conocer a Dios, doctrina de Cristo, Evangelio

La Fe tal y como es presentada en la Primera Epístola del Apóstol Pablo a Timoteo…


La fe es el tema fundamental de la proclamación del Evangelio del Reino de los Cielos, fue el tema central de la doctrina presentada por Jesús en todas sus enseñanzas; sin embargo, pese a ello, es el tema del que menos se enseña en la actualidad, y se debe en buena medida, porque el evangelio contemporáneo se ha fundamentado sobre formulaciones filosóficas y religiosas, más que en la proclamación de la Palabra de la cruz.

La fe no solo es creer, la fe consiste en vivir la vida del Reino de Dios conforme las disposiciones de las enseñanzas de Jesús, y según la güianza del Espíritu Santo; la fe nos conduce a entender la Revelación de Dios, a fin de que estemos habilitados para completar operaciones proclamativas en preparación del retorno de Jesús a la tierra.

Todos los escritores bíblicos hablan de la fe, pues la Salvación, la Redención, la Justificación y la Santificación, temas del Evangelio, solo pueden ser accesados por ella; al estudiar cada libro y epístola escrita por todos los escritores bíblicos descubriremos los conocimientos de fe que ellos alcanzaron por la Revelación del Evangelio; sin embargo, este énfasis es más notable en las epístolas de Pablo a Timoteo, en principio, porque Pablo vio en Timoteo un joven que podía constituirse como un gran predicador del Evangelio a los gentiles para toda aquella región del Asia menor, y lo tomó bajo su cuidado ministerial para instruirlo en el camino de la Palabra de la Cruz.

Timoteo es especial para Pablo, hay muchas referencias que lo confirman; en el libro de Hechos de los Apóstoles leemos acerca del buen testimonio que los moradores de Listra y de Iconio daban de Timoteo: De éste daban buen testimonio los hermanos que estaban en Listra y en Iconio (16:2). En la primera epístola, Pablo lo encomia a ‘pelear la buena batalla de la fe’ (6:12), que por la paridad de la expresión con la forma de cómo Pablo define su propio ministerio en la segunda epístola: He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe (4:7), se nota con ello que Pablo consideró a Timoteo como el heredero de su ministerio, casi en la misma forma de cómo Elías invistió a Eliseo. Pablo tuvo un cuidado ministerial especial sobre Timoteo; en la segunda epístola, Pablo exhorta a Timoteo a mantener vivo el llamado al Evangelio: Por lo cual te aconsejo que despiertes el don de Dios, que está en ti por la imposición de mis manos. (1:6), y ya al final de la misma epístola, cuando Pablo advierte el fin de sus días, leemos del encargo que Pablo le hace para que cumpla a cabalidad su ministerio: Pero tú vela en todo, soporta las aflicciones, haz la obra de evangelista, cumple tu ministerio. (4:5).

Las epístolas del apóstol Pablo a Timoteo son ricas en Revelación acerca del conocimiento sobre la fe, ambas epístolas vierten en la redacción un amplio despliegue de establecimientos de fe que fueron parte de la Revelación de Dios en Pablo; no obstante, he querido tomar solamente la primera epístola, en principio, porque hay varios principios de fe que son desconocidos dentro del ambiente eclesiástico contemporáneo, algunos de difícil entendimiento, y no quiero que al exponernos a ellos, la sorpresa de leer algo nuevo, escandalice a más de alguno y encuentre tropiezo en lugar de edificación.

La forma que he escogido para presentar estos establecimientos de fe, es enunciar en primera instancia el establecimiento de fe que Pablo propone, y los he enumerado no por importancia, sino según el orden en que aparecen en la redacción de la epístola; en segunda instancia y a continuación del establecimiento de fe, cito el texto del versículo donde se encuentra tal establecimiento de fe, destacando en negrita la parte donde se observa la Revelación en Pablo del establecimiento de fe propuesto; en tercera instancia, exponemos la explicación acerca del enunciado de fe.

No pretendo agotar el tema, no es ese el propósito; mas bien pretendo establecer una base de enseñanza para seguir estudiando sobre el tema en el futuro. Oro para que el estudio de estos establecimientos de fe nos lleven a esforzarnos a caminar por la Revelación del misterio de la fe.


Las epístolas del apóstol Pablo a Timoteo son ricas en Revelación acerca del conocimiento sobre la fe, ambas epístolas vierten en la redacción un amplio despliegue de establecimientos de fe que fueron parte de la Revelación de Dios en Pablo;…


Establecimiento numero 1: La fe tiene la virtud de ‘procrear’ hijos conforme a la fe de quien instruye: A Timoteo, mi verdadero hijo en la fe …(1:2)

Tenemos en este principio una llave de fe; aunque cada quien crece según su propio compromiso con Jesús, no todos pueden tener la oportunidad de crecer en fe por sí mismos como aquel que crece bajo la instrucción de uno que lo guía en la enseñanza; este conocimiento está fundamentado en la enseñanza de Jesús, el modelo de fe es propuesto por la medida alcanzada por el maestro que instruye:

Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su Señor..

Mateo 10:25

Un ejemplo claro lo vemos en el caso de la intervención de Felipe con el eunuco etíope que había subido a Jerusalem a adorar; al final del encuentro, el crecimiento en fe del eunuco es mucho más notable que al principio de su encuentro con Felipe.

30 Y acudiendo Felipe, le oyó que leía el profeta Isaías, y dijo: Mas ¿entiendes lo que lees?  31 Y dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese, y se sentase con él…   39Y como subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y no le vio más el eunuco, y se fue por su camino gozoso.

Hechos 8:39

Pablo establece con este establecimiento de fe que un hombre o una mujer de fe, maestros o no, pueden ‘procrear’ hijos en la fe en la medida que dedican tiempo y atención para capacitar y enseñar individualmente a otros a caminar en fe. Todo depende del compromiso que se adquiera ante Dios por hacerlo.

Establecimiento numero 2: La edificación de Dios en la vida del creyente consiste en la fe que él haya o esté desarrollando: Ni escuchen a fábulas y genealogías interminabes, que engendran cuestiones, mas bien que edificación de Dios, que es en la fe. (1:4)

La vida de fe en Jesús es una edificación espiritual que cada quien construye en la medida en que su fe crece en el conocimiento de Jesús, y de su sometimiento a su Señorío. En repetidas ocasiones, el apóstol Pablo define la vida en Cristo Jesús como un ‘edificio’ que está en construcción,

Porque nosotros, coadjutores somos de Dios; y vosotros labranza de Dios sois, edificio de Dios sois.

1 Corintios 3:9

PORQUE sabemos, que si la casa terrestre de nuestra habitación se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna en los cielos.

2 Corintios 5:1

En el cual, compaginado todo el edificio, va creciendo para ser un templo santo en el Señor:

Efesios 2:21

La ‘edificación’ de la vida en Cristo Jesús se construye por la fe en el nombre de Jesús, y crece en la medida que asimilamos la doctrina de sus enseñanzas,

Antes siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todas cosas en aquel que es la cabeza, a saber, Cristo;

Efesios 4:15

Establecimiento numero 3: Las demandas de Dios solo pueden ser entendidas por medio de la fe; la imposición de un mandamiento te aleja de la fe: Pues el fin del mandamiento es la caridad de corazón puro, y de buena conciencia, y de fe no fingida, (1:5)

Todo mandamiento de Dios al hombre ha sido dado con el propósito de que el hombre y la mujer alcancen la sabiduría de ver la fe en la instrucción. El mandamiento según la fe es una instrucción de acción, se alcanza fe cuando la persona se desprende de la imposición de la Ley y ve en la ordenanza un consejo de Dios para vivir en perfección; Pablo explica este principio en su epístola a los Romanos,

31 Mas Israel que seguía la ley de justicia, no ha llegado a la ley de justicia. 32 ¿Por qué? Porque la seguían no por fe, mas como por las obras de la ley: por lo cual tropezaron en la piedra de tropiezo,

Romanos 9:31-32

Si alguien no entiende las demandas de Dios, o las cuestiona, es porque no camina en la fe de Jesús..

