¿Cuál es el Valor Real de la Parábola del Buen Samaritano?




Instrucciones para el perfeccionamiento del discernimiento espiritual…



Y él respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de todas tus fuerzas, y de todo tu entendimiento; y a tu prójimo como a ti mismo. Relato contenido en Lucas 10:25—37

La parábola del Buen Samaritano, como se le conoce en todos los círculos eclesiásticos, es la parábola que presenta a un viajante samaritano que en el camino de Jerusalén a Jericó, más cerca de Jericó que de Jerusalén, se encuentra con un hombre moribundo a quien los ladrones del camino habían asaltado para robarle todas sus pertenencias.

La parábola fue introducida por Jesús a raíz de la pregunta que un doctor de la Ley le planteó en torno a cómo se define quién es el prójimo de cada quien: Mas él, queriéndose justificar a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?(10:29). El tema es uno bien álgido entre los maestros de la Ley, pues como se presenta en la parábola misma por la presencia en el relato del sacerdote y el Levita, de la definición dependía las responsabilidades de cada quien ante la Ley. El sacerdote, por ejemplo, vería en el moribundo un elemento de contaminación, y por lo tanto, su abandono sin siquiera detenerse para certificar que efectivamente estaba muerto, estaría hasta cierto punto validado por la Ley,

Y JEHOVA dijo a Moisés: Habla a los sacerdotes hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por un muerto en sus pueblos…    4No se contaminará, porque es príncipe en sus pueblos, haciéndose inmundo. Levítico 21:1—4

El Levita, de igual forma, acercarse al moribundo podría significarle un retraso en su servicio en el Templo, incluso convertirse él mismo en fuente de contaminación,

11El que tocare muerto de cualquiera persona humana, siete días será inmundo: 12Este se purificará al tercer día con aquesta agua, y al séptimo día será limpio; y si al tercer día no se purificare, no será limpio al séptimo día. 13Cualquiera que tocare en muerto, en persona de hombre que estuviere muerto, y no se purificare, el tabernáculo de Jehová contaminó; y aquella persona será cortada de Israel: por cuanto el agua de la separación no fue rociada sobre él, inmundo será; y su inmundicia será sobre él. Números 19:11—13

Así, pues, la definición es determinante; definir quién es el “prójimo” es cuestión de “Vida Eterna”. Es evidente que el doctor de la Ley cuestiona a Jesús para “evaluar” cuánto de su doctrina está fuera de la Ley, y cuánto de su interpretación ofende a la Ley; el propósito es hacerlo “caer” en un fallo de interpretación doctrinal con respecto a la Ley de Moisés.

En realidad, la parábola forma parte de un dialogo—enseñanza desarrollado entre Jesús y el doctor de la Ley; el dialogo se inició cuando el doctor pregunta a Jesús acerca de cómo obtener la Vida Eterna: ¿haciendo qué cosa poseeré la vida eterna? (10:25).

En el Evangelio, la Vida Eterna consiste en “creer” en el Hijo de Dios como el que el Padre ha enviado para que el mundo sea salvo por Él,

17Porque no envió Dios a su Hijo al mundo, para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por él. 18 El que en él cree, no es condenado; mas el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo de Dios….   36El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:17—36

¿Por qué el doctor de la Ley pregunta acerca de la Vida Eterna? No es el único que pregunta sobre cómo se obtiene la Vida Eterna. En otro relato aparece Jesús con un joven rico tratando el mismo tema,

Y saliendo él para ir su camino, vino uno corriendo, é hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para poseer la vida eterna? Marcos 10:17

En ambos casos Jesús los remite a la Ley, ¿Por qué? La respuesta es sencilla; Jesús no está interesado en validar en ellos el concepto escatológico de Vida Eterna, Jesús está interesado en establecer que en el camino del aprendizaje para amar, entender y conocer a Dios, el requisito es, antes que nada, aprender a cómo tratar y relacionarse con el prójimo. Las palabras del apóstol Juan nos ayudan a entender mejor esta propuesta,

Si alguno dice, Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Porque el que no ama a su hermano al cual ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 1ra. Juan 4:20

Así que, en ambos casos, cada quien es confrontado por la instrucción de la Ley sobre cuánto valor tiene para cada quien la vida de los que les rodean. En el caso del joven rico, la instrucción de Jesús de, ve, vende todo lo que tienes, y da a los pobres,[1] resulta ser la prueba del valor que para el joven le merecen los más necesitados de su ciudad.

En el caso del doctor de la Ley, cuando se llega al final de la parábola, Jesús le pregunta en términos que no le dio oportunidad a pensar su respuesta. Si el moribundo encontrado en el camino a Jericó era el protagonista de la parábola, hubiera sido más pertinente preguntar, ¿Para quién de los tres fue el moribundo su prójimo? Sin embargo Jesús plantea la pregunta en el sentido contrario: ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo de aquél que cayó en manos de los ladrones?

La respuesta del mismo doctor de la Ley establece el protocolo de acción en cuanto a cómo tratar a las personas. El Ve, y haz tú lo mismo, sacó a la luz que el doctor de la Ley había vivido haciendo acepción de personas, y para colmo, así lo enseñaba cuando instruía acerca de la Ley de Moisés.


La respuesta de Jesús, parafraseada, se podría plantear de la siguiente forma:

Ve, y haz tú lo mismo, y no actúes como el sacerdote que para él el prójimo significa contaminación; Ve, y haz tú lo mismo, y no actúes como el Levita que para él el prójimo significa retraso en su trabajo; Ve, y haz tú lo mismo, y actúa como el samaritano que para él el prójimo es todo aquel que necesita de su tiempo y de su dinero, sin escatimar esfuerzo alguno.


Volviendo de nuevo a la pregunta original del doctor de la Ley: ¿Haciendo qué cosa poseeré la vida eterna? Ahora tenemos una respuesta más precisa: La Vida Eterna se obtiene haciendo misericordia a tu prójimo.

