Uncategorized

Un día para celebrar.

Celebro este día por dos razones. La primera, porque hace 30 años un día como hoy salí de mi tierra, El Salvador, con $80 dólares en el bolsillo, sin saber hacia donde me dirigía, y sin una dirección de un amigo al cual recurrir. Solo tenia una Palabra del Todopoderoso y el testimonio del Espíritu Santo que tal empresa descabellada estaba certificada por el Dios Eterno como parte de sus propósitos divinos. Solo Dios sabe lo que significo para mí aquel viaje.
La segunda razón, es porque justamente este día es el cumpleaños del apóstol Norman Parish, a quien conocí dos días después de mi llegada a Guatemala. Esta mañana escribí lo siguiente en su Facebook:
Cuando Jesús dijo que “EL era la puerta y que por EL entraban la ovejas”, estableció el precedente de hombres-puerta, y usted es uno de ellos. Le bendigo en este día, porque hace 30 años cuando el Señor me sacó de mi tierra, sin rumbo, tan solo porque sabia que Dios me estaba diciendo que lo hiciera, me llevó a Guatemala, para conocerlo a usted… y usted fue la puerta que Dios usó para hoy, al cabo de 30 años, me ha establecido en Puerto Rico ejerciendo un ministerio de liberación en todo el Caribe. Este día salí de mi tierra… es un día memorable para mi. Gracias por estar allí.

This entry was posted in: Uncategorized

por

El pastor Pedro Montoya y su esposa Yolanda Montoya son los fundadores del Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey, un ministerio con sede en Puerto Rico y con énfasis en la formación ministerial. Los pastores Montoya desarrollan programas de capacitación en las áreas de formación del carácter según la vida en Cristo, y capacitan sobre cómo implementar el modelo apostólico y profético para el establecimiento de comunidades de fe. Además, los pastores Montoya han desarrollado el Programa de Capacitación Ministerial en el Hogar, un programa de capacitación ministerial por Internet basado en el modelo de educación en el hogar (home schooling), a partir del cual se está capacitando a muchas personas en América Latina; el programa está orientado a desarrollar funciones ministeriales no convencionales en preparación para el regreso de Jesús a la tierra.