No Seamos Engañados de Satanás…



Estrategias para la Guerra Espiritual


Porque no seamos engañados de Satanás: pues no ignoramos sus maquinaciones. 2da. Corintios 2:11


¿Es eso cierto? Realmente, ¿es cierto que no ignoramos las maquinaciones de Satanás?

Confío que no interpretará de que estoy poniendo en duda la veracidad de la Palabra; en realidad mi pregunta está dirigida a entender cuánto realmente de conocimiento tenemos acerca de lo que Satanás despliega contra un hombre de fe, y de las trampas que desarrolla para sacar del camino a un ministro del Evangelio.

Maquinaciones, el término que el apóstol utiliza en este texto es la palabra griega νοήματα (noímata), que etimológicamente significa, pensamientos, planes, propósitos, en términos generales, resultado final, hablando del estado final de adormecimiento al que quiere conducir al hombre y a la mujer de Dios.

Maquinaciones, no solo se refiere a “pecado”; es decir, la intención de Satanás no solo consiste en conducir al hombre de Dios a llevarlo a pecar; si revisamos en detalle el texto donde se encuentra inserta la instrucción del apóstol veremos que Pablo está contrarrestando la ambigüedad y el menosprecio con que la comunidad lo ha tratado por causa de que según ellos, su Evangelio destaca sobremanera la tribulación y la persecución.

Así que, maquinaciones, el término que el apóstol utiliza para describir las intenciones satánicas en contra de una comunidad de fe, significa planes ocultos que él despliega y desarrolla astutamente y con engaño alrededor de aquellos que Dios ha levantado como luminarias en medio de las tinieblas de las regiones seleccionadas por Dios mismo para establecer Su Reino.

De nuevo, ahora, ¿Cuánto de las maquinaciones de Satanás conocemos? ¿realmente conocemos las maquinaciones de Satanás?

Si somos honestos, tendríamos que admitir que la mayoría conocen muy poco, o nada, acerca de los planes de engaño de Satanás; en principio, porque como que no ha habido un interés legítimo de conocer acerca de ello, en buena medida basado en la premisa religiosa de que Satanás está vencido, y que no puede hacer nada en contra de un hijo de Dios. Esta premisa ha sumido a muchos en una fascinación mágico—religiosa donde la predicación de la Palabra ha perdido la contundencia de la proclamación del Evangelio de la libertad en Cristo Jesús.


¿Cómo podemos estratégicamente conocer las maquinaciones de Satanás, y desbaratarlas antes de que sean lanzadas?


Lo primero que es necesario hacer es entender acerca del valor de los ministerios, y de la interacción de los mismos.

Los ministerios no pueden caminar solos. Un ministro que camina solo es presa fácil del enemigo. En el texto de los escritos del Eclesiastés tenemos la Revelación de que mejores son dos que uno.

9Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. 10Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero: mas ­ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. 11También si dos durmieren juntos, se calentarán; mas ¿cómo se calentará uno solo? Eclesiastés 4:9-11

La sabiduría consiste en trabajar en equipos ministeriales. Los ministerios que Jesús estableció trabajaron sobre este principio espiritual,

Y llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos: y les dio potestad sobre los espíritus inmundos. Marcos 6:7


Y DESPUÉS de estas cosas, designó el Señor aun otros setenta, los cuales envió de dos en dos delante de sí, a toda ciudad y lugar a donde él había de venir. Lucas 10:1

Sobre esta base está construida la estrategia para conocer los planes ocultos de Satanás. El apóstol Pablo enseñó sobre el valor de la interacción y coordinación con los ministerios apostólicos y proféticos,

Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo; Efesios 2:20

En la misma epístola a los Efesios, el apóstol descubrió el valor de Revelación que los ministerios apostólicos y proféticos portan de parte del Señor,

El cual misterio en los otros siglos no se dio a conocer a los hijos de los hombres como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas en el Espíritu: Efesios 3:5

Y esto no es nuevo, el profeta Amós claramente había ya establecido la interacción del ministerio profético,

Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. Amós 3:7

Una revisión rápida de los escritos del libro de Hechos de los Apóstoles descubre que un apóstol caminaba siempre junto a un profeta; en el caso del apóstol Pablo, siempre caminó al lado de un profeta, al principio de su ministerio, junto a Bernabé,

Ministrando pues éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra para la cual los he llamado. Hechos 13:2

Bernabé era profeta,[1] su nombre lo declara: Bar (hijo) nabí (profeta), de allí que en el relato del libro de Hechos se le llama, hijo de consolación,

Entonces José, que fue llamado de los apóstoles por sobrenombre, Bernabé, (que es interpretado, Hijo de consolación) Levita, natural de Cipro, Hechos 4:36

Pero, luego, a la separación de ambos, Pablo se hizo acompañar de Silas,

Y Pablo escogiendo a Silas, partió encomendado de los hermanos a la gracia del Señor. Hechos 15:40


Judas también y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabra. Hechos 15:32

Fueron los ministerios proféticos los que advertían acerca de los planes ocultos de Satanás; en el segundo libro de Reyes se descubre cómo Eliseo desbarataba los planes de ataque del rey sirio sobre Israel,

11Y el corazón del rey de Siria fue turbado de esto; y llamando a sus siervos, díjoles: ¿No me declararéis vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel? 12Entonces uno de los siervos dijo: No, rey, señor mío; sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu más secreta cámara. 2 Reyes 6:11-12

En el libro de Hechos de los Apóstoles se descubre cómo las comunidades de fe eran advertidas de males que venían sobre las regiones,

Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por Espíritu, que había de haber una grande hambre en toda la tierra habitada: la cual hubo en tiempo de Claudio. Hechos 11:28

Así que, es necesario entender acerca de los ministerios, y del valor de interacción entre ellos mismos. Los ministerios tienen que aprender a trabajar en equipos ministeriales, y a interactuar entre sí con ministerios apostólicos y proféticos.