Establecimiento numero 4: La Gracia se vivifica por la fe, nadie puede entender la Gracia y el amor de Dios si no tiene fe: Mas la Gracia del Señor nuestro fue más abundante con la fe y amor que es en Cristo Jesús. (1:14)

La Gracia significa que no hice nada para merecer el perdón de Dios; significa que no soy digno, y que nunca lo seré, sin embargo, aunque sigo siendo indigno, Tú me sigues amando. Creer en Jesús no me hace digno, sencillamente me abre la puerta para vivir por fe, y recibir por la fe la Gracia de Dios. Ser Justificados por Gracia no significa ser hechos dignos de ella, la Justificación significa la exaltación en la tierra del amor de Dios, pues se destaca que es el amor de Dios, y no nuestras obras, quien nos ha librado del pecado y de la muerte, y nos ha dado una nueva vida conforme la resurrección de entre los muertos de Jesús.

Siendo justificados gratuitamente por su Gracia por la redención que es en Cristo Jesús;

Romanos 3:24

Y si por gracia, luego no por las obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por las obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

Romanos 11:6

La Gracia es vivificada por la fe, es la fe del creyente quien la mantiene vigente, de allí la importancia de vivir por fe.

Por tanto es por la fe, para que sea por gracia; para que la promesa sea firme a toda simiente, no solamente al que es de la ley, mas también al que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros.

Romanos 4:16

Por el cual también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Romanos 5:2

No desecho la gracia de Dios: porque si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.

Gálatas 2:21

Vacíos sois de Cristo los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.

Gálatas 5:4

Establecimiento numero 5: La fe se puede perder, si no se mantiene activa: Teniendo fe y buena conciencia, la cual echando de sí algunos, hicieron naufragio en cuanto a la fe: (1:19)

El que la fe se puede perder no es un tema nuevo, Jesús lo estableció en una de sus enseñanzas,

Os digo que los defenderá presto. Empero cuando el Hijo del hombre viniere, ¿hallará fe en la tierra?

Lucas 18:8

Si la fe se pierde, la Gracia se invalida; la Gracia es don inmerecido y gratuito de Dios, pero tiene solo vigencia siempre y cuando la fe se mantenga activa; la Gracia es vivificada por la fe, de allí la necesidad de mantener viva la fe, y crecer en ella.

Así también la fe, si no tuviere obras, es muerta en sí misma.

Santiago 2:17

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la edad de la plenitud de Cristo:

Efesios 4:13

Establecimiento numero 6: El reconocimiento y sujeción a las líneas de autoridad es vital para permanecer y crecer en la fe: Empero será salva engendrando hijos, si ellos permanecieren en la fe y caridad y santidad, con modestia. (2:15)

La razón del porqué Pablo condiciona la salvación de la mujer casada a la permanencia en la fe de los hijos, es porque la mujer en el contexto hebreo es la encargada de la educación de los hijos y encargada además de la administración del hogar,

