¿Puede Dios proveer en nuestro tiempo de la misma forma que lo hizo en el pasado?


El problema que enfrentamos en los tiempos actuales, no obstante, no es porque Dios no quiera proveer, o porque Dios actúa con los de este tiempo de forma diferente a los del pasado, o peor aún, porque Dios actúa para con Israel de una forma y con los gentiles de otra, explicaciones que de seguro el lector habrá escuchado en más de un predicador darlo como explicación (excusa) de por qué no vemos la misma sobrenaturalidad de Dios en el presente.

¿Puede Dios ayudar en tiempo de crisis? Y si ayuda, ¿Cómo lo hace?


¿Puede Dios ayudar en tiempo de crisis? Sí, definitivamente Dios interviene, y ayuda en medio de los tiempos de crisis, y lo hace literal. Basta con abrir cualquier libro de la Biblia en donde se narra el sufrimiento, individual o colectivo, de uno que ha dispuesto creer en Él, como para darse cuenta de la forma milagrosa y sobrenatural que Dios utiliza para “salvar” a aquellos que le invocan. La Biblia también nos dice que Dios es el mismo por todos los siglos,[1] que en Él no hay sombra de variación;[2] esto, para aquellos que puedan argumentar que tal intervención sobrenatural fue cosa del pasado, y que en el presente lo hace solo mediante los recursos científicos que el hombre ha desarrollado.

¡Cómo la bendición de un hombre de Revelación puede transformar el destino de un pueblo!


El destino final de la tribu de Rubén habría  sido el exterminio total; sin embargo, en medio de la debacle a la cual estuvo expuesta las tribu por las acciones de su fundador, hubo un hombre de Revelación que pudo ver no solo lo que estaba escrito sobre Rubén, sino que se remontó sobre el tiempo y vio en Rubén la obra de Dios por medio de Jesús, de reconciliación y de restauración.