Nadie me ayudo, Señor. Estoy sólo.

Dios enviará su ayuda de otra parte.

Se que has estado esperando ayuda, y de quienes creías que vendría, te dieron la espalda.

No temas te dice El Todopoderoso, Yo Soy el que hizo el mudo, ¿no podría hacer que mi respuesta te la envíe por uno de ellos?

¿Qué te asombra más, que Él quiera responderte o que sea el mudo quien te hable?

Es un tiempo de ensenanza.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .