…allí será el lloro y el crujir de dientes

La expresión “lloro y el crujir de dientes”, en griego, ο κλαυθμός και ο βρυγμος των οδοντών, es planteada por Jesús como una expresión que hace recordar lo abominable para Dios, y lo horrible en la memoria del pueblo, de lo que fue la práctica observada por mucho tiempo de quemar vivos a los niños como parte del culto a los dioses cananeos Baal y Moloch,

El Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob

El Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob es una frase clave, una llave de entendimiento, para comprender quien en realidad es la genealogía de Abraham, de Isaac y de Jacob. El Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob es la generación que existe no sujeta a las condiciones humanas sino sujeta a las condiciones del cielo; su uso proclama y exige la fe de que el Señor es poderoso para transformar todas las cosas. Los textos que hasta este momento nos han parecido meramente expresiones de fortaleza y de ánimo, son realmente declaraciones de fe sobre que la presencia de la debilidad, la esterilidad, la impotencia, el fracaso, las crisis, etc., son solo avisos de que Dios está cerca, dispuesto para establecer su Gloria sobre quienes sufran de esas incapacidades,

¿Quién evangelizó a Saulo de Tarso?

No todo mensaje se planta con palabras. Hay mensajes que requieren acciones, gestos, actitudes y disposiciones del corazón. No todo se puede decir con palabras porque las personas no tienen oídos para oírlas, es necesario que vean en nuestros actos lo que queremos decirles.

La dignidad del ministerio visto a través de la parábola del samaritano que actuó con misericordia

El llamado de Dios tiene una dignidad divina, pero no para destacar a la persona por encima de quien lo llamó, sino para establecer sobre la tierra aquella operación de Dios necesaria para romper la fortaleza del reino de las tinieblas que ha atado a los habitantes de sus regiones.

… ¿Quién eres, Señor?

Se hace necesario que se levante una generación que conozca a su Dios, y que le entienda; hay mucho conocimiento religioso en nuestro tiempo que ha acallado la Revelación de Dios. Es necesario que se levante como dice el apóstol Pablo, la generación de los Hijos de Dios, la generación de los que conocen y entienden a su Señor, y establezcan sobre la tierra la Voluntad del Todopoderoso, como se hace en el cielo