Donald Trump, Estados Unidos de América y la profecía de Isaías en torno al Varón de mi Consejo

Que llamo desde el oriente al ave (de presa), y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir: he lo pensado, y también lo haré. Isaías 46:11

El varón de mi consejo es un personaje que surge en relación a dos eventos que al momento del profeta escribir las profecías aún no han acontecido, y de los que ninguno puede advertir sobre la posibilidad de su existencia puesto que no hay rasgos en el momento que los identifiquen.

Nos introducimos a los capítulos 45, 46 y 47 del libro del profeta Isaías, vistos desde la perspectiva del lector de su tiempo.

Los dos eventos son; el primero, el surgimiento de una nación, no mencionada en el texto, y que posiblemente aún no exista, que se establecerá y gobernará sobre toda la región, según se desprende del texto mismo del capítulo 45 de Isaías:

Así dice Jehová: El trabajo de Egipto, las mercaderías de Etiopía, y los Sabeos hombres agigantados, se pasarán a ti, y serán tuyos; irán en pos de ti, pasarán con grillos: a ti harán reverencia, y a ti suplicarán, diciendo: Cierto, en ti está Dios, y no hay otro fuera de Dios. 15Verdaderamente tú eres Dios que te encubres, Dios de Israel, que salvas. Isaías 45:14-15

El segundo evento es la caída de una nación cuyo nombre se menciona en el capítulo 46 en forma indirecta por los dioses que la representan: Bel y Nebo. El capítulo 47 la identifica como Babilonia.

Para cuando el profeta Isaías escribe, Jerusalén apenas está comenzando a establecer relaciones político-comerciales con Babilonia, así que está claro que las profecías del profeta eran absurdas para sus habitantes. El texto del capítulo 47 describe la confianza de Jerusalén en esta relación administrativa.

DESCIENDE, y siéntate en el polvo, virgen hija de Babilonia, siéntate en la tierra sin trono, hija de los Caldeos: que nunca más te llamarán tierna y delicada.  …   5Siéntate, calla, y entra en tinieblas, hija de los Caldeos: porque nunca más te llamarán señora de reinos.  …    7Y dijiste: Para siempre seré señora: y no has pensado en esto, ni te acordaste de tu postrimería. 8Oye pues ahora esto, delicada, la que está sentada confiadamente, la que dice en su corazón: Yo soy, y fuera de mí no hay más; no quedaré viuda, ni conoceré orfandad. Isaías 47:1-8

Aunque no en forma directa como aparece en el texto del profeta Jeremías, Isaías advierte al pueblo que se exponen a un exilio similar al que fue sometido Samaria. La evidencia está en los siguientes fragmentos,

Reuníos, y venid; allegaos, todos los escapados de las gentes: no saben aquellos que erigen el madero de su escultura, y los que ruegan al dios que no salva.  …    22Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra: porque yo soy Dios, y no hay más. Isaías 45:20-22


Estas dos cosas te vendrán de repente en un mismo día, orfandad y viudez: en toda su perfección vendrán sobre ti, por la multitud de tus adivinanzas, y por la copia de tus muchos agüeros.  …   11Vendrá pues sobre ti mal, cuyo nacimiento no sabrás: caerá sobre ti quebrantamiento, el cual no podrás remediar: y destrucción que no sabrás, vendrá de repente sobre ti. Isaías 47:9-11

Y esto, es decir, su destrucción, como resultado de haber transgredido su pacto con el Señor Dios, y de haber establecido una adoración idólatra similar a la practicada por las naciones vecinas, según el texto mismo lo denuncia,

Reuníos, y venid; allegaos, todos los escapados de las gentes: no saben aquellos que erigen el madero de su escultura, y los que ruegan al dios que no salva. 21Publicad, y haced llegar, y entren todos en consulta: ¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová? Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador: ningún otro fuera de mí. 22Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra: porque yo soy Dios, y no hay más. Isaías 45:20-22


¿A quién me asemejáis, y me igualáis, y me comparáis, para que sea semejante? 6Sacan oro del talego, y pesan plata con balanzas, alquilan un platero para hacer un dios de ello; humíllanse y adoran. 7Echanselo sobre los hombros, llévanlo, y asiéntanlo en su lugar; allí se está, y no se mueve de su sitio. Danle voces, y tampoco responde, ni libra de la tribulación. Isaías 46:5-7


Estáte ahora en tus encantamientos, y con la multitud de tus agüeros, en los cuales te fatigaste desde tu niñez; quizá podrás mejorarte, quizá te fortificarás. 13Haste fatigado en la multitud de tus consejos. Parezcan ahora y defiéndante los contempladores de los cielos, los especuladores de las estrellas, los que contaban los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti   Isaías 47:12-15

Y es dentro de este panorama de idolatría, de apostasía y de alianzas políticas, donde emerge en el texto el hombre de mi consejo, como el encargado de poner orden, y por su administración, de comenzar la reconstrucción de Jerusalén,

Acordaos de las cosas pasadas desde el siglo; porque yo soy Dios, y no hay más Dios, y nada hay a mí semejante; 10Que anuncio lo por venir desde el principio, y desde antiguo lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quisiere; 11Que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir: helo pensado, y también lo haré. 12Oidme, duros de corazón, que estáis lejos de la justicia. 13Haré que se acerque mi justicia, no se alejará: y mi salud no se detendrá. Y pondré salud en Sión, y mi gloria en Israel. Isaías 46:9-13

El hombre que ejecuta mi consejo es aquel que se lanza contra lo que establecen las instituciones y rompe sus disposiciones. Impondrá sus decisiones incluso ante las amenazas de todos aquellos que se oponen al reconocimiento de Israel como nación. Sus reformas no son vistas por él como tales, ni está consultando con la Biblia para definirlas, sin embargo lo hace y establece de acuerdo a las palabras proféticas proclamadas desde tiempos antiguos por los profetas más emblemáticos. Todo para mostrar que sus ejecuciones son decisiones tomadas en el seno de Jehová, como lo explica el mismo profeta.

