…he rogado por ti que tu fe no falte




Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandaros como a trigo; 32Mas yo he rogado por ti que tu fe no falte: y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. Lucas 22:31-32

La parte mas gloriosa de un ministerio espiritual es cuando el ministro puede por oración constante al Padre sostener a los que están bajo su cuidado, reconociendo que el que ellos se salven o se pierdan depende del manto de protección que él ponga sobre ellos.

Aunque suena altisonante, es la responsabilidad espiritual que pesa sobre un ministro, las palabras del apóstol Pablo lo confirman,

Por tanto, todo lo sufro por amor de los escogidos, para que ellos también consigan la salud (salvación) que es en Cristo Jesús con Gloria eterna. 2da. Timoteo 2:10

Cuando Dios levanta un ministerio sobre la tierra lo hace teniendo como propósito especifico que el ministro pueda presentarlos a la venida de Jesús, como personas cualificadas para salvación, que ninguno se haya quedado perdido en el camino. Este propósito es la base de operación sobre la que se desarrolla el Reino de Dios sobre la tierra; lo vemos reflejado en las palabras mismas de Jesús cuando en oración al Padre manifestó,

6He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste: tuyos eran, y me los diste, y guardaron tu palabra… 9Yo ruego por ellos: no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son:… 12Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición; para que la Escritura se cumpliese. Juan 17:6-12

La oración tiene un propósito espiritual, fue entregada por el Padre como un recurso de vida y fortaleza, no como el medio para “pedir” al Padre acerca de las cosas que necesitamos para subsistir. Las primeras enseñanzas bíblicas acerca del valor de la oración las encontramos en el libro de Éxodo, cuando faraón reconoció la autoridad del Dios Todopoderoso de los hebreos; y descubrió por sí mismo la cobertura espiritual que Moisés y Aarón tenían sobre el pueblo,

Entonces Faraón llamó á Moisés y á Aarón, y díjoles: Orad á Jehová que quite las ranas de mí y de mi pueblo; y dejaré ir al pueblo, para que sacrifique á Jehová. Éxodo 8:8


Y dijo Faraón: Yo os dejaré ir para que sacrifiquéis á Jehová vuestro Dios en el desierto, con tal que no vayáis más lejos: orad por mí. Éxodo 8:28


Orad á Jehová: y cesen los truenos de Dios y el granizo; y yo os dejaré ir, y no os detendréis más. Éxodo 9:28

Aun Manases, el rey mas apostata de todos los tiempos de Israel descubrió al final de sus días el valor espiritual de estar bajo un manto de oración,

Y habiendo á él orado, fué atendido; pues que oyó su oración, y volviólo á Jerusalem, á su reino. Entonces conoció Manasés que Jehová era Dios. 2 Crónicas 33:13

Jesús conocía las fortalezas y las debilidades de Pedro, sabía que por su impulsividad nata que Pedro podría incurrir en algún momento en una acción que le expondría ante el riesgo de perder el ministerio que había recibido del Padre.

La noche cuando Jesús fue entregado le descubrió a Pedro que Satanás días atrás lo había emplazado en los cielos, y había demandado que éste se sometiera a una prueba de fidelidad; y lo que causó más impacto a Pedro fue que el Padre lo había concedido.

Ya anteriormente habíamos conocido de este tipo de emplazamientos satánicos. En el libro de Job leemos que Satanás demandó que Job fuera sometido a una prueba de perfección, y Dios lo permitió,

Y Jehová dijo a Satán: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios, y apartado de mal? 9Y respondiendo Satán á Jehová, dijo: ¿Teme Job a Dios de balde? 10¿No le has tú cercado a él, y a su casa, y a todo lo que tiene en derredor? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto su hacienda ha crecido sobre la tierra. 11Mas extiende ahora tu mano, y toca a todo lo que tiene, y verás si no te blasfema en tu rostro. 12Y dijo Jehová á Satán: He aquí, todo lo que tiene está en tu mano: solamente no pongas tu mano sobre él. Y salióse Satán de delante de Jehová. Job 1:8-12

Por más justa y perfecta que una persona sea, ante el emplazamiento de Satanás esta persona está expuesta a perecer espiritualmente; Dios guarda su alma en los cielos, pero en la tierra se hace necesario que alguien lo sostenga bajo un manto de oración para que pueda seguir con su labor; el ejemplo más claro lo vemos cuando Pedro fue llevado a la cárcel y pesaba un acuerdo de muerte sobre él,

Así que, Pedro era guardado en la cárcel; y la iglesia hacía sin cesar oración á Dios por él. 6Y cuando Herodes le había de sacar, aquella misma noche estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, preso con dos cadenas, y los guardas delante de la puerta, que guardaban la cárcel. 7Y he aquí, el ángel del Señor sobrevino, y una luz resplandeció en la cárcel; é hiriendo á Pedro en el lado, le despertó, diciendo: Levántate prestamente. Y las cadenas se le cayeron de las manos. Hechos 12:5-7

En la vida real hay casos, muchos casos de personas que han quedado expuestas a los ataques satánicos, y han sucumbido, y la razón de ello es porque no han tenido quien interceda por ellos en oración. Hasta este momento hemos visto la oración como un recurso para “pedir” las cosas necesarias, para la persona, y aun para la iglesia, pero no como el recurso de guerra espiritual para arrebatar jurisdicción satánica sobre la vida de las personas de una región. Ha prevalecido un concepto religioso que tenemos que disolver.

La función principal de un ministro es sostener en oración a aquellos que Dios le ha entregado a su cuidado, lo descubrimos en la evidencia que el apóstol nos deja en la mayoría de sus epístolas,

Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones, Romanos 1:9


No ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones; Efesios 1:16


Siempre en todas mis oraciones haciendo oración por todos vosotros con gozo, Filipenses 1:4


Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar tengo memoria de ti en mis oraciones noche y día; 2da. Timoteo 1:3


Doy gracias a mi Dios, haciendo siempre memoria de ti en mis oraciones. Filemón 1:4

El apóstol Pablo formó y desarrolló en el ministerio un equipo de ministros con la misma entrega por el Evangelio, y con el mismo denuedo por la Palabra como él lo manifestó desde el día que hizo confesión de fe por Jesús, se mantuvieron firmes en la profesión de fe hasta el final; la clave de su significativa proyección se debió al manto de oración y cobertura espiritual que él sostuvo sobre quienes trabajaban en el extendimiento del Reino junto a él.

¿Qué hubiera sucedido si Jesús no hubiera rogado al padre por Pedro? De seguro que Pedro se hubiera quedado hundido en la culpa y el pesar de que negó a su Señor, a quien tanto amaba, y por quien lo había dejado todo.

El avivamiento del que hemos oído predicar en nuestros días como un movimiento del Espíritu de Dios, no llegará hasta que entendamos el valor de la oración y nos comprometamos ante Dios con sostener bajo un manto de oración a quienes el Señor nos haya delegado, ya sea como equipo de trabajo, o como miembros conjuntamente con los que forman parte del cuerpo de fe al que pertenezcamos. El apóstol Pablo estableció como requisito para ayudar a las viudas que éstas estuvieran involucradas en un ministerio de oración,

Ahora, la que en verdad es viuda y solitaria, espera en Dios, y es diligente en suplicaciones y oraciones noche y día. 1ra. Timoteo 5:5

El apóstol exhorta a la iglesia del Señor a mantenerse activo en oración por la vida misma de la iglesia,

Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración; Romanos 12:12


Perseverad en oración, velando en ella con hacimiento de gracias: Colosenses 4:2


No os defraudéis el uno al otro, á no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos en la oración: y volved á juntaros en uno, porque no os tiente Satanás á causa de vuestra incontinencia. 1ra. Corintios 7:5

Esta experiencia de vida la debemos extender hasta alcanzar países enteros. Orar por nuestros gobernantes y por nuestras regiones,

Orad sin cesar. 1ra. Tesalonicenses 5:17


AMONESTO pues, ante todas cosas, que se hagan rogativas, oraciones, peticiones, hacimientos de gracias, por todos los hombres; 2Por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. 3Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador; 1 Timoteo 2:1-3

Descubrimos que la negligencia ante esta exhortación ha provocado que muchos de nuestros países sufran de la violencia que provoca el establecimiento de las tinieblas en los gobiernos.

¿Y qué decir de la ausencia de ministros conforme al corazón de Dios? No los tenemos porque no los hemos pedido al Padre.

Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Mateo 9:38


Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies. Lucas 10:2

¿Queremos avivamiento? Comencemos a orar, a orar para sostenerlos espiritualmente a los miembros de nuestras congregaciones de fe; orar y cubrir en oración a quienes el Señor ha entregado bajo nuestro cuidado. Debemos entender que somos guardas de nuestros hermanos,

Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé; ¿soy yo guarda de mi hermano? Génesis 4:9

Y la respuesta a la pregunta de Caín, es: sí, somos guarda de mi hermano, de lo contrario Dios no le hubiera preguntado por Abel su hermano. Quien sucumbe ante Satanás es porque no tuvo un guarda que cuidara de él, y por eso murió.



Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

El llamado nunca puede ser mayor que quien hizo el llamado


 


 


Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio, y justicia en la tierra: porque estas cosas quiero, dice Jehová. Jeremías 9:24

Hace ya algún tiempo atrás, meditando en el relato sobre la renuencia de Jonás por ir a Nínive y pregonar contra ella acerca del incremento de la maldad de la ciudad delante de Jehová-Dios, no pude evitar preguntarme cómo fue posible que Jonás incurriera en semejante rebeldía, y más aún, osar escapar de su presencia, como si fuera posible escapar de Dios.

Jonás era un profeta experimentado, no era un novato que recién comenzaba a conocer a Dios. En todo el relato del libro se descubre el amplio conocimiento que Jonás tenía acerca del Dios a quien él servía,


  1. Jonás reconoce que Jehová-Dios es el Creador del cielo y la tierra,

…Hebreo soy, y temo a Jehová, Dios de los cielos, que hizo la mar y la tierra. (1:9)

  1. Jonás reconoce que Jehová-Dios ha provocado aquella tempestad y que Él hace como Él quiere para castigar el desatino de quienes se resisten a Él,

Tomadme, y echadme a la mar, y la mar se os quietará: porque yo sé que por mí ha venido esta grande tempestad sobre vosotros. (1:12)

  1. Jonás reconoce la Potestad de Jehová-Dios sobre la naturaleza y sobre las especies creadas, para castigar la rebelión y la desobediencia de quienes le sirven a Él,

Jehová había prevenido un gran pez que tragase a Jonás: y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches. (1:17)

  1. Jonás reconoce que Jehová-Dios oye la oración de arrepentimiento, y que para Él no hay estorbo que le impida obrar,

Clamé de mi tribulación a Jehová, Y él me oyó; Del vientre del sepulcro clamé, Y mi voz oíste. (2:2)

  1. Jonás reconoce que Jehová-Dios no desecha para siempre aun cuando Él castiga,

Echado soy de delante de tus ojos: Mas aun veré tu santo templo. (2:4)

  1. Jonás reconoce que Dios tiene potestad aun sobre la muerte, y lo llama Dios,

Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío. (2:6)

  1. Jonás reconoce que la salvación proviene de Jehová-Dios, y que solo Él puede salvar,

La salvación pertenece a Jehová. (2:9)

Esta declaración de Jonás trae como revelación el anuncio de que el Mesías se llama Jesús y que procede de Jehová-Dios. En el mismo texto aparece tanto el nombre de Jesús (יְשׁוּעָ) como el de Jehová-Dios (יהוָה), .lo cual al leerse establece que Jesús (salvación) procede de Jehová-Dios.

יְשׁוּעָתָה לַיהוָה : La salvación (Jesús) procede de Jehová-Dios

  1. Jonás reconoce que su llamado es para declarar en Nínive la maldad de la ciudad y advertirles sobre su destrucción al cabo de cuarenta días,

De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. (3:4)

  1. Jonás reconoce que Jehová-Dios se arrepiente del mal que ha dispuesto hacer sobre una ciudad si éstos proceden en arrepentimiento hacia Él,

Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino: y arrepintióse del mal que había dicho les había de hacer, y no lo hizo. (3:10)

  1. Jonás reconoce que Jehová-Dios es clemente, misericordioso, tardo en enojarse y de grande misericordia,

…Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me precaví huyendo á Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo a enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal. (4:2)


Ante todo este descubrimiento del amplio conocimiento que Jonás tenia de Jehová-Dios y darnos cuenta de que Jonás es consciente de la magnitud de su renuencia a obedecerle, y aun del costo que conllevaba huir de su Presencia, es inevitable preguntar, ¿Por qué se negó a obedecerle?

La respuesta a esta pregunta surge de la reacción y oración que Jonás tuvo al ver que Jehová-Dios dispuso no destruir la ciudad,

PERO Jonás se apesadumbró en extremo, y enojóse.2Y oró a Jehová, y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me precaví huyendo á Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo a enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal. (4:1-2)

En otras palabras, Jonás sabía de antemano que Jehová-Dios no iba a destruir a Nínive. ¿Qué significaba para Jonás que Dios no destruyera la ciudad? ¿Tenía mérito para Jonás que Jehová-Dios destruyera la ciudad?