No obstante, la parábola también trata en forma indirecta el tema de la fe. En la pregunta primera que Jesús le plantea al doctor de la Ley se descubre que Jesús busca que él descubra por sí mismo cuánta capacidad tiene él de seguir la instrucción de la Ley, su capacidad de seguir la instrucción de la Ley es el tamaño de su fe. La fe es definida en este dialogo—enseñanza como la capacidad de cada quien de “seguir” instrucción por la Palabra, y saberla establecer en Verdad. Y aquí toman vigor otras instrucciones de la Palabra que hemos leído en varias otras ocasiones,

Luego la fe es por el oír; y el oír por la palabra de Dios. Romanos 10:17

El “oír” por supuesto no para ser informado, sino para hacer, según Santiago ha establecido en su epístola: no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra. Sobre esto mismo habla también el escritor de la epístola a los Hebreos,

Porque también a nosotros se nos ha evangelizado como a ellos; mas no les aprovechó el oír la palabra a los que la oyeron sin mezclar fe. Hebreos 4:2

Lo cual significa que ellos “oyeron”, pero no hicieron conforme a lo que les fue declarado. La parábola de los talentos destaca también que la fe consiste en la “capacidad” de cada cual de hacer tal y como se les encomendó que hicieran,

14Porque el reino de los cielos es como un hombre que partiéndose lejos llamó a sus siervos, y les entregó sus bienes. 15Y á éste dio cinco talentos, y al otro dos, y al otro uno: a cada uno conforme a su facultad; y luego se partió lejos. Mateo 25:14—15

Así, pues, la enseñanza que esta parábola nos deja en cuanto a la fe, que la fe no es tanto la capacidad de convencimiento que tenemos sobre la posibilidad o realización de algo, sino más, la capacidad de seguir instrucciones, y establecerlas en Verdad. Verdad significa la integridad de los hechos de la persona, la Verdad no permite la interpretación de los hechos; el doctor de la Ley pretende “acomodar” el concepto de “prójimo” para así tener la libertad de seguirse moviendo en la acepción de personas.

El sacerdote de la parábola, juntamente con el Levita, ambos actuaron según las normas de sus respectivos ministerios, sin embargo ninguno actuaba en Verdad, porque cuando tuvieron de frente a uno que había sido “hecho” conforme a la imagen y semejanza del Dios al cual ellos servían en el Templo, no tuvieron la misma misericordia con la cual ellos fueron sacados de la esclavitud de Egipto, y prefirieron que el moribundo terminara de morir sin la asistencia que él requería por su condición.

Actuar con Verdad es manifestar al prójimo lo que le declaramos a Dios, es hacer las cosas viendo a Dios en los más cercanos; Verdad es renunciar al egoísmo, a la arrogancia y al disgusto de sentirnos maltratados por los demás. Verdad es bendecir sin esperar nada a cambio.

 


¡Para la edificación de los Santos!

 


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 

 


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

http://www.earthenwarevessels.com


[1] Marcos 10:21

No Seamos Engañados de Satanás…



Estrategias para la Guerra Espiritual


Porque no seamos engañados de Satanás: pues no ignoramos sus maquinaciones. 2da. Corintios 2:11


¿Es eso cierto? Realmente, ¿es cierto que no ignoramos las maquinaciones de Satanás?

Confío que no interpretará de que estoy poniendo en duda la veracidad de la Palabra; en realidad mi pregunta está dirigida a entender cuánto realmente de conocimiento tenemos acerca de lo que Satanás despliega contra un hombre de fe, y de las trampas que desarrolla para sacar del camino a un ministro del Evangelio.

Maquinaciones, el término que el apóstol utiliza en este texto es la palabra griega νοήματα (noímata), que etimológicamente significa, pensamientos, planes, propósitos, en términos generales, resultado final, hablando del estado final de adormecimiento al que quiere conducir al hombre y a la mujer de Dios.

Maquinaciones, no solo se refiere a “pecado”; es decir, la intención de Satanás no solo consiste en conducir al hombre de Dios a llevarlo a pecar; si revisamos en detalle el texto donde se encuentra inserta la instrucción del apóstol veremos que Pablo está contrarrestando la ambigüedad y el menosprecio con que la comunidad lo ha tratado por causa de que según ellos, su Evangelio destaca sobremanera la tribulación y la persecución.

Así que, maquinaciones, el término que el apóstol utiliza para describir las intenciones satánicas en contra de una comunidad de fe, significa planes ocultos que él despliega y desarrolla astutamente y con engaño alrededor de aquellos que Dios ha levantado como luminarias en medio de las tinieblas de las regiones seleccionadas por Dios mismo para establecer Su Reino.

De nuevo, ahora, ¿Cuánto de las maquinaciones de Satanás conocemos? ¿realmente conocemos las maquinaciones de Satanás?

Si somos honestos, tendríamos que admitir que la mayoría conocen muy poco, o nada, acerca de los planes de engaño de Satanás; en principio, porque como que no ha habido un interés legítimo de conocer acerca de ello, en buena medida basado en la premisa religiosa de que Satanás está vencido, y que no puede hacer nada en contra de un hijo de Dios. Esta premisa ha sumido a muchos en una fascinación mágico—religiosa donde la predicación de la Palabra ha perdido la contundencia de la proclamación del Evangelio de la libertad en Cristo Jesús.


¿Cómo podemos estratégicamente conocer las maquinaciones de Satanás, y desbaratarlas antes de que sean lanzadas?


Lo primero que es necesario hacer es entender acerca del valor de los ministerios, y de la interacción de los mismos.

Los ministerios no pueden caminar solos. Un ministro que camina solo es presa fácil del enemigo. En el texto de los escritos del Eclesiastés tenemos la Revelación de que mejores son dos que uno.

9Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. 10Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero: mas ­ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. 11También si dos durmieren juntos, se calentarán; mas ¿cómo se calentará uno solo? Eclesiastés 4:9-11

La sabiduría consiste en trabajar en equipos ministeriales. Los ministerios que Jesús estableció trabajaron sobre este principio espiritual,

Y llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos: y les dio potestad sobre los espíritus inmundos. Marcos 6:7


Y DESPUÉS de estas cosas, designó el Señor aun otros setenta, los cuales envió de dos en dos delante de sí, a toda ciudad y lugar a donde él había de venir. Lucas 10:1

Sobre esta base está construida la estrategia para conocer los planes ocultos de Satanás. El apóstol Pablo enseñó sobre el valor de la interacción y coordinación con los ministerios apostólicos y proféticos,

Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo; Efesios 2:20

En la misma epístola a los Efesios, el apóstol descubrió el valor de Revelación que los ministerios apostólicos y proféticos portan de parte del Señor,

El cual misterio en los otros siglos no se dio a conocer a los hijos de los hombres como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas en el Espíritu: Efesios 3:5

Y esto no es nuevo, el profeta Amós claramente había ya establecido la interacción del ministerio profético,

Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. Amós 3:7

Una revisión rápida de los escritos del libro de Hechos de los Apóstoles descubre que un apóstol caminaba siempre junto a un profeta; en el caso del apóstol Pablo, siempre caminó al lado de un profeta, al principio de su ministerio, junto a Bernabé,

Ministrando pues éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra para la cual los he llamado. Hechos 13:2

Bernabé era profeta,[1] su nombre lo declara: Bar (hijo) nabí (profeta), de allí que en el relato del libro de Hechos se le llama, hijo de consolación,

Entonces José, que fue llamado de los apóstoles por sobrenombre, Bernabé, (que es interpretado, Hijo de consolación) Levita, natural de Cipro, Hechos 4:36

Pero, luego, a la separación de ambos, Pablo se hizo acompañar de Silas,

Y Pablo escogiendo a Silas, partió encomendado de los hermanos a la gracia del Señor. Hechos 15:40


Judas también y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabra. Hechos 15:32

Fueron los ministerios proféticos los que advertían acerca de los planes ocultos de Satanás; en el segundo libro de Reyes se descubre cómo Eliseo desbarataba los planes de ataque del rey sirio sobre Israel,

11Y el corazón del rey de Siria fue turbado de esto; y llamando a sus siervos, díjoles: ¿No me declararéis vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel? 12Entonces uno de los siervos dijo: No, rey, señor mío; sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu más secreta cámara. 2 Reyes 6:11-12

En el libro de Hechos de los Apóstoles se descubre cómo las comunidades de fe eran advertidas de males que venían sobre las regiones,

Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por Espíritu, que había de haber una grande hambre en toda la tierra habitada: la cual hubo en tiempo de Claudio. Hechos 11:28

Así que, es necesario entender acerca de los ministerios, y del valor de interacción entre ellos mismos. Los ministerios tienen que aprender a trabajar en equipos ministeriales, y a interactuar entre sí con ministerios apostólicos y proféticos.

Y en cuanto a esto, tenemos que agregar que aunque en muchas comunidades de fe no se hayan desarrollado ministerios proféticos adecuadamente, Dios en su misericordia levanta en medio de ellos hombres y mujeres con don de profecía, los cuales por medio de “sueños”, en algunos casos, y “visiones” en otras ocasiones, descubren por la Revelación del Espíritu Santo lo que Satanás trama en contra de sus escogidos. El mayor problema que enfrentan muchas comunidades de fe es el hecho de que no creen en que los “sueños” que están teniendo vengan de parte del Señor. La Biblia enseña que los sueños y visiones son formas de Revelación que Dios utiliza para hablar a su pueblo,

14Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Mas el hombre no entiende. 15Por sueño de visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho; 16Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo; Job 33:14-16

Los sueños son formas de Dios para Revelar a su pueblo acerca de las cosas pertinentes a su desarrollo, es un don y en muchos casos, un ministerio; en el libro de Deuteronomio se identifica a quienes tienen este don, como sonadores de sueños,

1CUANDO se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te diere señal o prodigio,…  3No darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños: porque Jehová vuestro Dios os prueba, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma…   5Y el tal profeta o soñador de sueños, ha de ser muerto; por cuanto trató de rebelión contra Jehová vuestro Dios, que te sacó de tierra de Egipto, y te rescató de casa de siervos, y de echarte del camino por el que Jehová tu Dios te mandó que anduvieses: y así quitarás el mal de en medio de ti. Deuteronomio 13:1—5

La Biblia también declara acerca de hombres con el don particular de interpretación de sueños. El ejemplo claro de este don—ministerio son José y Daniel,

Y estaba allí con nosotros un mozo Hebreo, sirviente del capitán de los de la guardia; y se lo contamos, y él nos declaró nuestros sueños, y declaró a cada uno conforme a su sueño. Génesis 41:12


Por cuanto fue hallado en él mayor espíritu, y ciencia, y entendimiento, interpretando sueños, y declarando preguntas, y deshaciendo dudas, es a saber, en Daniel; al cual el rey puso por nombre Beltsasar. Llámese pues ahora a Daniel, y él mostrará la declaración. Daniel 5:12

Así, pues, toda comunidad tiene gente con el don de soñador de sueños, y de igual forma, gente con el don de interpretación de sueños. Cada comunidad de fe debe aprender a trabajar en equipos ministeriales que consideren los sueños como formas de Revelación que Dios utiliza para hablar a su pueblo.


Lo segundo que debemos aprender es acerca de levantar mesas ministeriales. De nuevo, la incapacidad de algunos de no saber trabajar en equipos ministeriales los ha llevado a estar sujetos bajo las trampas satánicas de engaño.

Las mesas ministeriales consisten en poner sobre la mesa los temas de los “negocios” del Señor para ser discutidos por todos, y bajo la dirección del Espíritu Santo establecer las estrategias correspondientes. El apóstol Pablo destacó la capacidad espiritual que posee el hombre y mujer de Revelación,

Empero el espiritual juzga todas las cosas; mas él no es juzgado de nadie. 1ra. Corintios 2:15

La instrucción que el apóstol Pablo le entregó a la comunidad de fe de Corinto, fue que aprendieran a “juzgar” entre ellos las cosas que le atañen a la comunidad,

 2¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿cuánto más las cosas de este siglo? 4Por tanto, si hubiereis de tener juicios de cosas de este siglo, poned para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia. 5Para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no hay entre vosotros sabio, ni aun uno que pueda juzgar entre sus hermanos? 1ra. Corintios 6:2—5

Las mesas ministeriales son para permitir que en la interacción entre ministerios, los unos aprendan a sujetarse a los otros, todos bajo cobertura de ellos mismos, Dios establezca la Revelación estratégica para la comunidad,

28Y si no hubiere intérprete, calle en la iglesia, y hable a sí mismo y a Dios. 29Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 30Y si a otro que estuviere sentado, fuere revelado, calle el primero. 1ra. Corintios 14:28-30

Este principio está presente en la enseñanza de Jesús solo que por los conceptos religiosos que predominan entre las comunidades, el principio ha sido interpretado parcialmente.

Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy en medio de ellos. Mateo 18:20

Esta enseñanza de Jesús está dirigida a entender acerca del valor de levantar mesas ministeriales, y estratégicamente, para efectos de la evangelización de las regiones, levantar “casas de juicio” sobre los Principados y Potestades que operan en ellas.

Por su parte, los miembros de una comunidad de fe deben aprender a caminar bajo “sujeción” de los ministerios de la comunidad; deben aprender a interactuar entre ellos mismos formando parte de grupos de estudio de la Palabra, todo conforme a las instrucciones que los ministerios apostólico—proféticos guías que el Señor ha establecido para la comunidad. El crecimiento lo da Dios cuando hay una línea de autoridad debidamente establecida dentro de la casa.


Finalmente, lo tercero que debemos aprender es a saber movernos en fidelidad y en sabiduría. ¿En qué consiste este principio?

Los planes de maldad de Satanás se llevan a cabo por causa de la ausencia de fidelidad y de sabiduría de quienes están a cargo de la obra. Según la parábola del trigo y la cizaña, la razón de por qué apareció cizaña en el campo fue porque los labradores se durmieron,[2] faltó la sabiduría para cuidar la labranza.

El libro de Eclesiastés destaca el valor de la sabiduría, y la presenta con mucho mas peso que aun la fortaleza. Salomón destaca que la guerra se libra con sabiduría,

14Una pequeña ciudad, y pocos hombres en ella; y viene contra ella un gran rey, y cércala, y edifica contra ella grandes baluartes: 15Y hállase en ella un hombre pobre, sabio, el cual libra la ciudad con su sabiduría; y nadie se acordaba de aquel pobre hombre. 16Entonces dije yo: Mejor es la sabiduría que la fortaleza; aunque la ciencia del pobre sea menospreciada, y no sean escuchadas sus palabras. Eclesiastés 9:14-16

La ausencia de fidelidad y de sabiduría es lo que boicotea toda buena obra. Ausencia de fidelidad y sabiduría consiste en traición a los principios bíblicos, y traición a los padres que nos instruyeron en el camino de la Revelación. El libro de los jueces destaca que el pueblo de Israel traicionaba los principios de la fe tan pronto como se veía libre de sus opresores,

18Y cuando Jehová les suscitaba jueces, Jehová era con el juez, y librábalos de mano de los enemigos todo el tiempo de aquel juez: porque Jehová se arrepentía por sus gemidos a causa de los que los oprimían y afligían. 19Mas en muriendo el juez, ellos se tornaban, y se corrompían más que sus padres, siguiendo dioses ajenos para servirles, é inclinándose delante de ellos; y nada disminuían de sus obras, ni de su duro camino. Jueces 2:18-19

La traición atrae maldición sobre la persona y sobre la generación. Muchos ministerios han caído en el lazo del cazador precisamente porque traicionaron su fundamento de fe, y/o traicionaron a sus padres y tutores espirituales.

El ejemplo más contundente lo tenemos con la comunidad de fe de Éfeso, según la Revelación del Apocalipsis. En el relato se descubre la maldad de la comunidad de Éfeso: Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor.[3]

Dejar el primer amor no es haber abandonado la pasión con que se hacían las cosas primeras cuando una persona recién convertido, esa es una explicación filosófico—religiosa, pero no la razón del reclamo del Señor. Haber dejado el primer amor significa haber traicionado el legado del apóstol Pablo, el padre espiritual de la comunidad. Si el lector revisa la permanencia del apóstol en la ciudad verá que las obras más singulares del ministerio de Pablo las realizó en Éfeso;[4] sin embargo, en el mensaje a la iglesia de Éfeso en el Apocalipsis, la comunidad mas prospera espiritualmente del ministerio de Pablo ahora no es ni fría ni caliente, es tibia, por lo cual está a punto de ser vomitada de la presencia del Señor. Haber dejado el primer amor significa haber negado la obra ardua del apóstol rompiendo la potestad de Diana,[5] traicionaron la obra del apóstol.

La ausencia de fidelidad y de sabiduría es la causa de que Satanás arrase con comunidades enteras. En la enseñanza de Jesús, la fidelidad y la sabiduría son la base espiritual para la autoridad y para la Revelación,

¿Quién pues es el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su familia para que les dé alimento a tiempo? Mateo 24:45 (Lucas 12:42)

Debemos aprender a movernos en fidelidad y en sabiduría; una persona fiel es la escogida por Dios para entregarle mayor posicionamiento espiritual; la persona infiel pierde su posición espiritual y abre brecha al enemigo,

El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel: y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Lucas 16:10


¿Ignoramos las maquinaciones del enemigo? Confío que a partir de ahora, no más.

 


¡Para la edificación de los Santos!

 


 

 

Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 

 


Pastor Pedro Montoya

WhatsApp (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Léase Hechos 13:1

[2] Mateo 13:25

[3] Apocalipsis 2:4

[4] Hechos 19:11

[5] Hechos 19:28, 34, 35

¿Cómo Conocer la Visitación de Dios?




El Caso de la Visitación de Dios en Tiempos de Juan el Bautista

El tema de la “visitación”, פָּקְדִי (ppakedi), es un tema tan antiguo como el hombre mismo, y está asociado con la manifestación de Dios, en principio, a una comunidad, a un pueblo o a una nación completa. No se debe relacionar con “aparición”, accidental וַיֵּרָא (yera), o deliberada הַנִּרְאֶה (han.nir’eh), pues no es lo mismo. La naturaleza de la “visitación” es de tipo grupal, mientras que la aparición puede ser tanto grupal como individual.

La aparición conlleva una presencia evidente, mientras que la “visitación” no significa necesariamente una presencia evidente de Dios. La “visitación” es más bien un evento que marca la diferencia en tiempo entre una estación y la otra, con el propósito de destacar que el cambio es una decisión de Dios sobre la comunidad visitada.

Por supuesto, hay varias razones o causas para una “visitación”; en este caso en particular queremos introducirnos al tema, si Dios nos permite desarrollar a profundidad sobre las causas de la “visitación” en un estudio posterior; introducirnos, decíamos, estudiando el caso referido por el escritor del evangelio de Lucas citando las palabras del sacerdote Zacarías en relación al nacimiento de Juan el Bautista.

Y Zacarías su padre fue lleno de Espíritu Santo, y profetizó, diciendo: 68Bendito el Señor Dios de Israel, Que ha visitado y hecho redención a su pueblo, 69Y nos alzó un cuerno de salvación En la casa de David su siervo, Lucas 1:67-69


La “visitación” tiene el significado de tiempo de redención (v. 68),

Que ha visitado y hecho redención a su pueblo,

El escritor describe claramente las características de una “visitación”, veámoslas. La primera y la más importante característica de una “visitación” de Dios es la presencia de un “libertador” (v. 69),


Y nos alzó un cuerno de salvación en la casa de David su siervo,


La obra de Dios se establece por intermedio de hombres y mujeres, y aun niños. Esta es característica fundamental de la obra legítima de Dios. En el caso cuando ha intervenido un ángel de Dios, su participación es tan solo como mensajero para dar a conocer sobre un evento, o para dar instrucciones sobre alguna acción que las personas deben tomar; pero son hombres o mujeres quienes establecen la obra.