Y en cuanto a esto, tenemos que agregar que aunque en muchas comunidades de fe no se hayan desarrollado ministerios proféticos adecuadamente, Dios en su misericordia levanta en medio de ellos hombres y mujeres con don de profecía, los cuales por medio de “sueños”, en algunos casos, y “visiones” en otras ocasiones, descubren por la Revelación del Espíritu Santo lo que Satanás trama en contra de sus escogidos. El mayor problema que enfrentan muchas comunidades de fe es el hecho de que no creen en que los “sueños” que están teniendo vengan de parte del Señor. La Biblia enseña que los sueños y visiones son formas de Revelación que Dios utiliza para hablar a su pueblo,

14Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Mas el hombre no entiende. 15Por sueño de visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho; 16Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo; Job 33:14-16

Los sueños son formas de Dios para Revelar a su pueblo acerca de las cosas pertinentes a su desarrollo, es un don y en muchos casos, un ministerio; en el libro de Deuteronomio se identifica a quienes tienen este don, como sonadores de sueños,

1CUANDO se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te diere señal o prodigio,…  3No darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños: porque Jehová vuestro Dios os prueba, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma…   5Y el tal profeta o soñador de sueños, ha de ser muerto; por cuanto trató de rebelión contra Jehová vuestro Dios, que te sacó de tierra de Egipto, y te rescató de casa de siervos, y de echarte del camino por el que Jehová tu Dios te mandó que anduvieses: y así quitarás el mal de en medio de ti. Deuteronomio 13:1—5

La Biblia también declara acerca de hombres con el don particular de interpretación de sueños. El ejemplo claro de este don—ministerio son José y Daniel,

Y estaba allí con nosotros un mozo Hebreo, sirviente del capitán de los de la guardia; y se lo contamos, y él nos declaró nuestros sueños, y declaró a cada uno conforme a su sueño. Génesis 41:12


Por cuanto fue hallado en él mayor espíritu, y ciencia, y entendimiento, interpretando sueños, y declarando preguntas, y deshaciendo dudas, es a saber, en Daniel; al cual el rey puso por nombre Beltsasar. Llámese pues ahora a Daniel, y él mostrará la declaración. Daniel 5:12

Así, pues, toda comunidad tiene gente con el don de soñador de sueños, y de igual forma, gente con el don de interpretación de sueños. Cada comunidad de fe debe aprender a trabajar en equipos ministeriales que consideren los sueños como formas de Revelación que Dios utiliza para hablar a su pueblo.


Lo segundo que debemos aprender es acerca de levantar mesas ministeriales. De nuevo, la incapacidad de algunos de no saber trabajar en equipos ministeriales los ha llevado a estar sujetos bajo las trampas satánicas de engaño.

Las mesas ministeriales consisten en poner sobre la mesa los temas de los “negocios” del Señor para ser discutidos por todos, y bajo la dirección del Espíritu Santo establecer las estrategias correspondientes. El apóstol Pablo destacó la capacidad espiritual que posee el hombre y mujer de Revelación,

Empero el espiritual juzga todas las cosas; mas él no es juzgado de nadie. 1ra. Corintios 2:15

La instrucción que el apóstol Pablo le entregó a la comunidad de fe de Corinto, fue que aprendieran a “juzgar” entre ellos las cosas que le atañen a la comunidad,

 2¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿cuánto más las cosas de este siglo? 4Por tanto, si hubiereis de tener juicios de cosas de este siglo, poned para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia. 5Para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no hay entre vosotros sabio, ni aun uno que pueda juzgar entre sus hermanos? 1ra. Corintios 6:2—5

Las mesas ministeriales son para permitir que en la interacción entre ministerios, los unos aprendan a sujetarse a los otros, todos bajo cobertura de ellos mismos, Dios establezca la Revelación estratégica para la comunidad,

28Y si no hubiere intérprete, calle en la iglesia, y hable a sí mismo y a Dios. 29Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 30Y si a otro que estuviere sentado, fuere revelado, calle el primero. 1ra. Corintios 14:28-30

Este principio está presente en la enseñanza de Jesús solo que por los conceptos religiosos que predominan entre las comunidades, el principio ha sido interpretado parcialmente.

Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy en medio de ellos. Mateo 18:20

Esta enseñanza de Jesús está dirigida a entender acerca del valor de levantar mesas ministeriales, y estratégicamente, para efectos de la evangelización de las regiones, levantar “casas de juicio” sobre los Principados y Potestades que operan en ellas.

Por su parte, los miembros de una comunidad de fe deben aprender a caminar bajo “sujeción” de los ministerios de la comunidad; deben aprender a interactuar entre ellos mismos formando parte de grupos de estudio de la Palabra, todo conforme a las instrucciones que los ministerios apostólico—proféticos guías que el Señor ha establecido para la comunidad. El crecimiento lo da Dios cuando hay una línea de autoridad debidamente establecida dentro de la casa.


Finalmente, lo tercero que debemos aprender es a saber movernos en fidelidad y en sabiduría. ¿En qué consiste este principio?

Los planes de maldad de Satanás se llevan a cabo por causa de la ausencia de fidelidad y de sabiduría de quienes están a cargo de la obra. Según la parábola del trigo y la cizaña, la razón de por qué apareció cizaña en el campo fue porque los labradores se durmieron,[2] faltó la sabiduría para cuidar la labranza.