En la Ley de Moisés estaba establecido que no todo profeta que profetizara en nombre de Jehová-Dios debía recibir credibilidad tan solo por llamarse a sí mismo profeta, por el hecho de mencionar el nombre de Jehová-Dios. La Ley había establecido que la forma para probar la veracidad de un profeta era verificando el cumplimiento de lo que había profetizado,

21Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no hubiere hablado? 22Cuando el profeta hablare en nombre de Jehová, y no fuere la tal cosa, ni viniere, es palabra que Jehová no ha hablado: con soberbia la habló aquel profeta: no tengas temor de él. Deuteronomio 18:21-22

La Ley así mismo había estipulado que los casos de falsos profetas debían ser penalizados con la muerte,

Y el tal profeta o soñador de sueños, ha de ser muerto; por cuanto trató de rebelión contra Jehová vuestro Dios, que te sacó de tierra de Egipto, y te rescató de casa de siervos, y de echarte del camino por el que Jehová tu Dios te mandó que anduvieses: y así quitarás el mal de en medio de ti. Deuteronomio 13:5


Empero el profeta que presumiere hablar palabra en mi nombre, que yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Deuteronomio 18:20

Así que, sí, había un prestigio para Jonás si se cumplía con lo que él estaba pregonando sobre Nínive. Jonás se enojó por el cambio de parecer de Jehová-Dios sobre Nínive porque estaba de por medio el mérito de su ministerio profético. A los ojos de quienes no conocían a Jehová-Dios, Jonás pareció como un profeta sin honra. Y por lo visto, nada de lo que Jonás profetizó tuvo cumplimiento mientras él vivió, a juzgar por un único texto fuera del libro de Jonás donde se hace también referencia a su ministerio,

El restituyó los términos de Israel desde la entrada de Amath hasta la mar de la llanura, conforme a la palabra de Jehová Dios de Israel, la cual había él hablado por su siervo Jonás hijo de Amittai, profeta que fue de Gath-hepher. 2 Rey 14:25

La “señal de Jonás” referida por Jesús no tiene que ver necesariamente con los tres días que Jonás estuvo en el vientre del gran pez, sino con el desprestigio para los suyos que Jesús recibió sobre su ministerio,

A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Juan 1:11

 


Y se escandalizaban en él. Mas Jesús les dijo: No hay profeta sin honra sino en su tierra y en su casa. Mateo 13:57

 


Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás; y he aquí más que Jonás en este lugar. Mateo 12:41

¿Es justificable el enojo de Jonás? Jonás vivió como profeta pregonando palabras, mensajes de parte de Dios, que no se cumplieron mientras él vivió; Jonás vivió en desprestigio como profeta pues no se pudo validar la veracidad de su mensaje, y por lo tanto no reconocido en su tiempo como un verdadero profeta.

Jonás establece una señal de un ministerio conforme a la Voluntad de Jehová-Dios, porque el llamado ministerial no es para encumbrar a quien lo recibe sino para hacer lo que Él nos ha mandado a hacer. Nunca el llamado ministerial debe ser mayor que quien lo hace, pues el propósito de recibirlo es para obedecerle, y no para derivar merito ni beneficio personal,

Hay un riesgo cuando queremos construir un ministerio sobre imágenes y prestigio personal, es equivalente a levantar torres y podemos incurrir en apostasía,

Que habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, detractores, desobedientes a los padres, ingratos, sin santidad, 2da. Timoteo 3:2

Se nos ha olvidado que la elección no es por merito sino por bajeza,

Y lo vil del mundo y lo menos preciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es: 1ra. Corintios 1:28

Lo único que Jonás no sabía, y aparece en la conclusión del libro como la enseñanza de Jehová-Dios le impartió a Jonás, es que Dios procede con el hombre de la misma forma cómo éste procede ante las cosas que él aprecia,

Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció:11¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella grande ciudad donde hay más de ciento y veinte mil personas que no conocen su mano derecha ni su mano izquierda, y muchos animales? (4:10-11)

Cada quien establece con sus actos la medida de cómo será tratado por Dios mismo,

¿No te convenía también a ti tener misericordia de tu consiervo, como también yo tuve misericordia de ti? Mateo 18:33

 

 


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

La dignidad del ministerio visto a través de la parábola del samaritano que actuó con misericordia



Y he aquí, un doctor de la ley se levantó, tentándole y diciendo: Maestro, ¿haciendo qué cosa poseeré la vida eterna?…  Mas él, queriéndose justificar a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Lucas 10:25-37

El ministerio que alguien sustente es el resultado de un llamado que Dios depositó en el espíritu de la persona; el llamado no es una respuesta humana a un estímulo divino, es la selección de Dios sobre alguien, quien cuando accede, lo hace no porque ejerce su libre albedrio sino porque predomina sobre la persona la soberanía de Dios. El profeta Jeremías reconoce que su llamado no fue su selección sino la decisión soberana de Dios sobre él,

Alucinásteme, oh Jehová, y hállome frustrado: más fuerte fuiste que yo, y vencísteme: cada día he sido escarnecido; cada cual se burla de mí. Jeremías 20:7

El llamado es dado para que Dios sea glorificado a través de la persona, no para exaltar a la persona por encima de quien lo llamó,

Y lo vil del mundo y lo menos preciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es: 29Para que ninguna carne se jacte en su presencia. 30Mas de Él sois vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, y justificación, y santificación, y redención: 31Para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.                   1ra. Corintios 1:28-31

El llamado no es una vocación profesional, pues hay muchos que son llamados para ejercer un ministerio que no necesariamente se acomoda ni con las habilidades, ni con el carácter ni con la personalidad de quien lo ejerce. El llamado es una ejecución divina que la persona realiza según la soberanía y la Palabra que Dios ha depositado sobre la persona,

Entonces respondió Amós, y dijo a Amasías: No soy profeta, ni soy hijo de profeta, sino que soy boyero, y cogedor de cabrahígos: Amós 7.14

La parábola del samaritano que mostró misericordia para ayudar a recuperar al que había caído en manos de los ladrones es una parábola aparentemente presentada para enseñar sobre la concepción mosaica de quién debe ser considerado como prójimo; sin embargo, debido al papel que desempeña dentro de la institución religiosa de Israel del que pregunta, la parábola tiene por objeto mostrar lo que significa servir a Dios en el llamado que cada uno tiene; y la referencia a los otros personajes de la parábola, el levita y el sacerdote, confirma esto.

El sacerdote en la Ley es el vínculo entre el pueblo y Dios, y su función es puesta para restablecer la comunión deteriorada del hombre para con su Creador. Un sacerdote que define a prójimo por su proximidad solamente es un ministerio que no ha entendido lo que significa tener comunión con Dios.

¿Qué significa para el hombre estar alejado de Dios? los profetas presentaron descripciones de lo que significaba para el hombre alejarse de su Creador, y presentaron su condición como la de un hombre herido y maltrecho.

¿Has desechado enteramente a Judá? ¿Ha aborrecido tu alma a Sión? ¿Por qué nos hiciste herir sin que nos quede cura? Esperamos paz, y no hubo bien; tiempo de cura, y he aquí turbación. Jeremías 14:19


Ephraim fue herido, secóse su cepa, no hará más fruto: aunque engendren, yo mataré lo deseable de su vientre. Oseas 9:16


No hay cura para tu quebradura; tu herida se encrudeció: todos los que oyeron tu fama, batirán las manos sobre ti, porque ¿sobre quién no pasó continuamente tu malicia? Nahúm 3:19

Restablecer la comunión de un hombre con su Creador es equivalente a sanar las heridas de aquel que está herido y maltrecho. Así que, que un sacerdote se encuentre con un hombre herido y no lo socorra, es la descripción de un ministerio que no ha entendido su función sobre la tierra, que no honra su llamado.

