apostasia, conocer a Dios, doctrina de Cristo, Evangelio

Año 2020, el año de la visión perfecta


Y él dijo: A vosotros es dado conocer los misterios del Reino de Dios; mas a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan.

Lucas 8:10

Estaba recordando que el año pasado justamente por estas mismas fechas, en una reunión con varios amigos míos, a manera de broma les pregunté: —¿saben cómo se ha denominado al año 2020? Recuerdo que me dieron varios nombres; claro, ninguno coincidía con la respuesta que yo tenía, pues era algo que yo había acuñado, en forma jocosa; al final les expliqué que por el hecho de ser el año 2020, se le llamaría el año de la visión perfecta: visión 20/20. En ese momento lo presenté como algo jocoso, una ocurrencia que me vino a la mente de momento.

Hace un par de días volvió a mi mente de nuevo la frase pero esta vez con una mayor seriedad, y de momento pensé, ¿hace una año por esta fecha, realmente la frase me vino como una ocurrencia de momento, o Dios estaba inquietando mi espíritu acerca de las cosas a las que nos enfrentaríamos?


El año 2020 pasará a la historia como un año cargado de muchas convulsiones, no he leído ningún artículo que reporte sobre lo que significó este año para la humanidad, pero creo que de alguien hacerlo destacará que el año 2020 trajo crisis social, escasez económica y muerte, entre otras cosas. Definitivamente que el año 2020 es una año de inflexión, la historia de la humanidad ha dado un giro, la pregunta es, ¿hacia dónde? Y, ¿Por qué?

Claro, estas ‘convulsiones’ del año 2020 son formas de evaluación de una visión periodística; pero los hombres y mujeres de fe no somos alarmistas, no nos impresionamos por las adversidades, pues sabemos por las Escrituras que Dios aun de ellas puede ‘Revelar’ la soberanía que Él tiene sobre la tierra y todos sus habitantes; así que, si el año 2020 tiene que ver con ‘visión perfecta’, algo más que simples desgracias Dios quiere que nosotros veamos; la visión 20/20 tiene que ver con la visión espiritual y profética de cómo Dios evalúa las situaciones, y cómo Él pretende que los hombres y mujeres de fe evaluemos las situaciones.

El año comenzó con situaciones bastante agitadas, el juicio político al presidente Donald Trump (Enero 16 – Febrero 5, 2020); le siguió la noticia alarmante de que estamos frente a una ‘pandemia’, y que está produciendo muchas muertes (Marzo 11); luego, en el verano, las seis tormentas tropicales y siete huracanes que azotaron directamente a Estados Unidos; los dos huracanes que azotaron a Centroamérica; el repunte del COVID-19; y ya para terminar el año, unas elecciones amañadas que según muchos testimonios, ha habido deliberadamente conspiración para sacar a Donald Trump y colocar en su lugar a una persona que por la forma de escoger su gabinete, es la continuidad del gobierno de Barack Obama.


¿Qué nos está diciendo todos estos datos? ¿Qué es lo que debemos ver por ellos? Estos datos nos están dirigiendo a entender que hay fuerzas de las tinieblas empujando las circunstancias y forzando las situaciones para provocar estancamiento a la obra profética del Reino sobre la tierra, es un tiempo de antesala a persecución sobre la obra de fe que se levantará de forma muy sutil a través de los medios de comunicación social, todo para hacer que los hombres y mujeres de fe se ‘avergüencen’ de su fe en Jesús y de la obra profética; encuentro que hay una similitud entre lo acaecido durante este año y la forma de opresión y estancamiento provocado por Tobías y Sambalat para evitar que los judíos reconstruyeran a Jerusalem, al retorno de la cautividad.[1] La pandemia trajo como consecuencia directa que muchas iglesias se cerraran por varios meses, muchos ministros no estaban preparados para tal situación y no pudieron entender el proceso de transición al que Dios nos está llevando.


En materia profética sobre el papel de las naciones, el libro de Daniel nos abrió el camino para entender que las naciones responden a potestades espirituales que buscan establecer hegemonía sobre regiones enteras. El año 2019 terminó mostrando a dos naciones —USA y China—en un pulseo comercial, ¿Por qué la guerra comercial entre USA y China, solo competencia de libre comercio? La historia nos ha enseñado que el poder político se gana en el campo del comercio,[2] así que quien domine el mercado dominará política y económicamente a sus competidores.

En cuanto a la pandemia, ¿verdaderamente una nueva enfermedad viral, o una manipulación genética producida en los laboratorios? ¿Por qué COVID-19 se originó en China pero ha atacado más al resto de países del mundo? La guerra comercial que venía dándose con mucha fuerza entre USA y China, y que amenazó con estancar el comercio de los productos chinos, menguó precisamente por el surgimiento de COVID-19 ¿casualidad? Si la gente en China sigue ingiriendo murciélago y pangolín, que según muchos fue la causa del surgimiento del COVID-19, ¿Por qué no se han seguido infectado como cuando comenzó la pandemia? En los últimos meses ha salido a la luz, incluso, una intervención de China en los comicios electorales del 3 de noviembre.

¿A que estaremos expuestos en los próximos años? El pueblo de fe tiene que aprender a vivir la vida en Jesús por la fe, depender de una vacuna no es la solución a una crisis de fe.

