…he rogado por ti que tu fe no falte

El avivamiento del que hemos oído predicar en nuestros días como un movimiento del Espíritu de Dios, no llegará hasta que entendamos el valor de la oración y nos comprometamos ante Dios con sostener bajo un manto de oración a quienes el Señor nos haya delegado, ya sea como equipo de trabajo, o como miembros conjuntamente con los que forman parte del cuerpo de fe al que pertenezcamos. El apóstol Pablo estableció como requisito para ayudar a las viudas que éstas estuvieran involucradas en un ministerio de oración,

El Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob

El Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob es una frase clave, una llave de entendimiento, para comprender quien en realidad es la genealogía de Abraham, de Isaac y de Jacob. El Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob es la generación que existe no sujeta a las condiciones humanas sino sujeta a las condiciones del cielo; su uso proclama y exige la fe de que el Señor es poderoso para transformar todas las cosas. Los textos que hasta este momento nos han parecido meramente expresiones de fortaleza y de ánimo, son realmente declaraciones de fe sobre que la presencia de la debilidad, la esterilidad, la impotencia, el fracaso, las crisis, etc., son solo avisos de que Dios está cerca, dispuesto para establecer su Gloria sobre quienes sufran de esas incapacidades,

… ¿Quién eres, Señor?

Se hace necesario que se levante una generación que conozca a su Dios, y que le entienda; hay mucho conocimiento religioso en nuestro tiempo que ha acallado la Revelación de Dios. Es necesario que se levante como dice el apóstol Pablo, la generación de los Hijos de Dios, la generación de los que conocen y entienden a su Señor, y establezcan sobre la tierra la Voluntad del Todopoderoso, como se hace en el cielo

La Verdad de las Cosas en las cuales has sido Enseñado: Los Hechos de Jesús

Cada narración, cada hecho de Jesús que ellos compartían, lo hacían para establecer la fe de lo que ellos habían conocido durante su interacción con Él. Lucas recoge en sus relatos testimonios de un público presencial que al irse convirtiendo en discípulos de Jesús, convierten los hechos en testimonios doctrinales con y por los cuales la fe en Jesús se dispersa y añade a otros a la fe:

Principios de Justicia y de Interpretación para Alcanzar la Vida Eterna

La Vida Eterna consiste en descubrir la justicia de los actos y saber establecer la prioridad de ellos. Somos salvos por la justicia que hacemos, o mejor dicho, para ser cónsono con la revelación de la Palabra, somos salvos por la justicia que establecemos. En esto consiste la vida de fe, y sobre de lo cual se construye la Vida Eterna,