Los Niños Separados de sus Padres en USA, y los Niños atrapados en la Cueva Doi Nan Non (Tham Luang) en Tailandia: Otra Señal de Dios a la Humanidad.

Todos hemos sido impactados en días recientes por dos hechos que han ocupado los titulares de los principales periódicos del mundo.

Es algo similar a lo que sucedió en el año 2010 con el terremoto de Haití y con los 33 mineros atrapados en la mina San Jose, Chile, que también ocupó la atención mundial; solo que esta vez los protagonistas tienen un factor común: Niños.

Me refiero, por supuesto, a los cerca de 3000 niños extranjeros separados de sus padres que ingresaron ilegalmente en los Estados Unidos, y que fueron llevados a distintos centros de detención fronterizos; y la reciente búsqueda de los doce niños tailandeses que se encuentran aún dentro del sistema de cuevas Tham Luang, sin una posibilidad de ser liberados por causa de las lluvias que han inundado las cuevas.

Los niños separados de sus padres en los Estados Unidos que rondan cerca de los 3000 niños, son parte de la caravana viacrucis migrante 2018 que cruzó el territorio mexicano, y que inició su travesía desde Chiapas, en la frontera sur de México, el día 25 de marzo de 2018.

La caravana viacrucis del migrante 2018 llegó a la frontera con Estados Unidos el día 29 de abril para solicitar asilo humanitario ante la violencia que existe en sus países de origen.

Al principio nadie le prestó mayor importancia, en buena medida porque se pensaba que se trataba de otro caso de intolerancia contra los latinos. En días anteriores habíamos tenido conocimiento de varios casos de hispanos en Estados Unidos criticados por hablar español en público.

No fue sino hasta que los noticieros presentaron casos de personas representativas del grupo, que el hecho atrajo la atención del interés público. Conocimos el caso de Gabriela Hernández, una mujer embarazada madre de dos hijos, elegidas por sus compañeros migrantes para empezar el proceso de buscar asilo en Estados Unidos. (Michelle Krupa, CNN, 2018).

Sin embargo, a medida los días continuaron, la situación cobró relevancia internacional: los niños fueron separados de sus padres y alojados en centros de detención, incluidos almacenes y supermercados reconvertidos, y se mantienen alejados de sus madres.

El punto de mayor impacto internacional se dio cuando la primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, criticó esta política migratoria, afirmando que «odia ver a los hijos separados de sus familias y espera que ambas partes puedan unirse». (ABC Internacional, 2018). Días más tarde, la primera dama viajaba a Arizona para visitar estos centros de detención fronterizo. (Alina Espinoza, 2018).

El día 23 de junio recibimos el otro impacto. A 55 días del primer evento en la frontera de Estados Unidos, un grupo de doce niños pertenecientes a un equipo de fútbol junto con su entrenador desaparecieron en el norte de Tailandia, en una cueva llamada Tham Luang. Después de nueve días de búsqueda, el lunes 2 de julio, las autoridades dieron con su paradero, dentro de la gruta, a cuatro kilómetros de distancia de la entrada.

De nuevo, como sucedió con Haití y Chile, en el 2010, que acaparó la atención mundial, estos dos hechos están dirigiendo la atención internacional a los sucesos en estos dos lugares.

Estamos ante una nueva señal de Dios a la humanidad. ¿Qué nos quieren decir estos hechos?

Las coordenadas de la frontera de Tijuana, el sitio de mayor actividad en el caso de la caravana viacrucis del migrante, son:

320 32’ 04” N 1170 7’ 19”W

Las de las cuevas Tham Luang,

200 21’ 6”N 990 50’ 30”E

Si el lector ubica estos dos puntos en un mapamundi, verá que estos dos lugares, como si se tratara de dos grandes corchetes, encierran a casi toda la población mundial. Solo quedan fuera las islas de Hawái, Japón y Australia.

El mensaje que Dios nos quiere transmitir es sumamente importante, y de carácter mundial, y continental. Es una llamada de atención a algo que está por suceder que afectará a la población mundial. Se trata de un evento que surcará desde el occidente hasta el oriente, en el orden de como se desarrollaron los eventos originales.

Es un evento de angustia, dolor y sufrimiento, el mismo que experimentaron estos niños cuando fueron separados de sus madres.

Estos niños están profetizando sobre el mundo con sus propias experiencias.

Doce niños tailandeses, doce meses; uno por mes. Una profecía para un año completo a partir del mes de mayo de 2019, mes en el que los niños migrantes comenzaron a ser separados de sus madres.

¿Por qué los personajes de esta señal son niños?

Estos eventos deben de verse con ojo profético. Son parte de lo que el apóstol Pablo describió como el parto de los hijos de Dios, una generación profética que le devuelve a la Creacion su capacidad original,

Que también las mismas criaturas serán libradas de la servidumbre de corrupción en la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que todas las criaturas gimen á una, y a una están de parto hasta ahora. Romanos 8:21-22

Si revisa con atención las noticias tanto en el caso de los niños migrantes en Estados Unidos, y el caso de los doce niños tailandeses, verá que el rango de edades es exactamente el mismo: 11 a 16 años.

El mensaje tiene que ver con una generación que está siendo atentada, de muerte. Sus vidas corren peligro. Una generación sobre la cual ha salido maldición.

El caso de los niños tailandeses adquiere un valor más significativo. No solo se trata de una carrera contra el tiempo, por el hecho de que las lluvias amenazan con inundar la cueva, el lugar goza de una fama mistica-religiosa que presagia muerte.

La cueva donde se encuentran encerrados los niños tailandeses pesa sobre ella una leyenda de maldición. El significado de su nombre es “montaña de la dama que duerme”, y fue dado por causa de la maldición que recayó sobre el lugar. (Wikipedia, the free encyclopedia, 2018)

Así que, se trata de una generación arropada por la violencia, por la pobreza, en el caso de los niños migrantes; una generación sumida en la maldición, en el caso de los niños tailandeses.

Dios está advirtiendo de demandas satánicas que requieren vidas infantiles para posicionarse en el mundo entero. Algo similar aconteció en Egipto en el tiempo del nacimiento de Moisés. No sería sorpresa el enterarnos de muertes masivas de niños.

Los ministerios de liberación tienen que estar prestos para actuar y hacer cerco espiritual, la demanda satánica es fuerte. Las vidas de niños tienen peso espiritual mayor que el de un adulto, puesto que de los tales es el Reino de los cielos.

Los dos eventos están corriendo paralelos, el uno no será resuelto sin el otro. Ambos serán resueltos al mismo tiempo. Estos eventos están sincronizando el reloj profético mundial.

El tiempo que dure el rescate de los niños tailandeses establece una medida de tiempo profética.

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

ABC Internacional. (2018, 6 20). ABC Internacional. Retrieved 7 6, 2018, from https://www.abc.es/internacional/abci-gritan-ninos-separados-padres-frontera-eeuu-201806191314_noticia.html

Alina Espinoza. (2018, 6 28). RASA INFORMA. Retrieved 7 6, 2018, from https://rasa-informa.com/melania-trump-viaja-a-arizona/

Michelle Krupa, CNN. (2018, mayo 1). CNN en espanol. Retrieved junio 5, 2018, from https://cnnespanol.cnn.com/2018/05/01/los-inmigrantes-de-la-caravana-eligieron-a-esta-mujer-embarazada-para-ser-la-primer-en-pedir-asilo-en-ee-uu/#0

Wikipedia, the free encyclopedia. (2018, 3 30). WikiPedia. Retrieved 7 6, 2018, from https://en.wikipedia.org/wiki/Doi_Nang_Non

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.