10 Mujer fuerte, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepuja largamente á la de piedras preciosas. 11 El corazón de su marido está en ella confiado, Y no tendrá necesidad de despojo. 12 Darále ella bien y no mal, Todos los días de su vida. 13 Buscó lana y lino, Y con voluntad labró de sus manos. 14 Fué como navío de mercader: Trae su pan de lejos. 15 Levantóse aun de noche, Y dió comida á su familia, Y ración á sus criadas. 16 Consideró la heredad, y compróla; Y plantó viña del fruto de sus manos. 17 Ciñó sus lomos de fortaleza, Y esforzó sus brazos. 18 Gustó que era buena su granjería: Su candela no se apagó de noche. 19 Aplicó sus manos al huso, Y sus manos tomaron la rueca. 20 Alargó su mano al pobre, Y extendió sus manos al menesteroso. 21 No tendrá temor de la nieve por su familia, Porque toda su familia está vestida de ropas dobles. 22 Ella se hizo tapices; De lino fino y púrpura es su vestido. 23 Conocido es su marido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra. 24 Hizo telas, y vendió; Y dió cintas al mercader. 25 Fortaleza y honor son su vestidura; Y en el día postrero reirá. 26 Abrió su boca con sabiduría: Y la ley de clemencia está en su lengua. 27 Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde. 28 Levantáronse sus hijos, y llamáronla bienaventurada; Y su marido también la alabó.

Proverbios 31:10-28

Si los hijos no permanecen en lo que se les enseñó, es porque la enseñanza fue débil, y ello cae en la responsabilidad de la mujer,

Instruye al niño en su carrera: Aun cuando fuere viejo no se apartará de ella.

Proverbios 22:6

Si los hijos permanecen en la fe es porque la madre los instruyó correctamente, y ha librado de la muerte a sus hijos. Este es el ministerio en fe de la mujer como madre y esposa. Un buen ejemplo de este principio lo encontramos en las palabras del apóstol a Timoteo, en su segunda epístola:

Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual residió primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice; y estoy cierto que en ti también.

2 Timoteo 1:5

Adicionalmente, la referencia del apóstol Pablo abarca también la relación en matrimonio de la mujer hacia el hombre; Pablo no pretende destacar sumisión cultural, pretende establecer y destacar el valor de reconocer líneas de autoridad, en este caso particular Pablo enfatiza sobre la línea de autoridad que Dios estableció en el huerto del Edén,

A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y a tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti.

Génesis 3:16

La sujeción y el respeto a las líneas de autoridad es vital para permanecer y crecer en la fe,

Y respondió el centurión, y dijo: Señor, no soy digno de que entres debajo de mi techado; mas solamente di la palabra, y mi mozo sanará. Porque también yo soy hombre bajo de potestad, y tengo bajo de mí soldados: y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10 Y oyendo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado fe tanta.

Mateo 8:8-10

Quien traspasa líneas de autoridad no crece en la fe, la fe se fundamenta sobre el reconocimiento de las líneas de autoridad, independiente de que sean justos o injustos,

El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.

Lucas 11:23

4Y los que estaban presentes dijeron: ¿Al sumo sacerdote de Dios maldices? 5Y Pablo dijo: No sabía, hermanos, que era el sumo sacerdote; pues escrito está: Al príncipe de tu pueblo no maldecirás (Éxodo 22:28).

Hechos 23:4-5

Y dijo a los suyos: Jehová me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, el ungido de Jehová, que yo extienda mi mano contra él; porque es el ungido de Jehová.

1 Samuel 24:6

Establecimiento numero 7: La fe requiere una conciencia limpia para poder operar: Que tengan el misterio de la fe con pura conciencia. (3:9)

Aunque la fe es el resultado de ‘creer’ a la Palabra de Dios y caminar por ella, la fe puede ser estorbada, una de las formas para estorbar la fe es por causa de una conciencia contaminada.

Mas no en todos hay esta ciencia: porque algunos con conciencia del ídolo hasta aquí, comen como sacrificado á ídolos; y su conciencia, siendo flaca, es contaminada.

1 Corintios 8:7

Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con simplicidad y sinceridad de Dios, no con sabiduría carnal, mas con la gracia de Dios, hemos conversado en el mundo, y muy más con vosotros.

2 Corintios 1:12

Todas las cosas son limpias a los limpios; mas a los contaminados é infieles nada es limpio: antes su alma y conciencia están contaminadas.

Tito 1:15

La conciencia, digo, no tuya, sino del otro. Pues ¿por qué ha de ser juzgada mi libertad por otra conciencia?