25Que deshago las señales de los adivinos, y enloquezco a los agoreros; que hago tornar atrás los sabios, y desvanezco su sabiduría;…  ¿A quién me asemejáis, y me igualáis, y me comparáis, para que sea semejante?   Isaías 44:25; 46:5

El hombre que ejecuta mi consejo es una operación de Dios. No es un proyecto religioso reformador llevado a cabo por el predicador más carismático, esto con el fin de cumplir con lo que el apóstol Pablo señaló en cuanto a la forma en que Dios opera:

27Antes lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo fuerte; 28Y lo vil del mundo y lo menos preciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es: 1ra. Corintios 1:27,28

El varón de mi consejo marca el inicio del tiempo de la restauración de Israel, según está registrado en la epístola del apóstol Pablo a los Romanos. La presencia del varón de mi consejo marca el final de la plenitud de los gentiles.

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; 26Y luego todo Israel será salvo; como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, Que quitará de Jacob la impiedad; 27Y este es mi pacto con ellos, Cuando quitare su pecados. 28Así que, cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros: mas cuanto a la elección, son muy amados por causa de los padres.  Romanos 11:25-28

El varón de mi consejo es identificado en el texto como Ciro, según consta en los siguientes textos,

ASÍ dice Jehová a su ungido, a Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar gentes delante de él y desatar lomos de reyes; para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán: 2Yo iré delante de ti, y enderezaré las tortuosidades; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; 3Y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados; para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre. 4Por amor de mi siervo Jacob, y de Israel mi escogido, te llamé por tu nombre; púsete sobrenombre, aunque no me conociste. 5Yo Jehová, y ninguno más hay: no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste; Isaías 45:1-5

Según el texto de Isaías, la aparición del varón de mi consejo está condicionada por una señal sobrenatural. El texto establece que junto con la convocatoria al varón de mi consejo, Jehová llama también al ave de presa.

El texto original identifica que el ave que procede del oriente es un ave de presa, un ave de rapiña, en otras palabras, un depredador. Este dato no puede pasar inadvertido porque forma parte de la convocatoria que se le hace al varón de mi consejo.

Hasta aquí, por otro escrito publicado originalmente en español y traducido al inglés meses después, habíamos identificado al presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, como el personaje descrito en el libro del profeta Isaías como el varón que ejecuta mi consejo. Lo que sigue a continuación demuestra la veracidad del señalamiento.

El viernes 28 de abril del año 2017, un suceso insólito sucedió en Israel, 40,000 gavilanes Levant vuelan sobre Eilat.  (Bates, 2017) En el artículo publicado originalmente en ingles por Arutz Sheva, y traducida posteriormente al español, refieren que estas aves anidan en los bosques montañosos de los Balcanes. Anotan también que La Sociedad para la Protección de la Naturaleza en Israel contó aproximadamente 60.000 gavilanes Levant volando sobre Israel, que se estiman que representaba a toda la población mundial de la especie.

El suceso insólito cobra valor porque es la evidencia física de la convocatoria que Dios hace del varón de mi consejo para que ejecute sobre Israel las reformas espirituales que Dios mismo ha establecido en el tiempo de la restauración de Israel.

La noticia cobra aun mayor notoriedad pues recientemente fuimos sorprendidos con la noticia de que el presidente Donald Trump visitará Israel a partir del 19 de mayo, e incluirá a Arabia Saudita y el Vaticano, que junto con Israel representan el epicentro religioso de las religiones monoteístas interrelacionadas con Jehová.

La profecía se ha cumplido en Donald Trump, tal como Isaías lo profetizó, el ave (de presa) del oriente, y el varón de mi consejo de tierra lejana se han dado cita en Israel en menos de un mes.  Entramos a una etapa de restauración para Israel.

Una de las reformas que establecerá y forman parte de las ejecutorias divinas es la mudanza de la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén. Esta mudanza es importante porque con ello se estará estableciendo y reconociendo a Jerusalén como capital de Israel, tal como el profeta Miqueas lo estableció:

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de los Estados Unidos fue dado el 6 de diciembre de 2017.

Y ACONTECERÁ en los postreros tiempos, que el monte de la casa de Jehová será constituido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él pueblos. Miqueas 4:1

Donald Trump estaría dando lugar para que el próximo presidente de los Estados Unidos de América sea un ciudadano de ascendencia judía, lo cual establecería un puente religioso-espiritual entre América y sus aliados e Israel, a fin de que se cumpla lo dicho por Jesús mismo:

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin. Mateo 24:14

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

6 comentarios sobre “Donald Trump, Estados Unidos de América y la profecía de Isaías en torno al Varón de mi Consejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.