El libro de Eclesiastés destaca el valor de la sabiduría, y la presenta con mucho mas peso que aun la fortaleza. Salomón destaca que la guerra se libra con sabiduría,

14Una pequeña ciudad, y pocos hombres en ella; y viene contra ella un gran rey, y cércala, y edifica contra ella grandes baluartes: 15Y hállase en ella un hombre pobre, sabio, el cual libra la ciudad con su sabiduría; y nadie se acordaba de aquel pobre hombre. 16Entonces dije yo: Mejor es la sabiduría que la fortaleza; aunque la ciencia del pobre sea menospreciada, y no sean escuchadas sus palabras. Eclesiastés 9:14-16

La ausencia de fidelidad y de sabiduría es lo que boicotea toda buena obra. Ausencia de fidelidad y sabiduría consiste en traición a los principios bíblicos, y traición a los padres que nos instruyeron en el camino de la Revelación. El libro de los jueces destaca que el pueblo de Israel traicionaba los principios de la fe tan pronto como se veía libre de sus opresores,

18Y cuando Jehová les suscitaba jueces, Jehová era con el juez, y librábalos de mano de los enemigos todo el tiempo de aquel juez: porque Jehová se arrepentía por sus gemidos a causa de los que los oprimían y afligían. 19Mas en muriendo el juez, ellos se tornaban, y se corrompían más que sus padres, siguiendo dioses ajenos para servirles, é inclinándose delante de ellos; y nada disminuían de sus obras, ni de su duro camino. Jueces 2:18-19

La traición atrae maldición sobre la persona y sobre la generación. Muchos ministerios han caído en el lazo del cazador precisamente porque traicionaron su fundamento de fe, y/o traicionaron a sus padres y tutores espirituales.

El ejemplo más contundente lo tenemos con la comunidad de fe de Éfeso, según la Revelación del Apocalipsis. En el relato se descubre la maldad de la comunidad de Éfeso: Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor.[3]

Dejar el primer amor no es haber abandonado la pasión con que se hacían las cosas primeras cuando una persona recién convertido, esa es una explicación filosófico—religiosa, pero no la razón del reclamo del Señor. Haber dejado el primer amor significa haber traicionado el legado del apóstol Pablo, el padre espiritual de la comunidad. Si el lector revisa la permanencia del apóstol en la ciudad verá que las obras más singulares del ministerio de Pablo las realizó en Éfeso;[4] sin embargo, en el mensaje a la iglesia de Éfeso en el Apocalipsis, la comunidad mas prospera espiritualmente del ministerio de Pablo ahora no es ni fría ni caliente, es tibia, por lo cual está a punto de ser vomitada de la presencia del Señor. Haber dejado el primer amor significa haber negado la obra ardua del apóstol rompiendo la potestad de Diana,[5] traicionaron la obra del apóstol.

La ausencia de fidelidad y de sabiduría es la causa de que Satanás arrase con comunidades enteras. En la enseñanza de Jesús, la fidelidad y la sabiduría son la base espiritual para la autoridad y para la Revelación,

¿Quién pues es el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su familia para que les dé alimento a tiempo? Mateo 24:45 (Lucas 12:42)

Debemos aprender a movernos en fidelidad y en sabiduría; una persona fiel es la escogida por Dios para entregarle mayor posicionamiento espiritual; la persona infiel pierde su posición espiritual y abre brecha al enemigo,

El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel: y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Lucas 16:10


¿Ignoramos las maquinaciones del enemigo? Confío que a partir de ahora, no más.

 


¡Para la edificación de los Santos!

 


 

 

Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 

 


Pastor Pedro Montoya

WhatsApp (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Léase Hechos 13:1

[2] Mateo 13:25

[3] Apocalipsis 2:4

[4] Hechos 19:11

[5] Hechos 19:28, 34, 35

¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?


Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. 1ra. Juan 2:18

El último tiempo, la última hora (εσχατη ωρα), como aparece en el texto en griego, es el final del tiempo de la generación de Adam que Dios inició con el relato del libro de Génesis.

Por disposición del Todopoderoso, el Creador de todas las cosas, visibles e invisible, la generación de Adam tuvo desde su diseño un tiempo límite de duración. No se trataba de tiempo indefinido, aunque en muchos círculos religiosos, así se creyó. Hemos llegado al final del límite de tiempo dispuesto por el Creador.

A muchos les asusta hablar del tema, en buena medida, porque las especulaciones religiosas se encargaron de presentarlo como el final abrupto de la humanidad por causa del incremento de la actividad pecaminosa del hombre, y la presentaron como una época cargada de juicios y castigos, de desastres y desgracias naturales.

Pero en realidad, como me parece que ya podemos apreciarlo, es el final de una época, rustica y material, y el comienzo de otra más gloriosa, espiritual, celestial, angélica, como el Todopoderoso lo diseñó desde sus orígenes.

El final del tiempo de la generación de Adam no es una invención humana, ni tema nuevo, está determinado en las Sagradas Escrituras, solo que, no lo hemos visto; o mejor dicho, no lo hemos querido ver.

El apóstol Pablo tocando el tema señaló que la presencia de Jesús en carne marcaba precisamente el inicio de esa última etapa de la generación de Adam,

De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra: Efesios 1:10

El último tiempo es, según Pablo, el cumplimiento de los tiempos, πληρωματος των καιρων, en griego, que significa el momento cuando se alcanzó la medida completa (πληρωμα) del tiempo estipulado de existencia; es decir, el límite de tiempo de vida de la Creación del Génesis.

Y no se trata de elaboración literaria pues ninguno de los escritores bíblicos fue poeta.

