conocer a Dios, doctrina de Cristo, Evangelio

¿Qué es el Evangelio? ¿En qué consiste? La Doctrina de Jesús

Mas el que aborreciere las fianzas vivirá confiado.

Estableciendo fe según el Evangelio de la Gracia que hemos aceptado, el cual proclamamos como el Evangelio del oportuno socorro.


I

En esta ocasión estudiaremos sobre el significado del Evangelio. Las preguntas guías que nos hemos propuesto responder para entender sobre el valor espiritual del Evangelio de Jesús, son tres, ¿Qué es el Evangelio? ¿En qué consiste? ¿Cómo se camina conforme a él?

La mejor forma para explicar, y para iniciar sobre el entendimiento de lo qué es el Evangelio, es la explicación que la misma Palabra establece al respecto; el texto más idóneo para ello lo encontramos en Mateo 7:28, leemos:

Y fue que, como Jesús acabó estas palabras, las gentes se admiraban de su doctrina;

El Evangelio es una doctrina, en este caso, la doctrina de Jesús, y por los usos de tal palabra en los escritos del Antiguo Testamento, doctrina es enseñanza de/para sabios; de donde, el Evangelio es la doctrina de los que ingresan al Reino de Dios:

Goteará como la lluvia mi doctrina; Destilará como el rocío mi razonamiento; Como la llovizna sobre la grama, Y como las gotas sobre la hierba: Deuteronomio 32:2


Entonces Hilcías y los del rey fueron á Hulda profetisa, mujer de Sallum, hijo de Tikvath, hijo de Hasra, guarda de las vestimentas, la cual moraba en Jerusalem en la casa de la doctrina; y dijéronle las palabras dichas. 2 Crónicas 34:22


¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina? ¿A los quitados de la leche? ¿a los arrancados de los pechos? Isaías 28:9

Doctrina es un conocimiento que apela a la Sabiduría, un conocimiento que solo los entendidos lo pueden entender, según lo muestra los siguientes textos:

Dad me de entre vosotros, de vuestras tribus, varones sabios y entendidos y expertos, para que yo los ponga por vuestros jefes. Deuteronomio 1:13


Y de los hijos de Issachâr, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos. 1 Crónicas 12:32


Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y entendidos; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley. Nehemías 8:3

En algunos casos, inclusive, doctrina es un conocimiento cifrado, que solo puede ser entendido por aquellos que gozan del conocimiento necesario para entenderlo, así se entiende el significado de la expresión, Quien tiene oídos para oír, oiga.

Quien tiene oídos para oír, oiga. 10 Entonces, llegándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? 11 Y él respondiendo, les dijo: Porque a vosotros es concedido saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no es concedido. Mateo 13:9-11

Doctrina a su vez, significa enseñanza; pero no una enseñanza cualquiera, es decir, una enseñanza de conocimiento informativo; doctrina es enseñanza acerca de lo que Dios aprueba como acciones conforme a Su Voluntad. En el libro de Éxodo la palabra “enseñanza” está relacionada con la decisión de Dios con respecto a Su pueblo, y lo que Egipto debe hacer en beneficio de él.[1] En el libro de Levítico la palabra se usa en referencia a los estatutos que Jehová-Dios le entregó a Moisés a fin de que el pueblo viva por ellos;[2] y finalmente, en Deuteronomio la palabra se usa para mostrar la enseñanza de un código de conducta de justicia para establecer por ellos diferencia entre el pueblo de Israel con los demás pueblos de la tierra.[3]


El Evangelio se constituye como la doctrina del Reino de los Cielos, es decir, la enseñanza del Reino de Dios para vivir y establecer sobre la tierra los principios de vida del cielo.


Así que, tenemos una explicación fundamental sobre la que comenzamos nuestra tarea de aprendizaje. El Evangelio no es dogma, no es religión, no es rito, es habitar bajo la enseñanza de Jesús; es caminar bajo Su instrucción adoptando cada consejo de las Escrituras como la razón de ser y existir. En virtud de ello, discípulo no es el que sabe la enseñanza de su maestro, sino el que es enseñado a caminar con ella.

Identifica por lo menos una Palabra del Señor, y establécela como tu norma de vida, y camina por ella en todo lo que emprendas. Bendiciones.

Lecturas recomendadas.

Mateo 4:23: Y rodeó Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.


Mateo 9:35: Y rodeaba Jesús por todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y todo achaque en el pueblo.


Mateo 11:5: Los ciegos ven, y los cojos andan; los leprosos son limpiados, y los sordos oyen; los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio.


Mateo 24:14: Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin.


Mateo 26:13: De cierto os digo, que donde quiera que este evangelio fuere predicado en todo el mundo, también será dicho para memoria de ella, lo que ésta ha hecho.


[1] Exodo 4:12-15

[2] Levitico 10:11; 14:57

[3] Deuteronomio 4:9-14; 4:36; 5:31; 11:19; 17:9-11; 24:8; 33:10

This entry was posted in: conocer a Dios, doctrina de Cristo, Evangelio

por

El pastor Pedro Montoya y su esposa Yolanda Montoya son los fundadores del Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey, un ministerio con sede en Puerto Rico y con énfasis en la formación ministerial. Los pastores Montoya desarrollan programas de capacitación en las áreas de formación del carácter según la vida en Cristo, y capacitan sobre cómo implementar el modelo apostólico y profético para el establecimiento de comunidades de fe. Además, los pastores Montoya han desarrollado el Programa de Capacitación Ministerial en el Hogar, un programa de capacitación ministerial por Internet basado en el modelo de educación en el hogar (home schooling), a partir del cual se está capacitando a muchas personas en América Latina; el programa está orientado a desarrollar funciones ministeriales no convencionales en preparación para el regreso de Jesús a la tierra.