¿Por qué el repunte de COVID-19? ¿Es una curva natural? En los últimos meses ha salido a la luz pública la existencia de una operación mundial con trasfondo climático, que nada tiene que ver con COVID-19, pero que se ha valido de la iniciativa de los países de restablecer las cuarentenas, para mostrar la necesidad de ‘reformar’ el estilo tradicional de vida laboral y mantener las operaciones on-line que predominaron durante el tiempo de cuarentena decretado inicialmente por los gobiernos.

La operación se llama, ‘the great reset’,[3] por su nombre en inglés; en su slogan se lee: “reajustar y dar forma al futuro que queremos.” La gente que está detrás de esta operación es gente sumamente influyente, entre ellos muchos gobernantes de países industrializados, pero sorpresivamente, Donald Trump no apoya esta operación. El repunte de COVID-19 no es natural, los gobiernos de varios países industrializados levantaron las medidas de salud antes de tiempo para ‘exponer’ a la población a un contagio mayor, para forzar posteriormente a implantar de nuevo las cuarentenas y alargar así la forma laboral on-line que se había establecido desde el mes de marzo; se busca que esta forma laboral sea el estilo de vida de aquí en adelante; en los Estados Unidos, incluso, varios congresistas progresistas del partido demócrata promueven esta idea.

¿Por qué quieren sacar a Donald Trump de la presidencia de USA? ¿hay una conspiración en el mundo detrás de todos estos eventos? Donald Trump es una amenaza para esta operación ‘green new deal’, no se trata solo de un partido político y de parte de la población que no lo tolera; Donald Trump obtuvo más votos el 3 de noviembre que cualquier otro presidente anterior en tiempo de reelección, así que no es por falta de simpatía que buscan quitarlo de la presidencia. La operación del 3 de noviembre surgió como plan B de no prevalecer el juicio político en su contra, esta operación de fraude electoral se planificó con suficiente tiempo; si revisa el texto en el libro de Esther sobre la conspiración de Amán hijo de Amadatha Agageo para exterminar a los judíos, verá que la operación de conspiración se hizo con doce meses de anticipación.[4]


¿Dónde está Dios en todo esto? El año 2020 está por terminar, y cuando los relojes del mundo entero marquen las doce y un minuto del 31 de diciembre, y hayamos entrado al año 2021, empezaremos a ver la intervención sobrenatural de Dios sobre toda esta obra de tinieblas que el hombre ha contribuido para detener el avance profético del Reino sobre la tierra, porque para todo hay tiempo. Todo esto que está sucediendo a nivel mundial es tan solo un aviso de la pronta aparición del anticristo, y de lo cual muchos hombres y mujeres de fe no están preparados para resistirlo.

No hay duda que el año 2020 ha sido un año diferente, pero no debe dejarse pasar por inadvertido todo lo acontecido, entre ello, sobre todo, la sustitución de Donald Trump; la cantidad extraordinaria de tormentas tropicales y huracanes que azotaron a la nación durante el año debe ser una advertencia sobre a qué se están exponiendo de ser quitado de la presidencia a Donald Trump.

Proféticamente hablando, el año 2020 es un año pivote, hay un giro en la forma de como Dios estará entregando Revelación profética como parte de las señales de los tiempos, no solo se trata de eventos ‘naturales’ sino, sobre todo, al curso de acción que se estará desarrollando en las naciones; las naciones del mundo estarán siendo intervenidas directamente por la mano de Dios, bajo esta visión debe entenderse los huracanes sobre Centroamérica.

El año 2020 es un año de vírgenes prudentes y vírgenes fatuas,[5] es el año donde se establece la diferencia de la condición espiritual de cada quien; y eso lo comenzamos a ver con la llegada de la pandemia y el cierre de los templos por causa de las cuarentenas, muchos creyentes se vieron confrontados en su fe sin poder entender ni explicar si esto venía de Dios o era producto del diablo. De la forma cómo las vírgenes fatuas no pudieron pasar a la próxima fase de la operación para la cual fueron escogidas, así muchos ministerios y congregaciones se quedaran en el camino sin opción a reestructurarse.

El mes de enero será un mes de estruendo espiritual, traerá mucha más confusión que la que COVID-19 trajo en cuanto a la fe; muchos sucumbirán, pero otros serán afirmados, y esto es obra del Espíritu de Verdad, para que se cumpla la Palabra establecida por el Señor: Todo aquél que es de la verdad, oye mi voz.


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)


Pastor Pedro Montoya

Twitter: @pastormontoya


[1]     Esdras 4:23-24: 23 Entonces, cuando el traslado de la carta del rey Artajerjes fue leído delante de Rehum, y de Simsai secretario, y sus compañeros, fueron prestamente a Jerusalem a los Judíos, é hiciéronles cesar con poder y fuerza. 24 Cesó entonces la obra de la casa de Dios, la cual estaba en Jerusalem: y cesó hasta el año segundo del reinado de Darío rey de Persia.

[2]     Apocalipsis 18:23: Y luz de antorcha no alumbrará más en ti; y voz de esposo ni de esposa no será más en ti oída; porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra; porque en tus hechicerías todas las gentes han errado.

[3]     https://greatreset.com/

[4]     Esther 3:7: En el mes primero, que es el mes de Nisán, en el año duodécimo del rey Assuero, fue echada Pur, esto es, la suerte, delante de Amán, de día en día y de mes en mes; y salió el mes duodécimo, que es el mes de Adar.

[5]     Mateo 25:1-14

1 comentario

  1. Pingback: Año 2021, prepárate para luchar.. viene un contraataque | Jesús, Señor y Cristo

Los comentarios están cerrados.