En los escritos del libro de Jueces se destaca esta forma operacional de actuar de Dios:

Y cuando Jehová les suscitaba jueces, Jehová era con el juez, y librábalos de mano de los enemigos todo el tiempo de aquel juez: porque Jehová se arrepentía por sus gemidos a causa de los que los oprimían y afligían. 19Mas en muriendo el juez, ellos se tornaban, y se corrompían más que sus padres, siguiendo dioses ajenos para servirles, e inclinándose delante de ellos; y nada disminuían de sus obras, ni de su duro camino. Jueces 2:18, 19

La segunda característica de una de “visitación” es el establecimiento de liberación en toda la tierra visitada. La liberación no solo es sobre personas sino sobre lugares y regiones sobre las cuales ha caído maldición a causa de las prácticas e invocaciones satánicas realizadas por sus habitantes. El escritor del evangelio de Lucas citando las palabras del sacerdote Zacarías, establece sus énfasis,


Salvación de nuestros enemigos, (v.71a)


La evidencia contundente de que el Reino de Dios se ha establecido sobre un lugar y sobre sus habitantes es la expulsión de demonios (liberación). Jesús mismo lo estableció como la señal del establecimiento del Reino,

Y si por espíritu de Dios yo echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. Mateo 12:28 (Lucas 11:20)

Un tiempo de “visitación” trae consigo el ejercicio de la expulsión de demonios de los lugares y la liberación de los habitantes de las regiones. No puede haber “visitación” sin una real manifestación de la liberación. Es el fundamento mismo del Evangelio del Reino de los Cielos; veámoslo,

El que hace pecado, es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 1ra. Juan 3:8


Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por la muerte al que tenía el imperio de la muerte, es a saber, al diablo, Hebreos 2:14


Por lo cual Dios también le ensalzó a lo sumo, y dióle un nombre que es sobre todo nombre; 10Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra; Filipenses 2:9, 10


Y de mano de todos los que nos aborrecieron; (v.71b)


Otra característica de una “visitación” de Dios es la recuperación de la valía del pueblo de Dios ante los habitantes de las localidades.

El caso de cuando el pueblo de Israel fue librado de la mano de faraón de Egipto: Y Jehová dio gracia al pueblo delante de los Egipcios, y prestáronles; y ellos despojaron a los Egipcios. (Éxodo 12:36); el caso de cuando el pueblo fue librado de la mano de Amán hijo de Amadatha Agageo, enemigo de los Judíos: Y muchos de los pueblos de la tierra se hacían Judíos, porque el temor de los Judíos había caído sobre ellos. (Esther 8:17); entre otros muchos casos, nos ilustran esta característica de liberación, fruto de una “visitación” de Dios.

No son casos aislados, es la plataforma de ejecución sobre la que opera todo tiempo de “visitación” de Dios.


Para hacer misericordia con nuestros padres, (v.72a)


La “visitación” de Dios establece entre quienes viven bajo el Señorío de Cristo un espíritu de revelación, según el mismo apóstol Pablo destaca: Que el Dios del Señor nuestro Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación para su conocimiento; (Efesios 1:17).

Es un tiempo de descubrimiento de los misterios del Padre. Dios valida las misericordias dadas a los patriarcas, Abraham, Isaac, Jacob y David, y las activa en favor de quienes viven bajo el Señorío de Cristo.

Es decir, lo anterior significa que en un tiempo de “visitación”, el trato (misericordia) que recibe uno bajo “visitación” es la misma misericordia dada a David, por ejemplo:

Jehová Dios, no hagas volver el rostro de tu ungido: acuérdate de las misericordias de David tu siervo. (2 Crónicas 6:42).


Inclinad vuestros oídos, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. (Isaías 55:3)


Y que le levantó de los muertos para nunca más volver a corrupción, así lo dijo: Os daré las misericordias fieles de David. Hechos 13:34

Un tiempo de “visitación” es un tiempo de Revelación de los misterios del Todopoderoso.


Y acordándose de su santo pacto; (v.72b)


El santo pacto es el pacto de heredar la tierra. Un tiempo de “visitación” es un tiempo de tomar gobierno sobre los lugares de la tierra que Dios ha entregado en heredad a su pueblo. El salmo 37 es el salmo que mejor describe el santo pacto.

Espera en Jehová, y haz bien; Vivirás en la tierra,(v.3)…Porque los malignos serán talados, Mas los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.(v.9)… Pues de aquí a poco no será el malo: Y contemplarás sobre su lugar, y no parecerá.(v.10)Pero los mansos heredarán la tierra,(v.11)… Conoce Jehová los días de los perfectos: Y la heredad de ellos será para siempre.(v.18)Mas los impíos perecerán, Y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros Serán consumidos: se disiparán como humo.(v.20)Porque los benditos de él heredarán la tierra; Y los malditos de él serán talados.(v.22)En todo tiempo tiene misericordia, y presta; Y su simiente es para bendición.(v.26)Mas la simiente de los impíos será extirpada. Los justos heredarán la tierra, Y vivirán para siempre sobre ella.(v.28, 29)Espera en Jehová, y guarda su camino, Y él te ensalzará para heredar la tierra:(v.34)


Del juramento que juró a Abraham nuestro padre, Que nos había de dar, (v.73)


El juramento de Dios a Abraham lo encontramos en el libro de Génesis,

Bendiciendo te bendeciré, y multiplicando multiplicaré tu simiente como las estrellas del cielo, y como la arena que está a la orilla del mar; y tu simiente poseerá las puertas de sus enemigos: 18En tu simiente serán benditas todas las gentes de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. Génesis 22:17, 18

La promesa tiene dos énfasis. El primero, la de poseer las puertas de sus enemigos, promesa que fue validada a Pedro en los mismos términos: y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. (Mateo 16:18).

El segundo énfasis, el de establecer y regular los términos y condiciones bajo los cuales vivirán las naciones de la tierra: En tu simiente serán benditas todas las gentes de la tierra. No solo se trata de un beneficio extendido a las demás naciones, significa que la descendencia de Abraham determina las condiciones bajo las cuales se dispensa la bendición que ellas disfrutaran. El profeta Isaías lo presenta como una especie de cobertura espiritual,

Y ECHARÁN mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente sea llamado tu nombre sobre nosotras, quita nuestro oprobio. Isaías 4:1

Esto, si revisamos detenidamente otros textos proféticos, como la bendición de Moisés a las doce tribus, veremos que desde tiempo antiguo se profetizó sobre el carácter regulador del pueblo de Dios sobre los habitantes de la tierra:

No será quitado el cetro de Judá, Y el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Shiloh; Y a él se congregarán los pueblos. Génesis 49:10

Por eso, entendiendo y validando esta Palabra, la causa de la debacle moral, social, económica y política de una nación no consiste en la multiplicación de la maldad dentro de ella, no es por causa de lo que los malos hacen, sino a causa de un pueblo de Luz que no ejerce su autoridad sobre las regiones, que se metido en cuatro paredes y busca vivir aislado de su entorno, sin darse cuenta que al hacerlo así están perdiendo terreno e invalidando ellos mismos la Promesa que con juramento Dios entregó a Abraham, el padre de la fe.

Y ahora, viene la conclusión. En vista de que el pueblo posee las puertas de sus enemigos, ahora pueden vivir en Paz,


Que sin temor librados de nuestros enemigos, Le serviríamos en santidad y en justicia delante de él, todos los días nuestros. (v.74, 75)


Muchos hombres y mujeres de Dios han sido llamados como libertadores, para traer “visitación” de Dios a las regiones que habitan, pero han errado el camino y están buscando pulpitos e iglesias donde trabajar, creyendo que ministerio se reduce a pulpito.

Hay hombres y mujeres ya escogidos en Venezuela, en México, en España, en El Salvador, en China, en Irán, en Bolivia, en distintos tantos lugares del mundo, lugares que Dios ha dispuesto para iniciar “visitación” sobre la tierra. Son hombres y mujeres sin pulpito, sin iglesia que les reconozca, sin mucho prestigio ministerial, algunos incluso desconocidos, algunos niños aun… pero son los libertadores que traerán “visitación” de Dios sobre la tierra en preparación para su Venida.

 


Todos los textos bíblicos han sido tomados de la Biblia versión Reina Valera Antigua (RVA 1909)

 


Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

https://payhip.com/MinisterioApostolicoyProfeticoCristoRey

http://www.ministerioscristorey.com

¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?


Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. 1ra. Juan 2:18

El último tiempo, la última hora (εσχατη ωρα), como aparece en el texto en griego, es el final del tiempo de la generación de Adam que Dios inició con el relato del libro de Génesis.

Por disposición del Todopoderoso, el Creador de todas las cosas, visibles e invisible, la generación de Adam tuvo desde su diseño un tiempo límite de duración. No se trataba de tiempo indefinido, aunque en muchos círculos religiosos, así se creyó. Hemos llegado al final del límite de tiempo dispuesto por el Creador.

A muchos les asusta hablar del tema, en buena medida, porque las especulaciones religiosas se encargaron de presentarlo como el final abrupto de la humanidad por causa del incremento de la actividad pecaminosa del hombre, y la presentaron como una época cargada de juicios y castigos, de desastres y desgracias naturales.

Pero en realidad, como me parece que ya podemos apreciarlo, es el final de una época, rustica y material, y el comienzo de otra más gloriosa, espiritual, celestial, angélica, como el Todopoderoso lo diseñó desde sus orígenes.

El final del tiempo de la generación de Adam no es una invención humana, ni tema nuevo, está determinado en las Sagradas Escrituras, solo que, no lo hemos visto; o mejor dicho, no lo hemos querido ver.

El apóstol Pablo tocando el tema señaló que la presencia de Jesús en carne marcaba precisamente el inicio de esa última etapa de la generación de Adam,

De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra: Efesios 1:10

El último tiempo es, según Pablo, el cumplimiento de los tiempos, πληρωματος των καιρων, en griego, que significa el momento cuando se alcanzó la medida completa (πληρωμα) del tiempo estipulado de existencia; es decir, el límite de tiempo de vida de la Creación del Génesis.

Y no se trata de elaboración literaria pues ninguno de los escritores bíblicos fue poeta.

El apóstol Juan fue categórico al usar la expresión para referirse al hecho de que hemos llegado al límite de la época adámica.

Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. 1ra. Juan 2:18

El último tiempo es un tiempo cargado con altos índices de apostasía. Ministerialmente, el último tiempo significa la oportunidad en Dios de corregir la deficiencia de Adam de establecer fielmente la demanda de obediencia y autoridad que Dios le entregó en el huerto del Edén.

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra. Génesis 1:26

Demanda que no fue completada porque como bien conocemos la historia, la intervención satánica la malogró.

Debido a ello, para que nada quede inconcluso, lo que no se logró establecer al principio se tendrá que establecer al final. La base bíblica la establece la Palabra del Todopoderoso de que su Palabra no volverá a Él vacía,

Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Isaías 55:11

Es necesario que antes de que concluya esta última etapa se complete la Palabra entregada a Adam.

Entendido lo anterior, es oportuno ahora entender la demanda de este último tiempo. No se trata solo de “predicar”, solamente; es necesario ejecutar un trabajo específico conforme a la demanda de la época. Lo veremos según los dos puntos que planteamos a continuación.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

El orden de los Eventos del Último Tiempo


EMPERO acerca de los tiempos y de los momentos, no tenéis, hermanos, necesidad de que yo os escriba: 1ra. Tesalonicenses 5:1

Aun necesitamos entender algo más acerca del énfasis de Revelación del último tiempo.

Estamos a un par de días para entrar en la conclusión del último tiempo. No solo se trata de afirmar que pronto Jesús regresa a la tierra, es necesario entender el énfasis de la época y trabajar en torno a ella.

Con Juan el Bautista se inició la época de arrebatamiento de territorios retenidos bajo la potestad de Satanás, por la fuerza de La Palabra.

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, al reino de los cielos se hace fuerza, y los valientes lo arrebatan. 13Porque todos los profetas y la ley hasta Juan profetizaron. Mateo 11:12,13

Esta época es de conquista de la tierra y de establecimiento del Reino, y por ende, la demanda es de guerra espiritual.

Esta época fue profetizada por Daniel, y presentada por su énfasis de Revelación, como el inicio de la época de la Justicia de los siglos,

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para acabar la prevaricación, y concluir el pecado, y expiar la iniquidad; y para traer la justicia de los siglos, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Daniel 9:24

Palabra que si se compara con la del versículo 13 de Mateo, coincide. Daniel definió esta época bajo el énfasis de Revelación, de sellar la visión y la profecía, mientras que Jesús la define como, los profetas y la ley hasta Juan profetizaron.

Conjuguemos ambos textos. La Justicia de los siglos, según Daniel, es el Reino que se hace fuerza, de la definición de Jesús. Ambos textos nos están presentando la misma época, para nuestros efectos, el último tiempo.

