¿Quién evangelizó a Saulo de Tarso?



Y doy gracias al que me fortificó, a Cristo Jesús nuestro Señor, de que me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio: 13Habiendo sido antes blasfemo y perseguidor e injuriador: mas fui recibido a misericordia, porque lo hice con ignorancia en incredulidad. 14Mas la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y amor que es en Cristo Jesús. 1ra. Timoteo 1:12-14

Saulo de Tarso conocido mas como Pablo, o apóstol Pablo, es el nombre que más resuena entre los predicadores y enseñadores del Evangelio del primer siglo. Hombre de ascendencia judía, hebreo según sus propias palabras, aunque de nacionalidad romana por haber nacido dentro de la jurisdicción de la provincia romana de Cilicia.

Entonces Pablo les dijo: Azotados públicamente sin ser condenados, siendo hombres Romanos, nos echaron en la cárcel; y ¿ahora nos echan encubiertamente? No, de cierto, sino vengan ellos y sáquennos. 38Y los alguaciles volvieron a decir a los magistrados estas palabras: y tuvieron miedo, oído que eran Romanos. Hechos 16:37-38


Y como le ataron con correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: ¿Os es lícito azotar a un hombre Romano sin ser condenado? 26Y como el centurión oyó esto, fue y dio aviso al tribuno, diciendo ¿Qué vas a hacer? porque este hombre es Romano. 27Y viniendo el tribuno, le dijo: Dime, ¿eres tú Romano? Y él dijo: Sí. Hechos 22:25-27

Tarso de Cilicia fue una ciudad distinguida por ser un centro filosófico, Saulo mismo la destaca como una ciudad no obscura de Cilicia,

Entonces dijo Pablo: Yo de cierto soy hombre Judío, ciudadano de Tarso, ciudad no obscura de Cilicia: empero ruégote que me permitas que hable al pueblo. Hechos 21:39

Saulo tuvo la oportunidad de estudiar filosofía, pues la ciudad donde nació y se crio, era el asiento de varios filósofos estoicos reconocidos en su época; sin embargo, optó por estudiar e ingresar al fariseísmo, base litúrgica del judaísmo rabínico, caracterizados por sus múltiples interpretaciones de la Ley,

Circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, Hebreo de Hebreos; cuanto a la ley, Fariseo; 6Cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. Filipenses 3:5-6

Para ello, se muda de su ciudad natal, Tarso, a la ciudad de Jerusalén para estudiar bajo la tutoría de Gamaliel, fariseo de muy alta estima entre los de su clase y en Jerusalén entera,

Yo de cierto soy Judío, nacido en Tarso de Cilicia, mas criado en esta ciudad a los pies de Gamaliel, enseñado conforme a la verdad de la ley de la patria, celoso de Dios, como todos vosotros sois hoy. Hechos 22:3


Entonces levantándose en el concilio un Fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerable a todo el pueblo, mandó que sacasen fuera un poco a los apóstoles. Hechos 5:34

Saulo ingresó al fariseísmo a una edad bastante joven. A juzgar por el uso de la palabra griega, νεανιου, traducido al español como, joven (mancebo, en la versión RVA), en el relato del libro de Hechos de los Apóstoles cuando apedrearon a Esteban, Saulo tendría para ese entonces una edad de 20 años; lo cual significa que Saulo se habría mudado a Jerusalén para estudiar e ingresar al fariseísmo entre las edades de los 13 a los 17 años.

Y echándolo fuera de la ciudad, le apedreaban: y los testigos pusieron sus vestidos a los pies de un mancebo (νεανιου) que se llamaba Saulo. Hechos 7:58

La palabra νεανιου se utiliza tres veces en todo el Nuevo Testamento. En dichos textos se utiliza para describir a una persona de edad núbil.

