Doctrina del Juicio Eterno

Los juicios de Dios no es un tema necesariamente escatológico; los juicios de Dios han estado presentes a lo largo de toda la historia de la generación de Adam.

La Biblia registra casos de juicios extraordinarios como los de las ciudades de la llanura, las ciudades de Sodoma y Gomorra, precisamente, porque los hombres de Sodoma eran malos y pecadores para con Jehová.[1]

24Entonces llovió Jehová sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; 25Y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Génesis 19:24-25

El capítulo uno de la epístola a los Romanos establece que todas las ciudades del mundo han estado sometidas en más de una ocasión a los juicios de Dios:

18Porque manifiesta es la ira de Dios del cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que detienen la verdad con injusticia: Romanos 1:18

Y destaca entre los juicios de Dios, tres de ellos, los que más veces se han repetido en toda la historia. El primero, el juicio por causa de rechazar a Dios pese al testimonio de prosperidad que Él estableció entre ellos,

21Porque habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fue entenebrecido. 22Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos, 23Y trocaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, y de aves, y de animales de cuatro pies, y de serpientes. 24Por lo cual también Dios los entregó a inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos: Romanos 1:21-24

El segundo, el juicio por causa del establecimiento de la idolatría en sus regiones,

 25Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo a las criaturas antes que al Criador, el cual es bendito por los siglos. Amén. 26Por esto Dios los entregó a afectos vergonzosos; pues aún sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza: 27Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino a su extravío. Romanos 1:25-27

Finalmente, el tercero, el juicio por causa de haber sacado a Dios de sus temas de reflexión,

 28Y como a ellos no les pareció tener a Dios en su noticia, Dios los entregó a una mente depravada, para hacer lo que no conviene, 29Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; 30Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia: 32Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten a los que las hacen. Romanos 1:28-32

Y así, en esa misma línea, el apóstol Pedro establece en su primera epístola, que los juicios de Dios comienzan primero por la casa de Dios, estableciendo con ello que los juicios de Dios han sido, y son, inevitables.

Porque es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 1ra. Pedro 4:17

Así que, no podemos hablar de los juicios de Dios creyendo que son situaciones de castigo futuro, como si se tratase de hechos extraordinarios, pues la Biblia entera da testimonio de la existencia de ellos en toda ciudad habitada, y en todos los tiempos.

Si es así, ¿Por qué la necesidad de una doctrina sobre juicios?

La doctrina de los apóstoles instituyó dentro de sus doctrinas básicas una doctrina particular de “juicio final”, porque la naturaleza espiritual del Evangelio del Reino exige que las personas a quien se les proclama el Evangelio también conozcan las consecuencias de rechazarlo. Este principio fue establecido a partir de la enseñanza de Jesús:

El que en él cree, no es condenado; mas el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Juan 3:18

Sin embargo, el énfasis de la Doctrina del Juicio Eterno es sobre varios juicios particulares sobre los habitantes de la tierra. El primero de ellos,

  • Juicio a Israel

El juicio a Israel es por causa de su rechazo a Jesús. Quedó establecido como principio de juicio desde el tiempo que los profetas profetizaron acerca de la deportación a Babilonia.

No conocieron camino de paz, ni hay derecho en sus caminos: sus veredas son torcidas; cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz. Isaías 59:8

Registrado en el libro del profeta Isaías como la causa de su enfermedad espiritual,

Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa ilesa, sino herida, hinchazón y podrida llaga: no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite. Isaías 1:6

Registrado en el libro del profeta Jeremías como resultado de no haber obedecido a la Ley de Jehová,

Porque mi pueblo es necio; no me conocieron los hijos ignorantes y los no entendidos; sabios para mal hacer, y para bien hacer no supieron.             Jeremías 4:22

El profeta Jeremías profetizó acerca del juicio venidero,

Por tanto entraré aún en juicio con vosotros, dijo Jehová, y con los hijos de vuestros hijos pleitearé. Jeremías 2:9

También el profeta Ezequiel profetizó acerca del juicio venidero,

7Por tanto, así ha dicho Jehová: ¿Por haberos multiplicado más que a las gentes que están alrededor de vosotros, no habéis andado en mis mandamientos, ni habéis guardado mis leyes? Ni aun según las leyes de las gentes que están alrededor de vosotros habéis hecho. 8Así pues ha dicho el Señor Jehová: He aquí yo contra ti; si, yo, y haré juicios en medio de ti a los ojos de las naciones. Ezequiel 5.7-8

Este juicio fue certificado por quienes pedían la muerte de Jesús,

Y respondiendo todo el pueblo, dijo: Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos.   Mateo 27:25

El juicio a Israel es en el tiempo previo a la venida de Jesús, es según el apóstol Pedro, el punto de inicio para los restantes juicios,

… es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: …

Daniel profetizó según él mismo fue instruido acerca de un tiempo de angustia sobre Israel,

Y EN aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro. Daniel 12:1

Jesús definió este tiempo de juicio sobre Israel como un tiempo de grande aflicción,

Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Mateo 24:21

  • Juicio sobre las Naciones

Sabemos de la existencia de este tipo de juicio por enseñanza directa de Jesús a sus discípulos.

El juicio sobre las naciones es el juicio de Dios sobre todas aquellas naciones del mundo que maltrataron al pueblo de Israel luego de su expulsión de su tierra por parte de los romanos. Profetizado por primera vez por el profeta Joel,

Juntaré todas las gentes, y harélas descender al valle de Josaphat, y allí entraré en juicio con ellos a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a los cuales esparcieron entre las naciones, y partieron mi tierra: Joel 3.2

Es también juicio sobre naciones que no permitieron el ingreso del Evangelio del Reino.

De cierto os digo, que el castigo será más tolerable a la tierra de los de Sodoma y de los de Gomorra en el día del juicio, que a aquella ciudad. Mateo 10:15


22Por tanto os digo, que a Tiro y a Sidón será más tolerable el castigo en el día del juicio, que a vosotras. 23Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta los infiernos serás abajada; porque si en los de Sodoma fueran hechas las maravillas que han sido hechas en ti, hubieran quedado hasta el día de hoy. 24Por tanto os digo, que a la tierra de los de Sodoma será más tolerable el castigo en el día del juicio, que a ti. Mateo 11.22-24


Y todos aquellos que no os recibieren ni os oyeren, saliendo de allí, sacudid el polvo que está debajo de vuestros pies, en testimonio a ellos. De cierto os digo que más tolerable será el castigo de los de Sodoma y Gomorra el día del juicio, que el de aquella ciudad. Marcos 6:11

Este juicio es en el tiempo previo a la venida de Jesús, pero posterior a la tribulación sobre el pueblo de Israel, y sobre el pueblo de Dios,

Porque es justo para con Dios pagar con tribulación a los que os atribulan;  2da. Tesalonicenses 1:6

  • El Tribunal de Cristo

Este juicio es mencionado una sola vez como parte de la enseñanza directa del apóstol Pablo,

Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponde por las cosas que ha hecho en el cuerpo, sean buenas o malas.     2da. Corintios 5:10

Este juicio es a la venida de Jesús, justo antes de comenzar el reinado milenial. No se debe confundir con el juicio del Gran Trono Blanco, pues ese es el juicio final, al cabo de los mil años. Este juicio es para definir quienes participaran de las “bodas del Cordero”. Jesús definió este juicio como “el lloro y el crujir de dientes”.

Está establecido en los relatos de los evangelios. Juan el Bautista lo presenta como parte del señorío de Jesús sobre la tierra,

Su aventador en su mano está, y aventará su era: y allegará su trigo en el alfolí, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. Mateo 3:12


Cuyo bieldo está en su mano, y limpiará su era, y juntará el trigo en su alfolí, y la paja quemará en fuego que nunca se apagará. Lucas 3:17

Algunos identifican este juicio con el juicio final, según estos textos, principalmente por el hecho de que los textos hablan de fuego que nunca se apagará. El escritor del evangelio de Marcos utiliza la expresión “Gehenna” para referirse al fuego que nunca se apaga,

44Donde su gusano no muere, y el fuego nunca se apaga. 45Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo: mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en la Gehenna, al fuego que no puede ser apagado;  46Donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. 47Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo: mejor te es entrar al reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado a la Gehenna; 48Donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Marcos 9:44-48

La expresión hebrea “Gehenna” era usada para referirse al lugar donde los reyes de Judá sacrificaron a sus hijos en fuego. Es la transliteración de la palabra Gei Ben-Hinnom, lo que es traducido en los escritos del profeta Jeremías como “Valle del hijo de Hinnom”. Así que no se está refiriendo a ser lanzado al infierno, sino a un sufrimiento producto de haber seguido una doctrina apostata.

Y han edificado los altos de Topheth, que es en el valle del hijo de Hinnom, para quemar al fuego sus hijos y sus hijas, cosa que yo no les mandé, ni subió en mi corazón. Jeremías 7:31

Por otro lado, si se nota bien, la acción referida por Juan el Bautista hace referencia al gobierno de Jesús sobre su pueblo, y el único tiempo del cual la Biblia nos da testimonio de esa acción, es durante el reinado milenial, que según el libro de Apocalipsis, es el tiempo cuando Jesús regirá sobre la tierra con “vara de hierro”.

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fué dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Apocalipsis 20:4


Quebrantarlos has con vara de hierro: Como vaso de alfarero los desmenuzarás. Salmo 2:9


Y las regirá con vara de hierro, y serán quebrantados como vaso de alfarero, como también yo he recibido de mi Padre: Apocalipsis 2:27


Y ella parió un hijo varón, el cual había de regir todas las gentes con vara de hierro: y su hijo fue arrebatado para Dios y a su trono.     Apocalipsis 12:5


Y de su boca sale una espada aguda, para herir con ella las gentes: y él los regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor, y de la ira del Dios Todopoderoso. Apocalipsis 19:15

Además, tenemos el testimonio mismo de Jesús. Cuando Jesús explicó la parábola del trigo y la cizaña, Jesús destacó que tal acción, la de quemar la cizaña al fuego, es justamente en el fin del siglo:

39Y el enemigo que la sembró, es el diablo; y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles. 40De manera que como es cogida la cizaña, y quemada al fuego, así será en el fin de este siglo. 41Enviará el Hijo del hombre sus ángeles, y cogerán de su reino todos los escándalos, y los que hacen iniquidad, 42Y los echarán en el horno de fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 13:39-42

Adicionalmente, como parte de la enseñanza que Jesús impartió a sus discípulos, la expresión “el lloro y crujir de dientes”, es una expresión unida a la celebración de las bodas del cordero, según se confirma en la parábola de las diez vírgenes,

Y mientras que ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban apercibidas, entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 11Y después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: Señor, Señor, ábrenos. 12Mas respondiendo él, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. Mateo 25:10-12

El lloro y el crujir de dientes es el lamento por no participar de aquello para lo cual habían sido calificados como aptos, y para lo que fueron instruidos, pero por la negligencia de no prevalecer en sus convicciones perdieron la oportunidad de disfrutarlo,

Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 8:12


Y los echarán en el horno de fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 13:42


Y los echarán en el horno del fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 13:50


Entonces el rey dijo a los que servían: Atado de pies y de manos tomadle, y echadle en las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 22:13


Y le cortará por medio, y pondrá su parte con los hipócritas: allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 24:51


Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes.   Mateo 25:30

  • El Juicio del Gran Trono Blanco

Este es el juicio final. Es el juicio en el que se decide el destino final y eterno de la humanidad, según la decisión en vida que cada quien tomó, de aceptación o de rechazo, sobre el mensaje de salvación presentado a través de Jesús.

Este juicio se lleva a cabo al final de los mil años del reinado de Jesús sobre la tierra,

 7Y cuando los mil años fueren cumplidos, Satanás será suelto de su prisión, 8Y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. 9Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. 10Y el diablo que los engañaba, fué lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás. Apocalipsis 20:7-10

Este juicio es conducido por Dios mismo. Los que no sean encontrados en el Libro de la Vida serán arrojados al lago de fuego y azufre, lugar donde también serán arrojados Satanás, la bestia, el falso profeta, el infierno y la muerte.

11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo; y no fué hallado el lugar de ellos. 12Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos: y otro libro fué abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13Y el mar dió los muertos que estaban en él; y la muerte y el infierno dieron los muertos que estaban en ellos; y fué hecho juicio de cada uno según sus obras. 14Y el infierno y la muerte fueron lanzados en el lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15 Y el que no fué hallado escrito en el libro de la vida, fué lanzado en el lago de fuego. Apocalipsis 20:7-15

Este juicio establece el final de la creación material a la que estamos acostumbrados. Este firmamento será desecho e iniciada una nueva creación espiritual,

Mas los cielos que son ahora, y la tierra, son conservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio, y de la perdición de los hombres impíos. 2da. Pedro 3:7

Esta doctrina tira por tierra las ideas paganas de la reencarnación, y de la salvación por obras propias y/o por mediación de otros,

Y de la manera que está establecido a los hombres que mueran una vez, y después el juicio; Hebreos 9:27

 

 

Las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera Antigua, 1909 (RVA)

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Genesis 13:13

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.