Menú

¿Por qué el apóstol Pablo establece que debemos Gloriarnos de las Tribulaciones? ¿Es Necesario Hacerlo?

Y no sólo esto, mas aún nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; Romanos 5:3

En el estudio anterior, ¿Puede alguien Gloriarse de las Tribulaciones?, descubrimos que el tema es parte de la sana doctrina, y que hay un camino de Revelación a través de ellas.

Sin embargo, hoy queremos contestar varias preguntas que surgieron a raíz del tema. ¿Es necesario hacerlo? ¿Estoy obligado a hacerlo? ¿Soy creyente de menor categoría si no lo hago? ¿Qué otra razón hay, si la hay, para que tenga que ver en las tribulaciones un beneficio espiritual?

El tema de las tribulaciones, y la actitud de gloriarse de ellas, o en ellas, no es en sí misma un requisito de salvación. Como bien establecimos en el estudio anterior, no se trata de sufrir por sufrir, sino de mantener las convicciones de fe en Jesús a pesar de las tribulaciones y oposiciones que se levanten para hacernos desistir de nuestra fe. Es la tribulación sufrida por amor de Jesús la única que trae revelación de su Gloria.

Y eso es lo que plantea el apóstol Pablo. El, es menester que por muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios,[1] no es una doctrina del dolor, o del sufrimiento, en la que por el dolor como medio de purgación se alcanza la perfección, y eventualmente la salvación. No por sufrir se es santo y/o perfecto.

Claramente se observa en el mismo texto que el apóstol exhortó a que permaneciesen en la fe. Si por permanecer en la fe tengo que sufrir tribulación, la sufro por amor de Jesús, hasta que Él sea formado en mí.

En ese sentido, ninguna tribulación, ningún dolor, ni ningún sufrimiento puede, ni debe, poner a prueba las convicciones de fe. Cambiar la fe para evitar el sufrimiento solo hace que el hombre siembre para su carne,

Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. Gálatas 6:8

La tribulación que se opone para que entremos en el Reino de Dios, cuando se resiste y se sobrepasa, se convierte en un elemento para la revelación de la formación de Cristo en vosotros;[2] porque cuando padecemos juntamente con él, por amor de su nombre, juntamente con él seremos glorificados; y no solo eso, sino que además somos constituidos en herederos de Dios, y coherederos de Cristo.[3]

Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Romanos 8:17

Así que, aunque no requisito de salvación por sí misma, la tribulación por la fe en Jesús es un vínculo de filiación, de crecimiento espiritual, de madurez, de desarrollo de carácter; sobre todo, de desarrollo ministerial.

Los que huyen a la tribulación por causa del Evangelio del Reino, no solo reniegan de su fe en Jesús, sino que además comprometen su fe negociando con el mundo.

Lo más triste es que quienes así actúan creen, erróneamente, que manteniéndose en el mundo y ser considerados por ellos establece testimonio de su fe.

Esta ideología es una estrategia pagana, diabólica, denunciada desde tiempos del profeta Isaías,

Porque habéis dicho: Concierto tenemos hecho con la muerte, e hicimos acuerdo con la sepultura; cuando pasare el turbión del azote, no llegará a nosotros, pues que hemos puesto nuestra acogida en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos: Isaías 28:15

La tribulación se convierte entonces en juicio e ira,

Y será anulado vuestro concierto con la muerte, y vuestro acuerdo con el sepulcro no será firme: cuando pasare el turbión del azote, seréis de él hollados. Isaías 28:18

No en todas las comunidades cristianas fue bien visto sufrir por causa de Cristo. El apóstol denunció la marginación a la que fue él sometido aún por parte de otros mismos apóstoles,

Esta es mi respuesta a los que me preguntan. 4Qué, ¿no tenemos potestad de comer y de beber? 5¿No tenemos potestad de traer con nosotros una hermana mujer también como los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas? 6¿O sólo yo y Bernabé no tenemos potestad de no trabajar? 1ra. Corintios 9:3-6

Hubo, incluso, miembros de su mismo equipo que vieron que el tema era impopular, y que les alejaba de la aceptación de la gente, y lo abandonaron,

Porque Demas me ha desamparado, amando este siglo, y se ha ido a Tesalónica; Crescente a Galacia, Tito a Dalmacia. 2da. Timoteo 4:10

Sin embargo, por el carácter espiritual de padecer juntamente con Cristo, como le escribió a la comunidad de fe de Roma, soportar la tribulación se convirtió en estrategia de guerra espiritual para romper la potestad del pecado,

Si otros tienen en vosotros esta potestad, ¿no más bien nosotros? Mas no hemos usado de esta potestad: antes lo sufrimos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. 1ra. Corintios 9:12

El mismo planteamiento doctrinal lo encontramos en el escrito de la primera epístola a la comunidad de fe de Corinto,

Mas yo de nada de esto me aproveché: ni tampoco he escrito esto para que se haga así conmigo; porque tengo por mejor morir, antes que nadie haga vana esta mi gloria. 16Pues bien que anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 17Por lo cual, si lo hago de voluntad, premio tendré; mas si por fuerza, la dispensación me ha sido encargada.  1ra. Corintios 9:15-17

¿Por qué está tan arraigada esta doctrina en Pablo? discutiremos en esta oportunidad tres razones; la primera, por el impacto de su conversión,

  1. Porque se ve comprometido para con Dios de proclamar el Evangelio sin recibir a cambio remuneración, ni ningún beneficio personal.

Pues bien que anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 1ra. Corintios 9:16

El amor de Pablo por Jesús y por la proclamación del Evangelio del Reino a favor de judíos y gentiles no tiene una explicación racional. Es sencillamente producto de conciliar su celo por el judaísmo con la revelación de que Jesús es el Cristo.

Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno parece que tiene de qué confiar en la carne, yo más: 5Circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, Hebreo de Hebreos; cuanto a la ley, Fariseo; 6Cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. 7Pero las cosas que para mí eran ganancias, helas reputado pérdidas por amor de Cristo. Filipenses 3:4-7

Fue el mismo celo con que perseguía a la iglesia la que hizo que Pablo fuera un incansable proclamador del Evangelio,

Y muchas veces, castigándolos por todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extrañas.  Hechos 26.11

Fue la revelación de Jesús en su camino a Damasco, y el perdón que recibió cuando Ananías le visitó, lo que hizo que Pablo entendiera que lo único que podía hacer por el resto de su vida era proclamar acerca del amor de Jesús, como él mismo escribió a la comunidad de fe de Roma, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.[4] Lo que él hacia no compensaba tanto amor, tanta Gracia, derramada hacia él, que como él mismo confesó,

Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí la iglesia de Dios. 1ra. Corintios 15:9

Y aunque conocedor de la Ley, por su trasfondo fariseo, fue la revelación que recibió directamente de Jesús lo que lo constituyó en dispensador de los misterios de Dios.

Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio que ha sido anunciado por mí, no es según hombre; 12Pues ni yo lo recibí, ni lo aprendí de hombre, sino por revelación de Jesucristo. Gálatas 1:11,12

El punto máximo de la revelación que Pablo recibió, fue cuando entendió que su celo por perseguir a la iglesia se debió a que él aún vivía según la carne,

Empero como entonces el que era engendrado según la carne, perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Gálatas 4:29

De allí en adelante, el compromiso que Pablo mostró acerca de la proclamación del Evangelio fue uno sin precedente,

A griegos y a bárbaros, a sabios y a no sabios soy deudor. Romanos 1:14

El evangelio es, estableció en varias de sus epístolas, poder de Dios. En la epístola a la comunidad de fe de Roma,

Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud a todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego.  Romanos 1:16

En la epístola a la comunidad de fe de Corinto,

Tenemos empero este tesoro en vasos de barro, para que la alteza del poder sea de Dios, y no de nosotros: 2da. Corintios 4:7

En la epístola a la comunidad de fe de Efeso,

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, por la potencia que obra en nosotros, Efesios 3:20

¿Por qué Pablo habla de la tribulación y la establece como sana doctrina del Reino?

Por su compromiso ante Jesús y ante la gente a la cual Él lo envió. su compromiso lo llevó a estar disponible incondicionalmente,

Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende; exhorta con toda paciencia y doctrina. 2da. Timoteo 4:2

A sufrir tribulación,

Pues bien que anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 1ra. Corintios 9:16

A estar dispuesto aun de morir por la causa del Evangelio,

Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y afligiéndome el corazón? porque yo no sólo estoy presto a ser atado, mas aun a morir en Jerusalem por el nombre del Señor Jesús. Hechos 21:13

Es un compromiso que está ausente hoy en día en muchas comunidades de fe, y aun entre muchos ministerios apostólicos y proféticos.

Una segunda razón de por qué Pablo habla de la tribulación y la establece como sana doctrina, por el nivel de revelación que él recibió,

  1. Porque todo lo que hay en el mundo es propiedad de Satanás, y es necesario someterse a tribulación para evitar que Satanás reclame derecho sobre el hijo de fe por las cosas materiales que usa.

Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí es entregada, y a quien quiero la doy: Lucas 4:6

El Evangelio del Reino no es una disciplina de desarrollo humano, por lo tanto, la fama y las formas humanas para evaluarla y medirla, no son formas aplicables a él.

Si la fama llega a la actividad ministerial, ésta no procede de Dios, sino de Satanás, que ha envuelto al ministerio en una nube de gloria para sujetarla y volverla intrascendente espiritualmente,

El apóstol Pablo, estableció el peligro de dejarse envolver por la fama humana,

Ninguno que milita se embaraza en los negocios de la vida; a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 2da. Timoteo 2:4

El apóstol Juan también estableció el peligro de someterse a la fama,

No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 1ra. Juan 2:15

¿Por qué someterse a tribulación?

Para romper los vínculos de propiedad que Satanás tiene sobre las cosas materiales que usamos. Poner énfasis y amor por las cosas materiales, y aun verlas como necesarias, le confiere derecho legal a Satanás para reclamar derecho de uso, y demandar a cambio sometimiento y obediencia.

Porque nosotros somos la circuncisión, los que servimos en espíritu a Dios, y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne. Filipenses 3:3

De allí la decisión del apóstol,

Pero las cosas que para mí eran ganancias, helas reputado pérdidas por amor de Cristo. 8Y ciertamente, aun reputo todas las cosas pérdida por el eminente conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y téngolo por estiércol, para ganar a Cristo,12No que ya haya alcanzado, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si alcanzo aquello para lo cual fui también alcanzado de Cristo Jesús. Filipenses 3:7-12

La tribulación tiene la capacidad espiritual de deshacer el poder de la carne,

Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fue crucificado con él, para que el cuerpo del pecado sea deshecho, a fin de que no sirvamos más al pecado. Romanos 6:6

Job fue quien primero lo dejó establecido,

Levantásteme, e hicísteme cabalgar sobre el viento, Y disolviste mi sustancia.        Job 30:22

Parte de las cosas materiales son, el dinero y la comida,

Porque el amor del dinero es la raíz de todos los males: el cual codiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.              1ra. Timoteo 6:10

Muchos ministerios dependen de él creyendo que son sus recursos de operación,

Y como vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero,…  Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, que piensas que el don de Dios se gane por dinero. Hechos 8:18-20

Claramente es establecido en las Escrituras que Dios no depende del dinero,

A TODOS los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad, y comed. Venid, comprad, sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero no en pan, y vuestro trabajo no en hartura? Oídme atentamente, y comed del bien, y deleitaráse vuestra alma con grosura. Isaías 55:1, 2

Por la comida muchos han claudicado, y han vendido su primogenitura,

Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y levantóse, y fuése. Así menospreció Esaú la primogenitura. Génesis 25:34

El Reino de los Cielos no depende, ni se lleva a cabo, por los recursos humanos, según las normas del mundo,

Que el Reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo por el Espíritu Santo. Romanos 14:17

El apóstol enseñó un misterio en cuanto a la comida y el poder de esclavitud que posee. Se trata de un texto de Filipenses que ha sido mal traducido,

Cuyo fin será perdición, cuyo dios es el vientre, y su gloria es en confusión; que sienten lo terreno. Filipenses 3:19

El apóstol no está describiendo quien es su dios, sino identificando la posición de donde se encuentra su dios. El texto debe leerse,

Cuyo fin será perdición, cuyo dios está en el vientre, y su gloria es en confusión; que sienten lo terreno.

Lo cual indica el nivel de esclavitud que Satanás ejerce sobre una persona cuando éste no puede pasar tribulación por hambre, porque entiende que es demasiado humillante, y porque no puede concebir que Dios lo quiera hacer pasar por esa condición; desconocen lo que las Escrituras han establecido sobre ello,

Y te afligió, e hízote tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido; para hacerte saber que el hombre no vivirá de solo pan, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. Deuteronomio 8:3

Conocemos también lo que aconteció con Judas,

Y tras el bocado Satanás entró en él. Entonces Jesús le dice: Lo que haces, haz lo más presto. Juan 13:27

Una persona de fe que por la comida vende su primogenitura entra en esclavitud satánica, y se sujeta a los principados que provocaron esa condición sobre la región,

¿Por qué Pablo habla de la tribulación y la establece como sana doctrina del Reino?

Porque es la forma de romper el vínculo de propiedad que Satanás se arroga sobre ellas. De esta forma Satanás no puede reclamar propiedad ni derecho alguno sobre la persona.

Los hombres y mujeres de Dios debemos sujetarnos a la provisión divina, y aprender a vivir por ella,

El diablo entonces le dejó: y he aquí los ángeles llegaron y le servían. Mateo 4:11

En cuanto a la enseñanza bíblica y espiritual de gloriarnos en la tribulación, ¿Es necesario hacerlo? ¿Estoy obligado a hacerlo? ¿Soy creyente de menor categoría si no lo hago? ¿Qué otra razón hay, si la hay, para que tenga que ver en las tribulaciones un beneficio espiritual?

Las tribulaciones, y la actitud de gloriarse de ellas, o en ellas, es por causa de lo que queremos alcanzar en Jesús,

Dícele Jesús: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Mateo 19:21

Es importante destacarlo, por la creencia que se ha establecido dentro de muchas comunidades de fe, de que la tribulación tiene que ver exclusivamente con persecución; y de forma similar, de que estar bajo tribulación es no estar a cuentas con Dios.

Decidir enfrentar y someterse a tribulación tiene beneficios espirituales, de madurez espiritual, carácter de Cristo, y discernimiento,

Porque lo que al presente es momentáneo y leve de nuestra tribulación, nos obra un sobremanera alto y eterno peso de gloria; 2da. Corintios 4:17

Huir de la tribulación nos resta autoridad en nuestras ejecutorias espirituales,

Someteos pues a Dios; resistid al diablo, y de vosotros huirá. Santiago 4:7

  1. Una tercera razón de por qué Pablo habla de la tribulación y la establece como sana doctrina, porque es requisito de formación ministerial

Existe una categoría de personas, hombres y mujeres, de todas las edades, para quienes pasar por la tribulación es requisito de formación ministerial.

