangelio de Cristo. Romanos 15:18-19

Si no se reprende no hay expulsión de demonios, y no podemos decir que se ha establecido el Reino de Dios, y aquí se hace necesario recordar la doctrina de Jesús en torno al establecimiento del Reino de Dios,

Y si por espíritu de Dios yo echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. Mateo 12:28 (Lucas 11:20)

La señal inequívoca de que el Reino se ha establecido en un lugar es la expulsión de las fuerzas de las tinieblas que operan en el lugar.

El evangelismo de las regiones no consiste solo en la predicación del Evangelio; el evangelismo consiste en saber desvirtuar espiritualmente las fuerzas de los Principados y Potestades satánicas que operan en la región. Esta condición es propuesta por el apóstol Pablo como la condición para el retorno de Jesús,

Porque es menester que él reine, hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies. 1ra. Corintios 15:25

Ratificada también en la epístola a los Hebreos,

Esperando lo que resta, hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Hebreos 10:13

Este énfasis doctrinal está claramente enfatizado en los relatos de los viajes apostólicos de Pablo; Lucas toma tiempo para describir cómo el apóstol se enfrentó ante potestades de maldad que operaban en las regiones que él visitó,

18Y esto hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesús Cristo, que salgas de ella. Y salió en la misma hora. 19Y viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, al magistrado; Hechos 16:18—19


18Y muchos de los que habían creído, venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. 19Asimismo muchos de los que habían practicado vanas artes, trajeron los libros, y los quemaron delante de todos; y echada la cuenta del precio de ellos, hallaron ser cincuenta mil denarios. Hechos 19:18—19

Así que, la doctrina de Jesús de que el Evangelio sea predicado en todo el mundo, significa no solo una cobertura mundial de la proclamación del Evangelio, sino sobre todo, que los Principados y Potestades que operan en toda la tierra sean despojados del derecho que les asiste para operar en ella. Esta es la máxima expresión y el verdadero significado de que la salvación ha venido a esta casa.[6]


 

¡Para la edificación de los Santos!



 

Lecturas recomendadas,

 

 

 


 

Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Lucas 10:19

[2] Mateo 12:28; Marcos 16:17; Lucas 9:1;

[3] Mateo 7:21

[4] Números 25:9: Y murieron de aquella mortandad veinte y cuatro mil.

[5] Génesis 1:2-4

[6] Lucas 19:9; compárese con Lucas 11:20

Autor: pastores Pedro & Yolanda Montoya

Pastors Pedro & Yolanda Montoya are the founders of the Apostolic and Prophetic Ministry Cristo Rey, a ministry with headquarter in Puerto Rico and with emphasis on ministerial training. Pastors Montoya develop training programs in the areas of character formation according to the life in Christ, and train on how to implement the apostolic and prophetic model for the establishment of communities of faith. They have also developed study material on the deliverance and casting out of demons, the causes of legal rights that give darkness dominion over the regions; and they train on how to carry out acts of faith in different places to dismantle the principalities and powers of darkness in the regions. Pastors Montoya have developed the In-Home Ministry Training Program, an online program based on the home schooling model, from which many people in Latin America are being trained to perform unconventional ministry roles in preparation for Jesus' return to earth.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .