La Venida de Jesús… Primera Parte: “Todo Ojo le Verá”


El retorno de Jesús a la tierra de Israel fue de las primeras doctrinas que la iglesia institucionalizó como doctrina propia de la Palabra de la Cruz.

Fue precisamente esta esperanza de verlo retornar a Jerusalén lo que hizo que muchos de aquellos que recibieron la Palabra durante la fiesta solemne de Shavuot (pentecostés), decidieran vender sus propiedades en el extranjero,[1] y radicarse en Jerusalén, para participar del momento de su regreso.

Según la doctrina del retorno de Jesús a la tierra, regresa a Jerusalén. Posará sus pies en el monte de los Olivos, en el mismo sitio donde fue tomado de arriba, según la palabra que los apóstoles recibieron de los varones con vestiduras blancas que les aparecieron en el momento en que Jesús fue tomado de los cielos,

Los cuales también les dijeron: Varones Galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? este mismo Jesús que ha sido tomado desde vosotros arriba en el cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. Hechos 1:11

El lugar de su retorno está descrito en los escritos del profeta Zacarías,

Y afirmaránse sus pies en aquel día sobre el monte de las Olivas, que está en frente de Jerusalem a la parte de oriente: y el monte de las Olivas, se partirá por medio de sí hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un muy grande valle; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el mediodía. Zacarías 14:4

La doctrina sufrió algunos ajustes en cuanto a la creencia del tiempo de regreso de Jesús. Originalmente, durante los primeros años, predominó la convicción de que Jesús regresaría pronto, que su retorno no tomaría muchos años.

Un poquito, y no me veréis; y otra vez un poquito, y me veréis: porque yo voy al Padre. 17Entonces dijeron algunos de sus discípulos unos a otros: ¿Qué es esto que nos dice: Un poquito, y no me veréis; y otra vez un poquito, y me veréis: y, por que yo voy al Padre? Juan 16:16, 17

Fue una convicción bien arraigada, principalmente entre los creyentes de la comunidad de Jerusalén, quienes llegaron incluso a divulgar la noticia de que el discípulo al cual amaba Jesús estaría vivo cuando sucediera su venida.

Dícele Jesús: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a tí? Sígueme tú. 23Salió entonces este dicho entre los hermanos, que aquel discípulo no había de morir. Mas Jesús no le dijo, No morirá; sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga ¿qué a ti? Juan 21:22, 23

De hecho, aun el mismo apóstol Pablo entendía en sus primeros años que el retorno de Jesús a Jerusalén sería en su tiempo, y que él, Pablo, estaría vivo cuando esto sucediera,

10A fin de conocerle, y la virtud de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, en conformidad a su muerte, 11Si en alguna manera llegase a la resurrección de los muertos. Filipenses 3:10,11

En su primera carta a la comunidad de fe de Corinto les escribe indicándoles claramente que él estará aún vivo cuando el regreso de Jesús suceda,

He aquí, os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados. 52En un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados. 1ra. Corintios 15:51, 52

Nótese lo inclusivo del texto cuando se refiere a que no todos dormiremos, y luego cuando asegura que nosotros (él, incluido) seremos transformados.

Y no solo Pablo pensaba de esa forma, era el pensamiento generalizado. El temor de que la enseñanza careciera de valor provocó que algunos apostataran de la fe, y vieron la tardanza como elemento propicio para introducir una variante de la doctrina de la resurrección,

Que se han descaminado de la verdad, diciendo que la resurrección es ya hecha, y trastornan la fe de algunos. 2da. Timoteo 2:18

No fue sino hasta que el apóstol Pedro corrigió el pensamiento, y explicó que la demora, según ellos, depende del tiempo en que el Evangelio sea predicado a toda criatura,

El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2da. Pedro 3:9

Del retorno de Jesús a la tierra no hay una fecha conocida, ni revelada.

Empero del día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino mi Padre solo. Mateo 24:36 (Marcos 13:32)

Cualquier persona que pretenda tener una fecha sobre el retorno de Jesús a la tierra solo está manifestando que pertenece a una doctrina falsa, apostata, y es dirigido por espíritu satánico.

Así que, una fecha no la hay. Dios en su misericordia nos habla por el Espíritu, y nos permite discernir a través de señales propias de los tiempos. En una de sus intervenciones con los escribas y fariseos, Él estableció que hay señales de los tiempos[2] que nos ayudan a entender acerca de la cercanía de los eventos. El uso de la expresión, cuando viereis, en varias de sus enseñanzas es un claro ejemplo de lo planteado anteriormente,

Por tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo, (el que lee, entienda),     … 33Así también vosotros, cuando viereis todas estas cosas, sabed que está cercano, a las puertas. Mateo 24:15-33 (Marcos 13:14-29)


Y cuando viereis a Jerusalem cercada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. …  Así también vosotros, cuando viereis hacerse estas cosas, entended que está cerca el reino de Dios. Lucas 21:20-31


De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama se enternece, y las hojas brotan, sabéis que el verano está cerca. Mateo 24:32 (Marcos 13:28)

El término en griego que se utiliza en los escritos del Nuevo Testamento para referirse al retorno de Jesús, es el término, Παρουσιαν (parusian), o simplemente, Παρουσια (parusia); y significa literalmente, venida.

Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida (παρουσια) del Hijo del hombre. … 37Mas como los días de Noé, así será la venida (παρουσια) del Hijo del hombre. 39Y no conocieron hasta que vino el diluvio y llevó a todos, así será también la venida (παρουσια) del Hijo del hombre.   Mateo 24:27-39

Significaba una venida presencial, no espiritual. Los varones con vestiduras blancas que les aparecieron a los apóstoles el día cuando Jesús fue tomado arriba, les establecieron la condición de su venida:

…así vendrá como le habéis visto ir al cielo. Hechos 1:11

Esto se confirma por el uso de la palabra utilizada para referirse a la venida del Señor, la palabra, παρουσιαν, palabra que denota la presencia física y notoria de la persona. El uso indica, incluso, que se trata de todo un evento extraordinario. Lo vemos en los siguientes ejemplos,

17Huélgome de la venida (παρουσια) de Estéfanas y de Fortunato y de Achâico: porque éstos suplieron lo que a vosotros faltaba.  1ra. Corintios 16:17


6Mas Dios, que consuela a los humildes, nos consoló con la venida (παρουσια) de Tito: 2da. Corintios 7:6


10Porque a la verdad, dicen, las cartas son graves y fuertes; mas la presencia corporal (παρουσια) flaca, y la palabra menospreciable. 2da. Corintios 10:10


12Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia (παρουσια) solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor; Filipenses 2:12

Teniendo la evidencia que muestra el uso de la palabra παρουσια (Parousia), queda claro que la venida de Jesús es visible, física, notoria.

Todo tipo de doctrina que proclame que Jesús ya vino, y está presente en el mundo en espíritu, y que no se puede esperar una presencia física, es una doctrina herética y apostata, y es gobernada por demonios.

Nótese el uso del término en los escritos de los apóstoles, es el mismo término en todos, lo cual indica el conocimiento generalizado que se tenía sobre la forma de la venida de Jesús a la tierra,

Utilizado ampliamente por el apóstol Pablo,

23Mas cada uno en su orden: Cristo las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida (παρουσια).  1ra. Corintios 15:23


19Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesús Cristo en su venida (παρουσια)?                1ra. Tesalonicenses 2:19


13Para que sean confirmados vuestros corazones en santidad, irreprensibles delante de Dios y nuestro Padre, para la venida (παρουσια) de nuestro Señor Jesús Cristo con todos sus santos. 1ra. Tesalonicenses 3:13


15Por lo cual, os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida (παρουσιαν) del Señor, no seremos delanteros a los que durmieron. 1ra. Tesalonicenses 4.15


23Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida (παρουσια) de nuestro Señor Jesús Cristo. 1ra. Tesalonicenses 5.23


8Y entonces será manifestado aquel inicuo, al cual el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida (παρουσιας);                                    2da. Tesalonicenses 2:9

Utilizado por el apóstol Santiago,

8Tened también vosotros paciencia; confirmad vuestros corazones: porque la venida (παρουσια) del Señor se acerca. Santiago 5:8

Utilizado por el apóstol Pedro,

16Porque no os hemos dado a conocer la potencia y la venida (παρουσιαν) de nuestro Señor Jesús Cristo, siguiendo fábulas por arte compuestas; sino como habiendo con nuestros propios ojos visto su majestad. 2da. Pedro 1:16


12Esperando y apresurándoos para la venida (παρουσιαν) del día de Dios, en el cual los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos siendo abrasados, se fundirán 2da. Pedro 3:12

Utilizado por el apóstol Juan,

28Y ahora, hijitos, perseverad en él; para que cuando apareciere, tengamos confianza, y no seamos confundidos de él en su venida (παρουσια). 1ra. Juan 2:28

Se muestra en todos estos escritos las instrucciones que Jesús dejó a sus discípulos acerca de su venida a Israel. Todos tienen el mismo conocimiento.

La venida de Jesús es un acontecimiento que todo el mundo lo verá. No habrá una sola persona que pueda decir, ‑no me di cuenta.

Y entonces se mostrará la señal del Hijo del hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con grande poder y gloria. Mateo 24:30 (Marcos 13:26)

La venida de Jesús no es un acontecimiento oculto, es un acontecimiento visible y público, a nivel mundial,

Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del hombre. Mateo 24:27

En el siguiente texto, nótese cómo se destaca la visibilidad del evento para gente que no es gente religiosa,

12Y miré cuando él abrió el sexto sello, y he aquí fue hecho un gran terremoto; y el sol se puso negro como un saco de cilicio, y la luna se puso toda como sangre; 13Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera echa sus higos cuando es movida de gran viento. 14Y el cielo se apartó como un libro que es envuelto; y todo monte y las islas fueron movidas de sus lugares. 15Y los reyes de la tierra, y los príncipes, y los ricos, y los capitanes, y los fuertes, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16Y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la cara de aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero: 17Porque el gran día de su ira es venido; ¿y quién podrá estar firme? Apocalipsis 6:12-17

Queda claro la visibilidad y notoriedad de la venida de Jesús. Quienes presenten la venida de Jesús como un evento oculto, visto solo por unos pocos, se alejan de la verdad de la Palabra y añaden apostasía a su doctrina….

…. Continuará… 

pastor Montoya

Twitter: @pastormontoya

cel. phone (407) 764-2699

 

[1] Hechos 2:45

[2] Mateo 16:3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.