Reino de Dios

¿Para quién vivimos? Si para Él,  ¿Qué nos impide a servirle en integridad? (audio)

Nadie conoce a Dios en un instituto bíblico, en un seminario, o en alguna facultad teológica.

La tendencia en aquellos que “quieren servir a Dios”, o han recibido un “llamado” ministerial, es inscribirse en alguna facultad teológica para adquirir las destrezas y el conocimiento necesario para predicar y ministrar adecuadamente, pero olvidan que el fundamento de un ministerio es conocer a Dios.

La diferencia entre el Pablo que perseguía a los discípulos del Señor,[1] y el Pablo que confundía a los judíos afirmando que Jesús es el Cristo,[2] al cual él perseguía, la hizo la respuesta a una de las preguntas que formuló en el camino a Damasco: ¿Quién eres, Señor?

¿Quién es Dios? ¿Le conocemos? ¿Predicamos porque le conocemos, o sencillamente predicamos lo que aprendimos de Él por referencia?

La responsabilidad es grande, porque muchas veces resultamos comprometiendo la veracidad de Dios por palabras o mensajes que presentamos como salidos de la boca de Dios, y Él no dijo nada de eso.

El problema que tenemos de frente es que ignoramos que nadie puede conocer a Dios si Él no se le revela a sí mismo. Observemos lo que la Biblia dice al respecto.

[1] Hechos de los Apóstoles 9:1

[2] Ídem 9:22

This entry was posted in: Reino de Dios

por

Life in Christ Jesus is the result of faith, of believing that Jesus of Nazareth is God incarnate and manifested as the Son of God, in order to, by His doctrine and example, reveal the way of reconciliation with the Creator whom He presented as the Father. Faith is a Revelation in itself, because no one can believe that God becomes man and maintains his status as God at the same time; faith is therefore the only way to find Jesus.