Procesos de Revelación

En ambas parábolas es presentado el mismo esquema: todos precalificados para ejecutar una operación especial, pero los resultados de cada quien son en base a la facultad de cada quien para desarrollar la visión de otro y trabajarla como propia. Parte de la enseñanza es la participación del siervo malo, su negligencia es destacada para ilustrar cómo su fracaso se debió a una visión entorpecida de la situación, lo que hizo que no pudiera reaccionar con cordura y al menos entregar el dinero a los banqueros.

Si Jesús es Dios, Adoradle; si Jesús no es Dios… ¡Estás en un grave problema!

Ser Hijo de Dios significa Ser Dios mismo. Según la concepción humana, un hijo es un fruto del padre, y un ser completamente diferente, pese a rasgos genéticos, conductas y hábitos similares; sin embargo, la designación en Jesús de Hijo de Dios no es para distinguir en Él un ser diferente, sino para identificar esencia y naturaleza.

Nuevo Material de Estudio: Levantando la Maldición de la Tierra

Levantando la Maldición de la Tierra ISBN-13: 978-1722237165 ISBN-10: 1722237163 BISAC: Religion / Christian Ministry / Pastoral Resources El material puede adquirirse haciendo click en el enlace: Levantando la Maldición de la Tierra La demanda de esta nueva época requiere de ‎una mayor precisión en el uso de estrategias ‎espirituales de parte de aquellos que … Sigue leyendo Nuevo Material de Estudio: Levantando la Maldición de la Tierra

¿Puede alguien Gloriarse de las Tribulaciones?

Para aquellos que son llamados a desarrollar ‎ministerio de nuevo pacto según el Espíritu, deben ‎entender que huir de la tribulación, de la aflicción, de la ‎angustia, del sufrimiento, los aleja de un ministerio ‎singular, de poder, de lo sobrenatural,‎

¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?

El último tiempo es un tiempo cargado con altos ‎índices de apostasía. Ministerialmente, el último tiempo ‎significa la oportunidad en Dios de corregir la deficiencia ‎de Adam de establecer fielmente la demanda de ‎obediencia y autoridad que Dios le entregó en el huerto ‎del Edén.‎