Denuncia la Maldad. Recursos de Guerra Espiritual

Yo empero estoy lleno de fuerza del espíritu de Jehová, y de juicio y de fortaleza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado. Miqueas 3:8

La principal razón de por qué las tinieblas se establecen en un lugar, y no pueden ser removidas de allí, pese a la oración de los santos, es porque el protocolo establecido bíblicamente para expulsarlas del lugar demanda que sean denunciadas públicamente. Es una operación espiritual, por supuesto.

Denunciar la maldad del lugar, de la región, de la población, de la ciudad, es un recurso de guerra espiritual, bíblico, pero poco conocido.

Consiste en sacar a la luz todo aquello que está escondido.

El descubre las profundidades de las tinieblas, Y saca a luz la sombra de muerte.       Job 12:22

Solo puede ser expulsado aquello que es sacado a la luz. Se saca a la luz cuando se denuncia públicamente.

Mas todas las cosas cuando son redargüidas, son manifestadas por la luz; porque lo que manifiesta todo, la luz es. Efesios 5:13

Es el paso primero, primordial, sin lo cual no hay autoridad espiritual tal que pueda expulsarlas. Duro oírlo, pero cierto.

Las tinieblas tienen como característica de operación que todas sus operaciones pasan por inadvertidas, camuflageadas en escenarios humanos cotidianos, lógicos, de tal forma que nadie pueda imaginar que quienes las promueven son demonios. Esta forma de operación es la norma básica de sus ejecuciones.

Denuncia pues estas cosas, para que sean sin reprensión. 1ra. Timoteo 5:7

El caso del “pecado” de Achân nos ilustra cómo algo oculto puede afectar el desarrollo normal de la vida, y cómo se disipa el control satánico tan pronto se denuncia la maldad escondida.

Antes de haber sido expuesta a la luz lo oculto, observemos los niveles de maldad bajo el cual se encuentra todo el pueblo,

Israel ha pecado,

—y aun han quebrantado mi pacto que yo les había mandado;

—pues aún han tomado del anatema,

—y hasta han hurtado,

—y también han mentido,

—y aún lo han guardado entre sus enseres. (Josué 7:11).

Tan pronto Josué sacó a la luz lo que estaba oculto, el gobierno de las tinieblas que les había contaminado desaparece, y ellos recuperaron su autoridad,

Josué entonces envió mensajeros, los cuales fueron corriendo a la tienda; y he aquí estaba escondido en su tienda, y el dinero debajo de ello: 23Y tomándolo de en medio de la tienda, trajéronlo a Josué y a todos los hijos de Israel, y pusiéronlo delante de Jehová.  Josué 7:22,23

El recurso de guerra espiritual demanda que se denuncie la maldad, y aun aquellos que están involucrados juntamente con sus obras.

No es tan solo avaricia, ni codicia, los elementos que están envueltos. Los elementos no tienen un valor económico, como en nuestro tiempo, su real valor era religioso, idolátrico, consistía en las imágenes de fundición que de ellos se haría.

Achân se contaminó con idolatría e introdujo dentro del campamento el mismo tipo de demonios que operaban en la región.

Si revisamos el texto del libro de Jueces, veremos que el oro era para fundirlo y fabricar con ello terafines, figuras de adoración, práctica idolátrica de la región; y la plata para pagarle al tallador por su hechura.

Y luego que él hubo vuelto a su madre los mil y cien siclos de plata, su madre dijo: Yo he dedicado este dinero a Jehová de mi mano para ti, hijo mío, para que hagas una imagen de talla y de fundición: ahora pues, yo te lo devuelvo…tomó su madre doscientos siclos de plata, y diólos al fundidor: y él le hizo de ellos una imagen de talla y de fundición, la cual fue puesta en casa de Michâs. Jueces 17:3,4

Esto es denunciar la maldad. Es sacar a la luz la maldad de lo que provoca espiritualmente los actos humanos. Achân introdujo entre el pueblo el mismo demonio que operó en Jericó, por eso Dios le descubre que Israel ha pecado, y que su pecado los ha llevado a quebrantar el pacto dado por Dios.

