¿Qué significa “cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre”?


El texto bíblico al que hago referencia se encuentra en la primera epístola del apóstol Pablo a la comunidad de fe de Corinto, en donde leemos propiamente:

Antes, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oreja oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman. 1 Corintios 2:9

Y es una referencia directa a los escritos del profeta Isaías, cuando escribe:

Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera. Isaías 64:4 (65:17)

Es un texto muy conocido por todos aquellos que militan en los caminos de la fe, pero, ¿Qué significa?

Me gustaría darte una explicación no teológica sobre el texto. Una mañana de estas mientras en oración me dirigía al Señor, pidiéndole acerca de la necesidad que tenemos en el mundo entero de que la Revelación de las Buenas Nuevas alcance a más y más gente, Él me hizo entender que la Revelación del Evangelio no se establece sobre la tierra, no por la ausencia de proclamadores del Reino, sino por causa de la falta de entendimiento que tenemos acerca de cómo vivir la vida del Cielo sobre la tierra, y esto debido a impedimentos que tenemos para “ver”, para “oír”, y para “recibir” la Revelación de Dios en nuestro corazón.

La vida de fe es una vida de convicción, ese conocimiento lo tenemos entendido; pero dado que la fe no es una elaboración humana sino el efecto del establecimiento del Espíritu de Verdad a través de la Palabra de Dios (Juan 8:32), la vida de fe es la vida de las normas de vida del Cielo, sobre la tierra, por supuesto.

Entonces, cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, significa vivir no más por las cosas propias de nuestra existencia, y sustituirlas por las realidades espirituales bajo las cuales se vive en el Cielo. Se trata de una sustitución de modelos de vida, se trata de hacer desaparecer las cosas materiales, es decir, las cosas más inmediatas, aquellas cosas por las cuales hemos aprendido a vivir, las que nos fueron parte de la esencia de existir, y aprender a vivir con las normas de vida de la existencia del Cielo; ya de esto habíamos sido exhortados por el apóstol Pablo, cuando instruyó a la comunidad de Colosas:

SI habéis pues resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Colosenses 3:1

Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, significa no verse afectado, negativa y/o positivamente, por los factores de la existencia social atea bajo los cuales se vive existencialmente, sino, ante todo, entender que las experiencias humanas son realidades deformadas que necesitan ser transformadas en realidades “santas”; esta actividad es propiamente el proceso de la Evangelización, es decir, el proceso por el cual se transforma la realidad de las personas juntamente con sus circunstancias.

Solo el hombre/mujer de fe tienen la autoridad y potestad de transformar las realidades deformadas y convertirlas en precedentes de actos de fe por medio de las cuales otros puedan ver, oír y recibir en sus corazones sobre la Gracia que transforma; de esto también el apóstol enseña, y escribe:

El que hurtaba, no hurte más; antes trabaje, obrando con sus manos lo que es bueno, para que tenga de qué dar al que padeciere necesidad. Efesios 4:28

Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, significa la actividad constante de establecimientos de las instrucciones de la doctrina de Cristo; significa entender y actuar en función de lo que Jesús enseñó cuando al inicio de su ministerio estableció la base del Evangelio: Oísteis que fue dicho: …Mas yo os digo.

La Revelación no llegará mientras no hagamos el “switch” de intencionalidad de vida, todo comienza por la decisión de cambiar según las instrucciones del Espíritu por la Palabra, como está escrito:

Y no os conforméis a este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12:2


Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, es la operación del Espíritu por medio de la cual el hombre es libre de sus ataduras religiosas, y es llevado por el Espíritu mismo a establecer entendimiento de Vida en todas sus actividades. Que el Señor te de entendimiento.


Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

Pastor Pedro Montoya

WhatsApp 1 (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

Autor: pastores Pedro & Yolanda Montoya

Pastors Pedro & Yolanda Montoya are the founders of the Apostolic and Prophetic Ministry Cristo Rey, a ministry with headquarter in Puerto Rico and with emphasis on ministerial training. Pastors Montoya develop training programs in the areas of character formation according to the life in Christ, and train on how to implement the apostolic and prophetic model for the establishment of communities of faith. They have also developed study material on the deliverance and casting out of demons, the causes of legal rights that give darkness dominion over the regions; and they train on how to carry out acts of faith in different places to dismantle the principalities and powers of darkness in the regions. Pastors Montoya have developed the In-Home Ministry Training Program, an online program based on the home schooling model, from which many people in Latin America are being trained to perform unconventional ministry roles in preparation for Jesus' return to earth.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .