Acerca del Ministerio


El Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey, es un ministerio internacional con sede en el municipio de Las Piedras, Puerto Rico.

Somos un ministerio de enseñanza, nuestro énfasis es capacitar sobre los principios bíblicos de la fe, sobre la capacitación espiritual en las áreas apostólicas y proféticas, y principalmente, en el área ministerial.

Ejercemos el ministerio de Liberación, y desarrollamos escuelas ministeriales sobre la guerra espiritual, sobre la expulsión de demonios, según fue definido por Jesús, cuando dijo: Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, cierto el reino de Dios ha llegado a vosotros (Lucas 11:20).


Nuestra declaración de Fe:

Creemos en un solo Dios Verdadero, Creador del cielo y de la tierra, y Hacedor del hombre conforme a su imagen y semejanza.

Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesús Cristo hombre;

1 Timoteo 2:5

Por tanto, al Rey de siglos, inmortal, invisible, al solo sabio Dios sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

1 Timoteo 1:17

Esta empero es la Vida Eterna: que te conozcan el solo Dios verdadero, y a Jesús Cristo, al cual has enviado.

Juan 17.3

Y dijo Dios: Hagamos al hombre á nuestra imagen, conforme á nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra.

Génesis 1:26

Creemos y proclamamos que Dios se ha revelado al hombre en toda la historia de la humanidad; en este último tiempo se ha revelado manifestando una Presencia plural, como Dios-Padre, Dios-Hijo Jesús y Dios-Espíritu de Verdad, para mostrar por la pluralidad de su Presencia su decisión firme y absoluta de perdonar al hombre por su pecado de desobediencia, para reconciliarlo con Él, y para llevarlo a su Presencia.

DIOS, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo á los padres por los profetas, En estos porstreros días nos ha hablado por el Hijo, al cual constituyó heredero de todo, por el cual asimismo hizo el universo:

Hebreos 1:1-2

13 Pero cuando viniere aquel Espíritu de verdad, él os guiará á toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que han de venir.14 El me glorificará: porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. 15 Todo lo que tiene el Padre, mío es: por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.

Juan 16:13-15

Creemos y proclamamos que el hombre es pecador por naturaleza y vive alejado de la Presencia de Dios; su naturaleza pecaminosa es por causa de la desobediencia de Adam.

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios

Romanos 3:23

De consiguiente, vino la reconciliación por uno, así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres, pues que todos pecaron.

Romanos 5:12

Creemos y proclamamos que Dios demanda que todos los hombres se arrepientan de vivir en pecado, y que vuelvan en amistad en pos de Él.

Empero Dios, habiendo disimulado los tiempos de esta ignorancia, ahora denuncia a todos los hombres en todos los lugares que se arrepientan:

Hechos 17:30

Y diciendo: Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado.

Mateo 3:2

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor,

Hechos 3:19

Creemos y proclamamos que Dios quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la Verdad.

Este es el mensaje puro del Evangelio, es la proclamación del mensaje de la cruz; esta base doctrinal expresa la Voluntad de Dios con respecto a la Salvación de toda la humanidad; esta Voluntad está expresada en el sacrificio de Jesús en la cruz.

El cual quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la verdad.

1 Timoteo 2:4

Empero Dios, habiendo disimulado los tiempos de esta ignorancia, ahora denuncia a todos los hombres en todos los lugares que se arrepientan:

Hechos 17:30

Empero yo no tomo el testimonio de hombre; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos.

Juan 5:34

Y en ningún otro hay salud; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Hechos 4:12

Antes por la gracia del Señor Jesús creemos que seremos salvos, como también ellos.

Hechos 15:11

Creemos y proclamamos que Cristo Jesús se dio a sí mismo en propiciación por todos:

Esta base doctrinal tiene el propósito de establecer que la parte de los sacrificios y ofrendas por el pecado y la culpa, estipulada por la ley de las obras en la Ley Mosaica, ya no tiene vigencia sobre uno que ha sido justificado por la Gracia de Jesús. Pablo retoma con esta base doctrinal la proclamación de Juan el Bautista en torno a Jesús, de que Él es el cordero que quita el pecado del mundo.

El cual se dio a sí mismo en precio del rescate por todos, para testimonio en sus tiempos.

1 Timoteo 2:6

Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor suave.

Efesios 5:2

En la epístola a los Hebreos se presenta a Jesús como Sumo Sacerdote y como sacrificio; como Sumo Sacerdote, porque ingresó al Lugar Santísimo en el Templo, una sola vez, para presentar ‘propiciación’ por el pecado;

Que no tiene necesidad cada día, como los otros sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus pecados, y luego por los del pueblo: porque esto lo hizo una sola vez, ofreciéndose a sí mismo.