Con todo eso Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando hubiere puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Isaías 53:10

Se trata de personas escogidas por Dios, con o sin ministerio reconocido, a los cuales Dios mismo somete a tribulación.

No es una tribulación ocasional, fortuita, se trata de un proceso por el cual se descubren procesos de formación y capacitación. En el libro de Deuteronomio descubrimos la base de este proceso de formación,

Y acordarte has de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, por probarte, para saber lo que estaba en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. 3Y te afligió, e hízote tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido; para hacerte saber que el hombre no vivirá de solo pan, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. Deuteronomio 8: 2,3

El profeta Isaías también descubre este proceso cuando descubre aun el tipo de alimentación,

Comerá manteca y miel, para que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.      Isaías 7:15

Para esta clase de personas, la tribulación es parte de su entrenamiento y capacitación ministerial.

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis flaquezas, porque habite en mí la potencia de Cristo. 2da. Corintios 12:9

La tribulación a la que son sometidos es por causa del trabajo que van a desarrollar, y enfrentarlo les desarrolla carácter para no claudicar durante su ejecutoria.

Los hay de todo tipo de ministerio, pero destacan particularmente aquellos que tienen una encomienda profética. Lectura recomendada: Proceso de Formación de un Profeta.

 

 

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cell. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Hechos 14:22

[2] Gálatas 4:19

[3] Romanos 8:17

[4] Romanos 5:8

¿Puede alguien Gloriarse de las Tribulaciones?

Y no sólo esto, mas aún nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; Romanos 5:3

Las tribulaciones, las angustias, el dolor, el sufrimiento, y temas similares, son vistas en occidente como símbolo de desgracia y de fracaso. Nadie puede entender, ni aceptar, que el Evangelio del Reino considere que la tribulación o angustia viene de Dios y que tiene un propósito de Revelación.

Esta es por supuesto una concepción filosófica, y procede de Grecia. La filosofía griega estableció como medida de bien que la felicidad es el fin último de la vida del hombre, que toda aflicción, dolor o tribulación es sinónimo de tragedia, y que proviene de la intervención satánica (demiurgo).

A partir de allí se estableció socialmente que la angustia es un mal, que el dolor es un castigo, y que la tribulación es un juicio divino, de lo cual se recomienda huir de ellos.

La religión cristiana ha hecho eco de este planteamiento filosófico y ha promovido entre sus doctrinas básicas que buscar y estar a cuentas con Dios es equivalente a vivir bien, a disfrutar de una vida placentera, y la seguridad de que el futuro será próspero y satisfactorio.

Sin embargo, ninguno de estos planteamientos es bíblico. La Biblia claramente señala que las tribulaciones están asociadas a la vida de fe, que ellas vienen para probar la convicción del creyente sobre la verdad de su sometimiento al señorío de Cristo.

El tema de las tribulaciones es parte de la sana doctrina del Evangelio del Reino. Su fundamento es la enseñanza misma de Jesús.

Entonces os entregarán para ser afligidos, y os matarán; y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Mateo 24:9

En la referencia de la conversión del apóstol Pablo encontramos la revelación que Ananías recibió en torno al apóstol,

Y le dijo el Señor: Ve: porque instrumento escogido me es éste, para que lleve mi nombre en presencia de los Gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel: 16Porque yo le mostraré cuánto le sea menester que padezca por mi nombre. Hechos 9:15,16

Jesús preparó a sus discípulos para que vieran que las tribulaciones son la reacción natural que el mundo levanta para que el creyente desista de su fe en Jesús.

Estas cosas os he hablado, para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción: mas confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33

La aflicción son turbulencias espirituales, y es por causa de la unión con Cristo. Todos los escritores de los Evangelios lo dejaron establecido en sus respectivos escritos,

En el evangelio de Mateo,

Y seréis aborrecidos de todos por mi nombre; mas el que soportare hasta el fin, éste será salvo. Mateo 10:22

En el evangelio de Marcos,

Y seréis aborrecidos de todos por mi nombre: mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo. Marcos 13:13

En el evangelio de Lucas,

Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre. Lucas 21:17

En el evangelio de Juan,

Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me aborreció antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; mas porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso os aborrece el mundo. Juan 15.18, 19

En las epístolas también encontramos este mismo establecimiento. El apóstol Pablo destacó que la vida de fe se alcanza sobrepasando las tribulaciones,

Confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y que es menester que por muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Hechos 14:22

El apóstol Pedro exhortó a mantenerse firme y no fluctuar ante la presencia de las tribulaciones,

En lo cual vosotros os alegráis, estando al presente un poco de tiempo afligidos en diversas tentaciones, si es necesario, 7Para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual perece, bien que sea probado con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando Jesucristo fuere manifestado: 1ra. Pedro 1:6,7

El apóstol Juan hizo énfasis en que la tribulación es testimonio fiel de la decisión personal por el llamado de Jesús para formar parte del Reino de los Cielos,

Yo Juan, vuestro hermano, y participante en la tribulación y en el reino, y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla que es llamada Patmos, por la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Apocalipsis 1:9

Todo aquel que se une a Jesús enfrentará tribulación. La tribulación no solo es por causa de persecución, surge también por el aborrecimiento que el mundo levanta sobre ellos, en algunos casos, aborrecimiento de parte de la familia misma.

La tribulación viene también porque las fuerzas de las tinieblas provocan enfermedades, escasez y marginación. El caso de Job es un claro ejemplo de este caso.

Todo aquel que se une a Jesús enfrentará tribulación,

Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué se hará? Lucas 23:31

Los hijos de la fe nunca vieron la tribulación y el padecer afrenta como un obstáculo, vieron en ella la participación en las tribulaciones de Jesús,

Y ellos partieron de delante del concilio, gozosos de que fuesen tenidos por dignos de padecer afrenta por el Nombre. Hechos 5:41

El apóstol Pablo, inclusive, entendió que sus tribulaciones complementaban las aflicciones de Cristo por causa de los gentiles,

Que ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia; Colosenses 1:24

¿Hay un proceso de Revelación por medio de la tribulación, y si lo hay, de que tipo, y dónde está?

Las tribulaciones, las angustias, el dolor, el sufrimiento, son el camino de la Revelación para el establecimiento de la Justicia del Reino por medio de la fe en Jesús.

Para aquellos que son llamados a desarrollar ministerio de nuevo pacto según el Espíritu, deben entender que huir de la tribulación, de la aflicción, de la angustia, del sufrimiento, los aleja de un ministerio singular, de poder, de lo sobrenatural,

TÉNGANNOS los hombres por ministros de Cristo, y dispensadores de los misterios de Dios. 1ra. Corintios 4:1

Debemos ser guiados por la Palabra y no por planteamientos filosóficos que promueven la comodidad, porque todo ello procede de Satanás,

Porque la Palabra de la cruz es locura a los que se pierden; mas a los que se salvan, es a saber, a nosotros, es potencia de Dios. 1ra. Corintios 1:18

Sin embargo, no se trata de sufrir por sufrir, o ser atribulado por serlo. El dolor, el sufrimiento, la angustia no son por sí solas fundamento de Revelación. Es necesario entender que el propósito de soportarlas es porque en la decisión de someterse al señorío de Cristo, está presente también la decisión de negarse a sí mismo todos los placeres propios de la existencia adámica.

El proceso de Revelación se habilita cuando las tribulaciones se trabajan a la luz de las promesas en la Palabra. Observémoslo en la pregunta que Pablo hace en torno a las tribulaciones de Abraham.

¿QUÉ, pues, diremos que halló Abraham nuestro padre según la carne? Romanos 4:1

Y, tres versículos más adelante del mismo capítulo, respondió,

Empero al que obra, no se le cuenta el salario por merced, sino por deuda. 5 Mas al que no obra, pero cree en aquél que justifica al impío, la fe le es contada por justicia. Romanos 4:4,5

Pablo asegura que Abraham hubiera tenido de que gloriarse en la carne, si él hubiera hecho algo; pero Pablo mismo establece que lo único que Abraham hizo fue creer a la promesa de Dios, y como creer no es obra humana, sino espiritual, divina, Abraham no tiene nada de que gloriarse; pero su acto de creerle a Dios le fue contado por Justicia, porque el sufrimiento de dejar su tierra y su parentela, y la casa de su padre, para caminar hacia una tierra que él no conocía, estableció sobre la tierra que Dios no es hombre, para que mienta; ni hijo de hombre para que se arrepienta.[1]

El dolor de expulsar a su primogénito, Ismael, tan solo porque Dios le dijo: No te heredará éste, sino el que saldrá de tus entrañas será el que te herede,[2] estableció sobre la tierra que es Jehová Dios quien bendice, prospera y hace heredar sobre la tierra.

Y díjole: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los Caldeos, para darte a heredar esta tierra. Génesis 15:7

La tribulación de saber que al cabo de tres días sacrificaría al hijo de lo sobrenatural, Isaac, en holocausto como cualquier cordero de los que había anteriormente sacrificado, tan solo porque Dios mismo lo había requerido, estableció sobre la tierra que la vida de fe se activa cuando el hombre se despoja de lo que tiene, y lo entrega íntegramente a Dios, sin retener nada para sí,

Entonces el ángel de Jehová le dio voces del cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. 12Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; que ya conozco que temes a Dios, pues que no me rehusaste tu hijo, tu único. Génesis 22:11,12

Ninguna tribulación, ningún dolor, ningún sufrimiento produce por sí mismo Revelación, porque de ser así estaríamos ante la justificación por obras.

La tribulación, el sufrimiento, el dolor producen Revelación solo cuando se ha entendido plenamente que tales aflicciones han llegado por causa de la Palabra que se ha establecido en el corazón, Palabra por la cual se ha nacido a novedad de vida. Dos enseñanzas de Jesús lo establecen,

La primera enseñanza se encuentra como parte de la parábola del sembrador,

Oyendo cualquiera la Palabra del Reino, y no entendiéndola, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón: éste es el que fue sembrado junto al camino. Mateo 13:19

La segunda enseñanza la encontramos en lo que se conoce como el sermón del monte,

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la peña; 25 Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y combatieron aquella casa; y no cayó: porque estaba fundada sobre la peña. Mateo 7:24,25

Nótese que la lluvia, los ríos y los vientos representan las aflicciones, las tribulaciones y el dolor, que vienen a los que hacen conforme a la Palabra, tanto como a los que no hacen conforme a la Palabra. La diferencia es el resultado de lo que acontece con cada quien.

La Revelación por la tribulación viene cuando surge la convicción que tales aflicciones vienen para alcanzar aquello para lo cual fuimos alcanzados. No hay lugar para sentimientos de pena y de lastima.

No que ya haya alcanzado, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si alcanzo aquello para lo cual fui también alcanzado de Cristo Jesús. Filipenses 3:12

La tribulación tiene el propósito de deshacer la naturaleza adámica, y transformar la genética de su sustancia,

Levantásteme, e hicísteme cabalgar sobre el viento, Y disolviste mi sustancia. Job 30:22

Es por el convicción de que Dios está trastornando la naturaleza adámica, y formando a Cristo en mí, que se puede ver el proceso de desarrollo del carácter ministerial, necesario para comprender con todos los santos cuál sea la anchura y la longura y la profundidad y la altura, Y conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.[3]

Solamente hasta entonces, y no antes, es que nos podemos gloriar de las tribulaciones,

Y no sólo esto, mas aún nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; 4Y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; 5Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios está derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado. Romanos 5:3-5

El texto de Pablo, Palabra del Señor, quiere decir lo siguiente,

La tribulación produce perseverancia;

No es lo mismo paciencia que perseverancia. La paciencia es pasiva: esperar a que suceda algo. Perseverancia es activa: ya está sucediendo algo, por eso persevero en lo que creo.

Y la perseverancia produce el esfuerzo de probar lo que creo;

La expresión del apóstol, δοκιμην, que se tradujo como prueba, significa en griego lo que en ingles significa la expresión, try out, un ejercicio para probar lo que soy capaz de hacer.

El esfuerzo de probar lo que creo produce confianza de ver lo prometido;

La esperanza no es lo que se espera, sino lo que fue prometido, según el mismo apóstol lo definió,

Porque en esperanza somos salvos; mas la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? 25Empero si lo que no vemos esperamos, por paciencia esperamos. Romanos 8:24,25

Y aquí está el el proceso de desarrollo del carácter ministerial, es decir, el proceso de Revelación de Cristo en mí, a través de la tribulación, de la aflicción, del dolor, de la angustia,

La tribulación produce perseverancia; Y la perseverancia produce el esfuerzo de probar lo que creo; el esfuerzo de probar lo que creo produce confianza de ver lo prometido; y la confianza de ver lo prometido no avergüenza; porque el amor de Dios está derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado (Dios no es mentiroso en cuanto a lo prometido); Romanos 5:3-5

¿Puede alguien gloriarse de la tribulación?

Sí, muchos, porque Cristo está siendo formado, de tal forma que ahora podemos decir, con entendimiento y con certidumbre,

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y vivo, no ya yo, mas vive Cristo en mí: y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20

Por eso, como parte de gloriarnos de las tribulaciones, nuestro entendimiento nos lleva a tomar decisiones,

Porque los que son de Cristo, han crucificado la carne con los afectos y concupiscencias. Gálatas 5:24

No cultivamos el alma, ni alimentamos los sentimientos, ni le ofrendamos culto a la razón, sino que crecemos en la Palabra, en la Revelación de la formación de Cristo en nosotros, esperanza de Gloria.

Por lo tanto,

Hermanos, yo mismo no hago cuenta de haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, Filipenses 3:13

Entendiendo que la tribulación produce perseverancia,

Antes hiero mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre; no sea que, habiendo predicado a otros, yo mismo venga a ser reprobado. 1ra. Corintios 9:27

Y que la perseverancia produce el esfuerzo de mostrar lo que creo,

Hijitos míos, que vuelvo otra vez a estar de parto de vosotros, hasta que Cristo sea formado en vosotros; Gálatas 4:19

¿Puede alguien gloriarse de las tribulaciones?