La presencia del sacerdote en la parábola aparece para confrontar a aquellos que reducen el mandamiento de Dios a una definición religiosa, y que dependen de ellas para cumplir el detalle de los mandamientos. Prójimo, y por extensión, ministerio, no es un concepto, es una experiencia de comunión, de comunión con Dios.

La función del levita es la de servir en el Templo, y lo hacían desde la edad de veinticinco años hasta que cumplían los cincuenta,

Y así vinieron después los Levitas para servir en su ministerio en el tabernáculo del testimonio, delante de Aarón y delante de sus hijos: de la manera que mandó Jehová a Moisés acerca de los Levitas, así hicieron con ellos… 24Esto cuanto a los Levitas: de veinte y cinco años arriba entrarán a hacer su oficio en el servicio del tabernáculo del testimonio: 25Mas desde los cincuenta años volverán del oficio de su ministerio, y nunca más servirán: Números 8:22-26

El requerimiento de servicio que se demandaba sobre ellos era de tan alta calidad que un fallo en su servicio era equivalente a la iniquidad más terrible en su relación con Dios. La vida de los levitas era una vida de servicio.

Mas los Levitas harán el servicio del tabernáculo del testimonio, y ellos llevarán su iniquidad: estatuto perpetuo por vuestras edades; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. Números 18:23

Veinticinco años de servicio en los cuales cada quien tuvo la oportunidad de ver la manifestación de Dios en favor del pueblo. Así que, no se podría pensar que un levita viera a alguien necesitado y que no le ofreciera ayuda; un levita que veía a un herido tirado en el camino y que pasara de largo para no ayudarlo, es una persona acostumbrada a servir pero que no tiene un valor ni razón de su servicio. Convirtió el llamado en un hábito, nada más.

La presencia del levita en la parábola aparece para mostrar que el servicio a Dios es resultado de la experiencia de conocer a Dios; solo quien conoce a Dios puede servir.

Prójimo es la prueba del conocimiento que una persona tiene de Dios. Prójimo no es una responsabilidad de servicio, sino la oportunidad de mostrar a los demás cuánto conocemos a Dios. El apóstol Juan lo expresó de esta manera:

Si alguno dice, Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Porque el que no ama a su hermano al cual ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 1ra. Juan 4:20

Ministerio es ver necesidades, y suplirlas; es despertar compasión en beneficio de otros; es cuidar; es proteger; es invertir en otros; es restaurar la condición de necesidad de quien ha caído en desgracia; es reivindicar a aquel que ha sido marginado socialmente.

La presencia del samaritano en la parábola aparece para mostrar que cuando una persona no actúa conforme a la Justicia de Dios, habrá un samaritano que se encargará de mostrar, con su presencia y con su forma de actuar, con cuánta arrogancia camina aquel que ostenta un ministerio de Dios. Los samaritanos eran una sociedad menospreciada por los judíos; en el relato del encuentro de Jesús con la mujer samaritana, ésta le reprocha a Jesús el menosprecio de los judíos hacia los samaritanos: ¿Cómo tú, siendo Judío, me pides a mí de beber, que soy mujer Samaritana? porque los Judíos no se tratan con los Samaritanos.[1]

Haberle dicho Jesús al doctor de la Ley, Ve, y haz tú lo mismo, era equivalente a decirle, actúa tú como actuó el samaritano, lo cual significaba una ofensa y una humillación; la expresión de Jesús al doctor de la Ley fue la confrontación a la arrogancia con la cual él caminaba.

El llamado de Dios tiene una dignidad divina, pero no para destacar a la persona por encima de quien lo llamó, sino para establecer sobre la tierra aquella operación de Dios necesaria para romper la fortaleza del reino de las tinieblas que ha atado a los habitantes de sus regiones.

La parábola presenta a tres personas, cada uno portador de ministerio; dos de ellos con un ministerio clasificado por un título, solo uno, el samaritano, con un ministerio sin una clasificación; de hecho, muchos no habrían considerado hasta hoy que el samaritano pudiera ser un ministro de Dios. El ministerio no lo hace un título, no lo hace un diploma, no lo hace una institución; el ministerio lo hace la convicción que tengamos de que servimos a Dios, de que Él nos llamó, y que lo que hacemos lo hacemos para Él,

Y todo lo que hagáis, hacedlo de ánimo, como al Señor, y no a los hombres; Colosenses 3:23

¿Por qué en la parábola se presenta al sacerdote y al levita como ministros que defraudan el llamado de Dios en ellos?

El ministerio, el servicio a Dios, no puede construirse sobre la persona, peor aún, sobre la fama que la persona pueda levantar como ministro de Dios. El ministerio no es la imagen que la persona levanta sobre sí mismo, ni sobre lo que él hace como dotado de un poder singular dado a él, como si se tratase de un instrumento exclusivo de Dios.

Ni el sacerdote ni el levita pudieron entender a qué Dios los llamó, solo vieron en sí funciones que los distinguían de los demás, funciones de categoría, funciones de rango; cualquier otra función aparte de sus funciones en el templo eran vistas como denigrantes y de poca estima. Ni el sacerdote ni el levita vieron un servicio a Dios en el auxilio que le pudieran haber brindado al herido del camino. Defraudaron el llamado de Dios depositado en sus espíritus.

Si tienes un ministerio de Dios, despiértalo, avivalo; no lo ates a un título, no construyas una imagen personal detrás de él, no busques aprovecharte de él; no incurras en el error del sacerdote y del levita en la parábola.

De los tres ministerios que presenta la parábola, ¿quién te gustaría ser? Ve y haz lo mismo.


 

No importa lo que hagamos dentro de una comunidad de fe, nada será de valor si primero no contamos con hacerlo con el propósito de que Dios sea glorificado por el servicio que prestamos a los demás.

 


Si tienes ministerio y quieres ser instruido en el reglamento de vida espiritual, te invitamos a conocer el programa de capacitación ministerial en casa. Leer mas



 

Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Juan 4:9

… ¿Quién eres, Señor?


Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio, y justicia en la tierra: porque estas cosas quiero, dice Jehová. Jeremías 9:24

¿Puede alguien conocer y entender a Dios? Hay dos formas de conocer a Dios, una es la única que nos permite entenderlo. Nos referimos a la forma religiosa y a la forma espiritual; la forma religiosa añade conocimiento pero no enseña a entender a Dios, la forma espiritual está basada en la Revelación de Su Palabra y es la única que nos enseña a entenderlo,

Guardadlos, pues, y ponedlos por obra: porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia en ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, gente grande es ésta. Deuteronomio 4:6

Por supuesto en nuestro estudio desechamos toda explicación religiosa para conocer a Dios, y establecemos solo la Revelación como el único medio para conocer y entender a Dios. Son muchos los que han logrado conocer y entender a Dios; la expresión “amigo de Dios” (φιλος θεου)[1] declarada a Abraham no es un título simbólico, es la declaración divina del grado de conocimiento y entendimiento de Dios que Abraham alcanzó en su caminar con Él.

