Reino de Dios

‎¿Por qué la liberación?‎

La liberación es necesaria para cortar el derecho ‎legal que Satanás utiliza para reclamar lo que le fue entregado a Adam por causa ‎de su desobediencia. ‎

Génesis 3:14,19:   “Y Jehová Dios dijo á la ‎serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre ‎todas las bestias y entre todos los animales del campo; ‎sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días ‎de tu vida: … Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste ‎á la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te ‎mandé diciendo, No comerás de él; maldita será la ‎tierra por amor de ti; con dolor comerás de ella todos ‎los días de tu vida; Espinos y cardos te producirá, y ‎comerás hierba del campo; En el sudor de tu rostro ‎comerás el pan hasta que vuelvas á la tierra; porque de ‎ella fuiste tomado: pues polvo eres, y al polvo serás ‎tornado.”. 

Contrástese con: ‎

Lucas 4:6:   “Y le dijo el diablo: A ti te daré toda ‎esta potestad, y la gloria de ellos; porque á mí es ‎entregada, y á quien quiero la doy:”‎

Sabemos que el derecho legal es el reclamo de la ‎autoridad o derecho sobre la persona humana que ‎Satanás se arroga para sí mismo, en virtud de la caída ‎del hombre y la mujer y de los pactos de sometimiento ‎que éste hubiere realizado con él durante su existencia.  ‎El texto de Lucas 4:6 es el que recoge esta declaración ‎de reclamo de propiedad.  ‎ Entendemos que este derecho legal es ‎reclamado sobre todo lo que es parte de la existencia y ‎del convivio humano, entiéndase acciones, relaciones, ‎obras, propiedades, riquezas, etc.  ‎

Es necesaria también para romper los pactos o ‎sometimientos que el hombre y la mujer hubieren ‎realizado con las tinieblas por la ingenuidad de sus ‎actos. ‎

Proverbios 6:27,28:   “¿Tomará el hombre fuego ‎en su seno, Sin que sus vestidos se quemen? ¿Andará ‎el hombre sobre las brasas, Sin que sus pies se ‎abrasen?”‎

Proverbios 17:11:   “El rebelde no busca sino ‎mal; Y mensajero cruel será contra él enviado.”‎

Es necesaria para que pueda haber crecimiento y ‎desarrollo espiritual.  ‎

Lucas 1:68-75:   “Bendito el Señor Dios de Israel, ‎Que ha visitado y hecho redención á su pueblo, Y nos ‎alzó un cuerno de salvación En la casa de David su ‎siervo, Como habló por boca de sus santos profetas ‎que fueron desde el principio: Salvación de nuestros ‎enemigos, y de mano de todos los que nos ‎aborrecieron; Para hacer misericordia con nuestros ‎padres, Y acordándose de su santo pacto; Del ‎juramento que juró á Abraham nuestro padre, Que nos ‎había de dar, Que sin temor librados de nuestros ‎enemigos, Le serviríamos En santidad y en justicia ‎delante de él, todos los días nuestros.”‎

Es parte del beneficio de la salvación para vivir ‎una vida plena.

Juan 10:10:   “El ladrón no viene sino para ‎hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que ‎tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”.   

Ver también:

Romanos 5:17:   “Porque, si por un delito reinó ‎la muerte por uno, mucho más reinarán en vida por un ‎Jesucristo los que reciben la abundancia de gracia, y ‎del don de la justicia.”‎

Para que el Reino de Dios se establezca con ‎poder.  ‎

Lucas 11:20:   “Mas si por el dedo de Dios echo ‎yo fuera los demonios, cierto el reino de Dios ha ‎llegado á vosotros.”‎

Para crecer en Fe.  ‎

Lucas 13:16:   “Y á esta hija de Abraham, que he ‎aquí Satanás la había ligado dieciocho años, ¿no ‎convino desatarla de esta ligadura en día de sábado?”‎

This entry was posted in: Reino de Dios

por

El pastor Pedro Montoya y su esposa Yolanda Montoya son los fundadores del Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey, un ministerio con sede en Puerto Rico y con énfasis en la formación ministerial. Los pastores Montoya desarrollan programas de capacitación en las áreas de formación del carácter según la vida en Cristo, y capacitan sobre cómo implementar el modelo apostólico y profético para el establecimiento de comunidades de fe. Además, los pastores Montoya han desarrollado el Programa de Capacitación Ministerial en el Hogar, un programa de capacitación ministerial por Internet basado en el modelo de educación en el hogar (home schooling), a partir del cual se está capacitando a muchas personas en América Latina; el programa está orientado a desarrollar funciones ministeriales no convencionales en preparación para el regreso de Jesús a la tierra.