Estudios recomendados: La FE y la REVELACIÓN se activan con el sufrimiento

Le invitamos a escribirnos: CONTACTO,

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

[1] Números 23:19

[2] Génesis 15:4

[3]Efesios 3:18

Libros y Folletos Publicados

El Misterio de Iniquidad

ISBN/EAN13: 1503022358 / 9781503022355

EL MISTERIO DE INIQUIDAD

El término el misterio de iniquidad es una expresión ‎acuñada por el apóstol Pablo, y aparece una única vez en la segunda epístola que ‎escribió a la recién fundada comunidad de fe en Tesalónica. Sin embargo, pese a ‎ello, el tema fue parte del consejo de Dios que el apóstol dispersó por todas las ‎regiones visitadas a partir de su segundo viaje apostólico. Por lo visto, el tema fue ‎iniciado a partir de su llegada a la región de Macedonia.‎ ‎

Tesalónica revistió de características especiales, fue el lugar donde el ‎apóstol ingresó a nuevas revelaciones, principalmente, de descubrimiento de ‎fuerzas de las tinieblas apostadas en regiones específicas, regiones identificadas ‎por el apóstol como regiones inicuas.‎

El tema aparece unido, al menos por lo que se presenta en el texto, al ‎asunto del retorno de Jesús, acerca del movimiento de la apostasía de Israel, y ‎acerca de la persecución a la que están sujetas todas las comunidades de fe que el ‎apóstol ha fundado. Sin embargo, el tema forma parte, también, de la visión que ‎recibió de parte de Dios, de visitar la región de Macedonia por la necesidad ‎espiritual que entre ellos existía, de conocer acerca del Evangelio del Reino.‎ ‎ El ‎misterio de iniquidad surge dentro de este contexto.‎

Pablo está en el desarrollo de su segundo viaje apostólico, y el único ‎antecedente que él trae como motivación es afirmar a las comunidades judeo-‎helénicas visitadas en su primer viaje, para entregarles los acuerdos alcanzados en ‎el concilio de Jerusalem.‎ ‎ Y aunque quiso extenderse a las regiones del norte, no ‎es sino, hasta que recibe la visión de pasar a Macedonia que su motivación y ‎enseñanza toman un giro diferente, de allí que los temas que trata en su epístola ‎son resultado directo de esta visión divina.


Las Armas de nuestra Milicia

ISBN/EAN13: 1497406668 / 9781497406667

LAS ARMAS DE NUESTRA MILICIA

Las armas de nuestra milicia fue un término que el apóstol Pablo acuñó para referirse a una autoridad especial que tenemos en el nombre Jesús, para doblegar y desactivar las autoridades de las tinieblas que se establecen en las regiones que habitamos.

El apóstol no utiliza la expresión en cartas donde discute acerca de la guerra espiritual, como la carta a los Efesios, u otras cartas, como Tesalonicenses, y aun, Filipenses, lo que nos sugiere que el término no fue acuñado para identificar armas de guerra que pudiéramos tener accesibles para nuestro uso.

La expresión acuñada por el apóstol no tiene el propósito de instruir acerca de la guerra espiritual, como hoy en día lo hemos tomado dentro de nuestro contexto cristiano. Tanto la carta a los Romanos como la de los Corintios, en donde aparece la expresión, ninguna enfoca la guerra espiritual en sus capítulos, por lo tanto, las armas de nuestra milicia no pueden entenderse como herramientas de batalla al estilo de las piezas utilizadas por el soldado de su entonces.

No es propiamente una lucha espiritual ante fuerzas de las tinieblas, tal como lo presenta en su carta a los Efesios, es otro tipo de lucha, o mejor dicho, es otro campo de batalla. Se trata de lucha contra fuerzas de las tinieblas que utilizan los elementos de la sociedad para minar la fortaleza espiritual, y desbaratar antes de salir a la guerra.


Su Estrella hemos visto en El Caribe

ISBN/EAN: 1494363550 /9781494363550

SU ESTRELLA HEMOS ..

Esta visión-proyecto surge de una serie de conclusiones que el Señor depositó en mi espíritu, como resultado de seminarios, talleres y ministraciones de liberación que desarrollé desde abril a diciembre del año 2007 en Puerto Rico.

Todo comenzó cuando en abril del 2007 fui invitado por la pastora de una iglesia a impartir con los líderes de su iglesia unos talleres sobre cómo ministrar liberación, para que eventualmente cada uno de ellos se sometiera al proceso de liberación. A partir de ese momento se desplegó una actividad de ministración que me permitió tocar a cada líder y a todos los departamentos de la iglesia. Esta actividad me llevó inclusive a ministrar también a varios miembros de la congregación, aún a pastores y miembros de otras iglesias que se enteraron de lo que estaba pasando.

Las manifestaciones de su Gloria que Dios mostró durante todo este tiempo fueron tan impactantes para mí. Pude ver sanidades, liberaciones, restauraciones y mucha gente recibiendo un toque de Dios y afirmando sus vidas espirituales.

El Señor me ha permitido dar cobertura espiritual a muchas personas, incluyendo pastores. Entiendo que Él me está transportando en un mover profético y apostólico para desarrollar un ministerio de liberación y establecimiento del Reino de Dios, dirigido a ministrar en toda la región del Caribe.


Saetas de Liberación

ISBN/EAN13: 153770639X / 9781537706399

SAETAS DE LIBERACION

El problema de fondo que vez tras vez nos presenta el Antiguo Testamento, en torno de la relación de ‎Israel con su Dios, es la constante caída del pueblo en las prácticas paganas de los pueblos vecinos. Habían ‎sido advertidos desde que salieron de Egipto, les fue promulgado en los diez mandamientos, y se les dictó ‎leyes que prescribían tales prácticas; inclusive se les describió sobre las consecuencias que ello traería si iban ‎en pos de otros dioses, tal práctica –se les dijo– sería considerado como un acto de fornicación, porque Dios ‎consideraba la relación con este pueblo como un pacto matrimonial.‎

‎ Sin embargo, el pueblo de Israel no lo entendió, y al introducir los dioses de los territorios paganos, sus ‎cultos y su religión proscrita, contaminaron la heredad y desvirtuaron el Reino convirtiéndolo en un reino ‎común, este fue el reproche declarado por Dios que una y otra vez resuena entre los profetas: ‎

‎“Y díjome: Hijo del hombre, yo te envío a los hijos de Israel, a gentes rebeldes que se rebelaron ‎contra mí: ellos y sus padres se han rebelado contra mí hasta este mismo día. Yo pues te envío ‎a hijos de duro rostro y de empedernido corazón; y les dirás: Así ha dicho el Señor ‎Jehová. Acaso ellos escuchen; y si no escucharen, (porque son una rebelde familia,) siempre ‎conocerán que hubo profeta entre ellos.”

Las prácticas de los pueblos paganos fue la razón por la cual se les arrebató a ellos esa tierra para ‎entregarla por heredad al pueblo de Israel. Era la promesa que Dios le había jurado a Abraham que le ‎habría de entregar, era la tierra de sus peregrinaciones, la razón por la cual Abraham había dejado su tierra y ‎su parentela para heredar la tierra que Dios le había prometido a él y su descendencia.‎


El Bautismo en Agua… Rito, Tradición o un Acto Espiritual: Serie de enseñanzas sobre el bautismo en agua

ISBN / EAN: 1548931055 / 978-1548931056

BAUTISMO EN AGUA

El bautismo en agua era acompañado con la proclamación de que Jesús ‎es Señor y que Él vive.‎ Era el tema central de su proclamación. Los apóstoles se constituyeron ‎en testigos, y añadían a su predicación, y nosotros somos testigos.‎ ‎ Esta ‎constancia de predicación llenó a Jerusalén entera de esta doctrina, ‎ ‎ doctrina ‎que con el tiempo se conoció como la doctrina de Cristo.‎

Era la intención establecer que Jesús es el Mesías, que debemos ‎someternos a su señorío, y que a su retorno a la tierra seriamos resucitados, de ‎haber muerto para ese entonces. Esta intención está contenida en la proclama ‎del Evangelio del Reino, la cual el apóstol Pedro fue el primero en establecer el ‎día de la segunda gran fiesta solemne, la fiesta de Shavuot (pentecostés):‎


Estrategias Bíblicas para la Guerra Espiritual y la Expulsión de demonios.

ISBN-13: 978-1981998074/ISBN-10: 1981998071

ESTRATEGIAS BIBLICAS..

Este material surge como parte del curriculum de ‎estudios para la capacitación ministerial de la escuela de ‎formación ministerial del Ministerio Apostólico y ‎Profético Cristo Rey, Inc.‎

Se constituyó como material de enseñanza debido a ‎la necesidad de capacitación ministerial en el ejercicio de ‎la guerra espiritual y la expulsión de demonios, doctrina que ‎aunque bíblica, no forma parte de los pensum de estudios ‎en los centros de formación ministerial de muchas de ‎nuestras ciudades latinoamericanas.‎

Las normas de estudio de muchas de nuestras ‎instituciones de capacitación ministerial no están ‎atemperadas conforme a las doctrinas bíblicas, y resultan ‎preparando inadecuadamente a quienes han dispuesto ‎atender el llamado del Señor al ministerio de la ‎proclamación del Evangelio del Reino.‎

Muchos ministerios cuentan con deficiencias ‎ministeriales. La más grave, no poder establecer el Reino ‎de Dios en sus lugares de ministración pese a que han ‎logrado fundar congregaciones, muchas de ellas de gran ‎tamaño.‎

El llamado del Señor es para establecer la Palabra ‎del Reino de los cielos en los lugares a que somos ‎enviados, aunque no necesariamente logremos fundar ‎congregaciones eclesiásticas.‎


La Guerra Espiritual y el Derecho Legal de los demonios para Operar

ISBN-13: 978-1983470141/ISBN-10: 1983470147

LA GUERRA ESPIRITUAL Y EL DERECHO..

La guerra espiritual no es un tema nuevo, ni ‎tampoco una invención humana. No surge del ‎pensamiento teológico académico, ni de doctrinas ‎exegéticas.‎ Satanás, el príncipe de este siglo, está en constante ‎actividad de guerra, y su propósito es llevar cautivas las ‎almas de las generaciones nacidos bajo la promesa de ‎restauración.‎

Aunque es más evidente en el Nuevo Testamento, ‎la Biblia entera da testimonio de la realidad de la guerra ‎espiritual. Las evidencias las encontramos en todos los ‎libros.‎

En el libro de Génesis, en las primeras Palabras de ‎Dios dirigidas a Eva, luego de haberse concretado el juicio ‎a la desobediencia, dan testimonio directo que la ‎generación de los hijos de Dios estará en constante guerra ‎espiritual,‎ Y Jehová Dios dijo a la serpiente: “Por ‎cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas ‎las bestias y entre todos los animales del ‎campo; sobre tu pecho andarás, y polvo ‎comerás todos los días de tu vida: Y ‎enemistad pondré entre ti y la mujer, y ‎entre tu simiente y la simiente suya; ésta ‎te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el ‎calcañar.” Génesis 3:14,15‎

En los restantes libros del Antiguo Testamento ‎también hay testimonios contundentes de la guerra ‎espiritual. Los títulos otorgados al Todopoderoso ‎muestran que no se trata solo son guerras humanas, que ‎detrás de lo que parecen rivalidades regionales, hay ‎fuerzas demoniacas interviniendo.‎


Guerra Espiritual contra los Principados del Pecado: Serie de Enseñanzas sobre la Guerra Espiritual

ISBN-13: 978-1985652897/ISBN-10: 1985652897

BISAC: Religion / Biblical Studies / Bible Study Guides

GUERRA ESPIRITUAL CONTRA LOS PRINCIPADOS..

El pecado no solo es una desviación o inclinación ‎hacia lo malo, propia de la naturaleza humana, es un ‎argumento espiritual provocado por Satanás para tener ‎derecho de operación e intervención entre la raza ‎humana.‎

Dios no diseñó, ni creó el pecado para que ‎cohabitara con el hombre. Por dos razones lo afirmamos y ‎lo corroboramos con las mismas Escrituras, ‎

Primero, la expresión, y vio Dios que era bueno, de ‎cada uno de los primeros cinco días de la Creación de su ‎obra, junto con el, y vio Dios que era bueno en gran manera, ‎del sexto día, demuestra que en su diseño, Dios ordenó ‎todas las cosas tan armoniosamente, de tal forma que ‎algo desviado como el pecado y la maldad no tendrían ‎cabida en ellas.‎

Segundo, las Escrituras dan claro testimonio de que ‎Él sustenta todas las cosas. Si Él las sustenta, su Santidad ‎no permite que se origine nada errado como el pecado y ‎la maldad. Esto es un fundamento inalienable del Reino ‎de los Cielos.‎

Y él es antes de todas las cosas, y por ‎él todas las cosas subsisten: Colosenses ‎‎1:17‎

Porque convenía que aquel por cuya ‎causa son todas las cosas, y por el cual ‎todas las cosas subsisten, habiendo de ‎llevar a la gloria a muchos hijos, hiciese ‎consumado por aflicciones al autor de la salud ‎de ellos. Hebreos 2:10‎

El Dios que hizo el mundo y todas ‎las cosas que en él hay, éste, como sea ‎Señor del cielo y de la tierra, no habita en ‎templos hechos de manos, Hechos 17:24‎

El pecado no es creación de Dios, sino, satánica. Fue ‎diseñada para por ella establecer y mantener al hombre ‎en cautiverio. La epístola a los Romanos afirma que el ‎pecado entró al mundo por un hombre.‎

De consiguiente, vino la reconciliación ‎por uno, así como el pecado entró en el ‎mundo por un hombre, y por el pecado la ‎muerte, y la muerte así pasó a todos los ‎hombres, pues que todos pecaron. Romanos ‎‎5:12‎

El pecado no está en el mundo, está conviviendo ‎dentro de la naturaleza humana. Las Escrituras dan ‎testimonio que la Creación ha sido sujeta a vanidad, ‎

Porque las criaturas sujetas fueron a ‎vanidad, no de grado, mas por causa del que ‎las sujetó con esperanza, Romanos 8:20‎

Lo que significa que el pecado no es parte de la ‎materia sino un mal endémico de la naturaleza humana. ‎Esto nos conduce a entender que el pecado es una ‎condición, no un estado.‎


El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos: Apuntes Proféticos sobre los Eventos-Señales del Ultimo Tiempo

ISBN-13: 978-1719484480 /ISBN-10: 1719484481
BISAC: Religion / Christian Ministry / Pastoral Resources

BookCoverImage

El último tiempo, la última hora, ‎como aparece en el texto en griego, es el final del tiempo ‎de la generación de Adam que Dios inició con el relato del ‎libro de Génesis.

