Podcast, Reino de Dios

Programa Radial “Jesús, Señor y Cristo”. Programa núm. 26: La Justificación (Audio)

Jesús, Señor y Cristo

 

 


Programa núm.  26: martes 7 de enero, 2020


La Justificación por medio de la fe


La Justificación según la Ley

Romanos 2:13: Porque no los oidores de la ley son justos para con Dios, mas los hacedores de la ley serán justificados.

Santiago 2:10-11: 10 Porque cualquiera que hubiere guardado toda la ley, y ofendiere en un punto, es hecho culpado de todos. 11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no hubieres matado, ya eres hecho transgresor de la ley.

Hechos 13:39: Y de todo lo que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en éste es justificado todo aquel que creyere.

Gálatas 3:24: De manera que la ley nuestro ayo fue para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe.


La Justificación por la fe en Jesús es la atribución espiritual de la justicia del Reino

1 Corintios 1:30: Mas de él sois vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, y Justificación, y santificación, y redención:

Romanos 3:24: Siendo justificados gratuitamente por su gracia por la redención que es en Cristo Jesús;

Romanos 3:28:  Así que, concluimos ser el hombre justificado por fe sin las obras de la ley.

Gálatas 2:16: Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para que fuésemos justificados por la fe de Cristo, y no por las obras de la ley; por cuanto por las obras de la ley ninguna carne será justificada.

Romanos 4:16-25: 16 Por tanto es por la fe, para que sea por gracia; para que la promesa sea firme a toda simiente, no solamente al que es de la ley, mas también al que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros. 17 (Como está escrito: Que por padre de muchas gentes te he puesto) delante de Dios, al cual creyó; el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como las que son. 18 El creyó en esperanza contra esperanza, para venir a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que le había sido dicho: Así será tu simiente. 19 Y no se enflaqueció en la fe, ni consideró su cuerpo ya muerto (siendo ya de casi cien años,) ni la matriz muerta de Sara; 20 Tampoco en la promesa de Dios dudó con desconfianza: antes fue esforzado en fe, dando gloria a Dios, 21 Plenamente convencido de que todo lo que había prometido, era también poderoso para hacerlo. 22 Por lo cual también le fue atribuido á justicia. 23 Y no solamente por él fue escrito que le haya sido imputado; 24 Sino también por nosotros, a quienes será imputado, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús Señor nuestro, 25 El cual fue entregado por nuestros delitos, y resucitado para nuestra Justificación

Romanos 6:3—11: ¿O no sabéis que todos los que somos bautizados en Cristo Jesús, somos bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida. Porque si fuimos plantados juntamente en él a la semejanza de su muerte, así también lo seremos a la de su resurrección: Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fue crucificado con él, para que el cuerpo del pecado sea deshecho, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que es muerto, justificado es del pecado. Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él; Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de entre los muertos, ya no muere: la muerte no se enseñoreará más de él. 10 Porque el haber muerto, al pecado murió una vez; mas el vivir, a Dios vive. 11 Así también vosotros, pensad que de cierto estáis muertos al pecado, mas vivos a Dios en Cristo Jesús Señor nuestro.


Beneficios de la Justificación

Romanos 5:1: JUSTIFICADOS pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo:

Romanos 5:9: Luego mucho más ahora, justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

Romanos 8:33: ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

1 Corintios 6:11: Y esto erais algunos: mas ya sois lavados, mas ya sois santificados, mas ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

Tito 3:7: Para que, justificados por su gracia, seamos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna.

This entry was posted in: Podcast, Reino de Dios

por

El pastor Pedro Montoya y su esposa Yolanda Montoya son los fundadores del Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey, un ministerio con sede en Puerto Rico y con énfasis en la formación ministerial. Los pastores Montoya desarrollan programas de capacitación en las áreas de formación del carácter según la vida en Cristo, y capacitan sobre cómo implementar el modelo apostólico y profético para el establecimiento de comunidades de fe. Además, los pastores Montoya han desarrollado el Programa de Capacitación Ministerial en el Hogar, un programa de capacitación ministerial por Internet basado en el modelo de educación en el hogar (home schooling), a partir del cual se está capacitando a muchas personas en América Latina; el programa está orientado a desarrollar funciones ministeriales no convencionales en preparación para el regreso de Jesús a la tierra.