Módulo 5: La Doctrina de Bautismos


¿Qué es la Doctrina de Bautismos?

Aunque sus orígenes se encuentran en la práctica ritual de los baños de purificación, de la Ley Mosaica, la doctrina de bautismos es la primera de las doctrinas del cristianismo en conocerse en su forma operacional. El bautismo es presentado en la doctrina de los apóstoles como el complemento de creer en Jesús. La persona que reconocía a Jesús como el Mesías (Cristo, en griego), y creía que Él es el Hijo de Dios para salvación, inmediatamente procedía a ser bautizado.

La doctrina de bautismos establece enseñanza continua, no se reduce solo a la observancia de una práctica ritual. Su establecimiento dentro de la doctrina apostólica obedece a la demanda del Espíritu de vivir en Santidad, reconociendo que esta es la forma se vivir bajo el Señorío de Cristo; el apóstol Pedro escribe, y define el bautismo como una demanda de una buena conciencia.

El bautismo es por inmersión y es ejercido por uno que ha creído sobre otro que recién ha reconocido el Señorío de Jesús. El bautismo no necesariamente es ejercido por un ministro ordenado, basta que la persona haya creído, y que viva por su fe, para ser digno de ejercerlo. Nadie se puede bautizar a sí mismo, es indispensable que otro lo bautice.

El presente módulo tiene el propósito de que el estudiante entienda la verdadera razón del bautismo, que reconozca el valor espiritual y salvífico del bautismo, y sobre todo, que pueda establecerlo como fundamento de vida en Cristo para generaciones futuras.

¿Estas listo para comenzar?