Por disposición del Todopoderoso, el Creador de ‎todas las cosas, visibles e invisible, la generación de ‎Adam tuvo desde su diseño un tiempo límite de duración. ‎No se trataba de tiempo indefinido, aunque en muchos ‎círculos religiosos, así se creyó. Hemos llegado al final del ‎límite de tiempo dispuesto por el Creador.‎

A muchos les asusta hablar del tema, en buena ‎medida, porque las especulaciones religiosas se ‎encargaron de presentarlo como el final abrupto de la ‎humanidad por causa del incremento de la actividad ‎pecaminosa del hombre, y la presentaron como una época ‎cargada de juicios y castigos, de desastres y desgracias ‎naturales.‎

Pero en realidad, como me parece que ya podemos ‎apreciarlo, es el final de una época, rustica y material, y el ‎comienzo de otra más gloriosa, espiritual, celestial, ‎angélica, como el Todopoderoso lo diseñó desde sus ‎orígenes.‎

El final del tiempo de la generación de Adam no es ‎una invención humana, ni tema nuevo, está determinado ‎en las Sagradas Escrituras, solo que, no lo hemos visto; o ‎mejor dicho, no lo hemos querido ver.

El apóstol Pablo tocando el tema señaló que la ‎presencia de Jesús en carne marcaba precisamente el ‎inicio de esa última etapa de la generación de Adam,

De reunir todas las cosas en Cristo, en ‎la dispensación del cumplimiento de los ‎tiempos, así las que están en los cielos, como ‎las que están en la tierra: Efesios 1:10

El último tiempo es, según Pablo, el cumplimiento de ‎los tiempos, que ‎significa el momento cuando se alcanzó la medida ‎completa del tiempo estipulado de existencia; ‎es decir, el límite de tiempo de vida de la Creación del ‎Génesis.

El último tiempo es un tiempo cargado con altos ‎índices de apostasía. Ministerialmente, el último tiempo ‎significa la oportunidad en Dios de corregir la deficiencia ‎de Adam de establecer fielmente la demanda de ‎obediencia y autoridad que Dios le entregó en el huerto ‎del Edén.‎

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a ‎nuestra imagen, conforme a nuestra ‎semejanza; y señoree en los peces de la mar, y ‎en las aves de los cielos, y en las bestias, y en ‎toda la tierra, y en todo animal que anda ‎arrastrando sobre la tierra. Génesis 1:26‎

Demanda que no fue completada porque como ‎bien conocemos la historia, la intervención satánica la ‎malogró.‎

Debido a ello, para que nada quede inconcluso, lo ‎que no se logró establecer al principio se tendrá que ‎establecer al final. La base bíblica la establece la Palabra ‎del Todopoderoso de que su Palabra no volverá a Él ‎vacía,

Así será mi palabra que sale de mi ‎boca: no volverá a mí vacía, antes hará lo ‎que yo quiero, y será prosperada en aquello ‎para que la envié. Isaías 55:11

Es necesario que antes de que concluya esta última ‎etapa se complete la Palabra entregada a Adam.

Entendido lo anterior, es oportuno ahora entender ‎la demanda de este último tiempo. No se trata solo de ‎‎“predicar”, solamente; es necesario ejecutar un trabajo ‎específico conforme a la demanda de la época. Lo ‎veremos según los dos puntos que planteamos a ‎continuación.‎

Pastor Montoya

Twitter: @pastormontoya

Tel. (407) 764-2699

www.ministerioscristorey.com

pmontoya@ministerioscristorey.com

Instrucción a Pastores sobre el Trabajo Ministerial que Dios demanda para el Último Tiempo

He aquí ellas fueron a los hijos de Israel, por consejo de Balaam, para causar prevaricación contra Jehová en el negocio de Peor; por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová. Números 31:16

La demanda de esta nueva época requiere de una mayor precisión en el uso de estrategias espirituales de parte de aquellos que han sido escogidos por el Señor para preparar el camino de Su segunda venida.

Es importante tener conocimiento de lo que Satanás está generando para desarticular a los valientes del Reino.

Vientos de apostasía están ya soplando alrededor del mundo entero, y para contrarrestarlos es necesario tener en cuenta las artimañas satánicas que se han establecido para callar las voces proféticas.

  1. Satanás está hipnotizando a muchos ministros y personas de fe, obligándolos a postrarse ante él, y/o a depender de lo que él les ofrece.

No se trata de personas que caen en pecado, o en vicios. Se trata de personas que no disciernen entre lo que viene de Dios, y lo que no viene de Dios.

Lo que no viene de Dios, por bueno que parezca, y/o necesario, nos constituye en contra de Dios, y nos ubica inmediatamente del lado de las tinieblas.

El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.       Lucas 11:23

La hipnosis o fascinación satánica es la propuesta que ofrece éxitos ministeriales. Toma como base las mismas Escrituras para contrarrestar la revelación y subyugar a las personas bajo rituales religiosos,

¡OH Gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó, para no obedecer a la verdad, ante cuyos ojos Jesucristo fue ya descrito como crucificado entre vosotros? Gálatas 3:1

Es el mismo tipo de tentación a la que fue sometido Jesús al inicio de su ministerio terrenal,

Y dícele: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Mateo 4:9

Junto con el ofrecimiento de, “todo esto te daré”, viene un cuerpo de doctrina apostata, a manera de letra chiquita en un contrato, que ata a los hombres y mujeres de fe, y los mantiene cautivos bajos los términos que Satanás establece.

Muchos hombres y mujeres de fe caen en este lazo satánico, debido principalmente a que reniegan a la fe y a la provisión divina como su único recurso de provisión. No se dan cuenta de su codependencia, y entran en círculos viciosos que las alimentan y las fortalecen.

La Biblia tiene la explicación espiritual de por qué estas hipnosis satánicas son tan fuertes. Existe una correlación entre esta tentación y el alcance y contundencia del ministerio de quien es seducido.

Cuando Satanás advierte que está frente a un ministro de trascendencia, inmediatamente busca hipnotizarlo, y obligarlo a postrarse. Algunos ejemplos lo ilustran adecuadamente.

Mardoqueo se enfrentó ante esta artimaña satánica. Pese a que la instrucción de arrodillarse venia de parte del rey, Mardoqueo no lo hizo porque sabía el peso espiritual que tenía arrodillarse ante uno que buscaba la destrucción de los judíos: postrarse ante Aman significaba postrarse ante el espíritu que Aman poseía,

Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey, se arrodillaban e inclinaban a Amán, porque así se lo había mandado el rey; pero Mardochêo, ni se arrodillaba ni se humillaba. Ester 3:2

Daniel y sus compañeros también se enfrentaron ante espíritus satánicos que promovían que la gente se postre ante ellos,

Ahora pues, ¿estáis prestos para que en oyendo el son de la bocina, del pífano, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña, y de todo instrumento músico, os postréis, y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo: ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? 16Sadrach, Mesach, y Abed-nego respondieron y dijeron al rey Nabucodonosor: No cuidamos de responderte sobre este negocio. 17He aquí nuestro Dios a quien honramos, puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18Y si no, sepas, oh rey, que tu dios no adoraremos, ni tampoco honraremos la estatua que has levantado. Daniel 3:15-18

Postrarse significa no esperar en Jesús como fuente de provisión. Se postra aquel que recurre a recursos humanos para suplir las necesidades. Cada vez que un hombre o mujer de fe recurre a recursos humanos reniega de su en Jesús,

Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Jeremías 17:5

Muchos hombres y mujeres de fe se están postrando ante necesidades, y recurren a empleos, a préstamos, a negocios, que con el tiempo se convierten en el estorbo satánico para impedir que hagan aquello para lo que fueron escogidos por el Señor.

Lo que Dios quiere que hagas, Él te proveerá para ello,

Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos… Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.  Génesis 22:8,14

Si Dios no provee, es sencillamente porque Él no quiere que hagamos tal o cual cosa por la que pedíamos provisión, o sencillamente que lo hagamos con las limitaciones que tenemos,

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis flaquezas, porque habite en mí la potencia de Cristo.  2da. Corintios 12:9

  1. Satanás está contaminando templos cristianos y los está transformando en templos de adoración baálica

Y volviéronme la cerviz, y no el rostro: y cuando los enseñaba, madrugando y enseñando, no escucharon para recibir corrección: 34Antes asentaron sus abominaciones en la casa sobre la cual es invocado mi nombre, contaminándola. 35Y edificaron altares a Baal, los cuales están en el valle del hijo de Hinnom, para hacer pasar por el fuego sus hijos y sus hijas a Moloch; lo cual no les mandé, ni me vino al pensamiento que hiciesen esta abominación, para hacer pecar a Judá.                Jeremías 32:33-35

Es sorprendente ver cómo cada día son más los templos cristianos que son convertidos en centros de espectáculos danzantes.

En el afán de convertirse en más populares, y atraer más gente, muchos templos cristianos han sufrido una terrible metamorfosis, satánica, destacando más la opción visual como la alternativa de filiación, y reduciendo casi a la nada la participación de la predicación.

La proclamación de la Palabra ha sido sustituida, a su vez, por un incremento de “palabra pseudo profética”, más bien, palabra de adivinación, que le augura al participante de estos cultos, un cambio sustancial de prosperidad. No se promueve la necesidad de arrepentimiento, de confesión de pecado, ni siquiera la necesidad de reconocer el Señorío de Jesús, todo se da por sentado. Hay un excesivo refuerzo de la gracia de Dios, pero se presenta como plataforma para el libertinaje.

Juego de luces, grupos de danzas coreografiadas, banderas, sonidos digitalizados con abundancia de címbalos y tambores, son entre otros los distintivos de este tipo de templos contaminados.

Estos templos contaminados han establecido como dios a Baal, y su culto ritual establece contaminación sobre tierra, provocando que Dios se retire de la región, según lo estableció el profeta Ezequiel,

Díjome entonces: Hijo del hombre, ¿no ves lo que éstos hacen, las grandes abominaciones que la casa de Israel hace aquí, para alejarme de mi santuario? Mas vuélvete aún, y verás abominaciones mayores. Ezequiel 8:6

Y, atraen la ira de Dios,

Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios; Romanos 2:5

Y esto, es algo que está afectando a muchos hombres y mujeres de fe, que aunque se han abstenido de incurrir en esa práctica baálica, este incremento está produciendo una mayor presencia satánica en las regiones, y la lucha espiritual se ha incrementado. Muchos hombres y mujeres de fe están siendo atacados y no saben de dónde viene el ataque, y como enfrentarlo.

Aunque con títulos de templos cristianos, una vez transformados en templos baálicos, dejan de ser templos cristianos, y deben de trabajarse según los protocolos bíblicos sobre sitios contaminados, y reprender la obra satánica en ellos,

Cualquiera que se rebela, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios: el que persevera en la doctrina de Cristo, el tal tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡bienvenido! 2da. Juan 9,10

El caso del profeta Elías en el caso de los sacerdotes de Baal,

Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra. I Reyes 18:21

El protocolo demanda una definición. Elías definió y distinguió a quienes estaban con Baal, y los trató como tal según la disposición de la Ley.

De estos templos contaminados está saliendo mucho ataque satánico, y muy pocos lo han advertido. El propósito de Satanás de contaminarlos es precisamente para atacar desde allí, y no ser visto ni descubierto.

Y si no oyere a ellos, dilo a la iglesia: y si no oyere a la iglesia, tenle por étnico y publicano. Mateo 18:17

La guerra espiritual sobre estos templos contaminados debe estar regida por las instrucciones de Dios a Juan sobre los templos de Sardis y Tiatira.

  1. Satanás está minando los territorios poblados estableciendo en ellos altares de prostitución idolátrica.

¿No sabéis que a quien os prestáis vosotros mismos por siervos para obedecerle, sois siervos de aquel a quien obedecéis, o del pecado para muerte, o de la obediencia para justicia? Romanos 6:16

El texto nos descubre una estrategia satánica poco conocida, aunque si verificamos con atención en el relato del capítulo tres de Génesis, la veremos como la estrategia usada por la serpiente para hacer caer en pecado a Adam y Eva.

La estrategia consiste en “plantear preguntas”, esperando y sugiriendo a la gente la respuesta correspondiente.

El planteamiento de una pregunta, de una inquietud, o de una interrogante, establece obediencia a quien la plantea, si se responde.

Si se observa adecuadamente el proceso de la caída de Adam y Eva, veremos que todo comenzó con una pregunta, el sometimiento de Eva a la serpiente comenzó cuando Eva aceptó la pregunta, y la respondió.

Si verificamos atentamente en los relatos de los evangelios, Jesús nunca respondió una pregunta. Por lo general, Él replanteaba el caso planteando otra pregunta.

Esta estrategia satánica, en la actualidad, consiste en el posicionamiento regional estratégico de un producto comercial, de una marca, de una tienda. Por supuesto, de un producto comercial bajo pacto, de una marca bajo pacto, de una tienda bajo pacto, pacto satánico.

El libro de Apocalipsis nos descubre que en los últimos tiempos, que el comercio ha hecho alianzas satánicas para garantizar el posicionamiento global de sus productos,

Y luz de antorcha no alumbrará más en ti; y voz de esposo ni de esposa no será más en ti oída; porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra; porque en tus hechicerías todas las gentes han errado. Apocalipsis 18:23

Estos productos, estas marcas, estos negocios, establecen como condición del pacto satánico, someter a sus clientes bajo ataduras de hechizos, no solo para que sigan comprando sus productos, sino mas, para cerrar sus espíritus y volverlos obedientes a las disposiciones satánicas establecidas en las regiones.

El propósito es que no puedan escuchar la voz de Dios. Cierran el espíritu y aunque asistan a una iglesia no pueden trascender más allá de lo puramente religioso.

Cada producto, cada marca, cada negocio es equivalente a una pregunta. Cuando la persona accede a ellas es equivalente a responder la pregunta, y desde allí queda hipnotizado, y su espíritu cerrado.

¿Cómo explicar que un hijo de Dios compre una lejía con el nombre de “magia blanca”, y no darse cuenta que ingresó a su hogar un tema apostata?

¿Cómo se explica que un hombre de fe use fósforos “gato negro”, y no vea en la marca una obra agorera y de suerte, ambos proscritos en las Escrituras?

Sin ir muy lejos, el famoso producto “Sprite”, que traducido al español significa “duende”, lo encontramos sobre las mesas de muchos hogares cristianos, y nadie se da cuenta que la palabra en la etiqueta abrió la puerta del hogar a la magia y dioses mitológicos.

¿Qué sentido tiene que los fabricantes utilicen esos nombres apostatas para sus productos? ¿Acaso no hay otros nombres menos insinuantes? Los nombres de las marcas indican el grado de pacto satánico.