Y un mancebo (νεανιας) llamado Eutichô que estaba sentado en la ventana, tomado de un sueño profundo, como Pablo disputaba largamente, postrado del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue alzado muerto. Hechos 20:9


Y Pablo, llamando a uno de los centuriones, dice: Lleva a este mancebo (νεανιαν) al tribuno, porque tiene cierto aviso que darle. Hechos 23:17

El término también es utilizado en el Antiguo Testamento con el mismo énfasis. En la Septuaginta (LXX), la palabra νεανιου es usada para referirse a jóvenes que aún no se han casado, pero que están dentro de la edad para hacerlo,

Y llegando el muchacho (νεανιου) adonde estaba la saeta que Jonathán había tirado, Jonathán dio voces tras el muchacho, diciendo: ¿No está la saeta más allá de ti? 1 Samuel 20:37

Y dijo el príncipe de los eunucos a Daniel: Tengo temor de mi señor el rey, que señaló vuestra comida y vuestra bebida; pues luego que él habrá visto vuestros rostros más tristes que los de los muchachos (νεανιας) que son semejantes a vosotros, condenaréis para con el rey mi cabeza. Daniel 1:10

El uso particular de la palabra νεανιου en el siguiente texto nos muestra que la edad de un joven (νεανιου) es propiamente los 20 años,

Y viendo Joab que la haz de la batalla estaba contra él delante y a las espaldas, escogió de todos los más aventajados (νεανιου) que había en Israel, y ordenó su escuadrón contra los Sirios. 1 Crónicas 19:10

Los más aventajados no son una elite con mayor preparación estratégica que los otros, el término indica que se trata de jóvenes (νεανιου). Los traductores no traducen adecuadamente el término sino que prefieren interpretarlo para dar a entender que son más aventajados por su condición de juventud, el termino no muestra que tuvieran una preparación especializada de combate, de lo contrario el escritor hubiera usado un término más apropiado. Así que, puesto que son jóvenes (νεανιου), la edad de ellos debe ser en promedio los 20 años, pues es la edad para ingresar al ejército según lo estipulado en la Ley,

De veinte años arriba, todos los que pueden salir a la guerra en Israel, los contaréis tú y Aarón por sus cuadrillas. Números 1:3

Lo anterior nos lleva a entender que la edad de Saulo a la muerte de Esteban era en promedio los 20 años, lo que significa dos cosas; la primera, que para la muerte de Esteban Saulo podría haber sido un estudiante de primer, o a lo sumo, de segundo año de fariseísmo, no era un fariseo ordenado como tal, lo muestra el hecho de que está presente en la lapidación de Esteban pero no participa como un ejecutor, como los demás; segundo, después de la muerte de Esteban Saulo tuvo oportunidad de recapacitar sobre el incidente de Esteban, y de arrepentirse por tal muerte, sin embargo, no lo hizo, sino que se fortaleció en el hecho con una mayor fuerza que antes pues su celo por la Ley le hacía ver en los discípulos del Señor un peligro doctrinal que solo podía ser extinguido matándolos gradualmente.

Saulo confiesa de sí mismo que fue en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible, lo que significa que su fortaleza dependía de la firmeza de sus determinaciones; esto mismo puede verse en una de sus cartas cuando le escribe a Timoteo, y le dicta instrucciones sobre los requisitos que debe tener un diacono,

Los diáconos asimismo, deben ser honestos, no bilingües (διλογους), no dados a mucho vino, no amadores de torpes ganancias; 1 Timoteo 3:8

La expresión, διλογους significa, “dos palabras”, que sería entendido como una persona que cambia de opinión; lo que indica que el carácter de Saulo consistía en mantenerse sin variación en cuanto a lo que había determinado.

Y esta forma de ser fue su sello personal, pues en su epístola a los Gálatas él describe que su trayectoria como estudiante del fariseísmo aventajó a muchos de sus compañeros,

Y aprovechaba en el Judaismo sobre muchos de mis iguales en mi nación, siendo muy más celador que todos de las tradiciones de mis padres. Gálatas 1:14

Así que, después de la muerte de Esteban, el tiempo que le tomó a Saulo terminar sus estudios de fariseo, que bien pudo haber sido unos cinco años más, lo ocupó para fortalecer su convicción de que su función como fariseo era la de ser un restaurador de las tradiciones de los padres, hoy amenazadas por la doctrina de los del camino.

Cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. Filipenses 3:6


Habiendo sido antes blasfemo y perseguidor é injuriador: mas fui recibido a misericordia, porque lo hice con ignorancia en incredulidad. 1 Timoteo 1:13

Saulo inicia su función como fariseo persiguiendo a la iglesia; él está convencido de que esta es su tarea y servicio a Dios. Él claramente confiesa que no creyó nunca en la doctrina que los discípulos de Jesús proclamaban, lo cual indica también que Saulo llegó a conocerla muy bien,

Habiendo sido antes blasfemo y perseguidor e injuriador: mas fui recibido a misericordia, porque lo hice con ignorancia en incredulidad. 1ra. Timoteo 1:13

Fueron muchos los años que Saulo utilizó para perseguir a los discípulos de Jesús, y muchas también las vidas que fueron maltratadas por Saulo. Nunca sabremos realmente todas las cosas que él hizo durante todos los años de su persecución a la iglesia, ni cuántas las vidas de los discípulos de Jesús que murieron por causa de esta persecución; hay un texto sin embargo en la epístola a los Hebreos que más o menos esboza esta persecución,

Otros experimentaron vituperios y azotes; y a más de esto prisiones y cárceles; 37Fueron apedreados, aserrados, tentados, muertos a cuchillo; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; 38De los cuales el mundo no era digno; perdidos por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra. 39Y todos éstos, aprobados por testimonio de la fe, no recibieron la promesa; 40Proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen perfeccionados sin nosotros. Hebreos 11:36-40

En la mayoría de sus epístolas aparece descrito esta parte de su pasado farisaico,

Porque ya habéis oído acerca de mi conducta otro tiempo en el Judaismo, que perseguía sobremanera la iglesia de Dios, y la destruía; Gálatas 1:13


Solamente habían oído decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora anuncia la fe que en otro tiempo destruía. Gálatas 1:23


Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí la iglesia de Dios. 1 Corintios 15:9


Cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. Filipenses 3:6


Habiendo sido antes blasfemo y perseguidor é injuriador: mas fui recibido a misericordia, porque lo hice con ignorancia en incredulidad. 1 Timoteo 1:13


Porque vosotros, hermanos, habéis sido imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido también vosotros las mismas cosas de los de vuestra propia nación, como también ellos de los Judíos; 1ra. Tesalonicenses 2:14


¿Cómo un hombre con la trayectoria de Saulo, con una convicción de persecución a la iglesia tan arraigada en él, pudo convertirse a la doctrina que él mismo perseguía? ¿Cuál es el mensaje evangelístico que Saulo recibió?


El mensaje evangelístico que Saulo recibió lo plantó Esteban el día que testificó acerca de su fe ante el Concilio, y ante Saulo; cuando confesó haber visto la Gloria de Dios y a Jesús sentado a la diestra de Dios, y minutos después, cuando estuvo dispuesto a entregar su vida clamando a gran voz, Señor, no les imputes este pecado.

El mensaje evangelístico de Esteban nunca se borró de la conciencia de Saulo, tanto así que bastantes años después, ante el peligro de verse expuesto al mismo riesgo de muerte si subía a Jerusalén, las palabras y acto de Esteban se convirtió en la seguridad de que su decisión de subir a Jerusalén estaba correcta,

Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y afligiéndome el corazón? porque yo no sólo estoy presto a ser atado, más aun a morir en Jerusalem por el nombre del Señor Jesús. Hechos 21:13

El mensaje evangelístico de Saulo fue abonado por cada una de las vidas que él persiguió, capturó y fueron muertos por sencillamente confesarse como discípulos de Jesús. Fue el dolor, la agonía y la sangre de cada uno de aquellos que él llevó presos lo que hizo que la convicción de muerte tan arraigada de Saulo se desmoronara, y no quedara más fuerza en él que entender que aquellos que seguían confesando a Jesús como Señor y Cristo lo hacían porque el Señor estaba con ellos.

