conocer a Dios, doctrina de Cristo, llamado, ministerio

EL IMPACTO DE DIOS EN EL ESPÍRITU DEL HOMBRE…


Esta grabación pertenece al tema ‘entendiendo el llamamiento de Dios’, modulo 1 del Programa de Capacitación Ministerial on-line del Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey,


El Impacto de Dios en el espíritu del hombre..

El trabajo del hombre de fe con llamado de Dios

Hay un trabajo ministerial que es necesario conocer, y ejecutar; el hombre y la mujer que no conocen a Dios no vienen a Dios por causa de un buen sermón, o por una buena homilética; la única forma para que el hombre impío deje su camino perverso y se arrepienta de sus pecados es solo por el impacto que el Espíritu Santo provoque en sus espíritus, este es el trabajo de un hombre de fe con llamamiento de parte del Señor.

En Juan 16:8, leemos: Y cuando él viniere redargüirá al mundo de pecado, y de justicia, y de juicio:

El llamamiento consiste en ‘revelarles’ a Dios a aquellos que aún no le han conocido, hasta llevarlos a afirmarse en una vida de fe perseverante, y eso solo se logra por el impacto de Dios que nosotros les podamos impartir de parte de Dios.

Esta es la responsabilidad del hombre y la mujer que tienen llamado de Dios, porque es él y ella quien ‘Revela’ a Dios a los hombres,

Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio nuestro; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

2 Corintios 5:20

Por el cual soy embajador en cadenas; que resueltamente hable de él, como debo hablar.

Efesios 6:20

ASI que, hermanos, cuando fui a vosotros, no fui con altivez de palabra, o de sabiduría, a anunciaros el testimonio de Cristo. Porque no me propuse saber algo entre vosotros, sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve yo con vosotros con flaqueza, y mucho temor y temblor; Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, mas con demostración del Espíritu y de poder; Para que vuestra fe no esté fundada en sabiduría de hombres, mas en poder de Dios.

1 Corintios 2:1-5

El apóstol Pablo establece como norma de vida ministerial que el hombre o la mujer con llamado de Dios deben caminar con la conciencia de su responsabilidad al llamado que Dios les ha dado…

YO pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que sois llamados;

Efesios 4:1

Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende; exhorta con toda paciencia y doctrina.

2 Timoteo 4:2

¿Qué debemos hacer para impactar a otros?

El hombre y la mujer con llamado de Dios deben ocuparse, principalmente, en capacitarse en las áreas de la santidad, de conocer la Palabra, y de ejercer misericordia y Justicia.

El fundamento del llamado de Moisés: la Santidad de Dios..

“..quita el calzado de tus pies..”

Y viendo Jehová que iba a ver, llamólo Dios de en medio de la zarza, y dijo: ­Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No te llegues acá: quita tus zapatos de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Éxodo 3:4-6:      

Lo que impactó a Moisés fue la santidad de Dios.

Tu diestra, oh Jehová, ha sido magnificada en fortaleza; Tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo. Y con la grandeza de tu poder has trastornado a los que se levantaron contra ti: Enviaste tu furor; los tragó como a hojarasca. Con el soplo de tus narices se amontonaron las aguas; Pararónse las corrientes como en un montón; Los abismos se cuajaron en medio de la mar. El enemigo dijo: Perseguiré, prenderé, repartiré despojos; Mi alma se henchirá de ellos; Sacaré mi espada, destruirlos a mi mano. 10 Soplaste con tu viento, cubriólos la mar: Hundiéronse como plomo en las impetuosas aguas. 11 ¿Quién como tú, Jehová, entre los dioses? ¿Quién como tú, magnífico en santidad, Terrible en loores, hacedor de maravillas?

Éxodo 15:6-11

La santidad de Dios es la Luz de su Gloria

12 En lo cual ocupado, yendo a Damasco con potestad y comisión de los príncipes de los sacerdotes, 13 En mitad del día, oh rey, vi en el camino una luz del cielo, que sobrepujaba el resplandor del sol, la cual me rodeó y a los que iban conmigo.

Hechos 26:12-13

15 La cual a su tiempo mostrará el Bienaventurado y solo Poderoso, Rey de reyes, y Señor de señores; 16 Quien sólo tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver: al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

1 Timoteo 6:16

15 Y he aquí, yo soy contigo, y te guardaré por donde quiera que fueres, y te volveré a esta tierra; porque no te dejaré hasta tanto que haya hecho lo que te he dicho. 16 Y despertó Jacob de su sueño dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. 17 Y tuvo miedo, y dijo: ­Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo.

Génesis 28:15-17

¿Quién como tú, Jehová, entre los dioses? ¿Quién como tú, magnífico en santidad, Terrible en loores, hacedor de maravillas?

Éxodo 15:11

Tributad a Jehová la gloria debida a su nombre: Traed ofrenda, y venid delante de él; Postraos delante de Jehová en la hermosura de su santidad.

1 Crónicas 16:29

Santificación y Santidad. Significados

Mas ahora, librados del pecado, y hechos siervos a Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna.

Romanos 6:22

Mas de él sois vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, y justificación, y santificación, y redención:

1 Corintios 1:30

Humana cosa digo, por la flaqueza de vuestra carne: que como para iniquidad presentasteis vuestros miembros a servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santidad presentéis vuestros miembros a servir a la justicia.