No se trata de confesión y admisión de culpa, o pecado, como hizo Achân, pues eso no tiene efecto espiritualmente, al menos en cuanto a la guerra espiritual se refiere.

Se trata de denunciar los elementos de las acciones humanas que le dan acceso y presencia a las tinieblas acantonadas en un lugar. En el caso de Achân, no solo se trató de elementos valiosos retenidos, se trataba de una oposición flagrante a la disposición divina dada por intermedio de Josué, pues toleraba la presencia idolátrica que les dio fuerza a Jericó en su tiempo.

La acción de un solo hombre representó un desbaratamiento total de las estrategias de victoria que el Todopoderoso le había entregado para que poseyeran la tierra. Había que denunciarlas para entonces estar en la capacidad y autoridad de vencer y despojar a las tinieblas estacionadas en el área, y a quienes las protegían.

No se puede vencer al enemigo, ni expulsarlo de su territorio, si antes no entramos primero en el proceso de denunciar la maldad detrás de la cual las tinieblas y/o demonios se esconden operacionalmente

Nótese en el texto, en la respuesta de Dios a Josué, cómo Dios admite que no podrán vencer a su enemigo sino que delante de él saldrán huyendo:

—Por esto los hijos de Israel no podrán estar delante de sus enemigos,

—sino que delante de sus enemigos volverán las espaldas; por cuanto han venido a ser anatema:

ni seré más con vosotros, si no destruyereis el anatema de en medio de vosotros. (Josué 7:12)

Denunciar la maldad es vital para el desarrollo de la vida espiritual en el Reino de Dios. Lamentablemente muchos creyentes desconocen este protocolo de guerra espiritual, y permiten por ello que los demonios operen en sus respectivas comunidades, aun en congregaciones.

Un hombre que roba, o desfalca, y un hijo de fe no lo denuncia espiritualmente, es una acción que eventualmente traerá el establecimiento de potestades que establecerán pobreza, escasez y miseria, y afectará a comunidades de fe que nunca participaron activamente de la acción.

De igual manera, una mujer que se prostituye cuales sean sus motivaciones, e induce a otras mujeres y aun hombres a establecerlo como base de vida, introducirán en su entorno espíritus de fornicación que afectará aun la doctrina de comunidades de fe enteras.

En forma similar, una fiesta pagana, sin mayor valor para muchos, puede afectar la vida espiritual de comunidades enteras. Este es el caso de la celebración del día de San Valentín, que aunque en las comunidades cristianas la celebren como “día de la amistad”, quien lo patrocina es una práctica idolátrica pagana, los efectos dentro del desarrollo de vida espiritual en las comunidades de fe es desastroso.

Y así de igual forma otras fiestas aceptadas, toleradas y celebradas dentro de comunidades cristianas, tales festividades promueven el establecimiento de potestades de las tinieblas en regiones enteras, y aun dentro de los mismos círculos cristianos. De allí la necesidad de entender sobre la importancia del tema.

El apóstol Pablo descubre a los Colosenses, una comunidad abatida por potestades idolátricas, que la forma de cómo Jesús triunfó sobre las potestades del reino de las tinieblas, consistió en sacarlas a la luz.

Y despojando los principados y las potestades, sacólos a la vergüenza en público, triunfando de ellos en sí mismo. Colosenses 2:15

La misma enseñanza se establece entre la comunidad de fe de Efeso:

Mas todas las cosas cuando son redargüidas, son manifestadas por la luz; porque lo que manifiesta todo, la luz es.  Efesios 5:13

El tema no es invención cristiana, el mismo principio está descrito en los escritos del Antiguo Testamento:

Denunciad en las gentes, y haced saber; levantad también bandera: publicad, y no encubráis: decid: Tomada es Babilonia, Bel es confundido, deshecho es Merodach; confundidas son sus esculturas, quebrados son sus ídolos. Jeremías 50:2

Cuando se denuncian las cosas en oculto se establece juicio sobre las tinieblas,

Y díjome Jehová: Hijo del hombre, ¿no juzgarás tú a Aholah, y a Aholibah, y les denunciarás sus abominaciones?   Ezequiel 23:36

¿Qué debemos denunciar?

