¿Por qué me has abandonado?

Vosotros sois la luz del mundo: una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Mateo 5.14

¿Puede el mal triunfar sobre el bien?

A veces pareciera que sí; y en los momentos cuando eso sucede nos parece como si Dios mismo nos ha dado la espalda. ¿Por que nos asalta esa sensación?

La razón es sencilla,

  • Nuestras convicciones están siendo confrontadas, o se están muriendo; o,
  • Nos impusieron “otros” intereses y no nos hemos dado cuenta.

La verdad es que el mal no puede triunfar sobre el bien, pero a la hora de sufrir la sensación de que estamos completamente solos, entenderlo es bien complicado. Para evitar caer en esa trampa satánica, cuida tus convicciones, tu visión, y no aceptes intereses que no sean los del Reino:

Ten presente lo siguiente: Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder… a menos que decidan apagar la luz.

Pastor MONTOYA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.