1 Corintios 10:29

Establecimiento numero 8: La fe es determinante para ejercer un ministerio aprobado delante de Dios; si no hay fe, no hay ministerio:  Porque los que ejercieren bien el oficio de diacono, ganan para sí buen grado, y mucho denuedo en la fe que es en Cristo Jesús. (3:13)

La proclamación del Evangelio no consiste ni está basado en erudición, ni en habilidades homiléticas; el Evangelio es y consiste en la proclamación de la sabiduría de Dios expresada en términos del amor de Dios para reconciliar al hombre y librarlo de la muerte,

Porque no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio: no en sabiduría de palabras, porque no sea hecha vana la cruz de Cristo.

1 Corintios 1:17

ASI que, hermanos, cuando fui a vosotros, no fui con altivez de palabra, o de sabiduría, a anunciaros el testimonio de Cristo…   4Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, mas con demostración del Espíritu y de poder;

1 Corintios 2:1-4

Antes lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo fuerte;

1 Corintios 1:27

El ministerio de un Nuevo Pacto consiste en la proclamación de la Palabra de la cruz, y según el establecimiento del apóstol Pablo, el ministerio establece por fe, es la única forma de establecerlo puesto que se trata de destacar la Gracia de Dios por Cristo Jesús en su expiación en la cruz. El ministerio de cada quien depende del nivel de fe que cada quien haya alcanzado.

Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; mas a los que se salvan, es a saber, a nosotros, es potencia de Dios.

1 Corintios 1:18

Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud a todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego.

Romanos 1:16

Establecimiento numero 9: La apostasía es un atentado en contra de la fe: EMPERO el Espíritu dice expresamente, que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores, y a doctrinas de demonios; (4:1)

Aunque usualmente se define apostasía como la introducción de enseñanza no bíblica presentada como si fuera doctrina bíblica, en su epístola a Timoteo Pablo integra una definición más avanzada, y establece en ella que la apostasía no necesariamente consiste en una doctrina herética; Pablo establece que la apostasía consiste en un ataque a la fe del creyente, el propósito es forzar al creyente a pensar diferente de las Escrituras, y del Evangelio; apostasía no significa necesariamente que la persona abandona el cristianismo, ni renuncia a su creencia con respecto a Jesús, la apostasía tiene que ver con la forma de entender la doctrina del Evangelio aunque la persona siga perteneciendo a la congregación de fe.

Todos sabemos que la fe se fundamenta en ‘creer’ en el Evangelio;[1] si el creyente tiene ‘otra’ forma de pensar, es decir, una forma diferente a lo establecido en la proclamación original de la palabra de la cruz, por pequeña que sea, su forma de pensar cambia la base de la fe, al cambiar la base de la fe, la fe deja de ser el soporte de la Gracia y se inactiva,[2] y el pensamiento del creyente se constituye en apostasía.

Así, pues, la apostasía es un atentado a la fe, este es el establecimiento de fe que el apóstol le descubre a Timoteo para que sepa corregir a los que oponen;[3] este establecimiento aparece descrito al inicio de la epístola, Pablo le recuerda cual fue la razón de dejarlo en Éfeso: te escribo de la misma forma como cuando te pedí que te quedaras en Éfeso, para seguir para Macedonia, para que te encargaras de instruir a algunos que no enseñen diferente al Evangelio. (1:3, traducción libre). En otras epístolas también se observa esta misma definición, por ejemplo, en la epístola a los Filipenses Pablo lo presenta como la urgencia de mantenerse en un mismo sentir, es la forma de cómo el apóstol denuncia la introducción de apostasía dentro de la comunidad; Pablo comienza con la advertencia de que todos deben ‘sentir’ lo mismo: Cumplid mi gozo; que sintáis lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa (2:2); más adelante en la misma carta vuelve a enfatizar el valor en el Evangelio de sentir lo mismo: Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos: y si otra cosa sentís, esto también os revelará Dios (3:15); en la conclusión a la epístola Pablo exhorta en directo a Euodias y Syntychê, y les exhorta que ‘sientan’ lo mismo: A Euodias ruego, y a Syntychê exhorto, que sientan lo mismo en el Señor (4:2).