Denunciar la Incredulidad:

La incredulidad es el arma más poderosa de los demonios. Estorba el desarrollo y crecimiento de la fe, y detiene el establecimiento del Reino.

Y no hizo allí muchas maravillas, a causa de la incredulidad de ellos.   Mateo 13:58

No denunciar la incredulidad de un lugar trae como consecuencia directa la contaminación de quienes la vieron y no la denunciaron. Ellos mismos son afectados con el mismo espíritu demoniaco.

Y todos los que no os recibieren, saliéndoos de aquella ciudad, aun el polvo sacudid de vuestros pies en testimonio contra ellos. Lucas 9:5

Por eso la recomendación de sacudir el polvo de los pies.

Aun el polvo que se nos ha pegado de vuestra ciudad a nuestros pies, sacudimos en vosotros: esto empero sabed, que el reino de los cielos se ha llegado a vosotros.     Lucas 10:11

La incredulidad trabaja envolviendo lentamente a una región, casi de forma imperceptible, hasta que cuando se dan cuenta que está sobre ellas, ya no tienen forma de escapar. Trabaja como una serpiente que envuelve sigilosamente, y luego asfixia.

La incredulidad trae muerte espiritual.

El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36

La incredulidad detiene los procesos de Revelación,

Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad. Hebreos 3:19

La incredulidad aparta a las gentes de Dios, aun a los creyentes.

Mirad, hermanos, que en ninguno de vosotros haya corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo: Hebreos 3:12

La incredulidad enceguece espiritualmente,

En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. 2da. Corintios 4:4

La incredulidad promueve la persecución del Evangelio,

Mas los Judíos que fueron incrédulos, incitaron y corrompieron los ánimos de los Gentiles contra los hermanos.    Hechos 14:2

Esta es la condición de muchos países latinoamericanos que otrora fueron países vanguardista del Evangelio, pero que hoy se encuentran en una decadencia moral y religiosa, y aun en destrucción social y política.

Denunciar la idolatría

La idolatría es el pecado de levantarse en contra de Dios, y sustituirlo por otro dios. Es un proceso de desplazamiento para ir en pos de un valor al cual le transfieren sus atributos.

Y trocaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, y de aves, y de animales de cuatro pies, y de serpientes. 24Por lo cual también Dios los entregó a inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos: 25Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo a las criaturas antes que al Criador, el cual es bendito por los siglos. Amén.         Romanos 1:23-25

La idolatría es abominación al Señor. Es abominable porque la idolatría es el pecado del huerto del Edén.

La abominación consiste en que por la idolatría se cambia la imagen del Todopoderoso, y se coloca en su lugar la imagen de una serpiente. El apóstol Pablo claramente lo establece cuando en su epístola a los Corintios, escribe,

Y como trajimos la imagen del terreno, traeremos también la imagen del celestial. 1ra. Corintios 15:49

La imagen del terreno es la imagen de la serpiente a la cual obedeció para someterse a su señorío.

¿No sabéis que a quien os prestáis vosotros mismos por siervos para obedecerle, sois siervos de aquel a quien obedecéis, o del pecado para muerte, o de la obediencia para justicia? Romanos 6:16

En la idolatría operan demonios de alto rango,

Y nunca más sacrificarán sus sacrificios a los demonios, tras de los cuales han fornicado: tendrán esto por estatuto perpetuo por sus edades.         Levítico 17:7

Y él se hizo sacerdotes para los altos, y para los demonios, y para los becerros que él había hecho. 2 Crónicas 11:15

Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios. No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios: no podéis ser partícipes de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios.                      1ra. Corintios 10:20,21

Una región donde se ha establecido la idolatría es un lugar donde opera un demonio de muerte, y es porque los demonios que operan detrás de la idolatría exigen sacrificios de muerte,

Y el sacerdote de Júpiter, que estaba delante de la ciudad de ellos, trayendo toros y guirnaldas delante de las puertas, quería con el pueblo sacrificar. Hechos 14:13

En muchas comunidades de los países latinoamericanos se han establecido capitales de idolatría que promueven romerías, procesiones y convocatorias cíclicas.