La conclusión que Jesús presentó, y los valientes la arrebatan, significa que esta época es de conquista de la tierra y de establecimiento del Reino, y por ende, la demanda es de rompimiento y arrebatamiento.

Sin embargo, a partir del 15 de mayo del presente año comenzaremos una nueva época, se trata de una época profética con una demanda también profética, que demanda la atención de todos los ministros que trabajan para establecer el Reino de los Cielos en la tierra.

Esta es la fecha cuando termina el año shemitáh que comenzó el 25 de mayo del 2017, y comienza el año primero de una nueva serie de 7 años para completar otro año shemitáh (2024).

Es la época mesiánica donde la atención se centra en Israel para dar lugar a los últimos eventos definidos por el apóstol Pablo en su segunda epístola a los Tesalonicenses.

La coincidencia de la fecha con el traslado de la embajada de Estados Unidos de América de Tel Aviv a Jerusalén es tan solo una confirmación del valor del 15 de mayo (luna nueva), y de la época que está próxima a comenzar.

Esta etapa que estamos próximos a iniciar es extensión de la iniciada con Juan el Bautista, con la única diferencia de que la demanda para ella está sellada con un alto contenido profético, tal y como a Daniel le fue revelado: sellar la visión y la profecía. Solo los hombres y mujeres de espíritu abierto la podrán ver.

El proceso de establecimiento profético comenzará con el establecimiento y reconocimiento mundial de Jerusalén como capital de Israel, según el profeta Miqueas lo profetizó,

Y ACONTECERÁ en los postreros tiempos, que el monte de la casa de Jehová será constituido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él pueblos. Miqueas 4:1

Según el apóstol Pablo, este hecho de reconocimiento mundial de Jerusalén como capital de Israel es el fin de la época definida por él, como, la plenitud de los gentiles; y el comienzo simultaneo de la restauración de Israel, tiempo definido por el apóstol como, el endurecimiento de Israel,

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; Romanos 11:25

Este evento profético será seguido por la sucesión a la presidencia de Estados Unidos de América de un candidato de ascendencia judía, según lo profetizado por el profeta Isaías,

Y ECHARÁN mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente sea llamado tu nombre sobre nosotras, quita nuestro oprobio. Isaías 4:1

Después de esto, según el texto de la segunda epístola del apóstol Pablo a los Tesalonicenses, la apostasía, y el anticristo (el hombre de pecado, el hijo de perdición),

No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,                       2da. Tesalonicenses 2:3

La presencia del anticristo trae consigo un tiempo de tribulación para los hijos de la fe,

Oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, o que se adora; tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios.            2da. Tesalonicenses 2:4

Simultáneamente, gran tribulación para Israel.

Por tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo, (el que lee, entienda), Mateo 24:15

Finalmente, el retorno de Jesús y el establecimiento del reinado milenial para completar el séptimo día de la Creación, día al que Adam no entró por haber sido expulsado del Edén.

El escritor de la epístola a los Hebreos señala que esta generación adámica no pudo entrar en el reposo del Señor, el séptimo día de la Creación, precisamente por causa de su decisión de desobediencia,

Juré, pues, en mi ira: No entrarán en mi reposo. Hebreos 3:11… Empero entramos en el reposo los que hemos creído, de la manera que dijo: Como juré en mi ira, No entrarán en mi reposo: aun acabadas las obras desde el principio del mundo. Hebreos 4:3… Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. Hebreos 4:5

La demanda de esta nueva época que estamos próximos a entrar requiere de una mayor precisión de estrategias espirituales, y el conocimiento de lo que Satanás está generando para desarticular a los valientes del Reino.

Vientos de apostasía están ya soplando alrededor del mundo entero, y para contrarrestarlos es necesario tener en cuenta las artimañas satánicas.

Este es un tiempo de guerra espiritual, ignorarlo solo traerá esclavitud espiritual y el desbaratamiento de muchas obras.

Esta enseñanza pertenece a una serie de tres enseñanzas en línea. Se recomienda el siguiente orden.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Se ha Completado la Maldad de Puerto Rico… ¿Y, Ahora Qué?


Y en la cuarta generación volverán acá: porque aún no está cumplida la maldad del Amorrheo hasta aquí. Génesis 15:16

Según las Escrituras toda situación natural que acontece sobre la faz de la tierra tiene una causa espiritual que la provoca, y es presentada por Dios a los moradores de la tierra como señal de Su Soberanía y Autoridad.

Y no se trata de la invención humana, es diseño divino. La lectura del primer capítulo del primer libro de Moisés, el libro de Génesis, encontramos que el Todopoderoso dispuso el firmamento como tablón de edictos para manifestar al hombre sus designios,

Y dijo Dios: Sean lumbreras en la expansión de los cielos para apartar el día y la noche: y sean por señales, y para las estaciones, y para días y años; Génesis 1:14

El salmista David destaca esta forma particular de Dios de comunicarse con la humanidad como la forma cotidiana de impactar a la humanidad con su Potencia.

Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos. 2El un día emite palabra al otro día, Y la una noche a la otra noche declara sabiduría. 3No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz. 4Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol. Salmo 19:1-4

Aunque no hay palabras audibles, sin embargo nadie es inexcusable para luego decir, no lo supe.

Porque los Gentiles que no tienen ley, naturalmente haciendo lo que es de la ley, los tales, aunque no tengan ley, ellos son ley a sí mismos: Romanos 2:14

Moisés extendió esta forma divina de hablarle a la humanidad, y agregó junto al firmamento, a los cielos y la tierra.

A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición: escoge pues la vida, porque vivas tú y tu simiente: Deuteronomio 30:19

Así que, el Todopoderoso habla a través de las situaciones naturales. Nada es casualidad. Es un mensaje, una llamada de atención, una alerta, la promulgación de un juicio sobre los moradores de una región.

El colapso del sistema eléctrico producto de la falla de la Central de Aguirre, el 21 de septiembre de 2016, fue una llamada de atención para hacernos reflexionar sobre el estado espiritual de la nación.

En aquella ocasión planteamos una pregunta: ¿Qué significado espiritual tiene para Puerto Rico el colapso de energía eléctrica del 21 de septiembre de 2016?

No entendimos de lo que este evento nos estaba advirtiendo, y justo un año después, el 20 de septiembre de 2017, fuimos azotados por el huracán Maria, que hoy por hoy tiene en una crisis a la isla.

¿Casualidad? No, no lo es. Nada es casualidad. Es juicio de Dios ante la creciente incredulidad y arrogancia del pueblo que no quiere humillarse ante el propietario de la isla: la isla del Cordero. El que tiene oídos para ‎oír,… ¡que oiga!…‎

Hoy, nuevamente estamos ante una situación natural extraordinaria: a partir del lunes 5 de marzo, y por espacio de 5 dias, se anuncia una histórica marejada con olas de entre 13 a 19 pies, así como olas rompientes de sobre 20 pies. Un evento que tendrá una duración de cinco días, como para que nadie ignore sobre la importancia espiritual y la advertencia por la que fue enviado.

Aunque los meteorólogos están conscientes de su existencia se trata de un evento grande de marejada inusual, por la dirección que corre, de noroeste a norte, usualmente son del norte noreste.

Una condición de huracán sin que haya uno de por medio, como lo fue el apagón general por el fallo de la Central de Aguirre. Es la última advertencia.

¿Qué en realidad es lo que está pasando? ¿A qué obedece este evento grande de marejada?

Desde hace un poco más de cuatro años, Puerto Rico ha estado recibiendo mensajes precisos de Dios. El Señor llamándolo al arrepentimiento, y a la humillación, a volverse en amistad con Él.

El 9 de marzo de 2014, un día domingo, comenzó en el Coliseo de Arecibo un acontecimiento singular, restaurador, dado por Dios para iniciar en esta nación un mover profético sobre la tierra: 40 días de ayuno, como el evento de Jonás ante Nínive.

Tan pronto el acontecimiento concluyó el día 17 de abril, muchos otros municipios siguieron el ejemplo. Lastimosamente un mensaje revelado que el Señor había entregado a un hombre no religioso ni conocido, fue transformado en “moda”, donde lo que menos se hizo fue ayunar y humillarse ante el Creador. La soberbia y vanidad de los líderes religiosos menospreció la Palabra de Dios y se refugió en ritos y costumbres paganos, como el profeta Jeremías denunció,

Porque dos males ha hecho mi pueblo: dejáronme a mí, fuente de agua viva, por cavar para sí cisternas, cisternas rotas que no detienen aguas. Jeremías 2:13

Estamos a escasos 5 días de cumplir cuatro años de que en Arecibo se inició un tiempo de cuarenta días de ayuno, para según fue decretado por el alcalde de Arecibo, traer un gran avivamiento que nos lleve a que nuestro pueblo se una y se levante ante la presencia del Señor.

¿No será que este evento grande de marejada nos estará recordando la proclama divina de humillarnos y buscar al Señor en ayuno?

En el caso de Nínive, un rey pagano que no sabia distinguir entre su mano derecha ni su mano izquierda, estuvo dispuesto a humillarse, y a ayunar, y sin tener garantía de que esto pudiera funcionar, propuso, ¿Quién sabe si se volverá y arrepentirá Dios, y se apartará del furor de su ira, y no pereceremos?[1]

¡Cuánto no más Puerto Rico que sus bases son evangélicas! El orgullo, la vanidad y la soberbia es mucha, y grande, que no nos permite ver lo que Dios nos está diciendo.

Dios está confrontando a la nación entera a través de fenómenos naturales sobre su fe nominal, renuentes a someterse a su señorío.

Puerto Rico se ha rebelado contra el Todopoderoso. Sus líderes políticos, y aun religiosos, han tentado al Señor.

Los líderes políticos se acercan a las iglesias solo en tiempo de elecciones, para buscar votos; y la iglesia ha caído en su juego, pues amenazan con retirar su voto cuando éstos se alejan de los pactos que formalizaron con las comunidades de fe a cambio de su voto.

Han antepuesto la capacidad humana, nadie busca a Dios. Predominan las alianzas, el cabildeo, los negocios, y todo esto es maldad y abominación a Dios. No han creído que el Señor esté interesado en intervenir. Han relegado a Dios a las iglesias.

Este evento grande de marejada nos está advirtiendo de otro evento grande que viene, destructor, como nos advirtió el apagón de Aguirre antes de la llegada del huracán Maria.

Para todo esto hay fecha. Y la fecha es cercana.

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

www.ministerioscristorey.com

[1] Jonás 3:9

Denunciar la incredulidad: Arma de Guerra Espiritual


La incredulidad es el arma más poderosa de los demonios. Estorba el desarrollo y crecimiento de la fe, y detiene el establecimiento del Reino.

Y no hizo allí muchas maravillas, a causa de la incredulidad de ellos.   Mateo 13:58

No denunciar la incredulidad de un lugar trae como consecuencia directa la contaminación de quienes la vieron y no la denunciaron. Ellos mismos son afectados con el mismo espíritu demoniaco.

Y todos los que no os recibieren, saliéndoos de aquella ciudad, aun el polvo sacudid de vuestros pies en testimonio contra ellos. Lucas 9:5

Por eso la recomendación de sacudir el polvo de los pies.

Aun el polvo que se nos ha pegado de vuestra ciudad a nuestros pies, sacudimos en vosotros: esto empero sabed, que el reino de los cielos se ha llegado a vosotros.     Lucas 10:11

La incredulidad trabaja envolviendo lentamente a una región, casi de forma imperceptible, hasta que cuando se dan cuenta que está sobre ellas, ya no tienen forma de escapar. Trabaja como una serpiente que envuelve sigilosamente, y luego asfixia.

La incredulidad trae muerte espiritual.

El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36

La incredulidad detiene los procesos de Revelación,

Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad. Hebreos 3:19

La incredulidad aparta a las gentes de Dios, aun a los creyentes.

Mirad, hermanos, que en ninguno de vosotros haya corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo: Hebreos 3:12

La incredulidad enceguece espiritualmente,

En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. 2da. Corintios 4:4

La incredulidad promueve la persecución del Evangelio,

Mas los Judíos que fueron incrédulos, incitaron y corrompieron los ánimos de los Gentiles contra los hermanos.    Hechos 14:2

La principal razón de por qué las tinieblas se establecen en un lugar, y no pueden ser removidas de allí, pese a la oración de los santos, es porque el protocolo establecido bíblicamente para expulsarlas del lugar demanda que sean denunciadas públicamente. Es una operación espiritual, por supuesto.

Denunciar la maldad del lugar, de la región, de la población, de la ciudad, es un recurso de guerra espiritual, bíblico, pero poco conocido.

Consiste en sacar a la luz todo aquello que está escondido.

El descubre las profundidades de las tinieblas, Y saca a luz la sombra de muerte.       Job 12:22