Vemos entonces que para el apóstol la fe tiene un valor muy importante, debe cuidarse y dársele mantenimiento (1:19), de no atenderse adecuadamente, la fe será atacada y podría perderse.

Establecimiento numero 10: Para que la fe pueda crecer en otros es necesario no retener la exhortación conforme a las Palabras de Verdad: Si propusieras estas cosas a los hermanos, serás buen ministro de Jesús Cristo, criado en las palabras de la fe, y de la buena doctrina, la cual has alcanzado. (4:6)

La reprensión es una forma de liberación, quien no reprende para corregir a los que incurren en pecar les evitan su liberación; el apóstol exhorta a Timoteo a que haga uso de la reprensión para que los creyentes sean limpios en su fe y no caigan en estancamiento.

A los que pecaren, repréndelos delante de todos, para que los otros también teman.

1 Timoteo 5:20

Este testimonio es verdadero: por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe,

Tito 1:13

Establecimiento numero 11: La fe ejerce modelaje de conducta en otros: Ninguno tenga en poco tu juventud; mas sé ejemplo de los creyentes en palabra, en conducta, en caridad, en espíritu, en fe, en pureza. (4:12)

Que un hombre o una mujer de fe puedan establecer modelaje de fe en otros no es nada nuevo, el tema formó parte de las enseñanzas apostólicas del Evangelio, y se proclamó como tal tanto a judíos como a gentiles.

Modelaje de fe no significa ni se debe entender como ‘testimonio’, pues el modelaje de fe es parte de la capacitación y enseñanza doctrinal dentro de la iglesia, el testimonio está dirigido a los incrédulos.

SED imitadores de mí, así como yo de Cristo.

1 Corintios 11:1

SED, pues, imitadores de Dios como hijos amados:

Efesios 5:1

Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad los que así anduvieren como nos tenéis por ejemplo.

Filipenses 3:17

Y vosotros fuisteis hechos imitadores de nosotros, y del Señor, recibiendo la palabra con mucha tribulación, con gozo del Espíritu Santo:

1 Tesalonicenses 1:6

Porque vosotros, hermanos, habéis sido imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido también vosotros las mismas cosas de los de vuestra propia nación, como también ellos de los Judíos;

1 Tesalonicenses 2:14

Que no os hagáis perezosos, mas imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Hebreos 6:12

Y padre de la circuncisión, no solamente a los que son de la circuncisión, más también a los que siguen las pisadas de la fe que fue en nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.

Romanos 4:12

Rogué a Tito, y envié con él al hermano. ¿Os engañó quizá Tito? ¿no hemos procedido con el mismo espíritu y por las mismas pisadas?

2 Corintios 12:18

Porque para esto sois llamados; pues que también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que vosotros sigáis sus pisadas:

1 Pedro 2:21

Establecimiento numero 12: La fe se fundamenta sobre la Justicia; fe sin justicia es una fe de título solamente: Mas si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, ha negado la fe, y es peor que el incrédulo. (5:8)

No se trata de ningún establecimiento nuevo, fue precisamente el enunciado establecido por Dios mismo luego de la acción de Abraham de haber creído a la Palabra de Dios,

Y creyó a Jehová, y contóselo por justicia.

Génesis 15:6

Según este enunciado, la fe no consiste solo en creer sino en establecer justicia a través de los actos; es la forma cómo el Señor evalúa la fe,

Así responderá por mí mi justicia mañana cuando me viniere mi salario delante de ti: toda la que no fuere pintada ni manchada en las cabras y de color oscuro en las ovejas mías, se me ha de tener por de hurto.

Génesis 30:33

El profeta Habacuc lo presentó en su escrito como el fundamento de la vida que agrada al Señor,

He aquí se enorgullece aquel cuya alma no es derecha en él: mas el justo en su fe vivirá.

Habacuc 2:4

De allí que el apóstol Pablo prefiere hablar de ‘la justicia de la fe’, y no solo de fe, para explicar con ello que la fe se juzga por los actos de justicia y no tan solo por las creencias que la persona pueda llegar a tener,

Y recibió la circuncisión por señal, por sello de la justicia de la fe que tuvo en la incircuncisión: para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, para que también a ellos les sea contado por justicia;

Romanos 4:11

Porque nosotros por el Espíritu esperamos la esperanza de la justicia por la fe.

Gálatas 5:5

Y ser hallado en él, no teniendo mi justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;

Filipenses 3:9

Por eso cuando Santiago escribe que la fe puede morir si no tiene obras, se refiere básicamente a las obras de justicia que cada quien emprende para validar con ellas su fe en Jesús,

17Así también la fe, si no tuviere obras, es muerta en sí misma. 18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras: muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras…   20¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22¿No ves que la fe obró con sus obras, y que la fe fue perfecta por las obras?…    24Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió los mensajeros, y los echó fuera por otro camino? 6Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras es muerta.

Santiago 2:17-26

Establecimiento numero 13: La fe como obra de justicia comienza con la relación en matrimonio: Condenadas ya, por haber abandonado la primera fe. (5:12)

Pablo habla de la ‘primera fe’, y con ella se refiere al acto de ‘fidelidad’ que tanto el hombre como la mujer profesan guardarse el uno para el otro cuando se unen en matrimonio, en el libro de Proverbios se destaca en el hombre el valor de la mujer de su juventud,

Sea bendito tu manantial; Y alégrate con la mujer de tu mocedad.

Proverbios 5:18

No es la primera vez que Pablo destaca el valor del matrimonio y la fidelidad entre los conyugues; en el libro de Hebreos destaca el merito de la fidelidad como parte de la vida de fe,

Honroso es en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; mas a los fornicarios y a los adúlteros juzgará Dios.

Hebreos 13:4

Haber falseado la primera fe, significa, que la persona no ha mostrado con sus actos el respeto a la memoria de su esposo, lo cual es considerado como un acto de injusticia, y por lo tanto, un acto que quebranta la fidelidad.

Establecimiento numero 14: La fe no permite competir por la fama ni por las riquezas, quien se inclina a ellas se está alejando de la fe: Porque el amor del dinero es la raíz de toda maldad: el cual codiciando algunos, erraron de la fe, y se traspasaron con muchos dolores. (6:10)

Una de las formas que Satanás utiliza para sacar de la fe a hombres y mujeres del llamamiento santo, es la fama y el amor por ganar mucho dinero, lo vemos en una de las tentaciones que Satanás lanzó sobre Jesús.

Otra vez le pasa el diablo a un monte muy alto, y le muestra todos los reinos del mundo, y su gloria, 9Y dícele: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

Mateo 4:9

El apóstol Pedro define esta inclinación como el ‘camino de Balaam’.

Que han dejado el camino derecho, y se han extraviado, siguiendo el camino de Balaam, hijo de Bosor, el cual amó el premio de la maldad.

2 Pedro 2:15

Judas también escribe al respecto, y destaca nuevamente el error de Balaam y lo compara con el camino de Caín, y con la rebelión de Coré,

Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron en el error de Balaam por recompensa, y perecieron en la contradicción de Coré.

Judas 1:11

Establecimiento numero 15: La fe es propósito de vida: Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. (6:11)

Según este establecimiento todos debemos aspirar a la fe, no como para alcanzar beneficios por ella, sino para establecer por ella el propósito de la vida en Cristo Jesús; la Vida Eterna depende de aprender a vivir por fe,

Mas ahora, librados del pecado, y hechos siervos a Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna.