Enoc es otro ejemplo, la expresión “caminó Henoch con Dios” (ευηρεστησεν δε ενωχ τω θεω. Septuaginta)[2] no es solo la referencia histórica de la relación de Henoch con Dios, sino más, el nivel de conocimiento y entendimiento de Henoch acerca de Dios, tanto así que la referencia bíblica sobre él es que desapareció porque Dios le llevó.[3]

Y así, podríamos seguir citando casos como el de Elías, que Dios le llevó en un torbellino;[4] Eliseo, que sabía qué hacer y qué decir en cada situación;[5] Pedro en el Nuevo Testamento, que aún por su sombra los enfermos eran sanados,[6] y muchos otros citados en la epístola de Hebreos de los cuales se dice que por fe ganaron reinos, obraron justicia, alcanzaron promesas, taparon las bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de cuchillo, convalecieron de enfermedades, fueron hechos fuertes en batallas, trastornaron campos de extraños.[7]

Todos ellos conocieron y entendieron a Dios. No son la excepción, son la regla general a la cual somos todos llamados. El profeta Jeremías propuso que esto es el logro espiritual al que cada hombre y mujer de Dios debe dirigirse: alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme. El apóstol Pablo escribió también en esta misma línea, y estableció la regla de la vida en Cristo:

A fin de conocerle, y la virtud de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, en conformidad a su muerte, Filipenses 3:10

Y un poco más adelante, escribió:

Hermanos, yo mismo no hago cuenta de haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, Filipenses 3:13

Alguien podría preguntar, e incluso objetar, ¿Por qué para muchos en la actualidad es difícil (por no decir, imposible) conocer y entender a Dios?

Según la epístola de Santiago, la razón del porqué es difícil para muchos conocer y entender a Dios es por causa de la amistad con el mundo, y la dependencia que han establecido de él,

Adúlteros y adúlteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera pues que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Santiago 4:4

Para conocer y entender a Dios, lo primero que el hombre y la mujer de Dios tienen que hacer es renunciar a la amistad con el mundo; esta es la proclamación del Evangelio que los apóstoles establecieron como la doctrina de Cristo:

Y con otras muchas palabras testificaba y exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. Hechos 2:40

No es un mensaje nuevo, es el mismo mensaje profético del cual todo el pueblo conocía muy bien, pero que muy pocos estuvieron dispuestos a obedecer; profetizado tanto por el profeta Isaías,

Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; limpiaos los que lleváis los vasos de Jehová. Isaías 52:11

Como también por el profeta Jeremías,

Salid de en medio de ella, pueblo mío, y salvad cada uno su vida de la ira del furor de Jehová. Jeremías 51:45

El apóstol Pablo lo proclamó adecuadamente como parte del mensaje de la cruz,

Por lo cual Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, 2da. Corintios 6:17

El apóstol Juan lo estableció como piedra angular de la vida en Cristo,

No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo. 17Y el mundo se pasa, y su concupiscencia; mas el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre. 1ra. Juan 2:15-17

Solo quien está dispuesto a renunciar al mundo y a la dependencia de él puede estar por encima de las circunstancias,

¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? 1ra. Juan 5:5

Aquí se constituye el fundamento para operar sobrenaturalmente ante toda situación y circunstancia; quien mantiene alianzas con el mundo establece formas de operación circunstanciales y no puede operar sobrenaturalmente. Abraham pudo vencer con tres cientos hombres a cuatro reyes que en batalla anterior otros cinco reyes no habían podido vencerlos.[8] Gedeón venció con tres cientos hombres a un innumerable ejercito de madianitas y amalecitas que estaban apostados listos para atacar a Israel.[9]

Conocer y entender a Dios constituye al hombre y a la mujer de Dios en hombres y mujeres de rompimiento de las fuerzas de las tinieblas, como está escrito proféticamente en la Ley de Moisés,

Y cinco de vosotros perseguirán a ciento, y ciento de vosotros perseguirán a diez mil, y vuestros enemigos caerán a cuchillo delante de vosotros. Levítico 26:8

Moisés lo vuelve a reiterar como la forma natural de Dios de operar sobrenaturalmente a favor de aquellos que le conocen y le entienden,

¿Cómo podría perseguir uno a mil, Y dos harían huir a diez mil, Si su Roca no los hubiese vendido, Y Jehová no los hubiera entregado? Deuteronomio 32:30

Se hace necesario que se levante una generación que conozca a su Dios, y que le entienda; hay mucho conocimiento religioso en nuestro tiempo que ha acallado la Revelación de Dios. Es necesario que se levante como dice el apóstol Pablo, la generación de los Hijos de Dios, la generación de los que conocen y entienden a su Señor, y establezcan sobre la tierra la Voluntad del Todopoderoso, como se hace en el cielo.

¿Quieres conocer a tu Señor? ve, y renuncia a la amistad con el mundo y suelta todas las alianzas que has establecido con él,… y sigue al Señor.


 

 


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 



Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Santiago 2:23

[2] Génesis 5:22

[3] Ídem 5:24

[4] II Reyes 2:1-11

[5] Ídem 6:11-12

[6] Hechos 5:15

[7] Hebreos 11:33-34

[8] Génesis 14:9-16

[9] Jueces 7

‎¿Tiene el Bautismo en Agua alguna ‎Virtud Espiritual?‎ Serie de enseñanzas sobre el bautismo en agua


Aunque pareciera que ya hemos visto todos los aspectos del bautismo, queda todavía una pregunta por contestar: ¿tiene el bautismo en agua alguna virtud espiritual?

Hay una enseñanza presentada por el apóstol Pablo, poco discutida, que responde a la pregunta que nos hemos formulado, y nos ayuda a entender la virtud espiritual del bautismo en agua para los que se acogen a la fe en Jesús.

Se trata de la referencia que el apóstol hace del paso en seco por el mar del pueblo de Israel, una semana después de haber abandonado Egipto.

PORQUE no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron la mar; 2Y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en la mar; 1ra. Corintios 10:1,2

De acuerdo a esta Palabra, el apóstol establece que el paso en seco por el mar Rojo no fue una escapatoria emergente, un recurso de ultimo momento para huir del ejército egipcio que los perseguía, sino que se trató de una acción planificada de antemano por Dios mismo, para llevar al pueblo a la experiencia del bautismo en agua.

El relato del libro de Éxodo lo confirma, y refiere que Jehová Dios le explicó a Moisés lo que había dispuesto hacer, aunque a los ojos de todos pareciera que se trataba de una trampa en la que el pueblo mismo había caído:

Y HABLÓ Jehová a Moisés, diciendo: 2Habla a los hijos de Israel que den la vuelta, y asienten su campo delante de Pihahiroth, entre Migdol y la mar hacia Baalzephón: delante de él asentaréis el campo, junto a la mar. 3Porque Faraón dirá de los hijos de Israel: Encerrados están en la tierra, el desierto los ha encerrado. 4Y yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército; y sabrán los Egipcios que yo soy Jehová. Y ellos lo hicieron así. Éxodo 14:1-4

Se observa en el relato claramente lo que Jehová Dios había dispuesto en su Voluntad, como parte de la escuela profética en la que ha introducido al pueblo para enseñarlos acerca de cómo se camina con Dios.

A esta acción de la Voluntad de Dios es a la que el apóstol se refiere con el termino de, estas cosas fueron en figura de nosotros.[1] El termino traducido en figura es el termino griego τυποι, que significa no necesariamente algo “simbólico”, como muchas veces se ha interpretado, sino más bien, a una enseñanza establecida por analogía, mostrando con ello también el valor espiritual asignado a la experiencia del bautismo en agua.

El apóstol Pedro también utiliza la misma expresión τυποι, y se refiere con ello a modelo a imitar.

Y no como teniendo señorío sobre las heredades del Señor, sino siendo dechados de la grey. 1ra. Pedro 5:3

¿Por qué bautizarlos en la mar?, y por analogía, ¿Por qué necesario someternos al bautismo en agua para entrar al Reino de los Cielos?

¿Qué significó salir de Egipto? Jehová Dios le explicó a Moisés que Él había descendido para librarlos de mano de los egipcios,[2] por causa de sus angustias:

Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues tengo conocidas sus angustias. Éxodo 3:7

Jehová Dios comisiona a Moisés para que saque a su pueblo, y los libre de la aflicción de Egipto:

Y he dicho: Yo os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del Cananeo, y del Hetheo, y del Amorrheo, y del Pherezeo, y del Heveo, y del Jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel. Éxodo 3:17

Diez plagas son enviadas sobre Faraón y los egipcios para romper el yugo que Egipto había establecido sobre los hijos de Israel. La décima plaga descubre que se trata de juicio de Dios sobre las potestades espirituales de Egipto, que en realidad son las causantes de la aflicción de su pueblo:

Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así en los hombres como en las bestias: y haré juicios en todos los dioses de Egipto. Yo JEHOVÁ. Éxodo 12:12

Cuando instituye la fiesta solemne de Pesaj, le explica al pueblo, de que todo lo que han sufrido es porque son librados de la muerte de Egipto:

Vosotros responderéis: Es la víctima de la Pascua de Jehová, el cual pasó las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas. Entonces el pueblo se inclinó y adoró. Éxodo 12:27

Pero el pueblo, aunque libre, no había salido aun de Egipto. La presencia del gran ejército de Faraón quien aparentemente los había sitiado sacó a la luz lo que había en el corazón del pueblo:

11Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué lo has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? 12¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Que mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto. Éxodo 14:11-12

Allí es donde se descubre la Voluntad de Jehová Dios, y del porqué los llevó frente a la mar: para librarlos de quienes les habían inculcado semejante temor. Obsérvese la agenda de liberación:

Vrs.10     Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aquí los egipcios que venían tras ellos; por lo que temieron en gran manera, y clamaron los hijos de Israel a Jehová.

 

Vrs.24     Y aconteció a la vela de la mañana, que Jehová miró al campo de los Egipcios desde la columna de fuego y nube, y perturbó el campo de los Egipcios.

 

Vrs.27     Y Moisés extendió su mano sobre la mar, y la mar se volvió en su fuerza cuando amanecía; y los egipcios iban hacia ella: y Jehová derribó a los egipcios en medio de la mar.

 

Vrs.28     Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en la mar; no quedó de ellos ni uno.

 

Vrs.30     Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los Egipcios; e Israel vio a los Egipcios muertos a la orilla de la mar.

¿Qué significó el bautismo en agua para el pueblo de Israel? Significó la liberación total de sus enemigos:

Y vio Israel aquel grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios: y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo. Éxodo 14:31

Basado en este hecho quedó establecido para la posteridad que todo debía pasarse por agua, aquello que no soportare el fuego:

Todo lo que resiste el fuego, por fuego lo haréis pasar, y será limpio, bien que en las aguas de purificación habrá de purificarse: mas haréis pasar por agua todo lo que no aguanta el fuego. Números 31:23

Si el bautismo en la mar significó para el pueblo liberación de todos los que les perseguían, y el apóstol Pablo estableció la analogía de los hechos, porque dice:

…y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado. 1ra. Corintios 10:11

Entonces, el bautismo en agua tiene una virtud espiritual, la de ser recurso de liberación para quienes se acogen a la fe en Jesús.

Lo anterior se comprueba por el testimonio mismo del apóstol Pedro. El apóstol reconoce la virtud espiritual del bautismo en agua:

Los cuales en otro tiempo fueron desobedientes, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, cuando se aparejaba el arca; en la cual pocas, es a saber, ocho personas fueron salvas por agua. 21A la figura de la cual el bautismo que ahora corresponde nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como demanda de una buena conciencia delante de Dios,) por la resurrección de Jesucristo. 1ra. Pedro 3:20,21

Lo anterior significa que nadie que haya reconocido a Jesús como Señor, y se haya bautizado en agua, necesitaría someterse a liberación, pues habría recibido liberación mediante el bautismo en agua. La enseñanza presentada por el apóstol Pablo lo confirma.

Pero no en todos lo anterior es cierto. Los ministros de liberación sabemos que muchas veces hemos visto casos de liberación en gente de fe que a pesar de no haber incurrido en pecado resultan reaccionando a una ministración de liberación. La pregunta es, ¿Por qué?

La respuesta es sencilla. Porque en muchos casos no hemos bautizado correctamente a las personas. El caso contundente del caso de los discípulos de Efeso lo confirma:

Y ACONTECIÓ que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, andadas las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando ciertos discípulos, 2Díjoles: ¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis? Y ellos le dijeron: Antes ni aun hemos oído si hay Espíritu Santo. 3Entonces dijo: ¿En qué pues sois bautizados? Y ellos dijeron: En el bautismo de Juan. 4Y dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en el que había de venir después de él, es a saber, en Jesús el Cristo. 5Oído que hubieron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Hechos 19:1-5

Aunque habían sido bautizados en agua, a la manera del bautismo de Juan, no habían trascendido espiritualmente, y Pablo inmediatamente reconoció cual era el problema: no habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Lo mismo está aconteciendo en nuestros días. Un bautismo en agua no basado en las instrucciones de la Palabra, es un bautismo sin trascendencia espiritual, un bautismo religioso pero sin virtud espiritual como para hacernos andar en novedad de vida. La liberación que está disponible para los hijos de la fe, por cuanto es el pan de los hijos, no se ejecuta, y tenemos muchos hijos mendingando migajas, sujetos a los demonios que operan en los dioses paganos que operan en sus entornos.

No hay demanda de una buena conciencia, y por lo tanto, el viejo hombre sigue tan vigente como el momento antes de la confesión de fe. Los dioses a los cuales se sirvieron por muchos años siguen aún vigentes, demandando la adoración que anteriormente se les rendía. Razón por la cual hay tantas y tantas caídas, y poca perseverancia de quienes se acercan a nuestras iglesias.

La enseñanza traída por el Espíritu establece la virtud del bautismo en agua, en el nombre del señor Jesús:

¿O no sabéis que todos los que somos bautizados en Cristo Jesús, somos bautizados en su muerte? 4 Porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida. 5 Porque si fuimos plantados juntamente en él a la semejanza de su muerte, así también lo seremos a la de su resurrección: 6 Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fue crucificado con él, para que el cuerpo del pecado sea deshecho, a fin de que no sirvamos más al pecado. 7 Porque el que es muerto, justificado es del pecado. 8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él; 9 Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de entre los muertos, ya no muere: la muerte no se enseñoreará más de él. Romanos 6:3-9

¿Qué nos conviene hacer? ¿Seguir en las doctrinas religiosas en las que fuimos enseñados, o volvernos al Dios Todopoderoso, dador de toda buena dadiva, y vivir por su Palabra?

TOMADO DEL LIBRO “El Bautismo en Agua… Rito, Tradición o un Acto Espiritual

  • ISBN-10: 1548931055
  • ISBN-13: 978-1548931056

Pastor Montoya

Twitter: @pastormontoya

Tel. (407) 764-2699

www.ministerioscristorey.com

pmontoya@ministerioscristorey.com

[1] 1ra. Corintios 10:6

[2] Éxodo 3:8

La importancia de la fecha del primer viaje presidencial de Donald Trump, el 19 de mayo de 2017


Lecciones Proféticas para entendidos en los tiempos


Hay una asignación espiritual sobre Donald Trump, similar a la que le fue asignada al rey Ciro (כוֹרֶשׁ), según la profecía que encontramos en el capítulo 45 del libro del profeta Isaías.

Recientemente el rabino Hamekubal Rab Kuk mostró después de haber dicho que Trump ganaría las elecciones que el valor numérico del nombre de Donald Trump es similar al de Mashiaj Ben David. (Noticias de Israel, 2018) En su enseñanza reconoce que por su intervención se establecerá sobre Israel el comienzo de la redención de la nación:

Por supuesto que este mensaje no quiere decir que Trump es Mashiaj Ben David, si no que él cumplirá dentro del rol de Mashiaj Ben David, para bien o para mal, pero será una ficha fundamental en la Redención y la venida de Mashiaj.

Todas las acciones de Donald Trump en torno a Israel apuntan al cumplimiento de una profecía que él estará activando justamente en nuestro tiempo, principalmente en este año 2017. Se trata de la profecía de restauración de Israel como cabecera de naciones.

El viaje presidencial de Donald Trump por el medio oriente establece la piedra angular de este proceso de restauración de Israel; principalmente por la coincidencia en fechas con las celebraciones solemnes de Pesaj y Shavuot.

Para la iglesia del Señor, el primer viaje presidencial de Donald Trump representa la reactivación de la forma de medir los tiempos bíblicos, según la revelación bajo la cual la iglesia del Señor operó en los primeros siglos.[1]

La fecha escogida, mayo 19, no es una fecha escogida por el hombre, es una fecha escogida por Dios. Es una fecha que responde a una agenda profética establecida desde la época del profeta Isaías, para restaurar en nuestros días el orden establecido por Jehová Dios en cuanto a la forma de medir el calendario según fue establecido a Israel a la salida de Egipto.

El día del viaje presidencial coincide con el día en que según la ley de Moisés se presenta un omer por primicia de los primeros frutos de la siega;[2] día también en que comienza el conteo regresivo de las siete semanas para la celebración de la segunda gran fiesta solemne, la fiesta de shavuot.

El dato, por supuesto, no conforme al calendario judío actual, pues actualmente el pueblo judío lo marca en una fecha diferente, y esto porque su calendario surge de una mezcla con el calendario greco-romano, similar al calendario gregoriano; la evidencia de ello es que para este año 2017, ambas festividades coincidieron en la misma fecha. El calendario judío actual no es el mismo que se observaba aun en tiempos de Jesús, la dispersión producto de la destrucción de Jerusalén por Roma llevó al pueblo a perder la forma original de medir el tiempo.

La cuenta según el calendario vigente, el omer comenzó a contarse el día 11 de abril y terminará el 30 de mayo. Para la fecha del 19 de mayo la cuenta de omer correspondió al día 39, es decir, cinco semanas y cuatro días.

Sin embargo, esta fecha de celebración es muy temprana si se tiene en cuenta que la fiesta es de primeros frutos, y la demanda de presentar un omer por primicia no se podría cumplir dado que para la latitud 31oN en la que se encuentra Israel, el sol no ha madurado aun los frutos sembrados, y en muchos de los casos, aún ni han nacido.

Para el 22 ó 23 de marzo fecha en que se considera astronómicamente el inicio de la primavera, fecha en que el sol está sobre la línea del Ecuador, y es la fecha tomada para calcular la celebración de la pascua, y de Pesaj, (Hijos de la Divina Voluntad) el sol se ubica todavía muy al sur para la región donde se encuentra Israel.

Es necesario recalcular la fecha de celebración de Pesaj pero teniendo en cuenta el movimiento de la tierra que determina la precesión de los equinoccios. Como el sol viene recorriendo desde el hemisferio sur hasta el hemisferio norte, la fecha que marca la llegada de la primavera (primeros frutos) para la región de Israel tiene que ser superior a la del 22 ó 23 de marzo, que como ya dijimos, los frutos de la tierra aún no han madurado.

La fecha bíblica para el comienzo de la primavera para la región de Israel debe calcularse a partir de la luna llena del mes de abril.

La luna llena de abril marca el inicio de la primavera regional para Israel. Si el lector se ubica en un gráfico de las fases de la luna verá que hemos estado celebrando la fiesta de Pesaj un mes antes de la fecha real.

Para la fecha de la luna llena de abril el hemisferio norte ha salido por completo de las bajas temperaturas que aún persisten producto del invierno que acaba de pasar, y el sol permite la espigación de los frutos; que fue lo que sucedió según el relato de la plaga del granizo que cayó sobre Egipto:

El lino, pues, y la cebada fueron heridos; porque la cebada estaba ya espigaday el lino en caña.32 Mas el trigo y el centeno no fueron heridos; porque eran tardíos. Éxodo 9:31

Así, entonces, el nuevo año según el calendario bíblico establecido a la salida de Egipto comienza con la siguiente luna nueva.

Este mes os será principio de los meses; será este para vosotros el primero en los meses del año. Éxodo 12:2

El Pesaj bíblico entonces se celebra en la siguiente luna llena, que según la gráfica de las fases lunares, es la luna llena de mayo.

Tenemos entonces, resumiendo todo lo anterior, que la primavera regional para Israel se marca con la luna llena de abril, la siguiente luna nueva es el inicio del nuevo año, y primer mes del año; la siguiente luna llena, la luna llena de mayo es la fecha para la celebración de Pesaj.

A la luz de estos datos, las fechas corregidas para la celebración de Pesaj, y para el conteo de las siete semanas para la celebración de Shavuot, del año 2017 son como sigue.

La luna llena de abril cayó el 11 de abril, ese día comenzó la primavera regional para Israel. La luna nueva se marcó para el 26 de abril, por consiguiente, el año bíblico y primer mes del año comenzó el 27 de abril. La fecha corregida para Pesaj es el 10 de mayo, y del 11 al 17 del mismo mes la verdadera fecha de panes sin levadura, correspondientes a los días 14 al 21 del mes de Abib, según leemos en el detalle que Moisés ofreció para la observación anual de la celebración:

En el mes primero, el día catorce del mes por la tarde, comeréis los panes sin levadura, hasta el veintiuno del mes por la tarde. 19 Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas, porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, aquella alma será cortada de la congregación de Israel. Éxodo 12:17,18

Así llegamos al 19 de mayo como primer día de omer, día de primeros frutos, fecha cuando Donald Trump inició su viaje presidencial. Ahora podemos ver la relevancia del viaje presidencial de Donald Trump. Para los efectos proféticos, Donald Trump estaba siendo llevado por Dios por medio oriente para establecer la restauración del tiempo bíblico.

Esto nos lleva a otro establecimiento profético. Si su viaje se dio en el primer día de la cuenta de las siete semanas, al cabo de las cuales según la ley de Moisés ofreceréis nuevo presente a Jehová,[3] tenemos que esperar que el día cincuenta de esta cuenta, es decir, en la fiesta solemne de Shavuot, tengamos una nueva intervención de Donald Trump en el medio oriente.

Para calcular la fecha de la fiesta solemne de shavuot contamos cuarenta y nueve días a partir del 19 de mayo, lo que nos lleva a la fecha del 7 de julio.

Esta fecha es profética, como lo fue la entrega de la Torah al pueblo en el monte Sinaí, es fecha de establecimiento de Sion por cabecera de montes, profetizado por el profeta Miqueas:

Y ACONTECERÁ en los postreros tiempos, que el monte de la casa de Jehová será constituido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él pueblos. Miqueas 4:1

Profetizado también por el profeta Isaías:

POR amor de Sión no callaré, y por amor de Jerusalem no he de parar, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salud se encienda como una antorcha. Isaías 62:1

Basado en que este año también se cumple 50 años de la reunificación de Jerusalén como capital de Israel, y dado que una de las promesas de campaña de Donald Trump fue trasladar la embajada de los Estados Unidos de América a Jerusalén, esperamos que para el día de shavuot, el 7 de julio de 2017, sea el día en que Estados Unidos mueva su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, completando así la profecía de Isaías en torno a Israel sobre la llegada del varón de mi consejo.

Todos los textos bíblicos usados fueron tomados de la Versión Reina Valera Antigua (RVA)

 

Bibliografía

Arutz Sheva. (2017, May 3). israelnationalnews.com. Retrieved Nov 17, 2018, from Rare: 40,000 Levant sparrowhawks fly over Eilat: http://www.israelnationalnews.com/News/News.aspx/229042

Bates, J. (2017, Mayo 4). Suceso insólito en Israel: 40,000 gavilanes Levant vuelan sobre Eilat. Retrieved Nov 17, 2018, from https://www.tiemposprofeticos.org/suceso-insolito-israel-40000-gavilanes-levant-vuelan-eilat/

Hijos de la Divina Voluntad. (n.d.). Hijos de la Divina Voluntad. Retrieved Nov 19, 2018, from http://www.divvol.org/recursos/fecha_pascua.htm

Noticias de Israel. (2018, Nov 19). israelnoticias.com. Retrieved Nov 19, 2018, from https://israelnoticias.com/judaismo/guematria-nombre-donald-trump-hillary-clinton/

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Hechos 3:21

[2] Levítico 23:15

[3] Levítico 23:16

%MCEPASTEBIN%

¿Tenía Pedro necesariamente que negar a Jesús?


Hay quienes creen que las cosas que acontecen ya están escritas, y que se cumplirán no importa lo que el hombre haga para evitarlas.

A la luz de esta definición, la respuesta a la pregunta que le da título a nuestra discusión sería, a todas luces, sí, Pedro tenía que negar a Jesús.

Sin embargo, entendiendo que  el destino no es un concepto hebreo, ni bíblico, sino griego, filosófico, la respuesta a nuestra inquietud cambia, y el espíritu se abre a la revelación de una razón espiritual que pocas veces hemos considerado como posible.

Pedro negó que conocía, y que era discípulo de Jesús, porque se había posado sobre él un manto de tinieblas que cegó su entendimiento. Horas antes de tales negaciones, Jesús mismo le había advertido: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandaros como á trigo; (Lucas 22.31), pero Pedro no le vio el peso espiritual de tal advertencia.

De hecho, el relato del Evangelio de Mateo registra que Jesús tomó a Pedro ya los dos hijos de Zebedeo, aparte, y le dijo a Pedro: ¿Así no habéis podido velar conmigo una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación: el espíritu á la verdad está presto, mas la carne enferma (Mateo 26:40,41). 

Y esto lo hizo por tres ocasiones consecutivas, de las cuales, en ninguna de ellas pudo cumplir, pues el texto relata que los ojos de ellos estaban agravados (vrs. 43).

Pedro estaba bajo un hechizo, un manto de angustia y estupor, que no le permitió ver la realidad espiritual de aquella noche. Noche que aunque celebraban la cena del cordero pascual (Pesaj), cena de recordación de la liberación de la esclavitud, Satanás había desplegado en el lugar una actividad de cautividad, pues en el desarrollo de la cena, se describe en torno a Judas Iscariote, que tras el bocado Satanás entró en él (Juan 13.27).

Este manto de cautividad provocó que Pedro respondiera con miedo y temor en las tres ocasiones que fue inquirido acerca de su relación con Jesús.
No necesariamente lo que tenemos que hacer está ya escrito. Las cosas no acontecen tampoco por consecuencia de la relación causa-efecto,  pues su definición es científica aunque muchas veces la introducimos en el ámbito religioso bajo la concepción de causalidad.

Para uno que ha nacido del agua y del Espíritu (Juan 3.5), todo tiene una respuesta espiritual. Negarla, u obviarla, nos puede conducir a incurrir en el error de Pedro.

Pastor Montoya

@pastormontoya

E-mail: ministerios.cristorey@gmail.com