No se trata de no comprar, pues todos los productos comerciales, o al menos una gran mayoría, están bajo pactos satánicos. No se trata de entrar en una crisis y volvernos ermitaños.

Se trata de retirar las viñetas de los productos, y/o de cambiarlos de envase.

De esta forma están introduciendo en los hogares cristianos espíritus agoreros, de magia, de hechicería y brujería,  y no se están percatando, y lastimosamente, entregando derechos legales.

En cuanto a locales comerciales, muchos de ellos no se pueden visitar. Entrar por sus puertas es equivalente a abrazar el pacto del espíritu que los gobierna.

Algunos locales comerciales del tipo de cadena de tiendas, o franquicias, están distribuidos en una ciudad formando cruces o estrellas esotéricas, como parte del pacto satánico que las rige.

Esta ubicación regional estratégica es intencionada, su propósito es espiritual y no solo un plan de mercadeo del producto.

Es conveniente recordar que muchos de los “magnates” comerciales son masones, y en el mercadeo de sus productos está contemplado un control espiritual de las regiones.

¿Cómo afecta esto a un hombre o mujer de fe? es equivalente a caminar en medio de un campo minado. En el ambiente se mueven fuerzas espirituales que agotan, drenan a quienes caminan en sus entornos, y muchos hombres y mujeres de fe no saben que están siendo vigilados y asediados por tinieblas.

El caso planteado en Números 25 nos hace entender la gravedad de esta estrategia satánica. Se trató de una estrategia satánica, provocada por el consejo de Balaam,

He aquí ellas fueron a los hijos de Israel, por consejo de Balaam, para causar prevaricación contra Jehová en el negocio de Peor; por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová. Números 31:16

La mortandad provocada por el consejo de Balaam fue de veinticuatro mil personas,

Y murieron de aquella mortandad veinte y cuatro mil. Números 25:9

 

Esta estrategia satánica es muy sutil. Está amparada en la ingenuidad de las personas, que no tienen la sensibilidad espiritual ni el discernimiento para advertir las fuerzas apostadas en los ambientes, en los lugares, y caen bajo las influencias satánicas de los productos y marcas que Satanás utiliza para ejercer gobierno regional.

No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo. Y el mundo se pasa, y su concupiscencia; mas el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre. 1ra. Juan 2:15-17

 

Contra todo esto luchamos. Es conveniente que aprendamos a pelear, y reprendamos adecuadamente, y no dejemos en pie ningún establecimiento satánico ante el que nos enfrentemos, de lo contrario se fortalecerá y el embate sera más fuerte.

Mas así habéis de hacer con ellos: sus altares destruiréis, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus bosques, y quemaréis sus esculturas en el fuegoDeuteronomio 7:5

El trabajo que Dios está demandando de los pastores del último tiempo es único, y especial. Es necesario “ver”, y “entender”, lo que Satanás está provocando en las regiones, y desarticularlo, entendiendo que nuestra lucha no es contra sangre y carne.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires. Efesios 6:12

Es un trabajo arduo, constante y continuo.

Lectura recomendada,

¿Sacerdotes de Baal? ¿Cómo?

 

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

www.ministerioscristorey.com

¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?

Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. 1ra. Juan 2:18

El último tiempo, la última hora (εσχατη ωρα), como aparece en el texto en griego, es el final del tiempo de la generación de Adam que Dios inició con el relato del libro de Génesis.

Por disposición del Todopoderoso, el Creador de todas las cosas, visibles e invisible, la generación de Adam tuvo desde su diseño un tiempo límite de duración. No se trataba de tiempo indefinido, aunque en muchos círculos religiosos, así se creyó. Hemos llegado al final del límite de tiempo dispuesto por el Creador.

A muchos les asusta hablar del tema, en buena medida, porque las especulaciones religiosas se encargaron de presentarlo como el final abrupto de la humanidad por causa del incremento de la actividad pecaminosa del hombre, y la presentaron como una época cargada de juicios y castigos, de desastres y desgracias naturales.

Pero en realidad, como me parece que ya podemos apreciarlo, es el final de una época, rustica y material, y el comienzo de otra más gloriosa, espiritual, celestial, angélica, como el Todopoderoso lo diseñó desde sus orígenes.

El final del tiempo de la generación de Adam no es una invención humana, ni tema nuevo, está determinado en las Sagradas Escrituras, solo que, no lo hemos visto; o mejor dicho, no lo hemos querido ver.

El apóstol Pablo tocando el tema señaló que la presencia de Jesús en carne marcaba precisamente el inicio de esa última etapa de la generación de Adam,

De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra: Efesios 1:10

El último tiempo es, según Pablo, el cumplimiento de los tiempos, πληρωματος των καιρων, en griego, que significa el momento cuando se alcanzó la medida completa (πληρωμα) del tiempo estipulado de existencia; es decir, el límite de tiempo de vida de la Creación del Génesis.

Y no se trata de elaboración literaria pues ninguno de los escritores bíblicos fue poeta.

El apóstol Juan fue categórico al usar la expresión para referirse al hecho de que hemos llegado al límite de la época adámica.

Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. 1ra. Juan 2:18

El último tiempo es un tiempo cargado con altos índices de apostasía. Ministerialmente, el último tiempo significa la oportunidad en Dios de corregir la deficiencia de Adam de establecer fielmente la demanda de obediencia y autoridad que Dios le entregó en el huerto del Edén.

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra. Génesis 1:26

Demanda que no fue completada porque como bien conocemos la historia, la intervención satánica la malogró.

Debido a ello, para que nada quede inconcluso, lo que no se logró establecer al principio se tendrá que establecer al final. La base bíblica la establece la Palabra del Todopoderoso de que su Palabra no volverá a Él vacía,

Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Isaías 55:11

Es necesario que antes de que concluya esta última etapa se complete la Palabra entregada a Adam.

Entendido lo anterior, es oportuno ahora entender la demanda de este último tiempo. No se trata solo de “predicar”, solamente; es necesario ejecutar un trabajo específico conforme a la demanda de la época. Lo veremos según los dos puntos que planteamos a continuación.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos

PARA todas las cosas hay sazón, y todo lo que se quiere debajo del cielo, tiene su tiempo: Eclesiastés 3:1

El tiempo de la generación de Adam no ha sido un tiempo corriendo sin sentido ni razón. Dios dispuso armoniosamente las épocas y las sazones de los tiempos, para establecer con cada época un énfasis de Revelación de su plan de salvación.

Todo tiempo ha tenido su propio énfasis, su respectiva demanda. En ellos Dios se ha revelado a la humanidad en sus distintas regiones, como está escrito en la epístola a los Hebreos,

DIOS, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, al cual constituyó heredero de todo, por el cual asimismo hizo el universo: Hebreos 1:1,2

Y ha utilizado distintas formas, muchas de ellas, formas no tradicionales,

Porque los Gentiles que no tienen ley, naturalmente haciendo lo que es de la ley, los tales, aunque no tengan ley, ellos son ley a sí mismos: 15Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio juntamente sus conciencias, y acusándose y también excusándose sus pensamientos unos con otros; 16En el día que juzgará el Señor lo encubierto de los hombres, conforme a mi evangelio, por Jesucristo. Romanos 2:14-16

En cuanto al último tiempo, su énfasis, su demanda y su respectivo proceso de Revelación, lo vemos claramente a partir de la mención que Jesús hizo con respecto a los tiempos que se marcaron con la llegada de Juan el Bautista.

Porque todos los profetas y la ley hasta Juan profetizaron. Mateo 11:13

El pasaje paralelo de Lucas es más claro,

La ley y los profetas hasta Juan: desde entonces el reino de Dios es anunciado, y quienquiera se esfuerza a entrar en él.         Lucas 16:16

Según el texto, cita de las Palabras de Jesús, el tiempo que terminó es definido como, los profetas y la Ley, que según el apóstol Juan, fue el tiempo de Moisés,

Porque la ley por Moisés fue dada: mas la gracia y la verdad por Jesucristo fue hecha. Juan 1:17

Y, el tiempo que le sucedió, es definido como el tiempo del Reino de Dios,

En este “nuevo tiempo” el énfasis de revelación consistía en arrebatar el Reino, y se alcanzaba en el momento cuando cada quien se constituía en violentos,

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Mateo 11:12

Los violentos son los que se esfuerzan a entrar. Ellos son los únicos que obtienen la Revelación de atar y desatar en la tierra,

Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos. 18Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. 19Y a ti daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que ligares en la tierra será ligado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. Mateo 16:17-19

No que se trata de dispensaciones, sino de tiempos con énfasis específicos de Revelación, regionales, en los cuales Dios determina juicios y operaciones del Espíritu para completar una obra particular para naciones enteras.

En cuanto al énfasis de revelación del último tiempo, el texto del evangelio de Juan establece que la presencia de Jesús en la tierra no es ocasional, que su presencia es debido al énfasis de la Gracia y la Verdad, que Dios dispuso para tal época,

Porque la ley por Moisés fue dada: mas la Gracia y la Verdad por Jesucristo fue hecha. Juan 1:17

Tal y como fue profetizado desde tiempo antiguo por el profeta Zacarías,

Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalem, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y harán llanto sobre él, como llanto sobre unigénito, afligiéndose sobre él como quien se aflige sobre primogénito. Zacarías 12:10

Y por el profeta Isaías,

Y acontecerá en aquel tiempo, que los que hubieren quedado de Israel, y los que hubieren quedado de la casa de Jacob, nunca más estriben sobre el que los hirió; sino que se apoyarán con verdad en Jehová Santo de Israel. Isaías 10:20

No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare: sacará el juicio a verdad. Isaías 42:3

Aún, en el libro de los salmos,

Porque sol y escudo es Jehová Dios: Gracia y gloria dará Jehová: No quitará el bien a los que en integridad andan. Salmo 84:11

Aparta de mí camino de mentira; Y hazme la gracia de tu ley. Salmo 119:29

Así que, tenemos que el énfasis de Revelación del último tiempo es el establecimiento del Reino de los Cielos en la tierra; y su demanda consiste en traer por medio de Jesús la Buena Nueva de la salvación por la Gracia y la Verdad. Es un tiempo de guerra espiritual en la que los violentos son los únicos que reciben la capacidad de atar y desatar en los Cielos.

Por eso, y ahora entendible con mucha más claridad, la hipocresía señalada a los religiosos de la época no era una hipocresía dialéctica, sino la hipocresía de actuar fuera del énfasis de Revelación que la época demandaba,

Y a la mañana: Hoy tempestad; porque tiene arreboles el cielo triste. Hipócritas, que sabéis hacer diferencia en la faz del cielo; ¿y en las señales de los tiempos no podéis?   Mateo 16:3

De allí que, en su exhortación a los discípulos, Jesús los urgió a mantenerse firmes en su enseñanza para que no cayeran en la hipocresía de los escribas y fariseos,

Andad pues, y aprended qué cosa es: Misericordia quiero, y no sacrificio: porque no he venido a llamar justos, sino pecadores a arrepentimiento. Mateo 9:13

¿Cuál es la demanda de trabajo que Dios espera de los ministros para este último tiempo?

La demanda es restaurar y ejecutar todas aquellas Palabras que no se ejecutaron adecuadamente, y/o se establecieron parcialmente. Dado que no hacer lo que se sabe que es bueno, es pecado, es necesario quitar ese sello de “pecado”, y transformar las acciones en santas y buenas, y agradables al Señor.

Es un tiempo de restauración y validación de La Palabra. La experiencia de Zaqueo ante Jesús lo ilustra adecuadamente:

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, lo vuelvo con el cuatro tanto. 9 Y Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Lucas 19:8,9

La proclamación del Reino se había establecido durante el tiempo de convivio en casa de Zaqueo, pero no fue sino hasta que Zaqueo confiesa públicamente su decisión de devolver lo que se hubiere defraudado con un 25% por ciento adicional, en obediencia a la estipulación de la Ley,

Confesarán su pecado que cometieron, y compensarán su ofensa enteramente, y añadirán su quinto sobre ello, y lo darán a aquel contra quien pecaron. Números 5:7

…hasta entonces es que se dictamina que la salvación ha llegado a esa casa.

Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

La proclamación del Evangelio no conduce a la perfección mientras la persona no tome la acción de restaurar lo que por sus acciones pasadas haya perjudicado, pervertido o detenido.

La perfección reclama la convicción de la necesidad de resarcir y restaurar.

Nada puede quedar inconcluso. Esta es la demanda de este tiempo. Es tiempo para resarcir daños, de enmendar errores, de saldar deudas; en síntesis, de restauración.

Promesas no completadas, proyectos espirituales truncados, caminos no completados, caminos desviados, todo tiene que ser revisado, y corregido. Nada puede quedar inconcluso.

Causas injustas, motivos egoístas, vínculos equivocados, pactos inaceptables, todo tiene que ser enmendado y corregido.

Lo que no se corrija se convertirá en estorbo y evitará que el hombre y la mujer de fe se posicionen dentro de las operaciones del Espíritu de establecimiento del Reino sobre la tierra.

Esta enseñanza pertenece a una serie de tres enseñanzas en línea. Se recomienda el siguiente orden.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

El orden de los Eventos del Último Tiempo

EMPERO acerca de los tiempos y de los momentos, no tenéis, hermanos, necesidad de que yo os escriba: 1ra. Tesalonicenses 5:1

Aun necesitamos entender algo más acerca del énfasis de Revelación del último tiempo.

Estamos a un par de días para entrar en la conclusión del último tiempo. No solo se trata de afirmar que pronto Jesús regresa a la tierra, es necesario entender el énfasis de la época y trabajar en torno a ella.

Con Juan el Bautista se inició la época de arrebatamiento de territorios retenidos bajo la potestad de Satanás, por la fuerza de La Palabra.

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, al reino de los cielos se hace fuerza, y los valientes lo arrebatan. 13Porque todos los profetas y la ley hasta Juan profetizaron. Mateo 11:12,13

Esta época es de conquista de la tierra y de establecimiento del Reino, y por ende, la demanda es de guerra espiritual.

Esta época fue profetizada por Daniel, y presentada por su énfasis de Revelación, como el inicio de la época de la Justicia de los siglos,

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para acabar la prevaricación, y concluir el pecado, y expiar la iniquidad; y para traer la justicia de los siglos, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Daniel 9:24

Palabra que si se compara con la del versículo 13 de Mateo, coincide. Daniel definió esta época bajo el énfasis de Revelación, de sellar la visión y la profecía, mientras que Jesús la define como, los profetas y la ley hasta Juan profetizaron.

Conjuguemos ambos textos. La Justicia de los siglos, según Daniel, es el Reino que se hace fuerza, de la definición de Jesús. Ambos textos nos están presentando la misma época, para nuestros efectos, el último tiempo.