Romanos 6:22

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo eres llamado, habiendo hecho buena profesión delante de muchos testigos.

1 Timoteo 6:12

Y padre de la circuncisión, no solamente a los que son de la circuncisión, más también a los que siguen las pisadas de la fe que fue en nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.

Romanos 4:12

Establecimiento numero 16: La fe se fortalece por medio de la guerra espiritual:  Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo eres llamado, habiendo hecho buena profesión delante de muchos testigos. (6:12)

La fe es guerra espiritual, porque como bien lo estableció el apóstol Pablo, no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires; pero es una guerra que se ejerce a partir de la resistencia a todo aquello que pretende dirigir al hombre y a la mujer a caminar en oposición a las enseñanzas de Jesús. Esta guerra espiritual consiste en quitarle a Satanás todo ‘derecho legal’ que le permite operar en el mismo ambiente de fe; de nada sirve una teología que le enseña al creyente a ‘reprender’ al diablo si antes no le instruye sobre cómo cancelar las acciones que le entregan ‘derechos’ a Satanás para operar en su ambiente.

La fe nace del carácter restaurado según la imagen y semejanza de Cristo Jesús; el derecho legal que Satanás utiliza para seguir operando en un medio de fe es la misma ambigüedad de ánimo que aún persiste en el corazón del creyente.  La apostasía es precisamente una doble postura doctrinal; en Palabras de Jesús, la apostasía es la cizaña sembrada en un campo de trigo.

En esta exhortación, el apóstol está definiendo que la guerra espiritual es el ‘esfuerzo’ consciente por hacer conforme a la Voluntad de Dios. ‘Pelea’ significa ‘esfuérzate’ en establecer la Voluntad de Dios. La expresión utilizada por el apóstol refleja un esfuerzo ‘agónico’, es decir, un esfuerzo llevado hasta las últimas consecuencias. La buena batalla de la fe, significa entonces, la fortaleza nacida en el conocimiento del llamado de Dios que se impone a toda resistencia espiritual que pretende detener la obra de la fe. La fe se activa cuando el hombre y la mujer entran en guerra espiritual.

Establecimiento numero 17: Un creyente puede haber perdido la fe y seguir creyendo en Dios sin haberlo advertido: La cual algunos profesando, han errado acerca de la fe. La gracia sea contigo. Amén. (6:21)

Tal y como ha sido presentado en párrafos anteriores, la fe no depende exclusivamente de ‘creer’, aunque en la vida de fe todo haya comenzado como un acto de ‘creer’ a la provisión de Dios, para crecer y perseverar en la fe, es necesario que el creyente aprenda a hacer actos de justicia en correlación con la ejecución de los planes de Dios.

Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, que pusisteis en obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre: quizás seréis guardados en el día del enojo de Jehová.

Sofonías 2:3

Así, si un creyente no hace actos de justicia, su fe puede morir, y no percatarse de ello; por ello, este establecimiento de fe es sumamente importante porque nos advierte sobre el peligro que corre todo hombre y mujer de fe, de ‘descaminarse’ de la fe sin haberse dado cuenta.

Porque habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fue entenebrecido.

Romanos 1:21

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Mateo 7:21

Bien, hemos concluido. El lector verá que las riquezas de Revelación que el apóstol Pablo tenía con respecto a la fe eran sumamente abundantes. La fe en Pablo fue resultado de haber reconocido a Jesús como Señor y Cristo, y de haber trabajado para Él en la proclamación de la Palabra de la cruz.


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)


[1]     Marcos 1:15: Y diciendo: El tiempo es cumplido, y el reino de Dios está cerca: arrepentíos, y creed al evangelio.

[2]     Gálatas 5:4: Vacíos sois de Cristo los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.

[3]     2 Timoteo 2:25: Que con mansedumbre corrija a los que se oponen: si quizá Dios les dé que se arrepientan para conocer la verdad,

Pastor Pedro Montoya