¿Cómo puedo abrir la Revelación de Dios para mí?



¿Hay Revelación de Dios para nuestros días?

La verdad es que Dios no ha dejado de Revelar, su capacidad de Revelar no cesó con el último de los profetas. Su naturaleza creadora establece su carácter Revelador; Él sigue Revelando en la misma magnitud que sigue creando. En las Escrituras vemos reflejado este principio en los muchos milagros que realizó aun en el día de reposo. Dios Revela y lo hace no solo a través de las Escrituras, tal verdad esta manifestada en el libro de los salmos,

Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos. 2El un día emite palabra al otro día, Y la una noche a la otra noche declara sabiduría. 3No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz. 4Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras… Salmo 19:1, 2

En la introducción del evangelio de Lucas, los primeros tres versos del capítulo uno, el escritor presenta el misterio del proceso de la Revelación de las cosas que Dios decide descubrirle al hombre para su formación de fe.

Lucas le escribe a Teófilo, un hombre de fe y de seguro un ministro ordenado para establecer propósitos de Reino entre las generaciones gentiles; y le dice:

HABIENDO muchos tentado a poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, 2Como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron por sus ojos, y fueron ministros de la palabra; 3Me ha parecido también a mí, después de haber entendido todas las cosas desde el principio con diligencia, escribírtelas por orden, oh muy buen Teófilo, 4Para que conozcas la verdad de las cosas en las cuales has sido enseñado. Lucas 1:1-3

El escritor establece una relación entre los hechos desarrollados y la Revelación de Dios; y establece además, que tal Revelación de Dios está contenida entre esos hechos, lo que significa que detrás de cada hecho, hablando en términos generales, está contenida una Revelación de Dios para el hombre. Este es el principio fundamento del misterio del proceso de Revelación.


la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas,… Para que conozcas la verdad de las cosas en las cuales has sido enseñado


Por supuesto, no detrás de cualquier hecho, sino solo en aquellos que establecen señal de la Gracia, de la justicia y del juicio de Dios hacia el hombre; por eso el escritor recalca, las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas.

Este principio fundamento es confirmado a través de las enseñanzas del apóstol Pablo, cuando hablando sobre los hechos por los cuales los padres de la fe tuvieron que enfrentar como hechos personales, el apóstol señala que tales hechos son constituidos en hechos de Revelación para nosotros,

Y estas cosas les acontecieron en figura; y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado. 1ra. Corintios 10:11

Así que, hay una verdad detrás de cada hecho; sin embargo, y aquí se constituye el segundo principio del misterio del proceso de Revelación, descubrirla no es tarea del hombre sino de Dios. Volviendo a la introducción del evangelio de Lucas, el escritor establece que hubo muchos que intentaron poner en orden la historia de las cosas, dejando ver en su intención de escribir sobre tales cosas, que su motivo es por causa de que los tales pese a su esfuerzo, no lograron poner en orden la historia de las cosas.

Intentar descubrir la Revelación contenida no es tarea del hombre, y es porque la Revelación no puede ser provocada por el hombre, llega al hombre por iniciativa de Dios. Pero, ¿hay algo que el hombre deba hacer para obtenerla? Sí, hay algo. El escritor del evangelio establece lo que se constituye como el tercer principio del misterio del proceso de Revelación. Lo que el hombre tiene que hacer es exponerse a los hechos para aprender de ellos, no para clasificarlos. El escritor del evangelio escribe, y dice,


…Me ha parecido también a mí, después de haber entendido todas las cosas desde el principio con diligencia


El escritor del evangelio trató primero de entenderlas para sí, para fundamentar sobre ellas su crecimiento espiritual y su desarrollo de fe, y luego las escribió; no como lo hicieron los demás, recopilar los hechos tan solo para contarlos.

De nuevo, este principio es confirmado por las enseñanzas del apóstol Pablo, cuando en sus cartas a los corintos les describe que Dios tiene cosas preparadas para quienes buscan de Él.

Antes, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oreja oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman. 1ra. Corintios 2:9

El escritor del evangelio de Lucas está consciente de este principio, pues en sus escritos destaca la iniciativa de Dios en favor del hombre de Revelarle acerca de sus misterios,

En el mismo capítulo uno, al describir sobre la Revelación de Dios sobre Zacarías, el padre de Juan el bautista, destaca la condición de mudez por nueve meses de Zacarías por causa de su incredulidad al anuncio del ángel Gabriel,

Y respondiendo el ángel le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y soy enviado a hablarte, y a darte estas buenas nuevas. 20Y he aquí estarás mudo y no podrás hablar, hasta el día que esto sea hecho, por cuanto no creíste a mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo. Lucas 1:19, 20

En el capítulo nueve destaca la condición de ingenuidad de los apóstoles,

Mas ellos no entendían esta palabra, y les era encubierta para que no la entendiesen; y temían preguntarle de esta palabra. Lucas 9:45

En el capítulo dieciocho vuelve a destacar la incapacidad de los apóstoles de entender la Revelación de Dios,

Pero ellos nada de estas cosas entendían, y esta palabra les era encubierta, y no entendían lo que se decía. Lucas 18:34

En el capítulo veinticuatro destaca el principio de que la Revelación es iniciativa de Dios,

Entonces fueron abiertos los ojos de ellos, y le conocieron; mas él se desapareció de los ojos de ellos. Lucas 24:31

Un poco más adelante, en el mismo capítulo, vuelve a acentuar el principio de que la Revelación es iniciativa de Dios,

Entonces les abrió el sentido, para que entendiesen las Escrituras; Lucas 24:45

Queda claro el principio de que la Revelación es iniciativa de Dios, el hombre no puede provocarla ni hacer nada para forzar a que se establezca. ¿Qué hace entonces que Dios les revele a unos? ¿Es una decisión antojadiza de Dios?

No, no es una decisión antojadiza de Dios; según lo vemos en las palabras de Moisés, la intención en Dios es que todos reciban Revelación,

Y Moisés le respondió: ¿Tienes tú celos por mí? mas ojalá que todo el pueblo de Jehová fuesen profetas, que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos. Números 11:29

Es la intención de Dios, no solo un deseo de Moisés. ¿Qué debe hacer el hombre entonces?

El hombre debe exponerse a los hechos para aprender de ellos; esto es, someterse al señorío de Jesús. Todo hecho tiene un propósito. El ejemplo lo establece la misma madre de Jesús,

Mas María guardaba todas estas cosas, confiriéndolas en su corazón. Lucas 2:19


Y descendió con ellos, y vino a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. Lucas 2:51

Lo segundo que debe hacer el hombre es amar a Dios sobre todas las cosas; esta es la llave que abre la puerta de la Revelación, el apóstol Pablo lo estableció en sus enseñanzas,


son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman. 1ra. Corintios 2:9


Esta decisión, en el eunuco etíope que descendía de Jerusalén de adorar a Dios, fue lo que movió a Dios a enviar a Felipe para que abriera el entendimiento del eunuco,

Y el Espíritu dijo a Felipe: Llégate, y júntate a este carro. 30Y acudiendo Felipe, le oyó que leía el profeta Isaías, y dijo: Mas ¿entiendes lo que lees? 31Y dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese, y se sentase con él. Hechos 8:29-31

Así que, Dios quiere Revelarnos de sus misterios, y porque Él así lo ha dispuesto. Las iniciativas del hombre, sus ritos religiosos, sus ejecutorias escudriñando en otros libros, etc., no hacen sino entorpecer el proceso y alejarse de la iniciativa divina. De todo esto tenemos que volvernos a Dios. Dios no está en los seminarios, en los congresos, en las convenciones, en los retiros,… está tan cerca de ti, y quiere Revelarse a ti aun así el lugar donde te encuentres sea tu propia casa.


Todos los textos bíblicos han sido tomados de la Biblia versión Reina Valera Antigua (RVA 1909)


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

https://payhip.com/MinisterioApostolicoyProfeticoCristoRey

https://ministerioscristorey.com/

Un comentario sobre “¿Cómo puedo abrir la Revelación de Dios para mí?

  1. JUAN 16:12 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. 13Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .