…Ni plaga tocará tu morada



Aspecto profético sobre la pandemia de Covid-19


En estos días donde el mundo entero ha sentido la amenaza de COVID-19, muchas personas de fe han visto confrontadas sus convicciones por el temor de que su vida corra la misma suerte de uno que no tiene la convicción en un Dios Todopoderoso.

¿Qué creer? ¿Puede Dios guardarnos? ¿COVID-19 puede afectar a un hombre de fe? ¿Podemos perecer?

Son muchas las preguntas que circulan en el ambiente, y aunque no se expresan en un foro de tipo religioso, la incertidumbre ha agobiado a mas de alguno, y se deja ver en la ultra observación de las recomendaciones que los organismos de salud han establecido como protocolos de protección.

¿Qué es el Coronavirus, y por que está presente en el mundo entero? ¿puede afectar tanto a incrédulos como a creyentes?

El Coronavirus es una plaga, e independientemente de si hubo manipulación humana en su creación, o si se formó como consecuencia de la deformación genética que el hombre provoca con la alteración de alimentos de tipo animal, su presencia sobre el planeta es por disposición de Dios quien ha determinado que se riegue por todas partes para recordarnos que el hombre no es producto de la evolución de especies, que el hombre se debe a Dios por ser su Creador, y porque lleva dentro de sí la imagen de Su Naturaleza, y esto tanto para creyentes como para incrédulos.

Las diez plagas de Dios enviadas sobre Faraón y sobre Egipto durante el tiempo de esclavitud de Israel nos muestra que el Coronavirus es una plaga enviada para abatir la arrogancia del hombre, por su obstinado corazón de no querer tener a Dios en su noticia.

Porque yo enviaré esta vez todas mis plagas (מַגֵּפֹתַי) a tu corazón, sobre tus siervos, y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra. Éxodo 9:14

El hombre ha sido advertido por Dios en innumerables ocasiones a través de sus profetas, pero el hombre ha incrementado su rebeldía resistiendo a Dios de frente, levantándose incluso con la obcecación de formar dioses conforme a su antojo, por eso Dios interviene para abatir con plagas la dureza del corazón del hombre, de allí que el profeta Isaías profetizó acerca de situaciones que quebrantan la arrogancia del hombre.

Por mí hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia, y no será revocada. Que a mí se doblará toda rodilla, jurará toda lengua. Isaías 45:23 (Romanos 14:11; Filipenses 2:10-11)

Las plagas son enviadas por Dios para mostrarle al hombre que sus dioses no le salvan de los males que él teme; las plagas son enviadas para recordarle al hombre/mujer de fe que su Dios es el Todopoderoso Creador de todas las cosas que existen,

Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así en los hombres como en las bestias: y haré juicios en todos los dioses de Egipto. YO JEHOVA. Éxodo 12:12

La décima plaga de Dios sobre Egipto nos muestra que las plagas pueden tocar tanto a incrédulos como a creyentes, pero nos muestra también, que en la Gracia de la operación de Su exaltación, deja provisión para aquellos que en Él esperan sean salvos del juicio que sobreviene sobre la tierra,

Porque Jehová pasará hiriendo a los Egipcios; y como verá la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará Jehová aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir. Éxodo 12:23

El profeta Ezequiel nos confirma la Verdad de esta salvación al describir en sus escritos que en tiempos de plagas, Dios pone marca sobre la frente de aquellos que recurren a Su provisión,

4Y díjole Jehová: Pasa por medio de la ciudad, por medio de Jerusalem, y pon una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella…  6Matad viejos, mozos y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno: mas a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no llegaréis; y habéis de comenzar desde mi santuario. Comenzaron pues desde los varones ancianos que estaban delante del templo. Ezequiel 9:4

Todos los tiempos han tenido una provisión especifica de salvación; en tiempos de Noé la provisión fue un arca, en tiempos de Moisés la provisión fue la sangre de un cordero pintada sobre los pórticos y dinteles de las casas; ¿Cuál es la provisión de Dios para el tiempo del Coronavirus?

En nuestro tiempo, la provisión es Jesús, particularmente, la convicción en su Revelación. Dios no está ajeno de lo que está sucediendo actualmente sobre el planeta, ni Satanás ha tomado más libertad de la que el Todopoderoso le permite. Dios ha mostrado a sus profetas el propósito de esta plaga,

Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. Amós 3:7

La provisión de salvación consiste en la Revelación de Dios por Su Palabra y por el Espíritu de Verdad, La salvación consiste en entender y perseverar en la fe de la Revelación de lo que el Espíritu de Verdad establece a través de Su Palabra.