El apóstol Juan fue categórico al usar la expresión para referirse al hecho de que hemos llegado al límite de la época adámica.

Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. 1ra. Juan 2:18

El último tiempo es un tiempo cargado con altos índices de apostasía. Ministerialmente, el último tiempo significa la oportunidad en Dios de corregir la deficiencia de Adam de establecer fielmente la demanda de obediencia y autoridad que Dios le entregó en el huerto del Edén.

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra. Génesis 1:26

Demanda que no fue completada porque como bien conocemos la historia, la intervención satánica la malogró.

Debido a ello, para que nada quede inconcluso, lo que no se logró establecer al principio se tendrá que establecer al final. La base bíblica la establece la Palabra del Todopoderoso de que su Palabra no volverá a Él vacía,

Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Isaías 55:11

Es necesario que antes de que concluya esta última etapa se complete la Palabra entregada a Adam.

Entendido lo anterior, es oportuno ahora entender la demanda de este último tiempo. No se trata solo de “predicar”, solamente; es necesario ejecutar un trabajo específico conforme a la demanda de la época. Lo veremos según los dos puntos que planteamos a continuación.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos


PARA todas las cosas hay sazón, y todo lo que se quiere debajo del cielo, tiene su tiempo: Eclesiastés 3:1

El tiempo de la generación de Adam no ha sido un tiempo corriendo sin sentido ni razón. Dios dispuso armoniosamente las épocas y las sazones de los tiempos, para establecer con cada época un énfasis de Revelación de su plan de salvación.

Todo tiempo ha tenido su propio énfasis, su respectiva demanda. En ellos Dios se ha revelado a la humanidad en sus distintas regiones, como está escrito en la epístola a los Hebreos,

DIOS, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, al cual constituyó heredero de todo, por el cual asimismo hizo el universo: Hebreos 1:1,2

Y ha utilizado distintas formas, muchas de ellas, formas no tradicionales,

Porque los Gentiles que no tienen ley, naturalmente haciendo lo que es de la ley, los tales, aunque no tengan ley, ellos son ley a sí mismos: 15Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio juntamente sus conciencias, y acusándose y también excusándose sus pensamientos unos con otros; 16En el día que juzgará el Señor lo encubierto de los hombres, conforme a mi evangelio, por Jesucristo. Romanos 2:14-16

En cuanto al último tiempo, su énfasis, su demanda y su respectivo proceso de Revelación, lo vemos claramente a partir de la mención que Jesús hizo con respecto a los tiempos que se marcaron con la llegada de Juan el Bautista.

Porque todos los profetas y la ley hasta Juan profetizaron. Mateo 11:13

El pasaje paralelo de Lucas es más claro,

La ley y los profetas hasta Juan: desde entonces el reino de Dios es anunciado, y quienquiera se esfuerza a entrar en él.         Lucas 16:16

Según el texto, cita de las Palabras de Jesús, el tiempo que terminó es definido como, los profetas y la Ley, que según el apóstol Juan, fue el tiempo de Moisés,

Porque la ley por Moisés fue dada: mas la gracia y la verdad por Jesucristo fue hecha. Juan 1:17

Y, el tiempo que le sucedió, es definido como el tiempo del Reino de Dios,

En este “nuevo tiempo” el énfasis de revelación consistía en arrebatar el Reino, y se alcanzaba en el momento cuando cada quien se constituía en violentos,

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Mateo 11:12

Los violentos son los que se esfuerzan a entrar. Ellos son los únicos que obtienen la Revelación de atar y desatar en la tierra,

Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos. 18Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. 19Y a ti daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que ligares en la tierra será ligado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. Mateo 16:17-19

No que se trata de dispensaciones, sino de tiempos con énfasis específicos de Revelación, regionales, en los cuales Dios determina juicios y operaciones del Espíritu para completar una obra particular para naciones enteras.

En cuanto al énfasis de revelación del último tiempo, el texto del evangelio de Juan establece que la presencia de Jesús en la tierra no es ocasional, que su presencia es debido al énfasis de la Gracia y la Verdad, que Dios dispuso para tal época,

Porque la ley por Moisés fue dada: mas la Gracia y la Verdad por Jesucristo fue hecha. Juan 1:17

Tal y como fue profetizado desde tiempo antiguo por el profeta Zacarías,

Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalem, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y harán llanto sobre él, como llanto sobre unigénito, afligiéndose sobre él como quien se aflige sobre primogénito. Zacarías 12:10

Y por el profeta Isaías,

Y acontecerá en aquel tiempo, que los que hubieren quedado de Israel, y los que hubieren quedado de la casa de Jacob, nunca más estriben sobre el que los hirió; sino que se apoyarán con verdad en Jehová Santo de Israel. Isaías 10:20

No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare: sacará el juicio a verdad. Isaías 42:3

Aún, en el libro de los salmos,

Porque sol y escudo es Jehová Dios: Gracia y gloria dará Jehová: No quitará el bien a los que en integridad andan. Salmo 84:11

Aparta de mí camino de mentira; Y hazme la gracia de tu ley. Salmo 119:29

Así que, tenemos que el énfasis de Revelación del último tiempo es el establecimiento del Reino de los Cielos en la tierra; y su demanda consiste en traer por medio de Jesús la Buena Nueva de la salvación por la Gracia y la Verdad. Es un tiempo de guerra espiritual en la que los violentos son los únicos que reciben la capacidad de atar y desatar en los Cielos.

Por eso, y ahora entendible con mucha más claridad, la hipocresía señalada a los religiosos de la época no era una hipocresía dialéctica, sino la hipocresía de actuar fuera del énfasis de Revelación que la época demandaba,

Y a la mañana: Hoy tempestad; porque tiene arreboles el cielo triste. Hipócritas, que sabéis hacer diferencia en la faz del cielo; ¿y en las señales de los tiempos no podéis?   Mateo 16:3

De allí que, en su exhortación a los discípulos, Jesús los urgió a mantenerse firmes en su enseñanza para que no cayeran en la hipocresía de los escribas y fariseos,

Andad pues, y aprended qué cosa es: Misericordia quiero, y no sacrificio: porque no he venido a llamar justos, sino pecadores a arrepentimiento. Mateo 9:13

¿Cuál es la demanda de trabajo que Dios espera de los ministros para este último tiempo?

La demanda es restaurar y ejecutar todas aquellas Palabras que no se ejecutaron adecuadamente, y/o se establecieron parcialmente. Dado que no hacer lo que se sabe que es bueno, es pecado, es necesario quitar ese sello de “pecado”, y transformar las acciones en santas y buenas, y agradables al Señor.

Es un tiempo de restauración y validación de La Palabra. La experiencia de Zaqueo ante Jesús lo ilustra adecuadamente:

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, lo vuelvo con el cuatro tanto. 9 Y Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Lucas 19:8,9

La proclamación del Reino se había establecido durante el tiempo de convivio en casa de Zaqueo, pero no fue sino hasta que Zaqueo confiesa públicamente su decisión de devolver lo que se hubiere defraudado con un 25% por ciento adicional, en obediencia a la estipulación de la Ley,

Confesarán su pecado que cometieron, y compensarán su ofensa enteramente, y añadirán su quinto sobre ello, y lo darán a aquel contra quien pecaron. Números 5:7

…hasta entonces es que se dictamina que la salvación ha llegado a esa casa.

Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

La proclamación del Evangelio no conduce a la perfección mientras la persona no tome la acción de restaurar lo que por sus acciones pasadas haya perjudicado, pervertido o detenido.

La perfección reclama la convicción de la necesidad de resarcir y restaurar.

Nada puede quedar inconcluso. Esta es la demanda de este tiempo. Es tiempo para resarcir daños, de enmendar errores, de saldar deudas; en síntesis, de restauración.

Promesas no completadas, proyectos espirituales truncados, caminos no completados, caminos desviados, todo tiene que ser revisado, y corregido. Nada puede quedar inconcluso.

Causas injustas, motivos egoístas, vínculos equivocados, pactos inaceptables, todo tiene que ser enmendado y corregido.

Lo que no se corrija se convertirá en estorbo y evitará que el hombre y la mujer de fe se posicionen dentro de las operaciones del Espíritu de establecimiento del Reino sobre la tierra.

Esta enseñanza pertenece a una serie de tres enseñanzas en línea. Se recomienda el siguiente orden.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

El orden de los Eventos del Último Tiempo


EMPERO acerca de los tiempos y de los momentos, no tenéis, hermanos, necesidad de que yo os escriba: 1ra. Tesalonicenses 5:1

Aun necesitamos entender algo más acerca del énfasis de Revelación del último tiempo.

Estamos a un par de días para entrar en la conclusión del último tiempo. No solo se trata de afirmar que pronto Jesús regresa a la tierra, es necesario entender el énfasis de la época y trabajar en torno a ella.

Con Juan el Bautista se inició la época de arrebatamiento de territorios retenidos bajo la potestad de Satanás, por la fuerza de La Palabra.

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, al reino de los cielos se hace fuerza, y los valientes lo arrebatan. 13Porque todos los profetas y la ley hasta Juan profetizaron. Mateo 11:12,13

Esta época es de conquista de la tierra y de establecimiento del Reino, y por ende, la demanda es de guerra espiritual.

Esta época fue profetizada por Daniel, y presentada por su énfasis de Revelación, como el inicio de la época de la Justicia de los siglos,

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para acabar la prevaricación, y concluir el pecado, y expiar la iniquidad; y para traer la justicia de los siglos, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Daniel 9:24

Palabra que si se compara con la del versículo 13 de Mateo, coincide. Daniel definió esta época bajo el énfasis de Revelación, de sellar la visión y la profecía, mientras que Jesús la define como, los profetas y la ley hasta Juan profetizaron.

Conjuguemos ambos textos. La Justicia de los siglos, según Daniel, es el Reino que se hace fuerza, de la definición de Jesús. Ambos textos nos están presentando la misma época, para nuestros efectos, el último tiempo.

La conclusión que Jesús presentó, y los valientes la arrebatan, significa que esta época es de conquista de la tierra y de establecimiento del Reino, y por ende, la demanda es de rompimiento y arrebatamiento.

Sin embargo, a partir del 15 de mayo del presente año comenzaremos una nueva época, se trata de una época profética con una demanda también profética, que demanda la atención de todos los ministros que trabajan para establecer el Reino de los Cielos en la tierra.

Esta es la fecha cuando termina el año shemitáh que comenzó el 25 de mayo del 2017, y comienza el año primero de una nueva serie de 7 años para completar otro año shemitáh (2024).

Es la época mesiánica donde la atención se centra en Israel para dar lugar a los últimos eventos definidos por el apóstol Pablo en su segunda epístola a los Tesalonicenses.

La coincidencia de la fecha con el traslado de la embajada de Estados Unidos de América de Tel Aviv a Jerusalén es tan solo una confirmación del valor del 15 de mayo (luna nueva), y de la época que está próxima a comenzar.