La conclusión que Jesús presentó, y los valientes la arrebatan, significa que esta época es de conquista de la tierra y de establecimiento del Reino, y por ende, la demanda es de rompimiento y arrebatamiento.

Sin embargo, a partir del 15 de mayo del presente año comenzaremos una nueva época, se trata de una época profética con una demanda también profética, que demanda la atención de todos los ministros que trabajan para establecer el Reino de los Cielos en la tierra.

Esta es la fecha cuando termina el año shemitáh que comenzó el 25 de mayo del 2017, y comienza el año primero de una nueva serie de 7 años para completar otro año shemitáh (2024).

Es la época mesiánica donde la atención se centra en Israel para dar lugar a los últimos eventos definidos por el apóstol Pablo en su segunda epístola a los Tesalonicenses.

La coincidencia de la fecha con el traslado de la embajada de Estados Unidos de América de Tel Aviv a Jerusalén es tan solo una confirmación del valor del 15 de mayo (luna nueva), y de la época que está próxima a comenzar.

Esta etapa que estamos próximos a iniciar es extensión de la iniciada con Juan el Bautista, con la única diferencia de que la demanda para ella está sellada con un alto contenido profético, tal y como a Daniel le fue revelado: sellar la visión y la profecía. Solo los hombres y mujeres de espíritu abierto la podrán ver.

El proceso de establecimiento profético comenzará con el establecimiento y reconocimiento mundial de Jerusalén como capital de Israel, según el profeta Miqueas lo profetizó,

Y ACONTECERÁ en los postreros tiempos, que el monte de la casa de Jehová será constituido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él pueblos. Miqueas 4:1

Según el apóstol Pablo, este hecho de reconocimiento mundial de Jerusalén como capital de Israel es el fin de la época definida por él, como, la plenitud de los gentiles; y el comienzo simultaneo de la restauración de Israel, tiempo definido por el apóstol como, el endurecimiento de Israel,

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; Romanos 11:25

Este evento profético será seguido por la sucesión a la presidencia de Estados Unidos de América de un candidato de ascendencia judía, según lo profetizado por el profeta Isaías,

Y ECHARÁN mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente sea llamado tu nombre sobre nosotras, quita nuestro oprobio. Isaías 4:1

Después de esto, según el texto de la segunda epístola del apóstol Pablo a los Tesalonicenses, la apostasía, y el anticristo (el hombre de pecado, el hijo de perdición),

No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,                       2da. Tesalonicenses 2:3

La presencia del anticristo trae consigo un tiempo de tribulación para los hijos de la fe,

Oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, o que se adora; tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios.            2da. Tesalonicenses 2:4

Simultáneamente, gran tribulación para Israel.

Por tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo, (el que lee, entienda), Mateo 24:15

Finalmente, el retorno de Jesús y el establecimiento del reinado milenial para completar el séptimo día de la Creación, día al que Adam no entró por haber sido expulsado del Edén.

El escritor de la epístola a los Hebreos señala que esta generación adámica no pudo entrar en el reposo del Señor, el séptimo día de la Creación, precisamente por causa de su decisión de desobediencia,

Juré, pues, en mi ira: No entrarán en mi reposo. Hebreos 3:11… Empero entramos en el reposo los que hemos creído, de la manera que dijo: Como juré en mi ira, No entrarán en mi reposo: aun acabadas las obras desde el principio del mundo. Hebreos 4:3… Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. Hebreos 4:5

La demanda de esta nueva época que estamos próximos a entrar requiere de una mayor precisión de estrategias espirituales, y el conocimiento de lo que Satanás está generando para desarticular a los valientes del Reino.

Vientos de apostasía están ya soplando alrededor del mundo entero, y para contrarrestarlos es necesario tener en cuenta las artimañas satánicas.

Este es un tiempo de guerra espiritual, ignorarlo solo traerá esclavitud espiritual y el desbaratamiento de muchas obras.

Esta enseñanza pertenece a una serie de tres enseñanzas en línea. Se recomienda el siguiente orden.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

La Maldad, el Pecado y la Justicia del ‎Reino.‎ Tercera Parte

La Justicia del Reino no es, ni se reduce a, una colección de doctrinas por las cuales se establece Justicia.

Aunque el pueblo de Israel recibió la Ley de Moisés, y se les estableció que aquel que las cumpliera viviría por ellas,

Porque Moisés describe la justicia que es por la ley: Que el hombre que hiciere estas cosas, vivirá por ellas. Romanos 10:5

Sin embargo, en la enseñanza de Moisés también se estipuló que no solo se trataba de “cumplir” los mandamientos de la Ley, sino de hacerlos por amor de Dios,

Que ames a Jehová tu Dios, que oigas su voz, y te allegues a él; porque él es tu vida, y la longitud de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres Abraham, Isaac, y Jacob, que les había de dar. Deuteronomio 30:20

En el testimonio de los profetas también está estipulado que es el amor y temor de Dios lo que determina la Justicia de la Ley,

Mas si el justo se apartare de su justicia, y cometiere maldad, e hiciere conforme a todas las abominaciones que el impío hizo; ¿vivirá él? Todas las justicias que hizo no vendrán en memoria; por su rebelión con que prevaricó, y por su pecado que cometió, por ello morirá. Ezequiel 18:24

Y cuando el impío se apartare de su impiedad, e hiciere juicio y justicia, vivirá por ello. Ezequiel 33:19

Puede darse el caso de alguien que cumpla, pero si en su corazón hay maldad, su cumplimiento de la Ley se convierte en injusticia,

Guárdate que no haya en tu corazón perverso pensamiento, diciendo: Cerca está el año séptimo, el de la remisión; y tu ojo sea maligno sobre tu hermano menesteroso para no darle: que él podrá clamar contra ti a Jehová, y se te imputará a pecado. Deuteronomio 15:9

La Justicia del Reino depende de la justicia y juicio de la actitud con la cual la persona hace todas las cosas. Por eso, en la enseñanza del Evangelio establecida por el apóstol Pablo se destaca que la Justicia del Reino comienza a partir de la decisión de la persona de construir una vida de fe,

Mas ¿qué dice? Cercana está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe, la cual predicamos: Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Romanos 10:8,9

Esta enseñanza no es propia de Pablo, él la tomó de la Ley. Moisés la estableció en su tiempo para explicar cómo opera la Justicia del Reino,

Porque este mandamiento que yo te intimo hoy, no te es encubierto, ni está lejos: 12No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo representará, para que lo cumplamos? 13Ni está de la otra parte de la mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros la mar, para que nos lo traiga y nos lo represente, a fin de que lo cumplamos? 14Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplasPorque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos y sus estatutos y sus derechos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para poseerla. Deuteronomio 30:11-16

La Justicia del Reino consiste en la convicción que una persona desarrolla acerca de la trascendencia de sus actos en observancia a lo que él conoce de Dios, sea esto escrito o lo haya recibido como instrucción espiritual.

La Justicia del Reino se fundamenta sobre la convicción de la Voluntad de Dios, a partir del compromiso personal que cada quien desarrolla en su comunión íntima con Dios.

El secreto de Jehová es para los que le temen; Y a ellos hará conocer su alianza. Salmo 25:14

La Justicia del Reino se construye sobre la vida de fe, a través del establecimiento del juicio correcto según la Voluntad y los Propósitos de Dios.

Mas al que no obra, pero cree en aquél que justifica al impío, la fe le es contada por justicia. … 9¿Es pues esta bienaventuranza solamente en la circuncisión o también en la incircuncisión? porque decimos que a Abraham fue contada la fe por justicia11Y recibió la circuncisión por señal, por sello de la justicia de la fe que tuvo en la incircuncisión: para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, para que también a ellos les sea contado por justicia; Romanos 4:5-11

Esto hace que la Justicia del Reino se fundamente sobre la vida de fe de cada quien, tal y como se descubre de la convicción de Abraham en su sujeción a la revelación que había recibido de Jehová Dios.

Y creyó a Jehová, y contóselo por justicia. Génesis 15:6

La vida de fe surge a partir del depósito de Revelación que cada quien recibe en su interior, por el Espíritu de Dios, en la interacción y sometimiento a Su Voluntad.

Mas éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en sus entrañas, y escribiréla en sus corazones; y seré yo a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Jeremías 31:33

Nótese cómo el profeta establece el valor de la relación personal haciendo uso de dos términos que atañen a la individualidad de la existencia personal. El uso de las palabras, entrañas, y, corazones, son para indicar no la vida producto de la colectividad, sino la vida en sí mismo nacida de la convicción y pacto con Dios.

Esta concepción no pertenece solo al Antiguo Pacto según la Ley, es presentado formando parte del Nuevo Pacto, citada en dos ocasiones consecutivas en la epístola más emblemática de la iglesia.

Por lo cual, este es el pacto que ordenaré a la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Daré mis leyes en el alma de ellos, Y sobre el corazón de ellos las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo: Hebreos 8:10

Y este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Daré mis leyes en sus corazones, Y en sus almas las escribiré: Hebreos 10:16

Esta Palabra pertenece a una Palabra profética en torno a la deportación de Judá a Babilonia, la encontramos en el libro del profeta Ezequiel. En ella se destaca que aunque la Palabra es dirigida a un pueblo entero, la activación de la misma depende del valor individual que cada quien le otorgue a la vida de fe,

Y darles he un corazón, y espíritu nuevo daré en sus entrañas; y quitaré el corazón de piedra de su carne, y daréles corazón de carne; Ezequiel 11.19

Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré corazón de carne. Ezequiel 36.26

La fe es por medida, según lo revela el siguiente texto,

Digo pues por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con templanza, conforme a la medida de la fe que Dios repartió a cada uno…. De manera que, teniendo diferentes dones según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; Romanos 12:3,6

No todos tienen la misma medida de fe, y por ende, no en todos existe el mismo nivel de Justicia, y es en primer lugar, porque no todos tienen el mismo compromiso ante Su Voluntad; y en segundo lugar, porque no todos abominan en la misma intensidad las cosas que para Dios son abominables, y esto porque desconocen qué es lo que Dios abomina.

Al leer los primeros cinco libros de la Biblia, los libros de Moisés, uno descubre el principio de la vida de fe. Es sencillo. La fe, y por ende, la Justicia del Reino, se fundamenta sobre el conocimiento de lo que es pecado y de lo que es maldad; de lo que es de agrado a Dios, y de lo que es abominable ante sus ojos.

¿Cómo puede desarrollarse temor a Dios si se desconoce lo que Él abomina?[1]

Nadie puede decir que tiene fe si en sus acciones es tolerante de actos de injusticia. Nadie puede crecer en fe si sus actos no establecen justicia. La Justicia del Reino se fundamenta sobre actos llevados a cabo en la conciencia de que los tales se hacen delante de la presencia del Todopoderoso.

Conocer lo agradable y lo desagradable ante los ojos de Dios es importante, y vital para crecer en Justicia. Es la didáctica de la Ley de Moisés. Notemos que antes de morir, Moisés leyó las bendiciones y las maldiciones a todo el pueblo.

Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal: 16Porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos y sus estatutos y sus derechos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para poseerla. Deuteronomio 30:15,16

Aun para salir a la guerra era necesario tener el conocimiento sobre la vida y el bien, la muerte y el mal. Es el protocolo del Reino sobre el cual descansa el desarrollo de la vida espiritual.

A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición: escoge pues la vida, porque vivas tú y tu simiente: 20Que ames a Jehová tu Dios, que oigas su voz, y te allegues a él; porque él es tu vida, y la longitud de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres Abraham, Isaac, y Jacob, que les había de dar. Deuteronomio 30:19,20

Moisés ordenó que una vez entraran en la tierra, y la poseyeran, leerían al pueblo la bendición y la maldición contenida en la Ley,

Y será que, cuando Jehová tu Dios te introdujere en la tierra a la cual vas para poseerla, pondrás la bendición sobre el monte Gerizim, y la maldición sobre el monte Ebal: Deuteronomio 11:29

Acto que Josué llevo a cabo tal y como fue ordenado por Moisés,

Y todo Israel, y sus ancianos, oficiales, y jueces, estaban de la una y de la otra parte junto al arca, delante de los sacerdotes Levitas que llevan el arca del pacto de Jehová; así extranjeros como naturales, la mitad de ellos estaba hacia el monte de Gerizim, y la otra mitad hacia el monte de Ebal; de la manera que Moisés, siervo de Jehová, lo había mandado antes, para que bendijesen primeramente al pueblo de Israel. Josué 8:33

¿Por qué la importancia de este ritual de lectura de la bendición y la maldición? Sencillo. Porque la Justicia no se construye sobre la ignorancia. La fe es conocimiento y convicción.

Y aquí nos es útil establecer la enseñanza del apóstol Pablo dirigida a la comunidad de Roma,

¿Qué pues diremos? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Empero yo no conocí el pecado sino por la ley: porque tampoco conociera la concupiscencia, si la ley no dijera: No codiciarás. Romanos 7:7

El apóstol establece el proceso de la construcción de la Justicia del Reino, y la formación de una vida de fe: La Ley-Palabra saca a la luz lo que en mí está escondido, le pone nombre, y lo declara abominable a Jehová Dios. A partir de allí la vida de fe se encarga de erradicarlo de la sustancia de la persona. Comienza a surgir actos de Justicia.

La doctrina de Cristo no hace a un lado lo establecido por Moisés, me descubre lo que espiritualmente sucede para que con conciencia lo trabaje con mayor exactitud. Una vez la Ley me ha mostrado las acciones que en mí son pecado, me presenta a Cristo para que por la fe en creer en Él, sea libre de la ley del pecado.

De manera que la ley nuestro ayo fue para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe. Gálatas 3.24

Cristo Jesús está presente simbólicamente en cada animal sacrificado que el sacerdote presentaba en propiciación por las acciones pecaminosas que salieron a la luz.

Porque también Cristo padeció una vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; 1ra. Pedro 3:18

Así que, de nuevo, la Justicia del Reino y la vida de fe no es ignorancia, sino conocimiento de lo que está en mí que es desagradable a Dios.

La didáctica de la Ley utiliza el conocimiento de lo que es abominable a los ojos de Dios, para que al identificarlos y nombrarlos, puedan ser llevados en sacrificio ante el altar.

Aquí tenemos que denunciar la deficiencia de la proclamación del Evangelio contemporáneo, que no considera necesario la lectura de la Ley de Moisés. Su desconocimiento ha provocado que se establezcan doctrinas humanas, filosóficas, que se fundamentan sobre conocimientos morales y desechan la Revelación de Dios. Muchos seminarios y centros de estudios teológicos deben considerar integrar en sus respectivos pensum el estudio exhaustivo de la Ley.

El segundo principio de la Justicia del Reino y de la vida de fe, es: Establecer verdad.

Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará. Juan 8.32

No basta con conocer lo que es abominable a los ojos de Jehová Dios, es necesario establecer Su Verdad. En la conjugación de ambos, conocimiento de lo que es abominable a sus ojos, y el establecer Verdad, se construye el Evangelio del Reino.

¿Qué es verdad?

Diferente a como lo presentan distintas tendencias modernas, verdad no es la afirmación de los hechos, como lo define la filosofía; o lo contrario a la mentira, según lo promueve la religión; ni la antítesis del engaño, como lo propaga el existencialismo ateo.

Verdad es el establecimiento de la Revelación de Dios en cuanto al conocimiento que Él nos permite tener. Todo lo que no proceda de o para la Revelación de Dios es mentira y engaño. Lo encontramos en las palabras finales de Moisés,

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios: mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos por siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley. Deuteronomio 29:29

Observe cómo termina el texto: todas las palabras de esta ley. El mandamiento es inclusivo. Significa enseñar no solo lo que a Él le agrada, sino enseñar también sobre lo desagradable, lo que es abominable a Él, para que el hombre de Dios desarrolle discernimiento y aprenda a ejecutar la Justicia del Reino.

Verdad es lo establecido por Dios. Esto es fe y su desarrollo. Por eso la importancia del mandamiento de Moisés a Josué de leer la bendición y la maldición de la Ley.

La verdad demanda el conocimiento adecuado, el conocimiento establecido por Dios. Un conocimiento no originado en Dios es mentira, y establece engaño, y se debe desechar. La verdad de Dios es verdad aunque los hechos indiquen o pretendan establecer lo contrario.

La vida de fe es el resultado de vivir según la Justicia del Reino. La justicia del Reino está basada en conocimiento de la verdad de Dios.

La verdad demanda que sea anulada la ingenuidad y la ignorancia. Es oportuno señalar las Palabras del libro de Esdras,

Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová, y para hacer y enseñar a Israel mandamientos y juicios. Esdras 7:10

La restauración, incluso, es el resultado de una vida de fe que desecha la ingenuidad y la ignorancia como estilo de vida,

Y el día siguiente se juntaron los príncipes de las familias de todo el pueblo, sacerdotes, y Levitas, a Esdras escriba, para entender las palabras de la ley. Nehemias 8:13

La Verdad es el fundamento del Evangelio del Reino,

Por lo cual, dejada la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. Efesios 4:25

La revelación de Dios, y la apertura de la congregacion a ella depende del grado de verdad que la comunidad desarrolle,

¿Qué hay pues, hermanos? Cuando os juntáis, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación: hágase todo para edificación. 1ra. Corintios 14:26

Pablo lo enseña en todas sus epístolas, es parte de la proclamación de su Evangelio.

Hablando entre vosotros con salmos, y con himnos, y canciones espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; Efesios 5:19

La palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos los unos a los otros con salmos e himnos y canciones espirituales, con gracia cantando en vuestros corazones al Señor. Colosenses 3:16

En occidente pronto tendremos un colapso de fe entre muchas comunidades cristianas, y es debido a una vida de burbuja que se ha construido a partir del falso conocimiento de que Dios busca nuestro bienestar.

Se ha mezclado un conocimiento secular de corte financiero con la proclamación de que Dios nos hace prosperar en nuestra tierra. Muchos hoy en día están construyendo sus propias fortunas a partir de esta base, y se olvidan de construir en fe y en Justicia.

Concluyo citando las Palabras del profeta Miqueas,

Oh hombre, él te ha declarado qué sea lo bueno, y qué pida de ti Jehová: solamente hacer juicio, y amar misericordia, y humillarte para andar con tu Dios. Miqueas 6:8

Y las Palabras del profeta Oseas,

Y te desposaré conmigo para siempre; desposarte he conmigo en justicia, y juicio, y misericordia, y miseraciones. Oseas 2:19… Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia; arad para vosotros barbecho: porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia. Oseas 10:12… Tú pues, conviértete a tu Dios: guarda misericordia y juicio, y en tu Dios espera siempre. Oseas 12:7

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Sal 111.10El principio de la sabiduría es el temor de Jehová: Buen entendimiento tienen cuantos ponen aquéllos por obra: Su loor permanece para siempre.

Proverbios 1:7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová: Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

Proverbios 9:10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría; Y la ciencia de los santos es inteligencia.

La Maldad, El Pecado y La Justicia del Reino. Segunda Parte

¿Qué es pecado?

A diferencia de lo que aprendimos desde pequeños, de que el pecado es una acción señalada por los mayores, y penalizada por Dios, nos daremos cuenta por las mismas Escrituras, que el pecado es una condición natural en la que la, o las personas viven. No es una acción. Las acciones son sencillamente el grado de evaluación visible de la condición de pecado en la que vive la persona.

El pecado es un estado de vida, y la persona no puede por más que se lo proponga salir de esa condición por cuenta propia.

El apóstol Pablo trató el tema de forma magistral cuando guiado por el Espíritu Santo, estableció que el pecado obedece a una ley espiritual, y la definió como, la ley del pecado.

Mas veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi espíritu, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado. Romanos 7:23-25

Como tal, por tratarse de una condición genética y espiritual, la condición de pecado solo puede ser rota mediante el proceso de la regeneración.

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible a la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado, y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; Romanos 8:2,3

El pecado es también un argumento de maldad. Con argumento de maldad nos referimos a todo proceso verbal, o de hechos, por medio de los cuales se establece justificación válida para oponerse a la obra de Dios.

Y no se trata solamente de justificación filosófica, lógica, pues en la lectura de las Escrituras encontramos que las hay también de tipo espiritual.

El ejemplo más claro lo encontramos en el relato del capítulo tres de Génesis, en el cual se describe el “argumento” que la serpiente interpuso ante Eva, en virtud de la cual, ambos, Adam y Eva, se opusieron a la Palabra que Jehová Elohim había determinado con respecto al fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal.

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5Mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal. Génesis 3:4,5

El pecado es estar bajo los efectos del argumento satánico interpuesto para provocar que el hombre de fe se resista a la voz de Dios.

Y la palabra de ellos carcomerá como gangrena: de los cuales es Himeneo y Fileto; 18Que se han descaminado de la verdad, diciendo que la resurrección es ya hecha, y trastornan la fe de algunos. 2da. Timoteo 2:17,18

El pecado como tal tiene la capacidad de fascinar a las personas,

¡OH Gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó, para no obedecer a la verdad, ante cuyos ojos Jesucristo fue ya descrito como crucificado entre vosotros? Gálatas 3:1

Por esta razón, y conociendo los estragos que provoca, el apóstol Pablo recomendó tanto a Tito como a Timoteo que se cuidaran de toda palabra vana, de toda repetición, y aun hasta de discusiones teológicas.

Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas de vanas cosas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia: 1ra. Timoteo 6:20

Mas evita profanas y vanas parlerías; porque muy adelante irán en la impiedad. 2da. Timoteo 2:16

Teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella: y a éstos evita. 2da. Timoteo 3:5

Mas las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y debates acerca de la ley, evita; porque son sin provecho y vanas. Tito 3:9

Aun la misma Palabra, si se interpreta, puede provocar fascinación entre las personas a quienes es enviada,

Entonces el diablo le pasa a la santa ciudad, y le pone sobre las almenas del templo, 6Y le dice: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; que escrito está: A sus ángeles mandará por ti, Y te alzarán en las manos, Para que nunca tropieces con tu pie en piedra. Mateo 4:5,6

Pecado es sujeción a Satanás. No se trata de “errores”, conscientes o inconscientes, cometidos bajo la presión de alguna situación en particular, se trata de una autoridad y sujeción que Satanás mantiene sobre la persona, las familias, las comunidades, las regiones, que se han transformado en la personalidad de cada quien.

Cualquiera que hace pecado, traspasa también la ley; pues el pecado es transgresión de la ley. 5Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. 6Cualquiera que permanece en él, no peca; cualquiera que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. 7Hijitos, no os engañe ninguno: el que hace justicia, es justo, como él también es justo. 8El que hace pecado, es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9Cualquiera que es nacido de Dios, no hace pecado, porque su simiente está en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 1ra. Juan 3:4-9

Las tendencias pecaminosas son evidencias de la presencia y establecimiento de Satanás, y del movimiento del reino de las tinieblas.

En cuanto a la mecánica que el pecado desarrolla para introducir pecado dentro de una comunidad cualquiera, denunciamos los siguientes,

La primera surge del acto de desobediencia de Adam y Eva: el pecado conduce a la persona a transgredir la Palabra de Dios,

Cualquiera que hace pecado, traspasa también la ley; pues el pecado es transgresión de la ley. 1ra. Juan 3:4

Toda transgresión de los principios bíblicos y espirituales, consciente o en ignorancia y/o por accidente, es pecado, y envuelve a quienes fueron conducidos a transgredir en un estado de locura, de embrujo, o de hipnotismo.

La segunda etapa es un poco más compleja, pues no necesariamente está de por medio la transgresión de la Palabra de Dios como fundamento de pecado. Esta etapa se define por la actitud, intención y/o postura que la persona adopta hacia algo, o hacia alguien,

El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lo bueno, y no lo hace. Santiago 4:17

Aplica a todo aquel que tiene conocimiento y convicción de lo que tiene que hacer, pero no lo hace. Su inacción le es contada por pecado.

Tercero, pecado es no hacer nada por detener la maldad. Cuando la maldad no se detiene, se acumula y genera pecado. El pecado es el cumulo de maldad.

Toda maldad es pecado; mas hay pecado no de muerte. 1ra. Juan 5:17

El pecado no se reduce a una “acción”. La persona no es pecadora por sus acciones, es pecadora aun cuando no haya una acción de por medio. Las acciones sencillamente ponen de manifiesto el tipo de desviación o inclinación hacia el pecado.

Así que, por sus frutos los conoceréis. Mateo 7:20

El tipo de acción sirve para evaluar las áreas de la “carne” que debe trabajarse para quitar el yugo de Satanás sobre la persona.

A que dejéis, cuanto a la pasada manera de vivir; el viejo hombre que está viciado conforme a los deseos de error; Efesios 4:22

Como nos hemos percatado, el pecado va más allá del valor aislado de las acciones pecaminosas. La religión se ha encargado de destacar el valor de las acciones, y procede así en buena medida porque busca establecer el concepto moral de pecado, para librar a la persona de la culpa por su acción.

No enseña a la gente a tratar el pecado como tal, sino a lidiar con aquella acción que cayó en la categoría religiosa de “pecado”. La consecuencia mayor es que actuando de esta manera no se trabaja con la naturaleza espiritual del pecado, solo se enseña a la persona a lidiar con la culpa de sus acciones solamente.

En la próxima enseñanza, La Justicia del Reino

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

La Maldad, el Pecado y la Justicia del Reino. Primera Parte

¿Qué Dios como tú, que perdonas la maldad, y olvidas el pecado del resto de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque es amador de misericordia. Miqueas 7:18

He creído conveniente escribir sobre estos tres tópicos, y conjugarlos, porque se están levantando generaciones cristianas que no conocen a Dios, que no saben cómo Él actúa, y por ende, que no saben discernir entre lo santo y lo profano.

La deficiencia consiste en que el formato utilizado para la proclamación del Evangelio no enseña a la gente a desarrollar adecuadamente una vida de fe.

Se ocupa más de ingresarlos a una iglesia, y que se mantengan en ella, que de que conozcan a Dios, y dependan de Él.

Esta forma de procesar el Evangelio ha llevado a muchas comunidades de fe a alimentar una conducta de maldad, y no lo saben.

Sus sacerdotes violentaron mi ley, y contaminaron mis santuarios: entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis sábados escondieron sus ojos, y yo era profanado en medio de ellos. Ezequiel 22:26

Y digo que están alimentando una conducta de maldad, precisamente porque toleran conductas seculares construidas en buena medida sobre premisas moralistas, que no tienen fundamento ni testimonio de la Palabra ni del Espíritu.

¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. Isaías 8:20

El propósito de la Gracia es que cada quien se acerque a Jesús, y que aprenda a vivir en dependencia directa del Señor.

El quehacer teológico, la interpretación, la exegesis, la hermenéutica, está desenfocada, o quizá mejor deberíamos decir, parcializada, y está llevando a muchas comunidades a pecar en ingenuidad.

Así que, como bien lo advirtió el escritor de la epístola a los Hebreos, tenemos necesidad de volver a ser enseñados cuales sean los primeros rudimentos de la Palabras de Dios, para dejar de ser niños en el sentido y buscar la perfección.

El Evangelio del Reino no se fundamenta sobre la predicación de, aceptar a Jesús. El Evangelio del Reino se fundamenta sobre la proclamación de, arrepentíos y convertíos.

Antes de aceptar a Jesús es primordial, primero arrepentirse de la maldad bajo la cual se ha vivido todo este tiempo, y luego vivir en sujeción al Señorío de Jesús. Este mensaje fue establecido desde los tiempos de Juan el Bautista.

Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir en vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre: porque os digo que puede Dios, aun de estas piedras, levantar hijos a Abraham. Lucas 3:8

¿De qué debemos arrepentirnos? De que somos pecadores.

Porque como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así por la obediencia de uno los muchos serán constituidos justos. Romanos 5:19

Si dijéremos que no hemos pecado, lo hacemos a Él mentiroso, y su palabra no está en nosotros. 1ra. Juan 1:10

Aceptar a Jesús significa estar dispuesto a someterse a su Señorío. Pero uno que no ha reconocido que el pecado lo ha alejado de Dios no puede someterse bajo su Señorío, así que el primer paso es arrepentirse de su condición de pecado, para que reciba perdón de pecados,

Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Hechos 2:38

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor, Hechos 3:19

El arrepentimiento es un acto único que se ejecuta en el momento cuando cada quien tomamos la decisión de ponernos a cuentas con el Señor, y a acercarnos a su presencia.

Sin embargo, en la medida en cada quien nos sometemos al Señorío de Jesús, en esa medida denunciamos y entregamos conductas de maldad que han gobernado nuestras vidas y han sido el distintivo del yo personal de cada quien.

Así que, como podemos advertir, es necesario antes que todo identificar de qué tenemos que arrepentirnos, y recibir perdón de pecados, para luego vivir sometidos bajo su Señorío.

¿Qué es maldad? ¿Qué son conductas de maldad?

Maldad es el daño provocado sobre algo o sobre alguien, se haya o no se haya ejecutado. La maldad se mide según la magnitud del daño provocado, o que se espera provocar.