A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. Isaías 8:20

La provisión de salvación para el tiempo del Coronavirus consiste en entender que esto que está sucediendo viene de parte de Dios, y que por lo tanto es un absurdo reprenderlo; quien reprende al Coronavirus se opone a la Voluntad de Dios. Algo similar sucedió en tiempos del profeta Jeremías, y muchos no lo entendieron. Jeremías proclamó de parte de Dios que Nabucodonosor había sido enviado de parte de Él,

6Y ahora yo he dado todas estas tierras en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y aun las bestias del campo le he dado para que le sirvan…  8Y será, que la gente y el reino que no sirviere a Nabucodonosor rey de Babilonia, y que no pusiere su cuello debajo del yugo del rey de Babilonia, con espada y con hambre y con pestilencia visitaré a la tal gente, dice Jehová, hasta que los acabe yo por su mano….  9Y vosotros no prestéis oído a vuestros profetas, ni a vuestros adivinos, ni a vuestros sueños, ni a vuestros agoreros, ni a vuestros encantadores, que os hablan diciendo: No serviréis al rey de Babilonia. Jeremías 27:6-9

El Coronavirus viene de parte de Dios y cumple un propósito profético de establecimiento de Reino. Nada sucederá con aquellos que entiendan que Dios está estableciendo Reino sobre la faz de la tierra, y que esto establece un orden divino sobre la faz de la tierra. Permítame presentárselo en los siguientes renglones.

La Soberanía de Dios es establecida por el carácter profético de todos los eventos humanos. El profeta Isaías establece en sus escritos que la naturaleza de Dios es descubrir lo que sucederá acerca de las cosas antes de que los hombres tengan conciencia de la posibilidad de ellas,

Así dice Jehová, el Santo de Israel, y su Formador: Preguntadme de las cosas por venir; mandadme acerca de mis hijos, y acerca de la obra de mis manos. Isaías 45:11

El profeta Isaías profetizó de parte de Dios acerca de Ciro cientos de años antes de que él naciera, antes incluso de que su nación fuera conocida;

Que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, en diciendo a Jerusalem, Serás edificada; y al templo: Serás fundado. Isaías 44:28

De igual forma, estos tiempos de Coronavirus están profetizados en los escritos de la Ley de Moisés, y descritos también el por qué ha atacado al planeta entero. Para entenderlo es necesario estudiar y entender primero acerca del valor profético de la cautividad de Judá a Babilonia. El profeta Jeremías profetizó de parte de Dios que Judá iría en cautividad a Babilonia y estaría fuera un periodo de setenta años,

11Y toda esta tierra será puesta en soledad, en espanto; y servirán estas gentes al rey de Babilonia setenta años. 12Y será que, cuando fueren cumplidos los setenta años, visitaré sobre el rey de Babilonia y sobre aquella gente su maldad, ha dicho Jehová, y sobre la tierra de los Caldeos; y pondréla en desiertos para siempre. Jeremías 25:11-12

Y nuevamente es confirmada la Palabra,

Porque así dijo Jehová: Cuando en Babilonia se cumplieren los setenta años, yo os visitaré, y despertaré sobre vosotros mi buena palabra, para tornaros a este lugar. Jeremías 29:10

¿Por qué setenta años de cautividad? ¿Por qué dejar la tierra deshabitada? La respuesta la encontramos en los escritos de la Ley de Moisés,

Entonces la tierra holgará sus sábados todos los días que estuviere asolada, y vosotros en la tierra de vuestros enemigos: la tierra descansará entonces y gozará sus sábados…  43 Que la tierra estará desamparada de ellos, y holgará sus sábados, estando yerma a causa de ellos; mas entretanto se someterán al castigo de sus iniquidades: por cuanto menospreciaron mis derechos, y tuvo el alma de ellos fastidio de mis estatutos. Levítico 26:34-43

La palabra tuvo su cumplimiento, y es el escritor del libro de Crónicas quien la certifica, y explica además la razón de por qué setenta años,

Para que se cumpliese la palabra de Jehová por la boca de Jeremías, hasta que la tierra hubo gozado sus sábados: porque todo el tiempo de su asolamiento reposó, hasta que los setenta años fueron cumplidos. 2 Crónicas 36:21

¿Por qué setenta años de cautiverio y de asolamiento de la tierra? El pueblo fue llevado cautivo por la arrogancia misma del pueblo, por su obstinado corazón de no querer tener a Dios en su noticia, el pueblo sirvió a otros dioses y se olvidaron de las leyes que Dios les había entregado; la tierra fue desolada y dejada en abandono porque el pueblo no observó el día de reposo por espacio de cuatrocientos noventa años (setenta periodos de siete, según la celebración de los años Shemitáh), y Dios lo hizo cumplir por encima de la obstinación del pueblo para dejar establecido que ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas.

La profecía sobre estos tiempos de Coronavirus corre paralela con la profecía dada por el profeta Jeremías. En todas partes del mundo los gobiernos tomaron la decisión de establecer cuarentenas sobre todas las ciudades, en algunos casos, las cuarentenas están acompañadas con toques de queda y el cierre parcial de los comercios. Hasta este momento, todos los países del mundo han coincidido en que la duración de las cuarentenas se extienda desde el 15 hasta el 31 de marzo, un total de 17 días en promedio, con la posibilidad de poder extender los días si no hubiere un control de la pandemia dentro de ese periodo.

Si usted compara la actividad en todas nuestras ciudades en estos días, usted verá que la actividad se ha reducido a la más mínima expresión; mucha gente está literalmente refugiada en sus casas y apartamentos. Comparemos la actividad en la mayoría de nuestras ciudades con los siguientes textos,

Mas el séptimo día será reposo para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas: Éxodo 20:10


Seis días se trabajará, y el séptimo día sábado de reposo será, convocación santa: ninguna obra haréis; sábado es de Jehová en todas vuestras habitaciones. Levítico 23:3

¿Qué observa? Estos días de cuarentena son exactamente, literalmente, días de reposo, tales como fueron establecidos y demandados por el Señor en la Ley que le entregó a su pueblo. Todas las ciudades del mundo, sin excepción, han sido llevados literalmente a observar días de reposo ¿Puede esto venir de Satanás?

Similarmente, como sucedió con los setenta años de asolamiento de Judá, para que la tierra cumpliera sus días de reposo —años Shemitáh— en nuestros días Dios ha demandado el cumplimiento de todo aquel tiempo que los hombres han olvidado reposar y descansar en su Creador.

¿Por qué esta demanda de Dios para nuestros días? Por causa de que el hombre ha construido dioses materiales y se ha vuelto esclavo de ellos, olvidando que Dios los libró de la esclavitud,

Y acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido: por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día del reposo. Deuteronomio 5:15

El día de reposo no es un concepto religioso, es provisión de salvación para encontrar en Dios provisión de prosperidad, sabiduría y riquezas,

Antes acuérdate de Jehová tu Dios: porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. Deuteronomio 8:18

Los siguientes textos son todavía más contundentes, muestran cómo Dios a través del Coronavirus hizo que las gentes se sometan a su Palabra aun por encima de sus propias voluntades,

¿Cómo se encuentra la población del mundo actualmente?

Sábado de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas, por estatuto perpetuo. Levítico 16:31

Se encuentran “afligidos”, tal y como la misma instrucción de observar el día de reposo lo demandó. Dios está humillando al hombre, y obligándolo a reconocer Su Soberanía.

¿En qué consiste la provisión de salvación para un hombre/mujer de fe frente al Coronavirus?

Seis días se hará obra, mas el día séptimo es sábado de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que hiciere obra el día del sábado, morirá ciertamente. Éxodo 31:15

Consiste en entender que detrás del Coronavirus está la mano de Dios; esto que está aconteciendo justamente en nuestros días es dedo de Dios. Aquel que pueda ver esta Revelación de Dios, y se someta a ella, no morirá; pero aquel hombre/mujer de Dios que no vea a Dios obrando en medio de esta situación, y con arrogancia quiera reprenderla, confiando en los protocolos sanitarios más que en la provisión de Dios, de cierto morirá, y testimonio tendremos.


La provisión de Dios consiste en la Revelación del Espíritu por su Palabra.


Dios ha traído el Coronavirus para establecer Reino sobre la faz de la tierra. Dios está haciendo cumplir Su Palabra, y tal como sucedió con los setenta años del cautiverio profetizado por Jeremías, hasta que la tierra hubo gozado sus sábados, así en nuestros tiempos Jehová—Dios, el Todopoderoso, ha traído el Coronavirus para completar dos semanas completas, y las que el Señor quiera agregar, para que el hombre entienda que fuera de Él no hay otro.


¿Dónde, oh, hombre de Dios está tu confianza? ¿Por qué si creyendo y proclamando a un Dios Todopoderoso te comportas como si tu Dios hubiera sido tomado de sorpresa por el Coronavirus?


Es tiempo de que volvamos en amistad con Dios y revisemos nuestros fundamentos de fe, muchos de ellos son fundamentos de doctrinas humanos, y no fundamentos de la Palabra. Es necesario que volvamos a la Palabra, que no interpretemos la Palabra para acomodarla a nuestras pretensiones; es necesario que entendamos que significa Revelación, Justicia y Juicio; es necesario que despertemos el Espíritu de la profecía y seamos guiados por el Espíritu de Verdad.

Y él me dice: Necesario es que otra vez profetices a muchos pueblos y gentes y lenguas y reyes. Apocalipsis 10:11

Concluyo estableciendo lo que el Espíritu dice a su pueblo,

No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. Salmos 91:10

 


 

Compártelo, es necesario desarraigar la apostasía de nuestras comunidades de fe

 


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 


Pastor Pedro Montoya

Tel. Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .