Cursos Cortos de Formación Doctrinal

La vida de fe no consiste solo en creer, es necesario que quien cree en Jesús, adicionalmente, renueve toda su estructura de pensamiento conforme a la doctrina del Evangelio de Jesús. Las estructuras de pensamiento adquiridas antes de venir a Cristo Jesús están fragmentadas según el modelo de vida de pecado.

La renovación de la mente no es un proceso aislado ni independiente al desarrollo de la vida espiritual, la renovación de la mente es con el fin de vivir según la vida nueva en Jesús.

Verifique los siguientes cursos, y crezca por ellos en su conocimiento de la vida de fe en Cristo Jesús.

Estudio sobre la epístola a los Filipenses

La epístola del apóstol Pablo a los Filipenses es una epístola dirigida a los gentiles, su importancia radica precisamente en el hecho de que el apóstol presenta el Evangelio no por los méritos del judaísmo.

La epístola contiene una riqueza doctrinal única, el apóstol trata en ella sobre la divinidad de Jesús y la importancia de perseverar en la doctrina del Evangelio.

Este curso nos descubre la Revelación que el apóstol recibió acerca de la naturaleza y esencia de Jesús, acerca de que significa el Señorío de Jesús, y muy particularmente, acerca de la amenaza de apostasía a partir de la deformación de la fe.

Cómo Estudiar las Escrituras

Las Sagradas Escrituras es la Palabra Revelada por Dios, por ellas aprendemos a conocerle y a entender Su Voluntad. Las Sagradas Escrituras no pueden ser examinadas bajo reglas hermenéuticas, pues su contenido no es el resultado del pensamiento de sus escritores, las Sagradas Escrituras es la inspiración del Espíritu Santo.

Para entender las Sagradas Escrituras es necesario acercarnos con la actitud correcta, quien se acerca a ellas tiene que tener claro que por ellas entendemos el Propósito de Dios para nuestras vidas; nadie que no esté dispuesto a hacer Su Voluntad la puede entender.

Este curso nos proporciona herramientas para ‘entender’ la Revelación de las Sagradas Escrituras. Es un curso básico dirigido a aquellos que están comprometidos con el Evangelio y quieren adelantar en su crecimiento espiritual.

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la edad de la plenitud de Cristo:

Efesios 4:13