Esta etapa que estamos próximos a iniciar es extensión de la iniciada con Juan el Bautista, con la única diferencia de que la demanda para ella está sellada con un alto contenido profético, tal y como a Daniel le fue revelado: sellar la visión y la profecía. Solo los hombres y mujeres de espíritu abierto la podrán ver.

El proceso de establecimiento profético comenzará con el establecimiento y reconocimiento mundial de Jerusalén como capital de Israel, según el profeta Miqueas lo profetizó,

Y ACONTECERÁ en los postreros tiempos, que el monte de la casa de Jehová será constituido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él pueblos. Miqueas 4:1

Según el apóstol Pablo, este hecho de reconocimiento mundial de Jerusalén como capital de Israel es el fin de la época definida por él, como, la plenitud de los gentiles; y el comienzo simultaneo de la restauración de Israel, tiempo definido por el apóstol como, el endurecimiento de Israel,

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; Romanos 11:25

Este evento profético será seguido por la sucesión a la presidencia de Estados Unidos de América de un candidato de ascendencia judía, según lo profetizado por el profeta Isaías,

Y ECHARÁN mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente sea llamado tu nombre sobre nosotras, quita nuestro oprobio. Isaías 4:1

Después de esto, según el texto de la segunda epístola del apóstol Pablo a los Tesalonicenses, la apostasía, y el anticristo (el hombre de pecado, el hijo de perdición),

No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,                       2da. Tesalonicenses 2:3

La presencia del anticristo trae consigo un tiempo de tribulación para los hijos de la fe,

Oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, o que se adora; tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios.            2da. Tesalonicenses 2:4

Simultáneamente, gran tribulación para Israel.

Por tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo, (el que lee, entienda), Mateo 24:15

Finalmente, el retorno de Jesús y el establecimiento del reinado milenial para completar el séptimo día de la Creación, día al que Adam no entró por haber sido expulsado del Edén.

El escritor de la epístola a los Hebreos señala que esta generación adámica no pudo entrar en el reposo del Señor, el séptimo día de la Creación, precisamente por causa de su decisión de desobediencia,

Juré, pues, en mi ira: No entrarán en mi reposo. Hebreos 3:11… Empero entramos en el reposo los que hemos creído, de la manera que dijo: Como juré en mi ira, No entrarán en mi reposo: aun acabadas las obras desde el principio del mundo. Hebreos 4:3… Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. Hebreos 4:5

La demanda de esta nueva época que estamos próximos a entrar requiere de una mayor precisión de estrategias espirituales, y el conocimiento de lo que Satanás está generando para desarticular a los valientes del Reino.

Vientos de apostasía están ya soplando alrededor del mundo entero, y para contrarrestarlos es necesario tener en cuenta las artimañas satánicas.

Este es un tiempo de guerra espiritual, ignorarlo solo traerá esclavitud espiritual y el desbaratamiento de muchas obras.

Esta enseñanza pertenece a una serie de tres enseñanzas en línea. Se recomienda el siguiente orden.

  1. ¿Qué Significa Ministerialmente el Último Tiempo?
  2. Toda época tiene su propia demanda. No es la misma demanda para todos los tiempos.
  3. El orden de los Eventos del Último Tiempo

TOMADO DEL LIBRO “El Ultimo Tiempo: Han Comenzado a Ser muchos Anticristos

  • ISBN-10: 1719484481
  • ISBN-13: 978-1719484480

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

Proceso de Formación de un Profeta


Lecciones proféticas para un mundo que reniega someterse a la Voluntad del Señor.

¿Profetas en nuestros tiempos? Para quienes fueron alcanzados por un evangelio religioso, medieval, hablar de la posibilidad de profetas en nuestro tiempo es casi un absurdo, y ridículo.

Un profeta no es un símbolo de una época, de una región, o de una religión. Los profetas siempre han existido, en todo tiempo, y en todo lugar.

Acaso ellos escuchen; y si no escucharen, (porque son una rebelde familia,) siempre conocerán que hubo profeta entre ellos. Ezequiel 2:5

Un profeta es un hombre, o una mujer, escogidos por el Todopoderoso para establecer en su tiempo, y en su región, una operación de establecimiento de Reino. Para establecer Verdad. No se trata de predicar, o enseñar, pues en muchos de los casos, la participación de un profeta no consiste en el mensaje que plantea, sino en las ejecutorias espirituales que establece.

El profeta es el resultado de la aceptación a la convocatoria divina,

Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién nos irá? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. Isaías 6:8

Es una convocatoria espiritual, por supuesto, una convocatoria que se revela al espíritu de quien responde:

Porque vine, y nadie pareció; llamé, y nadie respondió. ¿Ha llegado a acortarse mi mano, para no redimir? ¿No hay en mí poder para librar? He aquí que con mi reprensión hago secar la mar; torno los ríos en desierto, hasta pudrirse sus peces, y morirse de sed por falta de agua. 3Visto de oscuridad los cielos, y torno como saco su cobertura. 4El Señor Jehová me dio lengua de sabios, para saber hablar en sazón palabra al cansado; despertará de mañana, despertaráme de mañana oído, para que oiga como los sabios. 5El Señor Jehová me abrió el oído, y yo no fui rebelde, ni me torné atrás. Isaías 50:2-5

Todo profeta es formado directamente por el Señor. Él tiene un proceso al cual es sometido cada quien, con el propósito de que aprenda, no a hablar, sino a comportarse según la Verdad que es llamado a establecer.

Y SIENDO Abram de edad de noventa y nueve años, aparecióle Jehová, y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí, y sé perfecto. Génesis 17:1

  • El profeta es formado en su capacidad de discernir

La capacidad de discernir es la base espiritual de un profeta. El profeta no es un título, es una obediencia al Señor para establecer y dar testimonio de su Voluntad.

Los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos; y mi pueblo así lo quiso. ¿Qué pues haréis a su fin? Jeremías 5:31

El profeta necesita discernir la voz del Señor, y cuando lo ha hecho, discernir tiempo y espacio. No solo se trata de oír, pues por su sensibilidad, el profeta puede ser engañado,

AMADOS, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas son salidos en el mundo. 1ra. Juan 4:1

La formación del discernimiento en un profeta es a base de confrontar prueba, angustia, pena, dolor, sufrimiento. Esta es la parte donde muchos se apartan.

Comerá manteca y miel, para que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno. Isaías 7:15

¿Por qué confrontar prueba, angustia, pena, dolor, sufrimiento para ser formado en discernimiento?

Para perder la capacidad natural de decidir por el conocimiento, o por las experiencias. Es imprescindible que escojamos no a conveniencia sino por propósito.

Confrontar prueba, angustia, pena, dolor, sufrimiento, posibilita que cuando el Señor habla no lo trabajemos como, conocimiento, sino como revelación de los propósitos de Dios.

Confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y que es menester que por muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Hechos 14:22

En la parábola del sembrador se destaca que la incapacidad de tolerar el sufrimiento, y huir de él, hace que la Palabra se eche a perder. De cuatro semillas plantadas, tres fueron superficiales. La semilla superficial es aquel que,

  • Que oye la palabra del reino, y no la entiende;
  • el que oye la palabra, y luego la recibe con gozo,pero no tiene raíz en sí, antes es temporal que venida la aflicción o la persecución por la palabra, luego se ofende;
  • el que oye la palabra; pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas, ahogan la palabra, y hácese infructuosa.

 

Confrontar prueba, angustia, pena, dolor, sufrimiento, y mantenerse en la Fe desarrolla discernimiento.

Para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual perece, bien que sea probado con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando Jesucristo fuere manifestado: 1ra. Pedro 1:7

Hay otras situaciones que son necesarias discernir.

En cuanto a el bien y el mal, que debemos vencer el mal con el bien.[1]

En cuanto lo santo y lo profano, lo limpio y lo inmundo, que debemos guardar el ordenamiento del santuario.[2]

En cuanto a lo lícito y lo no conveniente, que debemos buscar lo que edifica y no someternos bajo de potestad fuera de Jesús.[3]

En cuanto a la vida y la muerte; que debemos buscar la vida y huir de la muerte.[4]

En cuanto a misericordia y juicio, que la misericordia triunfa sobre el juicio,[5] que hacer juicio y amar misericordia es lo que Él quiere.[6]

En cuanto a Ley y Gracia, que la perfecta Ley es la de la libertad, para que por la Gracia vivamos por fe.[7]

En cuanto a prioridad, que nuestra prioridad debe ser buscar primeramente el Reino de Dios y su justicia.[8]

  • El profeta es formado en la capacidad de renunciar, de entregar, de perderlo todo. Quedarse sin nada.

El profeta es formado para que aprenda a vivir en dependencia de Dios.

¿Cómo puede alguien decir que depende de Dios si tiene lo que necesita para vivir?

Solamente cuando se queda sin nada, y no reclama, es cuando está listo para depender de Dios.

En la Biblia tenemos tres casos que nos establecen el valor de aprender a perderlo todo.

El primer caso,

Y partiéndose él de allí, halló a Eliseo hijo de Saphat, que araba con doce yuntas delante de sí; y él era uno de los doce gañanes. Y pasando Elías por delante de él, echó sobre él su manto. 20Entonces dejando él los bueyes, vino corriendo en pos de Elías, y dijo: Ruégote que me dejes besar mi padre y mi madre, y luego te seguiré. Y él le dijo: Ve, vuelve: ¿qué te he hecho yo? 21Y volvióse de en pos de él, y tomó un par de bueyes, y matólos, y con el arado de los bueyes coció la carne de ellos, y dióla al pueblo que comiesen. Después se levantó, y fue tras Elías, y servíale. I Reyes 19:19-21

Las cosas materiales son anclas, lastre, impiden que atendamos la voz de Dios. Quedarse con algo se convierte en tentación, una forma de recurso cuando nos vemos en la necesidad y escasez.

El segundo caso,

Pero las cosas que para mí eran ganancias, helas reputado pérdidas por amor de Cristo. 8Y ciertamente, aun reputo todas las cosas pérdida por el eminente conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y téngolo por estiércol, para ganar a Cristo, 9Y ser hallado en él, no teniendo mi justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; Filipenses 3:7-9

Los tiempos de mayor revelación fueron aquellos cuando reputó todas las cosas perdida, cuando lo perdió todo. En el capítulo siguiente de su epístola, él destaca su formación de quedarse sin nada:

No lo digo en razón de indigencia, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo. 12Sé estar humillado, y sé tener abundancia: en todo y por todo estoy enseñado, así para hartura como para hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Filipenses 4:11,12

El tercer caso,

Dícele el mancebo: Todo esto guardé desde mi juventud: ¿qué más me falta? 21 Dícele Jesús: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Mateo 19:20,21

El joven rico no pudo seguir a Jesús.

La fe no es un producto humano, es una virtud espiritual. Dios mismo nos somete a situaciones diseñadas por El para producir en nosotros la revelación de Su Esencia, y para que creamos en El. No es el creer lógico, racional, producto del conocimiento adquirido, es la revelación de Su Potestad, de Su Soberanía, de Su Señorío, y se activa la Fe necesaria para movernos en Su Gracia.

