Epístola a los Filipenses: El valor del Evangelio no por los méritos del judaísmo (Capítulo 1:1-11)


La epístola a los Filipenses es escrita a los miembros de la comunidad de fe de Filipos, comunidad fundada por el apóstol durante su segundo viaje apostólico. Filipos representa para el apóstol el inicio de una nueva etapa apostólica de Revelación con respecto al Evangelio del Reino de los cielos; Filipos es el punto donde el apóstol se desprende del Evangelio judaico para establecer el Evangelio del “mensaje de la cruz”.
El apóstol denuncia “tendencias” apostatas que están introduciéndose en la comunidad, al final de su epístola, el apóstol exhorta a Euodias y a Syntychê que sientan también lo mismo en el Señor.

Epístola del Apóstol Pablo a la Comunidad de Fe de Colosas. Capítulo 3


Así que, Pablo escribe para establecer doctrina para las iglesias de Colosas, de Laodicea y de Hierápolis, estableciendo que sobre todas las cosas, no deben permitir que esta ausencia entre ellos de Epafras no debe ser la causa de su detenimiento espiritual; por eso él ora para que sean Corroborados de toda fortaleza, conforme a la potencia de su gloria, para toda tolerancia y largura de ánimo con gozo.

Epístola del Apóstol Pablo a la Comunidad de Fe de Colosas. Capítulo 2


Así que, Pablo escribe para establecer doctrina para las iglesias de Colosas, de Laodicea y de Hierápolis, estableciendo que sobre todas las cosas, no deben permitir que esta ausencia entre ellos de Epafras no debe ser la causa de su detenimiento espiritual; por eso él ora para que sean Corroborados de toda fortaleza, conforme a la potencia de su gloria, para toda tolerancia y largura de ánimo con gozo.

Epístola del Apóstol Pablo a la Comunidad de Fe de Colosas. Capítulo 1


Así que, Pablo escribe para establecer doctrina para las iglesias de Colosas, de Laodicea y de Hierápolis, estableciendo que sobre todas las cosas, no deben permitir que esta ausencia entre ellos de Epafras no debe ser la causa de su detenimiento espiritual; por eso él ora para que sean Corroborados de toda fortaleza, conforme a la potencia de su gloria, para toda tolerancia y largura de ánimo con gozo.