Sitios como Esquipulas, en Guatemala; el cerro las Pavas, en El Salvador; el Corcovado, en Rio de Janeiro; la virgen del Socavón, en Bolivia; diferentes cristos en Chiapas, Honduras, Venezuela, Argentina, Cuba, Colombia, Costa Rica; son centros idolátricos que han traído muerte en sus respectivas regiones.

Un sitio idolátrico que debemos denunciar es Disney. Nadie se ha percatado de lo idolátrico de este sitio, en Orlando, California, Francia y Japón. Año con año son millones las personas que hacen peregrinaciones, invirtiendo fuertes cantidades de dinero, para abrazar ídolos en forma de ratones cuyas imágenes llevan consigo a sus lugares de origen.

Las comunidades de fe en estos países no han visto lo peligroso de permitir tales permanencias demoniacas. Por eso se ha hecho difícil en estos lugares establecer Reino.

Porque habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fue entenebrecido. 22Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos. Romanos 1:21,22

Denunciar la Hechicería, Brujería y Santería

A causa de la multitud de las fornicaciones de la ramera de hermosa gala, maestra de brujerías, que vende las gentes con sus fornicaciones, y los pueblos con sus hechizos. Nahúm 3:4

Otro efecto de la presencia de la idolatría en una región es la actividad de brujería y hechicería que se desarrolla paralela a ella.

La brujería, la hechicería, la santería, el vudú, el espiritismo, y demás otras formas de actividades ocultas, inclusive la magia, son rituales satánicos donde operan familias de demonios.

La práctica esta proscrita por Dios,

A la hechicera no dejarás que viva. Éxodo 22:18

Es un ritual satánico practicado por todos los sectores de la población, para enriquecerse, y para gobernar.

Y luz de antorcha no alumbrará más en ti; y voz de esposo ni de esposa no será más en ti oída; porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra; porque en tus hechicerías todas las gentes han errado. Apocalipsis 18:23

Muchos gobernantes latinoamericanos tienen entre sus colaboradores, chamanes y brujos, para con sus rituales garantizar su permanencia en el poder.

No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo o su hija por el fuego, ni practicante de adivinaciones, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, Deuteronomio 18:10

Los países donde los chamanes y brujos fraguan encantamientos y sacrificios para mantener en el poder a un gobernante, son lugares donde los demonios establecen pobreza entre sus habitantes.

Porque estas gentes que has de heredar, a agoreros y hechiceros oían: mas tú, no así te ha dado Jehová tu Dios. Deuteronomio 18:14

La brujería, la hechicería, la santería, el vudú, el espiritismo, y demás otras formas de actividades ocultas, inclusive la magia, en los últimos años han estado al servicio de los traficantes de drogas. Han ocultado con sus rituales a quienes son perseguidos por la policía, de forma tal que aun pasando frente a ellos no son vistos por quienes los buscan.

Y llegarme he a vosotros a juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros; y contra los que juran mentira, y los que detienen el salario del jornalero, de la viuda, y del huérfano, y los que hacen agravio al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos. Malaquías 3:5

Cuando denunciamos la hechicería, la brujería, la santería, y demás otras prácticas ocultas, inmediatamente se provoca confusión sobre los demonios que operan con ellas, y son dispersados.

Serán vueltos atrás, y en extremo confundidos, los que confían en las esculturas, y dicen a las estatuas de fundición: Vosotros sois nuestros dioses. Isaías 42:17

Cuando se denuncia la hechicería, la brujería, la santería, y demás otras prácticas ocultas, se abre camino para que se ejecute el juicio de Dios sobre las regiones, y sean libres.