Conducta de maldad es toda intención perversa hacia algo, o hacia alguien, que se forja, se cultiva y se abona en el corazón de la persona, y que se mantiene oculto ante todos, aun ante la persona mismo.

Definimos intención perversa a toda actitud atea, contraria a Dios, que no dispuesta a someterse al Señorío de Jesús, y que busca perjudicar aquello, o a quien, está dirigida.

Las conductas de maldad surgen a partir de la maldad de la actitud de la persona. Tienen la característica de ser acciones reiterativas.

  • La hipocresía es maldad

La hipocresía es todo fingimiento de intención. Se acompaña de una apariencia visible, a manera de pantalla, para ocultar la verdadera intencionalidad de la persona.

Cuando pues haces limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las plazas, para ser estimados de los hombres: de cierto os digo, que ya tienen su recompensa… 5Y cuando oras, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en las sinagogas, y en los cantones de las calles en pie, para ser vistos de los hombres: de cierto os digo, que ya tienen su pago. … 16Y cuando ayunáis, no seáis como los hipócritas, austeros; porque ellos demudan sus rostros para parecer a los hombres que ayunan: de cierto os digo, que ya tienen su pago. Mateo 6.2-16

Una conducta de maldad basada en la hipocresía desarrolla una tolerancia y uso de la mentira, y la hace ver en muchos de los casos como acción necesaria y justificable.

  • La iniquidad es maldad

La iniquidad es la actitud y/o acción de levantarse en contra de otra persona. La iniquidad puede presentarse en forma de agresión física,

Y habló Caín a su hermano Abel: y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y le mató. … 13Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi iniquidad para ser perdonada. Génesis 4:8-13

La iniquidad puede llevarse a cabo a través de palabras ofensivas, denigrantes, y difamatorias.

Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, Y no consintieres que more maldad en tus habitaciones; Job 11.14

Una conducta de maldad basada en la iniquidad desarrolla una actitud de crítica constante, de murmuración, de chisme, de burla, de humillación, de levantar señalamientos en contra de otros.

No me arrebates a una con los malos, Y con los que hacen iniquidad: Los cuales hablan paz con sus prójimos, Y la maldad está en su corazón. Salmo 28.3

La iniquidad puede presentarse también en forma de venganza,

No os venguéis vosotros mismos, amados míos; antes dad lugar a la ira; porque escrito está: Mía es la venganza: yo pagaré, dice el Señor. Romanos 12:19

  • La idolatría es maldad

La idolatría es toda actitud y actividad de postrarse ante una imagen de valor, y seguirla como la fortaleza de sus actos.

No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, sobre los terceros y sobre los cuartos, a los que me aborrecen, Éxodo 20.5

Es considerado también como idolatría, el uso de talismanes, de amuletos, en síntesis, el uso de cualquier objeto que confiera seguridad ante situaciones de temor.

Tu maldad te castigará, y tu apartamiento te condenará: sabe pues y ve cuán malo y amargo es tu dejar a Jehová tu Dios, y faltar mi temor en ti. Levántense, a ver si te podrán librar en el tiempo de tu aflicción: porque según el número de tus ciudades, oh Judá, fueron tus dioses. Jeremías 2:19

La idolatría puede ser también abstracta.

Hijo del hombre, estos hombres han puesto sus ídolos en su corazón, y establecido el tropiezo de su maldad delante de su rostro: ¿acaso he de ser yo verdaderamente consultado por ellos? Ezequiel 14:3

Una conducta de maldad basada en la idolatría desarrolla una codependencia a personas, a objetos, a lugares, y aun a situaciones. En términos generales, los valores idolátricos generan una necesidad de algo, o de alguien.

  • Abuso de poder es maldad

El abuso de poder es aprovecharse de la posición de autoridad, o de privilegio, para obligar a otros a actuar según unas formas caprichosas y preestablecidas.

La desnudez de la mujer y de su hija no descubrirás: no tomarás la hija de su hijo, ni la hija de su hija, para descubrir su desnudez: son parientas, es maldad. Levítico 18.17

No contaminarás tu hija haciéndola fornicar: porque no se prostituya la tierra, y se hincha de maldad. Levítico 19:29

Una conducta de maldad basada en el abuso de poder desarrolla una actitud de prepotencia, de superioridad, y conduce a otros a sentirse culpables si no actúan de la forma como se les impone a actuar.

No te enseñorearás de él con dureza, mas tendrás temor de tu Dios… 46Y los poseeréis por juro de heredad para vuestros hijos después de vosotros, como posesión hereditaria; para siempre os serviréis de ellos; empero en vuestros hermanos los hijos de Israel, no os enseñorearéis cada uno sobre su hermano con dureza. Levítico 25:43-46

  • El adulterio es maldad

Tal es el rastro de la mujer adúltera: Come, y limpia su boca, Y dice: No he hecho maldad. Proverbios 30:20

El adulterio tiene fundamento espiritual. Es el resultado de una vida que ha practicado y/o ha tolerado la prostitución. El acceso a prostitutas abre puertas de adulterio para las futuras generaciones.

No visitaré sobre vuestras hijas cuando fornicaren, ni sobre vuestras nueras cuando adulteraren: porque ellos ofrecen con las rameras, y con las malas mujeres sacrifican: por tanto, el pueblo sin entendimiento caerá. Oseas 4:14

Una conducta de maldad basada en el adulterio promueve la idolatría,

Porque hicieron maldad en Israel, y cometieron adulterio con las mujeres de sus prójimos, y falsamente hablaron en mi nombre palabra que no les mandé; lo cual yo sé, y soy testigo, dice Jehová. Jeremías 29:23

Una conducta de maldad basada en el adulterio desarrolla incredulidad y dureza de corazón.

Y no oyeron ni inclinaron su oído; antes caminaron en sus consejos, en la dureza de su corazón malvado, y fueron hacia atrás y no hacia adelante, Jeremías 7:24

Díceles: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres: mas al principio no fue así. 9Y yo os digo que cualquiera que repudiare a su mujer, si no fuere por causa de fornicación, y se casare con otra, adultera: y el que se casare con la repudiada, adultera. Mateo 19:8

  • El engaño es maldad

Engaño es toda usurpación de la verdad y la imposición de situaciones tendenciosas para provocar en quien es engañado, que actúe según premeditado. El engaño y el abuso de poder caminan juntos.

Llena está su boca de maldición, y de engaños y fraude: Debajo de su lengua, vejación y maldad. Salmo 10:7

Una conducta de maldad basada en el engaño desarrolla un mover satánico en el ambiente donde la persona se mueve.

Dijo: Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia, ¿no cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor? Hechos 13:10

  • Tender trampa es maldad

Mas tú, oh Jehová, conoces todo su consejo contra mí para muerte; no perdones su maldad, ni borres su pecado de delante de tu rostro: y tropiecen delante de ti; haz así con ellos en el tiempo de tu furor. Jeremías 18:23

Poner trampa es equivalente a poner tropiezo delante de un ciego,

No maldigas al sordo, y delante del ciego no pongas tropiezo, mas tendrás temor de tu Dios: Yo Jehová. Levítico 19:14

Una conducta de maldad basada en la actitud de poner trampa para la caída de otros desarrolla un ambiente de muerte y destrucción en su entorno.

Volvió luego Esther a hablar delante del rey, y echóse a sus pies, llorando y rogándole que hiciese nula la maldad de Amán Agageo, y su designio que había formado contra los Judíos. Esther 8:3

Poner trampa provoca la caída misma de la generación que sale de quien acostumbra a poner trampas,

Mas ellos a su propia sangre ponen asechanzas, Y a sus almas tienden lazo. Proverbios 1:18

Porque fueron hallados en mi pueblo impíos; acechaban como quien pone lazos; pusieron trampa para tomar hombres. Jeremías 5:26

  • Desfalcar es maldad

Desfalcar es presentar datos por encima de los reales. Es toda intención de entregar menor valor del que se espera o se ofrece.

Abominación son a Jehová las pesas dobles; Y el peso falso no es bueno. Proverbios 20:23

Una conducta de maldad basada en la acción de desfalcar establece estorbo, y la persona que la práctica, aun sus familiares, no pueden acercarse a Dios.

Es mercader que tiene en su mano peso falso, amador de opresión. Oseas 12:8

La mentira y el engaño son consideradas también como desfalcar la verdad.

Diciendo: ¿Cuándo pasará el mes, y venderemos el trigo; y la semana, y abriremos los alfolíes del pan, y achicaremos la medida, y engrandeceremos el precio, y falsearemos el peso engañoso? Amós 8:5

Quien acostumbra a desfalcar promueve un ambiente ateo.

¿Seré limpio con peso falso, y con bolsa de engañosas pesas? Miqueas 6:11

  • La hechicería es maldad

Hechicería es todo acto ritual por el que se envuelve a otra persona en una condición hipnótica.

Y llegarme he a vosotros a juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros; y contra los que juran mentira, y los que detienen el salario del jornalero, de la viuda, y del huérfano, y los que hacen agravio al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos. Malaquías 3:5

La hechicería se desarrolla a través de acciones. Un regalo para obtener algo a cambio es hechicería. La hechicería son todos los medios ejecutados para obtener algo a cambio.

Mas a los temerosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apocalipsis 21:8

Una conducta de maldad basada en la hechicería desarrolla actividad de manipulación con palabras y acciones. Se promueven las acciones de hechicería a través de regalos, de soborno, de galantería, de seducción, de lisonjas.

  • Los encantamientos son maldad

Encantamientos son formas hipnóticas. Una canción es un encantamiento. Oraciones y vanas repeticiones, al igual que los mantras son encantamientos.

Mas evita profanas y vanas parlerías; porque muy adelante irán en la impiedad. 2da. Timoteo 2:16

Los encantamientos se dan por medio de estribillos cantados y/o tarareados, slogans, frases célebres, mantras.

Mirad que ninguno os engañe por filosofías y vanas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los elementos del mundo, y no según Cristo: Colosenses 2:8

La música, los ritmos, los sonidos repetidos, cumplen también como encantamientos.

De lo cual distrayéndose algunos, se apartaron a vanas pláticas; 1ra. Timoteo 1:6

Son encantamientos todo aquello que estimula los sentidos para coaccionar a la persona a buscar aquello que se promueve. El sonar de la música de un carro ambulante de helados, o mantecados, encanta a quienes escuchan, y los mueve a comprar.

Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas de vanas cosas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia: 1ra. Timoteo 6:20

Véase también,

Fascinaciones y Encantamientos contra el Evangelio del Reino de los Cielos (audio)

Destruyendo Encantamientos y Hechizos

  • Levantar rumor contra alguien es maldad

No hablarás contra tu prójimo falso testimonio. Éxodo 20:16

No dirás falso testimonio contra tu prójimo. Deuteronomio 5:20

Una conducta de maldad basada en levantar rumor desarrolla la especulación, el chisme, comentarios sin sentido. Los rumores promueven un ambiente de mentira, de engaño, de falsedad.

Son considerados como rumores las pláticas con doble sentido, y aun las comunicaciones underground.

Martillo y cuchillo y saeta aguda, Es el hombre que habla contra su prójimo falso testimonio. Proverbios 25:18

  • Difamar a alguien a sus espaldas es maldad

Cuando alguno tomare mujer, y después de haber entrado a ella la aborreciere, 14Y le pusiere algunas faltas, y esparciere sobre ella mala fama, y dijere: Esta tomé por mujer, y llegué a ella, y no la hallé virgen; 15Entonces el padre de la moza y su madre tomarán, y sacarán las señales de la virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad, en la puerta. 16Y dirá el padre de la moza a los ancianos: Yo di mi hija a este hombre por mujer, y él la aborrece; 17Y, he aquí, él le pone tachas de algunas cosas, diciendo: No he hallado tu hija virgen; empero, he aquí las señales de la virginidad de mi hija. Y extenderán la sábana delante de los ancianos de la ciudad. 18Entonces los ancianos de la ciudad tomarán al hombre y lo castigarán; 19Y le han de penar en cien piezas de plata, las cuales darán al padre de la moza, por cuanto esparció mala fama sobre virgen de Israel: y la ha de tener por mujer, y no podrá despedirla en todos sus días. Deuteronomio 22:13-19

Una conducta de maldad basada en la difamación promueve un ambiente de falsedad, de robo, de abuso, de desfalco, de soborno. El ambiente es de pobreza y escasez.

En términos generales, las conductas de maldad son toda intencionalidad que se forja en el ánimo de la persona, con el propósito de sacar ventaja de alguien, de obtener beneficios personales, o para hacer daño a una o varias personas.

La maldad se acumula y produce con el tiempo pecado y enfermedad. La maldad es una condición, no un estado. La maldad es abominación al Señor.

Muchos de estas acciones están presentes en las actitudes e intenciones de quienes se confiesan como creyentes, y desconocen la gravedad de su maldad.

Hay conductas de maldad que son provocadas por posiciones, y aun por frecuentar lugares incorrectos.

Una posición de yoga es una posición de invocación de espíritus. Un hombre de fe que adopta esa misma posición es contaminado, y adopta, una actitud de maldad que comenzará a afectar sus ejecutorias.

BIENAVENTURADO el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Salmo 1:1

De igual forma, hay conductas de maldad que son generadas por sentimientos mundanos que no nos son permitidos. Adoptar un sentimiento social sobre alguien, o por algo, que no está conforme a la Voluntad ni conforme a los propósitos de Dios, genera una conducta de maldad.

Resta, hermanos, que tengáis gozo, seáis perfectos, tengáis consolación, sintáis una misma cosa, tengáis paz; y el Dios de paz y de caridad será con vosotros. 2da. Corintios 13:11

Cumplid mi gozo; que sintáis lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Filipenses 2:2

La maldad se nutre de las intenciones humanas, de la capacidad de generar sentimientos contrarios hacia algo, o hacia alguien.

Por eso señalábamos al principio de este tema, que muchas veces sucede que una persona puede pertenecer a una congregacion de fe, pero mantener aún una conducta de maldad desagradable al Señor, y que eventualmente lo conducirá a pecado.

La razón del porqué esta forma de conducirse es debido a que no se ha ensenado a trabajar con la maldad acumulada en el corazón. Se ha proclamado erróneamente que con aceptar a Jesús todo cambiará de momento.

La Biblia señala claramente que es necesario primero arrepentirse, y pedir perdón, para ser justificado del pecado, y recibir la santificación.

Mas lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, muertes, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemiasPorque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, Mateo 15:18-21

En la próxima enseñanza, ¿Qué es pecado?

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

A %d blogueros les gusta esto: