…y si en algo he defraudado a alguno, lo vuelvo con el cuatro tanto.



Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, lo vuelvo con el cuatro tanto. Lucas 19:8

La historia de Zaqueo es una de las historias más impactantes del Nuevo Testamento, porque nos conduce a entender el valor que tiene reconocer y corregir los conceptos erróneos que nos llevaron a vivir en abierta resistencia a la Voluntad de Dios.

No es fácil ver y entender que lo que estamos haciendo, y a lo cual nos acostumbramos, está fuera de la Voluntad de Dios. De hecho, aun cuando se trata de corregir la conducta de otros es fácil ver claramente sus desvíos, pero cuando se trata de uno mismo siempre hay una justificación para hacernos parecer ante los demás que no incurrimos en ningún error, aun cuando los errores son evidentes.

El caso claro es el caso de David cuando incurrió en la acción de tomar por mujer a Bath-sheba, y la eventual exposición a la muerte del esposo de ella por instrucciones de David. Hubo necesidad de que el profeta Nathán le presentara un caso hipotético para que él entendiera la gravedad de su pecado,

Entonces dijo Nathán a David: Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl; 8Yo te da la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno: demás de esto te da la casa de Israel y de Judá; y si esto es poco, yo te añadiré tales y tales cosas. 9¿Por qué pues tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Uría Hetheo heriste a cuchillo, y tomaste por tu mujer a su mujer, y a él mataste con el cuchillo de los hijos de Ammón. 2 Samuel 12:7-9

Por eso, la historia de Zaqueo es modelo de enseñanza, porque la decisión de Zaqueo no es el resultado de la confrontación de alguien, ni aun del mismo Jesús, por los conceptos de vida de publicano bajo los cuales había vivido hasta ese entonces.

En los evangelios se describe muchos relatos de casos similares, de Jesús cenando y posando en hogares de publicanos, y aun de fariseos, y nunca antes uno de ellos había tomado una decisión similar.

¿Qué fue lo que hizo que Zaqueo actuara de forma diferente?

Dos respuestas surgen de esta pregunta, la primera de ellas la encontramos en la confrontación a David de parte de Dios por el profeta Nathán: ¿Por qué pues tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos?

Darle el valor de prominencia que le corresponde a la Palabra nos ubica en la posición correcta ante su Voluntad y nos permite ver dónde nos salimos del camino correcto. No se trata de que la Palabra sea una alternativa a la cual podamos recurrir en un momento dado. La Palabra es la única fortaleza espiritual que nos puede devolver a la vida y librarnos de nuestros desvaríos,

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos 4:12

Zaqueo valoró cada palabra, cada expresión, cada enseñanza de Jesús durante esa noche, desde el momento mismo en que le conoció,

Y como vino a aquel lugar Jesús, mirando, le vio, y díjole: Zaqueo, date priesa, desciende, porque hoy es necesario que pose en tu casa. 6Entonces él descendió apriesa, y le recibió gozoso. Lucas 19:5-6

Ese valor por la Palabra de Jesús llevó a Zaqueo a entender la perversidad de los conceptos de vida que habían gobernado sus acciones. La prominencia de la Palabra de Jesús llevó a Zaqueo a ponerse a cuentas con Dios,

…la mitad de mis bienes doy a los pobres…

Compárese con la instrucción del profeta Miqueas,

Oh hombre, él te ha declarado qué sea lo bueno, y qué pida de ti Jehová: solamente hacer juicio, y amar misericordia, y humillarte para andar con tu Dios. Miqueas 6:8

La acción de Zaqueo de entregar la mitad de sus bienes a los pobres le fue atribuido como perfección, según la declaración de Jesús al joven rico,

Dícele Jesús: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Mateo 19:21

La restauración que una persona pueda alcanzar para sí y para su casa depende del valor que éste o ésta le otorgue a la Palabra de Dios; pero no el valor litúrgico ni el valor simbólico, sino el valor de hacerla por cuanto Él lo dijo.

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la peña; Mateo 7:24

Quien no la hace, no valora la Palabra y se engaña a sí mismo,

Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Santiago 1:22

Un caso similar lo encontramos en el momento de la conversión a la fe del apóstol Pedro,

Y respondiendo Simón, le dijo: Maestro, habiendo trabajado toda la noche, nada hemos tomado; mas en tu palabra echaré la red. 6Y habiéndolo hecho, encerraron gran multitud de pescado, que su red se rompía…   8Lo cual viendo Simón Pedro, se derribó de rodillas a Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Lucas 5:5-8

Tener en poco la Palabra de Dios nos conduce a alejarnos de Dios y a vivir en abierta rebeldía hacia Él.

Hay un segundo valor en Zaqueo que le valió para ubicarse en la correspondiente posición de agrado delante de Dios, fue la decisión de Zaqueo de resarcir los daños de quienes él hubiera defraudado,

…y si en algo he defraudado a alguno, lo vuelvo con el cuatro tanto

Zaqueo entendió que para que el hombre y la mujer puedan vivir libres de la persecución por parte del reino de las tinieblas es necesario que suelten toda deuda de la carne,

Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne: Romanos 8:12

El problema de las “caídas” que muchos creyentes sufren constantemente en sus vidas de fe se debe a deudas de la carne que ellos no han soltado aun. Zaqueo entregó el dinero mal habido como recolector de los impuestos, soltó con ello el derecho legal que las tinieblas podrían reclamar sobre sus propiedades.

La decisión de Zaqueo la valió para recibir el sello de aprobación y bendición de parte de Jesús,

Y Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Lucas 19:9

Zaqueo atrajo para su generación la bendición de la salvación, y fue incluido en la casa de Abraham.

Constantemente me encuentro con gente que ven en sus situaciones un caso imposible para Dios. Casos de pobreza, de escasez, de falta de sabiduría para actuar; casos donde muchos miran a Dios como inalcanzable.

Son casos bastante similares al de Zaqueo, donde para poder “ver” a Jesús y alcanzarlo hay que hacer un esfuerzo mayor. Son las historias de muchos de los que viven en nuestras ciudades.

La solución es sencilla, no es complicada: valor prominente de la Palabra, para hacer, no para contemplarla. En los modelos religiosos de muchos, creen que valorar la Palabra es tenerla abierta la Biblia en un salmo o en una sección particular sobre la mesa de noche, eso es agoreria. Dios nos llama a hacer la Palabra, no a recitarla solamente.

Segundo, soltar las deudas de la carne: resarcir danos, perdonar el pasado, deshacerse de objetos mal habidos, aun propiedades obtenidas de formas ilícitas. Librarse de todo aquello que representó el salario de iniquidad y de soberbia. No podemos entrar al Reino de Dios trayendo con nosotros las obras de la carne,

Esto empero digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni la corrupción hereda la incorrupción. 1ra. Corintios 15:50


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)


¿Podemos ayudarte en algo?

 

 


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.