¿Qué es el Evangelio? ¿En qué consiste? ¿Cómo se camina conforme al Evangelio?


El ministerio a Dios se descubre en la sujeción del libre albedrio de la persona a la Voluntad de Dios, para que sean los recursos de Dios, y no las habilidades y/o destrezas de la persona, quienes establezcan sobre la tierra los propósitos del llamamiento; este es el fundamento de un ministerio a Dios según la Voluntad del Todopoderoso, y el único ministerio a Dios que trasciende espiritualmente.

¿Puede Dios proveer en nuestro tiempo de la misma forma que lo hizo en el pasado?


El problema que enfrentamos en los tiempos actuales, no obstante, no es porque Dios no quiera proveer, o porque Dios actúa con los de este tiempo de forma diferente a los del pasado, o peor aún, porque Dios actúa para con Israel de una forma y con los gentiles de otra, explicaciones que de seguro el lector habrá escuchado en más de un predicador darlo como explicación (excusa) de por qué no vemos la misma sobrenaturalidad de Dios en el presente.