¡Cómo la bendición de un hombre de Revelación puede transformar el destino de un pueblo!

El destino final de la tribu de Rubén habría  sido el exterminio total; sin embargo, en medio de la debacle a la cual estuvo expuesta las tribu por las acciones de su fundador, hubo un hombre de Revelación que pudo ver no solo lo que estaba escrito sobre Rubén, sino que se remontó sobre el tiempo y vio en Rubén la obra de Dios por medio de Jesús, de reconciliación y de restauración.

Procesos de Revelación

En ambas parábolas es presentado el mismo esquema: todos precalificados para ejecutar una operación especial, pero los resultados de cada quien son en base a la facultad de cada quien para desarrollar la visión de otro y trabajarla como propia. Parte de la enseñanza es la participación del siervo malo, su negligencia es destacada para ilustrar cómo su fracaso se debió a una visión entorpecida de la situación, lo que hizo que no pudiera reaccionar con cordura y al menos entregar el dinero a los banqueros.