conocer a Dios

¿Cómo se camina en la fe con Jesús?

se descubrieron las cimas de los montes

Si me lo permites, quiero repasar contigo algunos establecimientos de fe para ayudarte en tu caminar con Jesús.


Primero, ser discípulo de Jesús es resultado de la convicción de fe nacida a partir de la Palabra de Revelación que él o ella recibieron cuando se expusieron al Evangelio, la fe no proviene del hombre/mujer como parte de su intención de seguir a Jesús, es la Palabra misma quien le otorga una medida de fe, que será la base sobre la cual la persona construirá su vida espiritual. La fe no es una “seguridad” que la persona puede sentir —o creer sentir— en momentos de su vida, la fe que surge de la automotivación es en realidad un pensamiento positivo que está muy lejos de hacer crecer espiritualmente a la persona.


La fe nace de la Palabra, por lo tanto para crecer en la fe es necesario exponerse a la Palabra escrita de Dios, o a la Palabra transmitida por la Revelación del Espíritu Santo directamente a la persona.


Segundo, la vida de fe no depende de la interacción con una iglesia, no estas bien con el Señor tan solo porque asistes a una iglesia, o porque participas de sus actividades, la vida de fe crece en la medida en que tú “haces” la Palabra; creo que tú has leído en algún momento la recomendación del apóstol Santiago cuando enseñó sobre lo importante de mi ser oidores olvidadizos:

Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Santiago 1:22

La vida de fe consiste en ver en la Palabra instrucciones de Dios para desarrollar por ellas conductas de vida acordes a las enseñanzas de Jesús; este es el principio del Evangelio del Reino de los cielos.


Tercero, la mayoría de las veces que una persona se siente que ya no puede caminar, que sus fuerzas le son insuficientes para seguir en su caminar con el Señor, es porque ha dependido de sus propias capacidades, sus propias fortalezas, de sus propias habilidades, y no del Señor. El Evangelio es de naturaleza espiritual, no humano, y por lo tanto la capacidad viene de los cielos, lo puedes leer en el libro del profeta Joel:

Haced espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el flaco: Fuerte soy. Joel 3:10

El apóstol Pablo lo presenta en su epístola a los Corintios de la siguiente forma:

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis flaquezas, porque habite en mí la potencia de Cristo. 2 Corintios 12:9

Así que te exhorto a reconsiderar nuevamente acerca del tema, y a reordenar los conceptos, y verás que la vida en Jesús comenzará a ser para tí una verdadera experiencia de vida. Bendiciones.

This entry was posted in: conocer a Dios

por

El pastor Pedro Montoya y su esposa Yolanda Montoya son los fundadores del Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey, un ministerio con sede en Puerto Rico y con énfasis en la formación ministerial. Los pastores Montoya desarrollan programas de capacitación en las áreas de formación del carácter según la vida en Cristo, y capacitan sobre cómo implementar el modelo apostólico y profético para el establecimiento de comunidades de fe. Además, los pastores Montoya han desarrollado el Programa de Capacitación Ministerial en el Hogar, un programa de capacitación ministerial por Internet basado en el modelo de educación en el hogar (home schooling), a partir del cual se está capacitando a muchas personas en América Latina; el programa está orientado a desarrollar funciones ministeriales no convencionales en preparación para el regreso de Jesús a la tierra.