Romanos 6:19

Y vestir el nuevo hombre que es criado conforme a Dios en justicia y en santidad de verdad.

Efesios 4:24

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor:

Hebreos 12:14

La santidad es no pagar con la misma moneda con que otros nos pagaron.. aun ministerialmente..

No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.

Romanos 12:17

38 Oísteis que fue dicho a los antiguos: Ojo por ojo, y diente por diente. 39 Mas yo os digo: No resistáis al mal; antes a cualquiera que te hiriere en tu mejilla diestra, vuélvele también la otra; 40 Y al que quisiere ponerte a pleito y tomarte tu ropa, déjale también la capa; 41 Y a cualquiera que te cargare por una milla, ve con él dos. 42 Al que te pidiere, dale; y al que quisiere tomar de ti prestado, no se lo rehúses.

Mateo 5:38-42

el fundamento del llamado del apóstol Pedro: la Palabra de Dios..

“..mas en tu Palabra echaré la red..”

Y como cesó de hablar, dijo a Simón: Tira a alta mar, y echad vuestras redes para pescar. Y respondiendo Simón, le dijo: Maestro, habiendo trabajado toda la noche, nada hemos tomado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran multitud de pescado, que su red se rompía. E hicieron señas a los compañeros que estaban en el otro barco, que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambos barcos, de tal manera que se anegaban. Lo cual viendo Simón Pedro, se derribó de rodillas a Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.

Lucas 5:4-8:       

¿Qué predicó Jesús aquella mañana a la orilla del mar, que produjo tanto impacto en Pedro, como para vencer el conocimiento sobre la pesca que él tenía?

La ‘Palabra’ fue la base del llamamiento del apóstol Pedro, lo vemos cuando Pedro confesó que Jesús es Señor y Cristo,

17 Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos. 18 Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. 19 Y a ti daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que ligares en la tierra será ligado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

Mateo 16:17-19

Cuando después de la ascensión de Jesús escogen al sucesor de Judas,

16 Varones hermanos, convino que se cumpliese la Escritura, la cual dijo antes el Espíritu Santo por la boca de David, de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús; 17 El cuál era contado con nosotros, y tenía suerte en este ministerio….   20 Porque está escrito en el libro de los salmos: Sea hecha desierta su habitación, Y no haya quien more en ella; y: Tome otro su obispado. 21 Conviene, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entró y salió entre nosotros, 22 Comenzando desde el bautismo de Juan, hasta el día que fue recibido arriba de entre nosotros, uno sea hecho testigo con nosotros de su resurrección.

Hechos 1:16-22

El día del derramamiento del Espíritu Santo,

14 Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó su voz, y hablóles diciendo: Varones Judíos, y todos los que habitáis en Jerusalem, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. 15 Porque éstos no están borrachos, como vosotros pensáis, siendo la hora tercia del día; 16 Mas esto es lo que fue dicho por el profeta Joel: 17 Y será en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Y vuestros mancebos verán visiones, Y vuestros viejos soñarán sueños:

Hechos 2:14-17

El apóstol Pablo exhorta a los Colosenses a atesorar la Palabra de Cristo Jesús,

La palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos los unos a los otros con salmos é himnos y canciones espirituales, con gracia cantando en vuestros corazones al Señor.

Colosenses 3:16

el fundamento del llamado del apostol Pablo: la misericordia y la justicia..

“..Habiendo sido antes blasfemo y perseguidor é injuriador..”

11 Según el evangelio de la gloria del Dios bendito, el cual a mí me ha sido encargado. 12 Y doy gracias al que me fortificó, a Cristo Jesús nuestro Señor, de que me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio: 13 Habiendo sido antes blasfemo y perseguidor é injuriador: mas fui recibido a misericordia, porque lo hice con ignorancia en incredulidad. 14 Mas la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y amor que es en Cristo Jesús. 15 Palabra fiel y digna de ser recibida de todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 16 Mas por esto fui recibido a misericordia, para que Jesús el Cristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habían de creer en él para vida eterna.

1 Timoteo 1:11-13:

La base del llamado del apóstol Pablo es la misericordia y la justicia, él reconoció el gran daño que hizo en su ingenuidad cuando persiguió a la iglesia del Señor,

10 Lo cual también hice en Jerusalem, y yo encerré en cárcel es a muchos de los santos, recibida potestad de los príncipes de los sacerdotes; y cuando eran matados, yo di mi voto. 11Y muchas veces, castigándolos por todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extrañas.

Hechos 26:11

Sin embargo, Pablo no vivió con culpa por lo que hizo, sino que su decisión fue desarrollar compromiso en la proclamación del Evangelio,

Pues bien que anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme porque me es impuesta necesidad; y ­ay de mí si no anunciare el evangelio!

1 Corintios 9:16

Por esa razón, Pablo con la justicia que le asiste, exhorta en forma de ruego,

YO pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que sois llamados;

Efesios 4:1

Material auxiliar de lectura

¿Cómo Impartir Vida a través de Nuestras Palabras? …

Las palabras que producen Salvación y Vida Eterna no consisten en el mensaje per se, sino en la veracidad de las actitudes que desarrollamos hacia quienes las transmitimos, y en el compromiso ante Dios de que somos enviados en representación Suya para transmitir a nuestros interlocutores.


Pastor Pedro Montoya