Este mensaje evangelístico es descubierto en las Palabras de Jesús a Saulo en el camino a Damasco,

Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebraica: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra los aguijones. Hechos 26:14

Ningún sufrimiento, ninguna lagrima, ninguna sangre derramada por aquellos perseguidos y atormentados por Saulo cayó en el vacío; cada tormento sufrido por cada uno de ellos cayó a tierra como semilla, y germinó en fruto de misericordia y Vida Eterna para Saulo,

De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, él solo queda; mas si muriere, mucho fruto lleva. Juan 12:24

Cada acto de fidelidad y de perdón hacia quien los perseguía y maltrataba se convirtió en el mensaje sin palabras que llevó a Saulo un día a encontrarse con Jesús,

Saulo mismo años más tarde reconoció que por este mismo sentir que hubo en ellos inculcado como parte de la doctrina de Jesús fue que él alcanzó misericordia.

Fueron mis lágrimas mi pan de día y de noche, Mientras me dicen todos los días: ¿Dónde está tu Dios? Salmos 42:3

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús: Filipenses 2:5


El propósito de esta enseñanza es despertarnos a una visión más amplia de la labor que desarrollamos como establecedores del Reino de Dios, labor a la cual hemos sido todos llamados.


No todo mensaje se planta con palabras. Hay mensajes que requieren acciones, gestos, actitudes y disposiciones del corazón. No todo se puede decir con palabras porque las personas no tienen oídos para oírlas, es necesario que vean en nuestros actos lo que queremos decirles.

Amar al prójimo como a sí mismo, seguir amando aun cuando te rechacen y menosprecien; orar por los que nos persiguen y aun maldicen; seguir atendiendo a aquellos que te denigran; entregar sin retener a aquellos que aun con injusticias te quitan lo que es tuyo; perdonar al que nos daña y ofende hasta setenta veces siete; no buscar venganza pese a que posiblemente tenemos la razón y la justicia está de nuestro lado; no amenazar; no sacar ventaja de las debilidades de otro; dar, siempre dar sin esperar recibir nada a cambio.

Es el mensaje de Jesús que leemos en las páginas de los evangelios, es la enseñanza de los apóstoles contenidos en todas sus epístolas, sin embargo, es el mensaje que no escuchamos detrás de muchas de nuestras acciones.

Ningún dolor, ninguna agonía, ningún sufrimiento, ni ningún sacrificio por amor de Jesús caen en el vacío; cada acto se convierte en semilla del Evangelio para beneficio de aquellos que como Saulo no pueden oír el mensaje a través de las palabras,

Porque ¿qué gloria es, si pecando vosotros sois abofeteados, y lo sufrís? mas si haciendo bien sois afligidos, y lo sufrís, esto ciertamente es agradable delante de Dios. 1 Pedro 2:20

¿Qué hubiera sucedido si Esteban por no ser apedreado decide retractarse de su testimonio ante el Concilio? ¿Qué hubiera sucedido si cada uno de los que Saulo persiguió, para evitar la cárcel y la muerte hubieran negado la fe? de seguro que ninguno de nosotros supiera hoy de un apóstol Pablo.

La razón del porqué existen hoy en día muchos blasfemos y perseguidores de la fe es porque no hay muchos Esteban que quieran morir por el testimonio de su fe; porque muchos discípulos de Jesús niegan la fe por tal de no padecer persecución.

La iglesia cristiana contemporánea ha buscado insertarse en la sociedad, ha reclamado una posición de honra y respeto, ha pedido ser considerada como un grupo de consulta aún por las elites de gobierno. Me parece que hemos errado el camino y hemos confundido el mensaje del Evangelio. En el afán de querer evangelizar a una sociedad que dispuso vivir a expensas del mundo, nos hemos congraciado con ella haciendo y tolerando lo mismo que ella hace, por eso tenemos una iglesia débil y mediocre.

Solo hay una forma de evangelizar, y es a través de mantenernos firmes en lo que fuimos enseñados con respecto a la doctrina de Jesús. No se evangeliza tranzando con el mundo, se evangeliza por la decisión mantenerse firme en la fe, y con la disposición de marcar la diferencia con nuestros actos, aun así la diferencia nos conlleve a ser considerados como fanáticos por los mismos que profesan la fe.

 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor…  Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 1 Corintios 3:8-14


¿Estás dispuesto a ser un Esteban para tu época y para tu país?



 

Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 

Pastor Pedro Montoya

WhatsApp 1 (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.