Te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde ningún agua había, y él te sacó agua de la roca del pedernal; 16Que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien. Deuteronomio 8:15,16

La proclamación del Evangelio contemporáneo destaca el resultado: para a la postre hacerte bien, pero no destaca la forma que Dios utiliza para lograrlo.

  • El profeta es formado en la capacidad de estar incomunicado

 

Antes mandó el rey a Jerameel hijo de Amelech, y a Seraías hijo de Azriel, y a Selemías hijo de Abdeel, que prendiesen a Baruch el escribiente y a Jeremías profeta; mas Jehová los escondió.  Jeremías 36:26

Esta es la parte más difícil, más dolorosa. Es incomunicación real, total. En muchos de los casos sabe más a desprecio, a repudio, a ser ignorado.

El profeta es formado en su área emocional, y el Señor la trabaja de esta forma.

Porque cuando Jezabel destruía a los profetas de Jehová, Abdías tomó cien profetas, los cuales escondió de cincuenta en cincuenta por cuevas, y sustentólos a pan y agua. I Reyes 18:4

Dejar que el tiempo pase y que nadie te busque, ni te llame, y si te encuentran de casualidad, te ignoran. Es la formación en la capacidad de estar incomunicado, y no reaccionar.

Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Cherith, que está delante del Jordán; Y beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. Y él fué, e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fué y asentó junto al arroyo de Cherith, que está antes del Jordán. I Reyes 17:3-5

Elías estuvo completamente solo, incomunicado. Dios lo escondió.

Vive Jehová tu Dios, que no ha habido nación ni reino donde mi señor no haya enviado a buscarte; y respondiendo ellos, No está aquí, él ha conjurado a reinos y naciones si no te han hallado.        I Reyes 18:10

Hay un caso que es necesario presentarlo aquí, el caso de David. David es profeta,

Varones hermanos, se os puede libremente decir del patriarca David, que murió, y fué sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta del día de hoy. 30Empero siendo profeta, y sabiendo que con juramento le había Dios jurado que del fruto de su lomo, cuanto a la carne, levantaría al Cristo que se sentaría sobre su trono;      Hechos 2:29,30

Como tal, fue formado. Tan pronto David entró en la formación de profeta, el Señor lo dejó solo, incomunicado.

Lo primero que le quitó fue a su amigo y hermano, Jonathan,

1Y DAVID huyó de Najoth que es en Rama, y vínose delante de Jonathán, y dijo: ¿Qué he hecho yo? ¿Cuál es mi maldad, o cuál mi pecado contra tu padre, que él busca mi vida?…. 41Y luego que el muchacho se hubo ido, se levantó David de la parte del mediodía, e inclinóse tres veces postrándose hasta la tierra: y besándose el uno al otro, lloraron el uno con el otro, aunque David lloró más. 42Y Jonathán dijo a David: Vete en paz, que ambos hemos jurado por el nombre de Jehová, diciendo: Jehová sea entre mí y ti, entre mi simiente y la simiente tuya, para siempre. 43Y él se levantó y fuése: y Jonathán se entró en la ciudad.                  I Samuel 20:1-43

David busca refugio con los sacerdotes, en Nob. Ese recurso le es quitado,

Entonces dijo el rey a Doeg: Vuelve tú, y arremete contra los sacerdotes. Y revolviéndose Doeg Idumeo, arremetió contra los sacerdotes, y mató en aquel día ochenta y cinco varones que vestían ephod de lino. 19Y a Nob, ciudad de los sacerdotes, puso a cuchillo: así a hombres como a mujeres, niños y mamantes, bueyes y asnos y ovejas, todo a cuchillo. I Samuel 22:18,19

Se refugia en Achis, entre los filisteos, y lo denigran,

Y levantándose David aquel día, huyó de la presencia de Saúl, y vínose a Achîs rey de Gath. 11Y los siervos de Achîs le dijeron: ¿No es éste David, el rey de la tierra? ¿No es éste a quien cantaban en corros, diciendo: Hirió Saúl sus miles, Y David sus diez miles? 12Y David puso en su corazón estas palabras, y tuvo gran temor de Achîs rey de Gath. 13Y mudó su habla delante de ellos, y fingióse loco entre sus manos, y escribía en las portadas de las puertas, dejando correr su saliva por su barba. 14Y dijo Achîs a sus siervos: He aquí estáis viendo un hombre demente; ¿por qué lo habéis traído a mí? 15¿Fáltanme a mí locos, para que hayáis traído éste que hiciese del loco delante de mí? ¿Había de venir éste a mi casa? I Samuel 21:10-15

Se refugia en la cueva de Adullam, y de allí el Señor le envía profeta para que abandone la cueva,

Y YÉNDOSE David de allí, escapóse a la cueva de Adullam;…. 5Y Gad profeta dijo a David: No te estés en esta fortaleza, pártete, y vete a tierra de Judá. Y David se partió, y vino al bosque de Hareth. I Samuel 22:1-5

El proceso de formación había comenzado. Saúl reinó cuarenta años, la mayoría de esos años David fue perseguido. No era un refugiado, era un profeta en formación.

¿En qué proceso de formación estamos?

 

 

Pastor Montoya

Twitter: @pastormontoya

Tel. (407) 764-2699

www.ministerioscristorey.com

pmontoya@ministerioscristorey.com

[1] Romanos 12:21

[2] Ezequiel 44:15-23

[3] 1ra. Corintios 6:12; 10:23

[4] Deuteronomio 30:15-19

[5] Santiago 2:13

[6][6] Jeremías 9:24; Miqueas 6:8

[7] Santiago 1:23-25; Romanos 4:16

[8] Mateo 6:33