¿Cuál es la fuente de nuestra inspiración? Revisando el caso del fracaso de Saúl

Muchos pueblos en el valle de la decisión: porque cercano está el día de Jehová en el valle de la decisión. Joel 3:14

¿Qué nos mueve a actuar? ¿Qué nos inspira a tomar decisiones? ¿Cuál es la fuente de nuestra fortaleza?

Todos tenemos una fuente de poder; todos tenemos un recurso que nos inspira a movernos. No nos movemos producto de la inercia, ni por el influjo de los que tenemos alrededor; nos movemos porque hay una inspiración que nos motiva a decidir, a actuar, a movernos.

En algunos, la motivación viene por las convicciones que han desarrollado sobre algo, o sobre alguien; pero no así en la gran mayoría, la mayor parte de las motivaciones vienen por el deslumbramiento que algo, o alguien, les provocaron, y los cautivó para seguir en pos de ellos.

Hablando de la vida cristiana, lamentablemente no todos caminan motivados por convicciones legítimas, bíblicas y espirituales, la gran mayoría se ve influenciada por elementos temporeros y superficiales, no basados en la Palabra, que se presentan como la clave del éxito y la herramienta necesaria para llegar a donde siempre quisieron llegar.

Un caso que nos ilustra esta situación la encontramos en el caso de Simón, el mago de Samaria, aunque convertido al Señor, en un momento de debilidad se vio envuelto por aquello a lo cual sirvió por años, antes de venir a Jesús: la magia.

Y como vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, 19Diciendo: Dadme también a mí esta potestad, que a cualquiera que pusiere las manos encima, reciba el Espíritu Santo. Hechos 8:18-19

Aunque todos sabemos y entendemos lo que la Palabra exhorta en cuanto a no confiar, ni a depender, de nada ni nadie que no sea el Señor,

Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Jeremías 17:5

Sin embargo, la realidad es otra. La gente se ampara, y se deslumbra, por los métodos de aquellos que han crecido numéricamente, y recurren a ellos para repetir en sí mismos el mismo proceso. Tenemos muchos ministerios que se acogen a métodos de igle-crecimiento, que siguen las recomendaciones nacidas de seminarios de motivación y desarrollo pastoral, sin preguntarse antes si aquello es lo que Dios les demanda para su caso particular. ¿Y que diríamos de las ampliamente conocidas alianzas estratégicas?

Alguien podría argumentar, y decir, ¿Qué de malo tienen?

De seguro que todos hemos leído en algún momento acerca del fracaso del rey Saúl, y la expresión de dolor que Dios le manifestó al profeta Samuel sobre las decisiones que Saúl había tomado;

Me pesa de haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche. I Samuel 15:11

¿Todo fue a causa de la decisión de Saúl de dejar vivo a Agag, rey de los amalecitas?

Aparentemente; Dios le había dado instrucciones a Saúl por intermedio del profeta Samuel de destruir todo de Amalec,

Y SAMUEL dijo a Saúl: Jehová me envió a que te ungiese por rey sobre su pueblo Israel: oye pues la voz de las palabras de Jehová. Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Acuérdome de lo que hizo Amalec a Israel; que se le opuso en el camino, cuando subía de Egipto. 3Ve pues, y hiere a Amalec, y destruiréis en él todo lo que tuviere: y no te apiades de él: mata hombres y mujeres, niños y mamantes, vacas y ovejas, camellos y asnos. I Samuel 15:1-3

No se trataba de una instrucción nueva, de la cual Saúl desconociera; se trataba de una instrucción de la que el pueblo conocía y databa desde el recorrido del pueblo por el desierto a su salida de Egipto,

Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que del todo tengo de raer la memoria de Amalec de debajo del cielo. … 16Y dijo: Por cuanto la mano sobre el trono de Jehová, Jehová tendrá guerra con Amalec de generación en generación. Éxodo 17:14-16

El relato nos descubre que Saúl no cumplió íntegramente el mandato de Jehová, sino que preservó la vida de Agag, y de lo mejor del ganado,

Y Saúl y el pueblo perdonaron a Agag, y a lo mejor de las ovejas, y al ganado mayor, a los gruesos y a los carneros, y a todo lo bueno: que no lo quisieron destruir: mas todo lo que era vil y flaco destruyeron. I Samuel 15:9

¿Por qué actuó Saúl de tal forma? ¿Por qué desobedeció el mandato de Jehová?

Porque había en Saúl otra motivación que no era Jehová-Dios. Saúl de un tiempo atrás venia actuando con base en otras motivaciones que no eran necesariamente los mandamientos y la Voluntad de Jehová-Dios.

Hubo algo que deslumbró a Saúl, y comenzó a actuar movido por ello:

Y la guerra fue fuerte contra los Filisteos todo el tiempo de Saúl; y a cualquiera que Saúl veía hombre valiente y hombre de esfuerzo, juntábale consigo. I Samuel 14:52

Saúl se deslumbró por la fortaleza humana, destacó la constitución física como la clave para derrotar a sus adversarios, y se armó de un ejército de hombres dotados con condiciones físicas por encima de las promedio.

Cambió la provisión de Salvación que proviene de Dios por el mollero del hombre, allí comenzó a desobedecer a Dios.

Revisando con mayor detenimiento, nos daremos cuenta que esta desviación en Saúl estaba fundamentada en el orgullo y la vanidad que él mismo había desarrollado por ser alabado de entre el pueblo,

Entonces corrieron, y tomáronlo de allí, y puesto en medio del pueblo, desde el hombro arriba era más alto que todo el pueblo. 24Y Samuel dijo a todo el pueblo: ¿Habéis visto al que ha elegido Jehová, que no hay semejante a él en todo el pueblo? Entonces el pueblo clamó con alegría, diciendo: Viva el rey. I Samuel 10:23-24

Así que, tenemos que la causa de la desviación en Saúl vino por causa del deslumbramiento que la fortaleza de la condición física, lo corpulento y vigoroso del hombre, le sugirió como la llave para lograr aquello que le daría supremacía y gobierno en toda la región.

El lector observa al comparar los textos cómo este deslumbramiento afectó la decisión de Saúl, y lo desvió de Dios; llevándolo al final a ser desechado de parte de Jehová-Dios.

y a cualquiera que Saúl veía hombre valiente y hombre de esfuerzo, juntábale consigo. I Samuel 14:52


… y a lo mejor de las ovejas, y al ganado mayor, a los gruesos y a los carneros, y a todo lo bueno: que no lo quisieron destruir: mas todo lo que era vil y flaco destruyeron. I Samuel 15:9

Hay muchos ministerios que no prosperan y han caído en estancamiento porque se han deslumbrado por métodos, por concilios, por misiones, por viajes, y viven alejados de las decisiones de Dios. Son ministerios que de no advertir sobre su condición, pronto desaparecerán.

Lo que te deslumbra, ¿es lo que Dios tiene para ti, o es sencillamente lo que está en tu corazón, que ha salido y te ha contaminado?

¿Y qué del pueblo cristiano que va de iglesia en iglesia buscando un mejor lugar para adorar?

¿Qué te mueve? ¿Cuál es la fuente de tu inspiración? ¿Cuál es el recurso de tu provisión?

Si Jehová-Dios es tu recurso, como automáticamente muchos responden, entonces alaba donde estas, espera a que Él haga, y deja que Él te guie. No dejes que nada ni nadie te deslumbre, porque atraes maldición para ti.

Recuerda,

Porque donde estuviere vuestro tesoro, allí estará vuestro corazón. Mateo 6:21

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.