Mas a los temerosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apocalipsis 21.8

Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, y los disolutos, y los homicidas, y los idólatras, y cualquiera que ama y hace mentira. Apocalipsis 22.15

Denunciar La maldad de quienes no tienen a Dios en su noticia

Y como a ellos no les pareció tener a Dios en su noticia, Dios los entregó a una mente depravada, para hacer lo que no conviene,… Romanos 1:28

Cuando alguien lee un enunciado como el propuesto en este sector, podría pensar que con el enunciado tratamos de identificar gente perversa y malvada, y en algunos de los casos, hasta de gente atea y/o agnóstica.

La realidad es que el enunciado no está dirigido a identificar este tipo de gente, sino más bien a reconocer que hay gente que no quiere tener a Dios en su noticia, sencillamente.

Cuando admitimos la posibilidad de este tipo de gente, nos sorprenderá descubrir que se trata de gente que profesa fe en Jesús, que se definen como discípulos de Jesús, pero que no lo toman en cuenta para ninguna de sus propias decisiones.

No tener a Dios en su noticia, significa no seguir las instrucciones de Jesús, no buscar su dirección espiritual, no considerar tan siquiera si lo que se propone hacer está de acuerdo con su Voluntad.

Al verlo de esta forma veremos que no se trata de gente atea, sino de creyentes, de discípulos, pero que no se alinean conforme a los protocolos bíblicos y espirituales.

Son gente que construyen sobre logros, sobre testimonios, sobre adquisiciones, en fin, sobre aspectos superficiales y cosméticos.

No tener a Dios en su noticia provoca que se construyan vidas religiosas matizadas con altivez, vanagloria, orgullo, soberbia, y competencia. Si continuamos con la descripción que el apóstol Pablo presenta de esta clase de personas, veremos que la descripción tiene sentido, y los encontraremos dentro de las mismas comunidades de fe.

Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; 30Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia: 32Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten a los que las hacen. Romanos 1:28-32

En las recomendaciones que el apóstol Pablo entregó a sus más cercanos colaboradores, y a las comunidades de fe que visitó, veremos que en ellas está presente la necesidad, como protocolo de ejecución, de denunciar todo aquello que no se sujeta a las instrucciones del Señor.

Por ejemplo, la recomendación a Timoteo,

Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende; exhorta con toda paciencia y doctrina. 2da. Timoteo 4:2

La recomendación a Tito,

Esto habla y exhorta, y reprende con toda autoridad. Nadie te desprecie.          Tito 2:15

A las comunidades de fe, recomendó:

Denunciar a quienes discuten tomando la Palabra como argumento de disputa,

Con todo eso, si alguno parece ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios. 17Esto empero os denuncio, que no alabo, que no por mejor sino por peor os juntáis.       1ra. Corintios 11:16

Denunciar a quienes no se ajustan a las doctrinas bíblicas,

Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes a éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5:21

Denunciar y apartarse de quienes no se sujetan a las doctrinas bíblicas,

Empero os denunciamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que anduviere fuera de orden, y no conforme a la doctrina que recibieron de nosotros:    2da. Tesalonicenses 3:6

Denunciar toda platica profana y de fábula,

Mas las fábulas profanas y de viejas desecha, y ejercítate para la piedad.            1ra. Timoteo 4:7

Denunciar que no contiendan con temas que no edifican a la congregacion,

Ni presten atención a fábulas y genealogías sin término, que antes engendran cuestiones que la edificación de Dios que es por fe; así te encargo ahora.            1ra. Timoteo 1:4

Denunciar que los conocimientos religiosos no tienen beneficio en la edificación del cuerpo de Cristo,

No atendiendo a fábulas judaicas, y a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad. Tito 1:14

Denunciar la soberbia de no reconocer a Dios, ni el consejo de los que le fueron enviados de parte de Él.

Si te encaramares como águila, y si entre las estrellas pusieres tu nido, de ahí te derribaré, dice Jehová. Abdías 4

Pastor Pedro Montoya

Tel Cel. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.