Hebreos 7:27

Como sacrificio, porque Él se ofreció a sí mismo estableciendo un nuevo pacto por su sangre.

Asimismo también el vaso, después que hubo cenado, diciendo: Este vaso es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

Lucas 22:20

Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre: haced esto todas las veces que bebiereis, en memoria de mí.

1 Corintios 11:25

5Por lo cual, entrando en el mundo, dice: sacrificio y presente no quisiste; Mas me apropiaste cuerpo:…   8Diciendo arriba: Sacrificio y presente, y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron, (las cuales cosas se ofrecen según la ley,)…   11Así que, todo sacerdote se presenta cada día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados: 12Pero éste, habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio para siempre, está sentado a la diestra de Dios,

Hebreos 10:5-12

El establecimiento de esta base doctrinal, no obstante, tiene también otro énfasis adicional, en cuanto a la guerra espiritual, la de mostrar que Satanás no tiene ninguna jurisdicción sobre aquel que ha sido lavado con la sangre de Cristo Jesús, tal y como el mismo apóstol destaca en otras de sus epístolas. Esta base doctrinal se estableció dentro de la iglesia como fundamento de la doctrina de la Salvación del Evangelio.

Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por la muerte al que tenía el imperio de la muerte, es a saber, al diablo,

Hebreos 2:14

Que nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo;

Colosenses 1:13

Pablo destaca, además, que la ley del pecado y de la muerte a la cual habíamos sido entregado por causa de la desobediencia de Adam, ya no tiene jurisdicción sobre quien ha sido justificado por la Gracia de Jesús,

Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne:

Romanos 8:12

Esta base doctrinal es presentada en otros escritos apostólicos como la piedra angular que fue desechada por los constructores,

La piedra que desecharon los edificadores, Ha venido a ser cabeza del ángulo.

Salmos 118:22 (Mateo 21:42; Marcos 12:10)

Y en ningún otro hay salud; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Hechos 4:12

Creemos y proclamamos que por medio de la resurrección, Jesús es hecho Señor y Cristo, y ha sido constituido en mediador entre Dios y los hombres, y por quien tenemos perdón y redención de pecados, y por quien único podemos llegar al Padre.

Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesús Cristo hombre;

1ra. Timoteo 2.5

Y á vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os vivificó juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,

Colosenses 2:13

Creemos y proclamamos que el Espíritu Santo nos lleva al conocimiento de la Verdad, que nos redarguye de justicia, de juicio y de pecado. El Espíritu Santo es el Consolador, el que nos guía sobrenaturalmente, y quien nos mantiene en constante comunicación con el Padre.

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.

Romanos 8:14

Y asimismo también el Espíritu ayuda nuestra flaqueza: porque qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos; sino que el mismo Espíritu pide por nosotros con gemidos indecibles.

Romanos 8:26

Y cuando él viniere redargüirá al mundo de pecado, y de justicia, y de juicio:

Juan 16.8

Creemos y proclamamos la manifestación del Espíritu Santo. El Señor enseñó sobre el Bautismo con el Espíritu Santo para ser testigos de su Gracia y Poder; creemos en la llenura del Espíritu Santo como la condición para vivir una vida de fe; creemos en los frutos y en los dones como la capacitación espiritual para ser guiados por el Espíritu de Dios.

Mas recibiréis la virtud del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalem, en toda Judea, y Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Hechos 1:8

Empero a cada uno le es dada manifestación del Espíritu para provecho. Porque a la verdad, á éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; A otro, fe por el mismo Espíritu, y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu; 10 A otro, operaciones de milagros, y a otro, profecía; y a otro, discreción de espíritus; y a otro, géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. 11 Mas todas estas cosas obra uno y el mismo Espíritu, repartiendo particularmente a cada uno como quiere.

1 Corintios 12:7-11

22 Mas el fruto del Espíritu es: caridad, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, 23 Mansedumbre, templanza: contra tales cosas no hay ley.

Gálatas 5:22-23

Porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, y justicia, y verdad;

Efesios 5:9

Creemos y proclamamos que el hombre es justificado por su fe en Jesús, y por su fe recibe la Gracia de Dios, y por la Gracia la Salvación.

JUSTIFICADOS pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesús Cristo:

Romanos 5:1

Siendo justificados gratuitamente por su gracia por la redención que es en Cristo Jesús;

Romanos 3:24

Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Romanos 10.9

Creemos y proclamamos que toda la Escritura es inspirada por el poder del Espíritu Santo, según la disposición de Dios-Padre, para dejarle constancia al hombre sobre su Voluntad.

Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia,

2da. Timoteo 3.16

Porque la profecía no fué en los tiempos pasados traída por voluntad humana, sino los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados del Espíritu Santo.

2 Pedro 1:21

El cual misterio en los otros siglos no se dió á conocer á los hijos de los hombres como ahora es revelado á sus santos apóstoles y profetas en el Espíritu:

Efesios 3:5

Creemos y proclamamos que los escritos del Antiguo Testamento aún están vigentes, Dios no ha abrogado la Ley ni los profetas, pues todas las Escrituras hablan de Jesús y del propósito de su venida a la tierra. Todo lo que tiene que ver acerca de los sacrificios de animales para el perdón por los pecados y por la culpa, nos dirige a entender el sacrificio de Jesús en la cruz.

Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas.

Mateo 5:18

Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera. 

Isaías 64.4

Creemos y proclamamos que hay un bautismo, necesario para la remisión de pecados y para salvación; es por inmersión, e invocando el nombre de Jesús. El bautismo no es un acto simbólico, es un acto de fe por medio del cual el hombre debilita su cuerpo de pecado para poder vivir en una nueva vida conforme la naturaleza del Espíritu.

Ahora pues, ¿por qué te detienes? Levántate, y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.

Hechos 22.16

Y les mandó bautizar en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.

Hechos 10:48

Oído que hubieron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Hechos 19:5

Creemos y proclamamos que la iglesia es la comunión de los llamados por el Espíritu de Dios, sacados del reino de las tinieblas por el Poder de la Gracia para establecer por la fe en Jesús el Cuerpo de Cristo sobre la faz de la tierra, para dar testimonio de Gracia, y para establecer el Reino de Dios sobre la tierra.

Que nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo;

Colosenses 1:13

22 Y sometió todas las cosas debajo de sus pies, y diólo por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 La cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que hinche todas las cosas en todos.

Efesios 1:22-23

Creemos y proclamamos que la iglesia del Señor crece sobre la operación de cinco ministerios: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. Los ministerios son para la edificación de la iglesia.

Y él mismo dio unos, ciertamente apóstoles; y otros, profetas; y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores.

Efesios 4:11

Así que, sigamos lo que hace á la paz, y á la edificación de los unos á los otros.

Romanos 14:19

Creemos y proclamamos que el crecimiento y desarrollo de la iglesia está fundamentado sobre la operación de los cinco ministerios, pero la madurez y perfección de la iglesia se fundamenta sobre los ministerios apostólico y proféticos,

Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo;

Efesios 2:20

El cual misterio en los otros siglos no se dio a conocer a los hijos de los hombres como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas en el Espíritu.

Efesios 3:5

Creemos y proclamamos la Salvación y la Vida Eterna. Tenemos seguridad de la salvación, sin embargo, somos salvos en esperanza para mostrar que la salvación consiste en perseverar en la fe todos los días, y en ser fieles a las enseñanzas del Evangelio.

Porque en esperanza somos salvos; mas la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?

Romanos 8.24

Y seréis aborrecidos de todos por mi nombre: mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo.

Marcos 13:13

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano al arado mira atrás, es apto para el reino de Dios.

Lucas 9:62

Creemos y proclamamos que Jesús regresa a la tierra nuevamente, esta vez para establecer su Reino milenial; creemos y proclamamos que el retorno de Jesús es visible; el arrebatamiento de la iglesia es un evento también visible y se da juntamente a la venida de Jesús;

Los cuales también les dijeron: Varones Galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? este mismo Jesús que ha sido tomado desde vosotros arriba en el cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

Hechos 1.11

Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

Apocalipsis 20.6

EMPERO os rogamos, hermanos, cuanto á la venida de nuestro Señor Jesus Cristo, y nuestro recogimiento á él,

2 Tesalonicenses 2:1

Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque son venidas las bodas del Cordero, y su esposa se ha aparejado.

Apocalipsis 19:7

Creemos y proclamamos que Jehová-Dios ha llamado y capacitado a una generación especial de hombres y mujeres de fe para levantar la maldición de la tierra, y para establecer el Reino de Dios y su Justicia sobre la tierra, a fin de que sea hecho en la tierra como se hace en los cielos.,

Porque donde quiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.    

Mateo 24.28

Creemos y proclamamos que entre tanto esperamos la venida de Jesús, debemos establecer el Reino de Dios y su Justicia sobre la tierra, a fin de que sea hecho en la tierra como se hace en los cielos.

Y preguntado por los Fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia; 21Ni dirán: Helo aquí, o helo allí: porque he aquí el reino de Dios entre vosotros está.

Lucas 17:20-21

Proclamamos que somos llamados y autorizados para que en el nombre de Jesús expulsemos de las regiones toda potestad de las tinieblas, y erradiquemos toda práctica oculta de santería, según ordenado en las Escrituras.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires.

Efesios 6:12

pastores Pedro & Yolanda Montoya